Category Archives: Destacados

Auto Added by WPeMatico

16Dec/19

Análisis del Motorola G8 Plus, un smartphone para reunirlos a todos

 

Análisis del Motorola G8 Plus, un smartphone para reunirlos a todos

Si existe un smartphone que puso patas arriba el mercado, allá por 2013, ese fue el Moto G. Un dispositivo que puso sobre la mesa la opción de tener un teléfono con una experiencia en Android gratificante y sin dejarse un dineral en ello. Seis años después, analizamos el Motorola G8 Plus.

Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista
La gama Motorola One se amplía con un nuevo miembro. Analizamos el nuevo Motorola One Zoom, un dispositivo con una propuesta fotográfica muy interesante.

Debemos admitirlo, la gama Moto G no es lo que era, ya no es la opción a recomendar con los ojos cerrados y la cada vez mayor competencia no lo pone sencillo. Pero aquí estamos, con un smartphone que sin saberlo tiene una gran responsabilidad ¿estará el nuevo Motorola G8 Plus a la altura?

Características del Motorola G8 Plus

Para empezar nuestro análisis haremos un repaso de las especificaciones del nuevo Moto G8 Plus, algo que nos hará intuir más o menos las intenciones de Motorola con este dispositivo. Ya que debemos recordar que a la gama a la que va dirigido es la más reñida de todo el ecosistema de Android.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 158.35 x 75.83 x 9.09 mm
    • Peso: 188 gramos
    • Colores:
      • Azul cósmico
      • Rosa cristal
  • Pantalla
    • Tipo: IPS LTPS
    • Tamaño: 6.3 pulgadas | 19:9
    • Resolución: 2280 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Qualcomm Snapdragon 665
      • 4 x 2.0 GHz @ Kryo 260 Gold
      • 4 x 1.8 GHz @ Kryo 260 Silver
    • GPU: Adreno 610
    • Sistema operativo: Android 9 Pie
  • Memoria
    • Interna: 64 GB + 4 GB RAM
    • MicroSD: Hasta 512 GB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/2.0
      • Profundidad: 5 MPX f/2.2
      • Action cam: 16 MPX f/2.2 Campo de visión 117º
    • Delantera: 25 MPX f/2.0
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 2.0 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas trasero
    • Acelerómetro, giroscopio, sensor de proximidad y brújula
  • Protección: Resistencia a salpicaduras
  • Batería
    • 4000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: TurboPower 15w

El nuevo Motorola G8 Plus se basa principalmente en dos pilares importantes. Una gran autonomía gracias a su batería de 4000 mAh con carga rápida. Y una experiencia fotográfica polivalente, gracias al abanico de sensores que incorpora. Habiendo lugar para pequeños detalles que suman puntos positivos al conjunto.

Aspectos como la presencia de NFC para realizar pagos con el móvil, contar con toma de auriculares y USB Tipo C. Sin olvidarnos del lector de huellas trasero, la pantalla de 6.3 pulgadas es IPS y no había posibilidad de usar un lector bajo la pantalla. Por no mencionar la resistencia a salpicaduras, una tranquilidad a largo plazo.

Diseño sencillo y resistente

Una vez tenemos el nuevo Motorola G8 Plus en nuestras manos lo primero que notaremos es su peso, 188 gramos que olvidaremos pasados unos minutos con el teléfono. Lo segundo que nos atrapará es el diseño de su trasera de plástico, de buena calidad, por la disposición de sus cámaras traseras y el bonito degradado, en color rojo en nuestra unidad de pruebas.

Haciendo un repaso por el borde del teléfono encontraremos en el borde inferior uno de los altavoces, el puerto USB de tipo C y el micrófono de llamadas. Si, has leído bien, el Moto G8 Plus tiene sonido en estéreo algo que lo diferenciará de sus rivales en el aspecto multimedia.

Diseño sencillo y resistente

Repasando los bordes laterales encontraremos la bandeja para la SIM y microSD de hasta 512GB en la izquierda. Dejando el borde derecho para los botones de volumen y de encendido, este último rugoso haciendo que sea fácil de localizar sin mirar. Ambos muestran una robustez suficiente y un tacto agradable al usarlos.

Ya en el borde superior tenemos la toma de auriculares, algo que siempre se agradece y el micrófono de cancelación de ruido. Justo encima de ambos encontraremos la pequeña rejilla del altavoz para llamadas, que hace las veces de segundo altavoz. Incorporado en una pantalla con un diseño a los estándares actuales.

La presencia del USB tipo C es ya habitual

En la zona trasera, tal como hemos comentado anteriormente, encontramos el abanico de sensores en una disposición curiosa. Ya que el sensor principal está separado del resto, un conjunto que sobresale unos milímetros de la carcasa. Algo que se disimula al hacer uso de la carcasa que viene incluida con el teléfono.

Quizá el elemento que nos ha resultado extraño ha sido el lector de huellas, por sus dimensiones. Ya que es unos milímetros más pequeño de lo que podemos encontrar en smartphones de la propia Motorola. Algo que se acentúa al usar la carcasa protectora. No afecta al buen desempeño del lector en el día a día, pero resulta raro al principio.

El pequeño detalle de la rugosidad del botón de encendido es un plus

El nuevo Motorola G8 Plus sigue unas líneas de diseño que recuerdan al Motorola One Vision o al One Action. Salvo por el extra de ancho que aporta su pantalla de 6.3 pulgadas, con una relación de aspecto 19:9 que da al dispositivo un aspecto más habitual y menos alargado.

Los materiales usados en el Moto G8 Plus no son exóticos como el cristal o metal, también más frágiles, sino que contamos con un plástico de calidad. Y a largo plazo más resistente en el uso diario que todo smartphone suele tener. Por lo que teniendo en cuenta el segmento al que está destinado, se podría decir que es una virtud.

Un rendimiento adecuado, a pesar de las apariencias

Hemos llegado al apartado en el que Motorola ha pecado de conservadora con el nuevo Motorola G8 Plus, el hardware ubicado debajo de la carcasa. Un Snapdragon 665 que está «bien» pero si miramos alrededor, nos encontramos smartphones que hacen uso de un Snapdragon 710 o 730G. Incluso en la propia Motorola, el Exynos 9609 que nos encantó en el One Vision.

Las comparaciones son odiosas, pero cuando estamos haciendo una inversión en un smartphone deseamos exprimir las posibilidades hasta la última gota. Y la presencia del SD665 lo sitúa un escalón por debajo, muy muy pequeño pero ahí está. ¿Lo notaremos en el uso diario? No.

Un rendimiento adecuado, a pesar de las apariencias

Aquí es donde dejamos atrás la numerología o el marketing y hablamos de la experiencia real. El nuevo Motorola G8 Plus se mueve suave en todo lo que le pidamos ejecutar, ya sean aplicaciones, juegos o mientras leemos el email a la vez que se están actualizando las aplicaciones en segundo plano.

El único momento donde hemos notado signos de flaqueza ha sido al ejecutar Asphalt 9, pero parecer ser más un problema del propio juego que del Moto G8 Plus en sí. Ya que juegos exigentes como Honkai Impact 3rd o Shadowgun Legends los ejecuta de manera fluida. Por lo que en este aspecto el nuevo Moto G8 Plus sigue dando la talla.

Un buen desempeño en el uso diario no solo es responsabilidad del procesador, un software y un almacenamiento interno bien elegidos son determinantes. Y en este aspecto el nuevo Motorola G8 Plus viene bien equipado, sus 4GB de memoria RAM nos da un amplio margen para abrir varias aplicaciones sin sufrir ralentización alguna.

El nuevo Motorola G8 Plus demuestra una solvencia extraordinaria

Quizá en el almacenamiento se nos hacen un poco «escasos» los 64GB de memoria que incluye, especialmente cuando sus rivales directos ya usan de base 128GB. Todo lo anterior, unido al software de Motorola hacen del nuevo Motorola G8 Plus un conjunto equilibrado a la vez que solvente.

Pese a que en el uso real el desempeño del teléfono está a la altura de lo esperado, seguimos teniendo la pequeña nube de la duda sobre el rendimiento a largo plazo. La presencia de un procesador similar a sus rivales quizá habría disipado de un plumazo las mismas.

Visualmente se hace querer

La pantalla es el elemento con el que mayor relación tenemos en un smartphone, la vemos y tocamos constantemente. Y la usada en el nuevo Motorola G8 Plus apuesta por caballo ganador. Un panel IPS de 6.3 pulgadas con una relación de aspecto 19:9 y que goza de una resolución de 2280 x 1080 píxeles.

Nada de pantallas AMOLED metidas con calzador y resoluciones demasiado justas. En este aspecto Motorola ha ido a lo que saben que va bien y vaya si lo hace, ya que sorprende la nitidez de la pantalla tanto en textos como en fotografías.

Visualmente se hace querer

Si además ajustamos el perfil de color en «saturado», de los tres disponibles, la representación de colores gana muchos enteros. Haciendo que sea una pantalla que se vea bien y se disfrute en el uso diario de la misma. Gracias a la relación de aspecto usada disponemos de una gran superficie de pantalla, dentro de la cual se sitúa el pequeño notch en forma de gota.

Tal y como mencionamos al principio, la pantalla del nuevo Motorola G8 Plus se disfruta, ya sea leyendo textos, viendo nuestras fotografías o en largas sesiones de streaming de nuestros videos favoritos. No innova en ningún aspecto, pero cumple de manera más que sobrada en lo que se espera de ella.

Autonomía que dura y dura

Hasta ahora tenemos un smartphone que tiene buena pantalla, ofrece una gran experiencia de uso diario y todas las conexiones posibles. ¿Qué tal la autonomía? Pues en este apartado el nuevo Motorola G8 Plus puede presumir, gracias a su batería de 4000 mAh.

Y no solo por eso, ya que viene acompañada de la carga rápida Turbo Power de Motorola, que nos permite tener en menos de 2 horas una carga completa. Pudiendo disfrutar de un 50% de carga en aproximadamente 30 minutos, lo que nos permite estar lejos de un enchufe.

4000 mAh dan una autonomía excelente para la mayoría de usuarios

Lo que respecta a la autonomía haciendo un uso exigente y continuo del teléfono, hemos llegado a obtener casi 9 horas quedándonos un 5% disponible. Al hacer un uso más relajado los números deberían aumentar, por lo que no deberíamos preocuparnos de llegar al final del día sin problemas.

Una autonomía que no solo es gracias a su gran batería, sino al desempeño del conjunto que forma el Snapdragon 665 junto a un software muy optimizado. Prueba de ello es el escaso consumo que se produce estando el dispositivo en reposo, algo que notaremos en el uso diario.

Sonido estéreo, si por favor

A veces un pequeño detalle marca la diferencia, tan sutil como hacer uso del altavoz de llamada para obtener un sonido estéreo. Y esto es lo que podemos encontrar en el nuevo Motorola G8 Plus, tal como mencionamos al inicio, disponemos de un altavoz que trabaja junto al dedicado para las llamadas.

Sonido estéreo, si por favor

El sistema no es perfecto, debido a la posición de los altavoces, pero en conjunto ofrecen un sonido que destaca frente a la experiencia de tener solo uno. La nitidez y potencia nos permiten disfrutar del contenido multimedia incluso en niveles altos, donde apenas presenta distorsión.

Para completar el apartado sonoro disponemos de toma de auriculares, junto con la tecnología Dolby Audio. Esto nos permitirá personalizar la experiencia sonora, tanto al usar auriculares como si usamos los altavoces del smartphone. Disponiendo de diversos perfiles personalizables o dejar el sonido en manos del perfil inteligente.

La incorporación de sonido estéreo es un gran plus respecto a sus rivales

Siguiendo nuestro análisis llegamos al apartado de las conexiones y aquí el nuevo Motorola G8 Plus no defrauda. Marca todas las casillas de lo que podemos esperar en un smartphone en 2019, junto a la mencionada toma de auriculares disponemos de USB de tipo C.

Ya en el apartado inalámbrico encontramos los últimos protocolos disponibles, WiFi 802.11ac, bluetooth 5.0 y aquellos que deseen realizar pagos con el teléfono NFC. Este último es importante ya que desmarca al nuevo Moto G8 Plus de muchos de sus rivales que no cuentan con dicha tecnología.

Sistema que roza la perfección, pero no

Llegamos a uno de los apartados en los que Motorola tiene luces y sombras por igual, el software. Si quieres una experiencia lo más pura posible de Android, pero con algunos añadidos que aportan una mejor experiencia, Motorola es tu mejor opción. Ya que usa un software limpio, pero bien aderezado.

Ya lo hemos mencionado en otros análisis de dispositivos de Motorola, las llamadas Acciones Moto son de lo mejor que puedes encontrar en tu smartphone. Están presentes, pero solo cuando lo necesitamos, mejorando la experiencia diaria del dispositivo exponencialmente.

El software del Motorola G8 Plus roza la perfección

El resto del sistema podría pasar perfectamente por el Android de Google, limpio y sin bloatware que desinstalar al empezar a usar tu nuevo smartphone. Siendo uno de los ingredientes en los que se basa el nuevo Motorola G8 Plus para ofrecer una experiencia de uso totalmente fluida, junto al hardware que lo acompaña.

Hasta ahora hemos hablado de las virtudes del software de Motorola, toca hablar de las sombras o mejor dicho la gran sombra. Las actualizaciones del sistema y de seguridad siguen siendo el talón de Aquiles, llegan muy tarde, si es que llegan. De hecho empresas como Nokia, OnePlus y Google están a años luz, dejando a Motorola en el último vagón.

Una Android limpio que encuentra su sombra en las actualizaciones

Quizá la solución sea adoptar Android One en toda la gama de smartphones, lo que está claro es que en 2019 deben tener un ritmo constante. Y no dejar a quien ha confiado en tu producto, en el olvido más absoluto a los pocos meses del lanzamiento. Dejando un sabor agridulce en una de las mejores experiencias de uso que podemos encontrar.

Fotografía todo en uno

A lo largo de este año hemos acontecido a la llegada de diversos modelos de la gama One de Motorola. Varios dispositivos en los que su piedra angular era uno de los sensores de la cámara. Hasta que al final, primero en el One Zoom y ahora en el G8 Plus, Motorola ha decidido reunir varios sensores en un solo smartphone.

El nuevo Moto G8 Plus aloja en su interior un sensor principal de 48 megapíxeles, similar al usado en el Motorola One Vision. Junto con un sensor ultra gran angular de 16 megapíxeles, similar al usado en el Motorola One Action. Este último tiene la particularidad de estar instalado de tal manera que podemos grabar vídeos horizontales, sujetando el teléfono en vertical.

Fotografía todo en uno

Hemos dicho grabar vídeos y eso es lo único que podemos hacer con dicho sensor. Ya que no disponemos de la opción de usarlo para realizar fotografías. Al menos en el apartado de vídeo realiza un gran trabajo, especialmente en la estabilización, aunque a veces peca de comprimir en exceso los vídeos resultantes.

Regresando al sensor principal, las imágenes que obtenemos gozan de gran nitidez y suele estar a la altura en la mayoría de situaciones. El procesado es menos agresivo respecto a sus rivales, algo que podemos evitar si hacemos uso del modo RAW, que solo está disponible en el modo manual.

Usando dicho modo sacamos todo el potencial del sensor de 48 megapíxeles, aunque también debemos mentalizarnos de hacer una fotografía más pausada y relajada. Pero los resultados obtenidos realmente merecen la pena. Hablando de modos, hay un modo que destaca especialmente, el modo noche.

Galería fotográfica con el Motorola G8 Plus

Gracias a este modo podemos obtener fotografías en entornos poco luminosos con una calidad aceptable. Apto solo para determinadas ocasiones especiales, ya que a veces obtenemos mejores resultados usando el modo normal. Obtendremos mejores resultados con poca luz si tenemos el teléfono sujeto en una superficie estable. El resto de opciones son las habituales en una aplicación de cámara.

Aquí seguimos viendo la filosofía de Motorola, una aplicación sencilla y asequible para la mayoría de usuarios. Que esconde opciones interesantes, como los diversos modos anteriormente mencionados. Además de incorporar la opción de usar Google Lens desde la propia aplicación

Disponer de un gran angular y no poder usarlo en el modo foto es algo incomprensible

Viendo en perspectiva la propuesta fotográfica de Motorola en el nuevo G8 Plus, nos deja una sensación de que Motorola ha pecado de conservadora. Echamos en falta poder usar el ultra gran angular para hacer fotos, aunque la posibilidad de hacer vídeos horizontales con el teléfono en vertical es algo exclusivo de este modelo.

La presencia de un sensor Zoom habría sido la guinda perfecta, para así poner en manos de los usuarios una experiencia fotográfica polivalente. Aunque esta ausencia no desmerece el gran desempeño del nuevo Motorola G8 Plus, especialmente el ultra gran angular para los amantes de la grabación de videos.

Motorola G8 Plus a la altura del original

Alcanzar la octava generación en tecnología no es algo que muchos puedan decir. Y los pocos que lo hacen se dividen en dos vertientes muy polarizadas, están los que generación tras generación persiguen mejorar lo anterior. Luego están los que sacan dispositivos año tras año, prácticamente por inercia. En este último caso suele notarse una especie de dejadez por parte del fabricante.

¿El nuevo Motorola G8 Plus donde se sitúa? Podríamos decir que en un punto intermedio. La evolución en líneas generales del nuevo Moto G8 Plus es evidente, tanto en diseño, prestaciones y su propuesta fotográfica innovadora. Pero luego llegamos al apartado del software y nos da la sensación que actualizan sus dispositivos cuando recuerdan que deberían hacerlo.

Motorola G8 Plus a la altura del original

Una dejadez que se ve compensada por una experiencia de uso diario extraordinaria, gracias a la limpieza de su software y de los pequeños añadidos que aporta Motorola al sistema. Demostrando que en los pequeños detalles radica la virtud, para lo bueno y para lo malo. Situándose en este aspecto en lo que podríamos denominar una experiencia casi Nexus, pero sin actualizaciones periódicas.

Poniendo todo en perspectiva y retomando la idea original del análisis, podemos decir que este nuevo Motorola G8 Plus está al nivel del modelo original. Pero con un gran pero, ahora está rodeado de una competencia sin igual y convencer a los usuarios de que elijan tu propuesta por encima de otras no es sencillo.

El nuevo Motorola G8 Plus se posiciona como un teléfono a seguir

Obviamente el nuevo Motorola G8 Plus tiene dos ases guardados en la manga y que pocos rivales pueden equiparar. Empezando por un software limpio y vitaminado, pero donde podemos hablar de exclusividad es la presencia de la Action Cam. Algo que de momento solo podemos encontrar en el Motorola One Action, que también hemos analizado.

Recomendaría el nuevo Motorola G8 Plus sino te convencen las propuestas de Xiaomi o Realme, gracias a su software. O para aquellos que busquen una propuesta fotográfica distinta, gracias a la unión de la Action Cam y el sensor de 48 megapíxeles.

Puedes adquirir el nuevo Motorola G8 Plus en Amazon.es a un precio aproximado de 269€

En el resto de apartados la experiencia que ofrece el nuevo Motorola está a un gran nivel, por lo que los pequeños detalles anteriormente mencionados quizá sean determinantes a la hora de decantarnos por el, por encima de sus rivales.

La entrada Análisis del Motorola G8 Plus, un smartphone para reunirlos a todos aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

09Dec/19

Análisis del Samsung Galaxy M30s, un potencial superventas

Análisis del Samsung Galaxy M30s, un potencial superventas

En un universo de dispositivos Android en el que grandes gigantes han ido quedando en el olvido, Samsung sigue siendo uno de los referentes del sector. Y su nuevo smartphone de gama media, el Samsung Galaxy M30s, viene para luchar por el título de super ventas.

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones
Analizamos el primer móvil con pantalla plegable del mercado, el Samsung Galaxy Fold, un terminal muy exclusivo que puede cambiarlo todo.

Para ello en Samsung han tenido en cuenta la dura competencia que existe en dicha gama y ha dotado al nuevo Galaxy M30s de los ingredientes necesarios. Convirtiéndolo en un posible candidato a rey de la gama media o al menos posicionarse como uno de los dispositivos a recomendar con los ojos cerrados.

Características del Samsung Galaxy M30s

Haciendo un pequeño repaso por las especificaciones del nuevo Samsung Galaxy M30s podemos observar aspectos realmente interesantes. Los cuáles son determinantes para tener ese elemento diferenciador que lo hará destacar entre sus rivales.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 159 x 75.1 x 8.9 mm
    • Peso: 188 gramos
    • Colores
      • Blanco perla
      • Azul zafiro
      • Negro ópalo
  • Pantalla
    • Tipo: SuperAMOLED
    • Tamaño: 6.4 pulgadas | 19,5:9
    • Resolución: 2340 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Samsung Exynos 9611
      • 4 x 2.3 GHz @ Cortex-A73
      • 4 x 1.7 GHz @ Cortex-A53
    • GPU: Mali-G72 MP3
    • Sistema operativo: OneUI 1.5 basado en Android 9
  • Memoria
    • Interna:
      • 64GB + 4GB RAM
      • 128GB + 6GB RAM
    • MicroSD: Hasta 1TB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/2.0 PDAF
      • Ultra angular: 8 MPX f/2.2
      • Sensor de profundidad: 5MPX f/2.2
    • Delantera: 16 MPX f/2.0
  • Sensores
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS
    • USB 2.0 Tipo C
  • Batería
    • 6000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: Si @ 15W

Para hacerse notar en una de las gamas más reñidas dentro del universo de Android, el Samsung Galaxy M30s llega basado en tres pilares principalmente. Una pantalla de 6.4 pulgadas Super AMOLED, una propuesta fotográfica compuesta por un sensor principal de 48 megapíxeles y un ultra gran angular.

Sin olvidarnos del as que tiene guardado bajo su carcasa, una batería de nada más y nada menos que 6000 mAh unido a la tecnología de carga rápida. Algo que nos proporcionará unas cifras, sobre el papel al menos, de autonomía impresionantes. Por lo que sobre la teoría, potencial tiene este nuevo Samsung Galaxy.

Sencillez y practicidad en su diseño

Una vez que hemos sacado de la caja el nuevo Samsung Galaxy M30s y lo tenemos en nuestras manos, nos damos cuenta que estamos ante un smartphone que ha apostado sobre seguro. Lejos de usar materiales delicados o poco asequibles, como puede ser el metal o el cristal, tenemos una construcción en plástico.

Quizá sea el elemento en el que más se note que Samsung ha querido ahorrar costes en el desarrollo del nuevo Galaxy M30s. A diferencia de alguno de sus rivales, en el dispositivo de Samsung notamos que el material elegido está al nivel mínimo exigible para cumplir. No es de mala calidad, pero tampoco transmite la sensación de ser de gran calidad, quedándose en la neutralidad.

Sencillez y practicidad en su diseño

Para compensarlo en Samsung han decidido dotar de dicha trasera de un gradiente de color, en nuestra unidad de pruebas un azul verdoso que de nuevo se queda un poco en la indiferencia. Obviamente estamos ante el apartado en el que el nuevo Samsung Galaxy M30s muestra sus flaquezas. Ya tendrá tiempo para sorprendernos ¿o no?

Si hacemos nuestro habitual recorrido por el teléfono, en el borde superior encontraremos únicamente el micrófono de cancelación de ruido. Dejando el borde inferior para el puerto USB tipo C, el único altavoz con el que cuenta el smartphone, el micrófono de llamada y la toma de auriculares.

El nuevo Samsung Galaxy M30s dispone de USB tipo C y toma de auriculares

Los bordes laterales quedan reservados para la bandeja de la SIM + microSD a la izquierda y en la derecha los botones de volumen junto con el de encendido. Dichos botones cuentan con un acabado listo y cuyo funcionamiento podemos denominar como correctos.

El panel delantero está dominado por la pantalla de 6.4 pulgadas con una relación de aspecto 19,5:9 que Samsung denomina como Infinity U Display, por la presencia de un notch en forma de gota en la zona superior de la misma. Ya en el panel trasero encontraremos el lector de huellas, el cual a veces es un poco perezoso.

El lector de huellas se encuentra en la trasera a pesar de disponer de pantalla AMOLED

Poniendo el foco en la zona superior izquierda, encontraremos los tres sensores de la cámara trasera junto al flash led. Todo ello delimitado en un diseño que recuerda al usado en el Pixel 4 o el iPhone 11 pero de formato rectangular. Una línea de diseño que parece que Samsung va a popularizar en el resto de sus gamas.

Haciendo un pequeño resumen, el nuevo Samsung Galaxy M30s no ganará ningún premio de diseño, aunque tampoco sea ese su principal objetivo. Posicionándose como un smartphone con un diseño sencillo, discreto y práctico, al renunciar a materiales delicados de los que debamos preocuparnos.

Potencia eficiente de la mano de Exynos

Una vez hemos hablado del exterior del nuevo Samsung Galaxy M30s, es hora de pasar al interior. Aquí es donde empezamos a encontrarnos con los toques de brillantez con los que Samsung ha dotado a su nuevo Galaxy. Cuya pieza principal es el Samsung Exynos 9611, la evolución del procesador que encontrábamos en modelos como el Galaxy A50.

Encontrándonos así un desempeño igual o mejor que el visto en generaciones anteriores. La fluidez y velocidad de respuesta es innegable en el Galaxy M30s, ejecutando sin despeinarse todo lo que le hemos pedido. Una fluidez en la que también influye el buen trabajo realizado por Samsung en OneUI.

Potencia eficiente de la mano de Exynos

Como es habitual, hemos sometido al nuevo Samsung Galaxy M30s a nuestra batería de pruebas, enfrentándolo a los juegos más exigentes. Títulos como Asphalt 9, Shadowgun Legends o Honkai Impact 3rd se mueven de manera fluida y sin bajones de frames aparentes. Ofreciendo una experiencia de juego realmente satisfactoria.

Junto al solvente Exynos encontramos completando el conjunto 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento, aunque existe una versión con 6GB de RAM unidos a 128GB de almacenamiento. Quizá en el almacenamiento el nuevo Samsung Galaxy M30s esté un escalón por debajo de sus rivales, que suelen llevar 128GB como base.

El nuevo Samsung Galaxy M30s dispone de una solvencia más que notable

Poniendo todo lo anterior sobre la mesa, estamos ante un smartphone que ofrece una experiencia de uso diario que no tiene nada que envidiar a modelos de gamas superiores. Pudiendo abrir múltiples aplicaciones a la vez y pasar de unas a otras sin retrasos, ejecutar juegos exigentes y un consumo en reposo realmente liviano.

Aquí podemos decir que Samsung ha sabido jugar sus cartas y ha dotado del Samsung Galaxy M30s de una solvencia más que notable. Posicionándose ante sus rivales con una propuesta firme, superior a muchos de sus rivales y que viene acompañado de un software que pone la guinda al pastel.

Pantalla super AMOLED marca de la casa

Poco a poco vamos avanzando en nuestro análisis y después de las buenas sensaciones en rendimiento, llega el momento de la pantalla. En este aspecto Samsung saca a relucir su posición como uno de los mayores, por no decir el mayor, fabricante de pantallas.

Muestra de ello es el panel de 6.4 pulgadas con una resolución de 2340 x 1080 píxeles con tecnología Super AMOLED. Este conjunto ofrece al usuario un gran nivel de detalle, unido a una representación de colores que no cae en la tendencia de saturarlos. Algo que podemos ajustar en las opciones del teléfono, donde nosotros hemos elegido el perfil «Intenso» con un balance de blancos neutro.

Otra de las virtudes de la pantalla del nuevo Samsung Galaxy M30s es su relación de aspecto 19,5:9 que pone en nuestras manos una gran superficie. Únicamente interrumpida por el pequeño notch situado en la zona superior y del que a estas alturas ignoramos su presencia en un smartphone.

Pantalla super AMOLED marca de la casa

Quizá un detalle que nos ha dado algún que otro quebradero ha sido lo pequeño de los bordes laterales. A nivel estético están genial, pero en ocasiones nos hemos encontrado con toques en pantalla por el simple hecho de sujetar el dispositivo. No es algo que tenga que ocurrirle a todos, pero ahí está el dato para no llevarnos sorpresas.

Si entramos en las ausencias, la pantalla aunque es Super AMOLED no dispone de compatibilidad con HDR y no cuenta con lector de huellas bajo la pantalla. Aspectos que quizá para algunos usuarios sea importante, pero que no desmerece el desempeño del teléfono en líneas generales.

Su pantalla es una delicia, a pesar de no disponer de HDR

En otro orden de cosas, lo que si dispone la pantalla del nuevo Samsung Galaxy M30s es de un brillo máximo de 420 nits. Algo que nos permite visualizar la pantalla sin demasiados problemas, incluso en situaciones lumínicas complicadas como a pleno sol.

A medida que avanzamos en el análisis el nuevo Samsung Galaxy M30s va ganando puntos positivos y su pantalla es una delicia para el consumo de multimedia. Gracias al nivel de nitidez y representación de colores, se disfruta su visualización ofreciendo una muy grata experiencia.

Autonomía que dura y dura…

Llegamos a la joya, la referencia, el sol alrededor del que gira el nuevo Samsung Galaxy M30s. Su enorme batería de 6000 mAh, que viene acompañada de la tecnología de carga rápida de 15W. Una propuesta que sobre el papel debería dar extraordinarios números de autonomía ¿lo hace realmente?

Tiempo de carga: Samsung Galaxy M30s @ 6000 mAh

El nuevo Galaxy M30s es como el conejito de Duracell, su autonomía dura y dura y dura. La sensación de hacer un uso exigente del smartphone y darnos cuenta que el contador de la batería apenas ha disminuido, no hay emoticono para expresarlo. Un mérito que es compartido con el software de Samsung, realmente optimizado.

Si hablamos de números, hemos obtenido una autonomía que nos ha ofrecido unas 10 horas y 50 minutos de pantalla. Unas cifras obtenidas haciendo un uso exigente del teléfono, dentro de lo que comprende un análisis. Rebajando un poco las exigencias, en un uso más habitual los números suben aun más.

Los 6000 mAh ponen a nuestra disposición una autonomía envidiable

Una vez hablado de la autonomía, hablemos de la carga rápida. Ya que no es tarea sencilla cargar esos impresionantes 6000 mAh, por lo que a pesar de disponer de carga rápida, disponer de una carga completa nos lleva a más de 2 horas. Obteniendo un 50% de carga transcurrida una hora exacta. El pequeño precio a pagar por tener dicha autonomía disponible.

Pleno de conexiones y un sonido correcto

Nos enfrentamos ante el apartado que decide si un smartphone reina o cae en el olvido. Hablamos de las conexiones, un aspecto determinante que determina la elección de nuestro nuevo dispositivo y en el que el Samsung Galaxy M30s no debe preocuparse.

Literalmente hace pleno, ofreciendo todas las conexiones que un usuario puede necesitar en el día a día. Empezando por la presencia de la toma de auriculares y el puerto USB tipo C. Para pasar a las conexiones inalámbricas, en las que encontramos WiFi 802.11ac, bluetooth 5 y para los que quieran realizar pagos con el móvil, tecnología NFC.

Pleno de conexiones y un sonido correcto

También contamos con la presencia de Radio FM y un único altavoz. Este último aspecto posiciona al nuevo Galaxy M30s entre sus rivales, donde la gran mayoría no destaca a excepción de algún que otro teléfono. Hablando de sonido, encontramos diversas opciones para personalizar la experiencia.

Para nuestros auriculares disponemos de Dolby Atmos, unido a un ecualizador y un optimizador UHQ. Esto último ayuda a mejorar la resolución para disfrutar de una experiencia más nítida. Aunque la opción que captó nuestros oídos ha sido Adapt Sound.

Disponer de diferentes ajustes sonoros, siempre es un plus diferenciador

Básicamente estamos ante un ajuste que adecua la experiencia sonora del nuevo Galaxy M30s según nuestra edad, pudiendo elegir entre menos de 30 años, entre 30 y 60 años o más de 60 años. Según la opción elegida, el teléfono ajustará el sonido para mejorar las llamadas, música o videos.

Poniendo todo lo anterior en perspectiva, el nuevo Samsung Galaxy M30s ofrece una completa experiencia en este apartado. No echamos en falta ninguna conexión y disponemos de un apartado sonoro correcto pero totalmente personalizable. Ofreciendo un sonido potente y lleno de nitidez, siempre dentro de nuestros gustos.

Samsung OneUI y la fluidez como referencia

Lejos queda aquella época en la que Samsung tenía el software como talón de Aquiles, hoy gracias a OneUI disponemos de una experiencia que es realmente satisfactoria. Seguimos disponiendo de aquello que dota de personalidad a un teléfono de Samsung, pero ahora envuelto en una fluidez pasmosa.

Abrir aplicaciones, desplazarse por los menús o simplemente leer las notificaciones, todo se desarrolla ante nuestros ojos con animaciones suaves y una velocidad de respuesta inmediata. Quizá sea un pequeño detalle, pero en el uso diario la experiencia es realmente satisfactoria.

La fluidez de Samsung One UI es sorprendentemente agradable

Otro aspecto en el que ha mejorado Samsung ha sido el de poner solución a la duplicidad de aplicaciones. Ya solo encontraremos las versiones de la propia Samsung, dejando para Google solo las imprescindibles. Por lo que decimos adiós a tener dos calendarios, dos aplicaciones de correo y demás.

Hablando de aplicaciones, dentro del elenco de aplicaciones de Samsung, destaca la aplicación de notas por su diversidad de opciones y el navegador de internet. Una agradable alternativa respecto a Google Chrome, que también se encuentra instalado en nuestro dispositivo. Sin olvidarnos de Game Booster, que entre otras cosas nos permite capturar la pantalla mientras jugamos.

A nivel de actualizaciones el nuevo Galaxy M30s está en desventaja respecto a varios de sus rivales

Un apartado en el que no encontramos demasiadas novedades es el de las actualizaciones, el nuevo Samsung Galaxy M30s lleva Android 9 en su interior, actualizado hasta Agosto de 2019. Situándose en el vagón de cola en este aspecto, ya que se encuentra varios meses desactualizado respecto a sus rivales.

Es sorprendente como Samsung ha conseguido darle la vuelta a la tortilla, hace años su software producía rechazo para muchos usuarios. A día de hoy podemos decir que OneUI ofrece una de las mejores experiencias que podemos encontrar en un smartphone, una pena que en las actualizaciones no estén a la altura de tan buen software.

La fotografía para todos

El nuevo Samsung Galaxy M30s sigue sorprendiéndonos a medida que avanzamos en nuestro análisis. ¿Seguirá esa tendencia en la fotografía? Sobre el papel es prometedor, gracias a su sensor principal de 48 megapíxeles que viene acompañado de un sensor ultra gran angular de 8 megapíxeles.

Pero como ya sabemos, una cosa es la teoría y otra la práctica. Y en este último aspecto el nuevo Galaxy M30s se sitúa a un gran nivel, tanto por su desempeño fotográfico y por la experiencia de uso. Gracias a un software de cámara sencillo de usar, pero lleno de opciones, para mejorar nuestros resultados.

La fotografía para todos

Dentro de las opciones habituales que podemos encontrar, el modo foto, vídeo, retrato, panorámica y demás. Siendo un pequeño detalle el que nos ha sorprendido gratamente, hablamos del asistente de mejor foto. Un pequeño indicador que nos dice que punto deberíamos enfocar para obtener la mejor fotografía posible.

Y en un alto porcentaje de las ocasiones la recomendación ha sido mejor que nuestra idea original. Es un pequeño detalle, pero lo suficientemente importante para hacernos disfrutar de la experiencia. Algo que se complementa con las posibilidades que tenemos gracias a los dos sensores incorporados.

El sensor principal de 48 megapíxeles destaca muy por encima de los demás

Un sensor principal de 48 megapíxeles que se lleva todo el protagonismo, siendo el que mejor desempeño tiene en una amplia variedad de situaciones lumínicas. Ofreciendo unas fotografías llenas de detalle y colorido, hasta que hacemos un poco de zoom. Momento en el que un procesado un tanto excesivo hace acto de presencia.

Si hablamos del sensor de 8 megapíxeles ultra gran angular, está bien para determinadas situaciones. Pero la diferencia de nitidez respecto al sensor principal es más que notable y si intentamos usarlo en condiciones de iluminación escasa, totalmente inusable.

Galería fotográfica con el Samsung Galaxy M30s

 

Hablando sobre la fotografía nocturna, el nuevo Galaxy M30s pone a nuestra disposición un modo noche. Solo recomendable si es estrictamente necesario, ya que en la mayoría de ocasiones obtenemos mejores resultados haciendo uso del modo normal. Ya que en el modo noche los resultados dejan un poco que desear, por muy estable que hagas la foto suele pecar de falta de nitidez.

Poniendo todo lo que nos ofrece el nuevo Samsung Galaxy M30s en perspectiva, la experiencia es un tanto agridulce. La aplicación de cámara es una delicia al usarla y las posibilidades que brindan los dos sensores da mucho juego. Sin embargo un excesivo procesado en ocasiones, ensombrece un conjunto que resulta prometedor.

Samsung Galaxy M30s el teléfono perfecto para la mayoría

Ante la llegada de rivales como Xiaomi, que inunda el mercado de dispositivos cada semana a precios agresivos, en Samsung han sabido replantear su estrategia. Ofreciendo teléfonos a precios competitivos y que cuentan con una experiencia de uso satisfactoria, un ejemplo de ello es nuestro protagonista.

El nuevo Samsung Galaxy M30s viene a ser una versión menos sofisticada del Galaxy A50. Algo que compensa con la gran autonomía de su batería de 6000 mAh y un precio más asequible. Lo que lo posiciona como una opción a recomendar para aquellos que busquen un dispositivo de entorno a 200 euros y quieren algo conocido como es Samsung.

Samsung Galaxy M30s el teléfono perfecto para la mayoría

No es una tarea sencilla poder situarse como una posible recomendación, ya que hablamos de un segmento de teléfonos Android en el que la guerra está en todo lo alto. Xiaomi, Realme, Motorola y Samsung, son los que se reparten un pastel de lo más codiciado. Y el nuevo Galaxy M30s sabe sacar partido a sus virtudes, para destacar sobre el resto.

Gracias a un rendimiento de gran nivel de la mano del Exynos 9611, que hace un conjunto perfecto con el software de Samsung que es una delicia en el día a día. Si a esto añadimos los números en autonomía, sus posibilidades fotográficas, sumado a un completo repertorio de conexiones. Estamos ante un dispositivo apto para el 99% de usuarios.

Puedes adquirir el nuevo Samsung Galaxy M30s en Amazon.es por 260€

¿Es un teléfono perfecto? No, obviamente tiene sus sombras. En especial el apartado de actualizaciones se muestra como el punto débil del nuevo Samsung Galaxy M30s. Tanto en actualizaciones del sistema como en actualizaciones de seguridad, algo en lo que Samsung debería poner mayor esfuerzo. Aún así, sigue siendo un smartphone totalmente recomendable.

La entrada Análisis del Samsung Galaxy M30s, un potencial superventas aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

13Nov/19

Análisis Huawei Mate 30 Pro: una bestia herida

Este es, sin duda, un análisis realmente particular. Durante la mayor parte del año hemos estado siguiendo el caso del veto de Estados Unidos a Huawei que ha impedido que la compañía china pueda tener relaciones comerciales con las empresas estadounidenses, al menos tenerlas sin la aprobación expresa del gobierno.

Huawei no puede seguir usando Android con las apps de Google
Google ha eliminado a Huawei de la lista de socios con los que colabora para usar Android con las Google Apps, aunque no ha sido por decisión propia.

Lo que parecía una situación que se podría arreglar en unas semanas se ha prolongado ya durante medio año, y las consecuencias para Huawei ahora son más relevantes que nunca.

La compañía china sigue vendiendo de forma holgada en su país natal, pero en Europa las cosas se empiezan a complicar. Mucho.

El Huawei Mate 30 Pro es el primer smartphone de la empresa que se va a vender sin la certificación de Google y, como os vamos a contar en el apartado del software, eso implica más cosas que no tener la tienda de aplicaciones Play Store.

Ver vídeo

Características del Huawei Mate 30 Pro

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 158.1 x 73.1 x 8.8 mm
    • Peso: 198 gramos
  • Pantalla
    • Tipo: OLED
    • Tamaño: 6.53 pulgadas | 19.5:9
    • Resolución: 2400 x 1176 px
  • Características principales
    • Procesador: Huawei Kirin 990
      • 2 x 2.86 GHz @ Cortex-A76
      • 2 x 2.09 GHz @ Cortex-A76
      • 4 x 1.86 GHz @ Cortex-A55
    • GPU: Mali G76-MP16
    • Sistema Operativo: EMUI 10 basado en Android 10 AOSP
  • Memoria
    • Interna:
      • 128 GB + 8 GB RAM
    • MicroSD: Nano Memory hasta 256 GB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Cine: 40 Mpx f/1.8 PDAF
      • SuperSensing Cinema Gran Angular: 40 Mpx f/1.6 OIS
      • Telefoto: 8 Mpx f/2.4 OIS x3 Zoom óptico
      • Sensor de profundidad 3D
    • Delantera:
      • Principal: 32 Mpx f/2.0
      • Sensor de profundidad 3D
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.1
    • Puerto de infrarrojos
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 3.1 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas bajo pantalla
    • Gestos
    • Acelerómetro, giroscopio, sensor de gravedad, sensor de proximidad, barómetro y brújula
  • Batería
    • 4500 mAh Li-Po
    • Carga rápida: 40W
    • Carga inalámbrica: 27W
  • Protección
    • IP68 resistencia al agua y polvo durante 2:30 minutos

Un diseño de primer nivel

La estética de los móviles de Huawei ha ido ganando enteros año a año, eso parece indiscutible. Pero en el Mate 30 han llegado a un punto en el que incluso personas ajenas a la tecnología se fijan en ello.

A lo largo de la semana que he estado usando este móvil he hecho mi vida normal, como es lógico, y en una visita a casa de mis padres me llamo, y mucho, la atención que mi madre se fijara en el móvil que llevaba. Normalmente es mi padre el que me suele preguntar sobre qué dispositivo ando usando, pero la estética trasera de este Mate 30 Pro hizo que mi madre dijera «Ui, pues este sí que me gusta, no me importaría tenerlo».

Huawei ha logrado el sueño: que los demás fabricantes le copien
Apple, Google y Samsung están inspirandose en los diseños de Huawei para sus proximos móviles, lo que resulta fascinante.

Huawei ha llamado The Halo al elemento que integra las cámaras en la zona posterior, y lo ha rodeado de un acabado en cristal que hace que el móvil tenga una apariencia única.

En esa zona negra están los cuatro sensores de las cámaras, con los sensores de apoyo, como el flash, en un lateral. Llama la atención que desde esta posición se vea el botón de encendido, en rojo, pero es que Huawei lo ha movido tan hacia atrás por culpa de la pantalla.

Esto hace que tengamos que hablar de los bordes. La pantalla en cascada del dispositivo hace que el botón de encendido esté en una posición algo incómoda y la ausencia de botones de volumen no nos ha gustado tanto como creíamos. A la hora de modificar el sonido hemos tardado más que en móviles más convencionales.

En la parte superior tenemos el micrófono de cancelación de ruido y el emisor de infrarrojos, y en la zona inferior tenemos el conector de carga USB C, el altavoz, el micrófono principal y la bandeja dual para las SIM o la tarjeta de memoria.

El peso es un problema en este móvil, y es que sus casi 200 gramos hacen que cuando lo sujetemos tengamos la sensación de que es pesado, y al ser tan extremadamente resbaladizo (no lo hemos probado con funda ya que no venía en la caja) hemos sido demasiado conscientes de su uso, no tanto de lo que hacíamos con el mismo.

El Huawei Mate 30 Pro es una BESTIA en potencia, con mayúsculas

Huawei desarrolla cada año un nuevo procesador de gama alta. El de 2019 es el Kirin 990 y el Mate 30 pro es, por el momento, el único dispositivo que lo usa.

Si ya en los móviles que usaban el procesador de la generación anterior decíamos que no teníamos lags ni cierres en aplicaciones, que todo iba fluido y que la sensación de velocidad era más que buena, aquí solo podemos reincidir en esta idea.

No hay mucha diferencia con el Kirin 980 en cuanto a los juegos, las apps y la multitarea, pero sí que la hay en las capacidades fotográficas, por ejemplo, de lo que hablaremos más adelante.

Como veis, los test de benchmarks dan fe de esa potencia bruta y en el día a día también se aprecia que estamos ante un smartphone de primer nivel. Sin más.

La velocidad de conexión a internet usando la red Wifi es de 440 Mbps en una red de 600. Y la velocidad de subida ronda la misma cifra. La conexión bluetooth también funciona muy rápido y el emparejamiento y uso de los auriculares y demás dispositivos no da problema.

En teoría podemos pagar con el móvil usando el chip NFC pero como veremos en el apartado del software, al no tener los servicios de Google, Google Pay no funciona.

En cuanto a sensores, tenemos un GPS Dual que posiciona rápido, un emisor de infrarrojos para usar el móvil de mando a distancia, ranura para tarjetas NMCard (que no microSD), y algunos echarán en falta la radio FM, el jack de auriculares o el doble altavoz, algo a lo que Huawei no le está prestando la suficiente importancia.

La seguridad biométrica viene dada por un sensor de huellas en pantalla que funciona bien, rápido y de manera precisa. Huawei ha sabido evolucionar sus fantásticos sensores traseros y, salvo en algún modelo como el Nova 5T, ha implementado a la perfección el sistema bajo la pantalla.

Además, en el más que notorio notch del Huawei Mate 30 Pro tenemos un sensor ToF que nos permite tener un desbloqueo facial avanzado, como el del Mate 20 Pro, Pixel 4 o iPhone 11. Hay detalles novedosos como el poder realizar scroll o capturas de pantalla con gestos con la mano, pero no acaban de ser realmente prácticos, como no lo son en los móviles de Google o LG.

Un sonido bueno pero no destacable

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei ha optado por usar en este móvil el mismo sistema de sonido bajo la pantalla que se implementó en el Huawei P30 Pro. Parece que el volumen es mayor y no tenemos problemas a la hora de hablar por teléfono. Eso sí, subir el volumen no es algo instintivo al no tener botones físicos.

Ademas, aunque el altavoz se comporta bien y nos da un sonido potente y sin fallos, el no tener un segundo altavoz en el otro extremo del terminal se acaba notando. He estado usando antes que este móvil un OnePlus 7T y el salto en este apartado es demasiado notorio.

Una pantalla única, pero con fallos

Aunque Huawei siempre ha dicho que los Mate son sus terminales enfocados a la productividad, en esta ocasión nos hallamos con un modelo que destaca, sobre todo, en diseño, y aquí la pantalla tiene mucho que decir.

Al contrario que en otros Mate y en la mayoría de móviles de gama muy alta y precio similar a este Mate 30 Pro, el panel que nos encontramos aquí es FullHD+, con una resolución de 2400 x 1176 px. Al tener una diagonal mayor a las 6.5 pulgadas, se aprecia una diferencia con otros modelos, aunque tampoco podemos decir que la nitidez sea baja, no se ve mal. Eso sí, no tenemos las resoluciones de terminales como el OnePlus 7 Pro, el Sony Xperia 1 o el Samsung Galaxy Note 10.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

La tecnología que usa es OLED, lo que permite implementar el sensor de huellas bajo el panel, pero aquí tampoco se ha echado el resto y no se ha usado una tasa de refresco de 90 Hz, algo que hemos visto incluso en móviles que cuestan menos de la mitad, como el realme X2 Pro. Nos quedamos en los 60 Hz.

Pero lo que de verdad llama la atención del panel es su extremada curvatura, que hace que mirándolo de frente parezca que no hay bordes laterales. Esto hace que cogerlo sea algo extraño y aunque no molesta cuando lo sostenemos de manera normal, sí que es algo menos cómodo cuando lo ponemos encima de la cara, como cuando estamos tumbados en la cama.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei sabe que muchos usuarios reniegan de los bordes curvados porque les hace más difícil escribir e interactuar con el móvil, por lo que tenemos una nueva sección en los ajustes de pantalla donde podemos escoger qué apps queremos que no se extiendan hasta el lateral.

Cómo desactivar la curvatura de la pantalla en el Huawei Mate 30 Pro
Te contamos cómo puedes hacer que las aplicaciones del Huawei Mate 30 Pro no usen la curvatura de la pantalla, por si te molesta pulsar en esa zona.

Gboard hasta el borde / Gboard sólo en zona no curvada

Como veis en la imagen superior, en mi caso he optado por desactivar esta opción en Gboard, que es el teclado que uso, ya que el que viene por defecto en EMUI 10, Swiftkey, no es de mi agrado (y no se puede desinstalar).

Un punto a favor del software de la pantalla, que hace uso de los sensores delanteros, es que podremos hacer que la interfaz de una aplicación gire en función de la posición de nuestra cara, no de la inclinación del móvil.

Siempre he dicho que no me molestan las pantallas curvadas, y hasta ahora era así. Me da la sensación que este caso es diferente. Me he encontrado con mas problemas que ventajas, por mucho que estéticamente el terminal gane con este diseño.

No hay botones de volumen en el Huawei Mate 30 Pro

Aquí tenemos que hacer otro inciso y es que Huawei ha apostado por eliminar los botones de volumen como hemos comentado antes, implementando un sistema háptico de control que nos obliga a tocar dos veces en la pantalla para subir o bajar el volumen.

El sistema en sí no es que funcione mal, aunque hay que acostumbrarse, pero hace que la interacción sea menos natural. Además, no es posible modificar el volumen con el móvil bloqueado y hacerlo en horizontal no es para nada cómodo.

Nos parece un paso en falso a la hora de lanzarse a un futuro en el que los móviles no tengan botones físicos. Podría ser así, pero aún no vemos que eso vaya a ser más cómodo, ni mejor.

Una cámara muy versátil… que recuerda al P30 Pro

Las cámaras se están convirtiendo en los elementos más relevantes de los móviles, sobre todo en la gama alta. Esto es algo que Huawei sabe y ha querido mejorar bastante desde los Mate 20 del año pasado. Ahora tenemos cuatro cámaras, que nos dan una versatilidad muy decente, aunque no haya cinco sensores, y es que esa parece ser la moda de final de año.

  • Cine: 40 Mpx f/1.8 PDAF.
  • SuperSensing Cinema Gran Angular: 40 Mpx f/1.6 OIS.
  • Telefoto: 8 Mpx f/2.4 OIS x3 Zoom óptico.
  • Sensor de profundidad 3D.

El sensor principal usa un patrón RYYB similar al de los Huawei P30 Pro. Esto hace que las fotos sean algo más cálidas pero que tengan menos ruido y más detalle en situaciones complicadas, como la baja luz.

Además tenemos un sensor gran angular de nada menos que 40 Mpx, que está estabilizado y nos permite grabar de una forma pocas veces vista.

El telefoto tiene una resolución menor, 8 Mpx, y nos da un zoom óptico 3x, un zoom híbrido 5X y un zoom digital de 30 aumentos. Es lo que teníamos en el Mate 20 Pro y parece que se ha optado por no usar un periscopio o mayores alcances para no eclipsar al P30 Pro.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

La calidad con buena luz es la esperable en un terminal de esta categoría. Tenemos un HDR bien conseguido, un rango dinámico amplio y un detalle correcto. El zoom, de 3 aumentos, se comporta de forma correcta, con un contraste y saturación ligeramente superior al sensor principal, pero sin llamar demasiado la atención. Y el zoom híbrido, de 5 aumentos, sigue siendo plenamente usable, como lo era en el P20 Pro y Mate 20 Pro.

Esto también pasa en el gran angular, que sin ofrecer una temperatura de color o detalles diferentes al sensor principal, sí que muestra un ligero cambio. Eso sí, hay que mirar y fijarse para notarlo.

La inteligencia artificial sigue haciendo acto de presencia, dando diversos procesados a las fotos en función de lo que estemos mirando. Y el modo retrato sigue siendo algo artificial, nos recuerda mas al del Mate 20 Pro que al del P30 Pro.

De noche es cuando este móvil brilla especialmente. Al igual que el P30 pro, al tener un sensor RYYB no nos hace falta usar el modo noche especial, que nos da imágenes algo más irreales.

El detalles bastante bueno, salvo en el telefoto, donde se nota la menor resolución y apertura. Además, el rango cromático es diferente en las fotos con el angular y el gran angular, dando este último imágenes más anaranjadas.

En cuanto a la cámara delantera, tenemos un sensor de 32 Mpx, con un comportamiento muy bueno y salvo en algunas ocasiones donde el HDR ha jugado una mala pasada, se comporta bien.

El video es la estrella en el Mate 30 Pro

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei ha querido seguir centrando la serie P en la fotografía, y para los Mate se ha centrado en la videografía, algo que no se suele tener muy en cuenta en móviles Android.

Para ello ha integrado un módulo de cámara llamado SuperSensing centrado en grabar vídeo con mejor calidad que sus rivales.

Entre las funciones que destacan de este móvil están la posibilidad de grabar vídeos con muy poca luz, cámara lenta, el time-lapse o el poder grabar con el gran angular con 4K.

De esas funciones sin duda la más llamativa es la cámara ultra lenta. En un momento en el que la mayoría de móviles de gama alta se ha plantado en la grabación a 960 fps con calidad HD, Huawei ha llevado esto a otro nivel dando calidad FHD, algo que llevábamos tiempo pidiendo y que sólo algún modelo de Sony nos daba.

Pero lo más espectacular es la cámara ultralenta a 7860 fps que es capaz prácticamente de congelar el tiempo. Eso sí, aquí nos limitamos, por temas relacionados con la memoria, a una resolución de 1280 x 720 px, y la calidad se nota que no es muy alta cuando vemos el vídeo en una pantalla FHD o superior.

La calidad de la grabación es muy buena, y podemos grabar (por fin) a 4K 60 fps. Además, tenemos una grabación bien estabilizada y un sensor que se ajusta muy rápido a los diferentes entornos en función de la luz.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Podemos cambiar de sensor cuando estamos grabando, sin pausar el vídeo, pero la transición entre ellos se nota demasiado y no es, como nos gustaría, invisible. Ademas, la estabilización de noche sigue siendo un punto a mejorar, como pasa en absolutamente todos los terminales que he probado.

Con la cámara delantera tenemos una experiencia mixta. El enfoque es algo que creemos podría mejorar, y si bien la estabilización es correcta, sin mas, nos da la sensación de que otros modelos de esta marca lo hacen mejor. Además, al contrario de lo que pasa a la hora de hacer fotos, cuando grabamos el recorte es tal que hace que tengamos que alejar la mano mucho de a cara, y teniendo en cuenta lo sumamente resbaladizo que es el móvil, no parece una buena idea.

La autonomía es demencial, en el buen sentido

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Uno de los aspectos más impresionantes de Huawei en todos sus terminales de gama alta es la autonomía. El Huawei Mate 30 Pro no sólo tiene una gran capacidad, con 4500 mAh, sino que además dispone de una carga rápida de 40W e incluso tiene carga carga inalámbrica de 27 W. Y sí, tiene carga reversible, más rápida que la de sus antecesores, pero no es algo que hayamos usado de forma continuada.

En la primera prueba de autonomía hemos estado jugando a HearthStone, Honkai Impact Third, hemos usando Instagram, configurado muchas aplicaciones… y lo hemos usado mayormente en Wifi. Hemos llegado a las 6 horas y media de pantalla con mas de 48 horas de batería total.

En la segunda prueba de autonomía hemos hecho fotos en exteriores, algunos vídeos, un par de llamadas y algunas partidas a Honkai Impact Third y Golf Battle, aunque no a HearthStone. Hemos llegado a las 7 horas y media de pantalla con casi 40 horas de batería total.

En la tercera prueba de autonomía hemos estado mucho tiempo en exteriores, haciendo fotos y jugando en interiores, además de usando Instagram. No obstante, lo hemos usado menos que en anteriores pruebas pero de forma más cercana a la realidad de la mayoría de usuarios. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 35 horas de batería total.

La última prueba que hemos medido (hemos estado usando casi dos semanas el terminal) ha sido singular porque hemos usado el móvil una jornada entera de 13 horas, habiendo llegado a las 6 horas de pantalla… y aún nos sobraba un 43% de batería.

Pues eso, demencial.

El software daña la experiencia con el Huawei Mate 30 Pro

Y llegamos a la parte mas importante del análisis, y es extraño porque en muchas ocasiones es la que menos miramos, dado que todos los móviles Android se parecen mucho.

Huawei ha sido valiente al lanzar su Mate 30 Pro en Europa pese a no tener la licencia de Google para usar sus aplicaciones, pero eso nos da más de un dolor de cabeza.

Tiene Android, pero no Google Play

Lo primero que tenemos que dejar claro es que el Huawei Mate 30 Pro usa Android 10, así como EMUI 10. En estética y funciones se parece mucho a lo que ya analizamos en fase de pruebas en el Huawei P30 Pro y que podéis leer en su análisis.

Ver vídeo

El problema viene cuando queremos hacer uso de las aplicaciones de Google ya que no tenemos los servicios instalados, ni tampoco las aplicaciones. Como os hemos contado ya, es posible instalar los servicios de Google de forma más o menos sencilla, pero sigue habiendo inconvenientes.

Ver vídeo

Sin pagos móviles con Google Pay

Una de las pegas es que pese a tener acceso a la Google Play Store, a Google Maps o Gmail, servicios como Google Pay no están operativos, dado que Google no ha certificado estos terminales.

La aplicación en sí sí que funciona, y podemos usarla como gestor de billetes de avión, por ejemplo, pero no podemos usarla para su función principal, pagar.

Problemas con el asistente de Google

Al iniciar el móvil, tras instalar los servicios de Google, nos dimos cuenta de que el asistente no estaba instalado, algo normal porque no había ninguna app de los dueños de Android. Así pues, nos descargamos la aplicación y la configuramos, y funciona casi con total normalidad.

La excepción, al menos en nuestro caso, la da la configuración de los Contactos Favoritos, que no nos permite añadir unos nuevos, algo que sí es posible si lo hacemos en otros móviles. Si lo intentamos la app nos manda de nuevo a la pantalla de los ajustes.

Netflix también da problemas en el Huawei Mate 30 Pro

Análisis Huawei Mate 30 Pro

De forma colateral, también tenemos problemas con Netflix y es que el servicio de streaming hace ya dos años que dejó de dar soporte para móviles que no estuvieran certificados por Google. Esto hace que si la buscamos en la Play Store no la encontremos.

Cómo usar Netflix en móviles no certificados por Google: Xiaomi…
Os contamos cómo solucionar el problema que evita poder usar Netflix en móviles no certificados por Google como los móviles chino, Xiaomi…

La solución pasa por seguir los pasos de este artículo, pero ya os avanzamos que os quedaréis sin funciones como la descarga de contenido offline.

La realidad aumentada está limitada

Aunque no es un tipo de juegos al que le preste mucha atención, mientras realizaba el análisis de este dispositivo salió para Android un juego basado en realidad aumentada, Angry Birds: Isle of Pigs.

Cuál no fue mi sorpresa al ver que el Mate 30 Pro no lo mostraba como compatible. Pensé que se sería por no tener los servicios de realidad aumentada de Google de serie, así que fui a instalarlos… pero no estaban.

Usando enlaces externos logré abrir las fichas correspondientes en la Google Play Store y ahí estaba el mensaje: «Tu dispositivo no es compatible con esta versión«. Decidí descargar los APKs de forma manual e instalarlos y si bien conseguí hacerlo, no he logrado arrancar el juego.

Otros fallos extraños

Análisis Huawei Mate 30 Pro

A estos dos problemas importantes tengo que sumar otro muy raro. Me he dado cuenta de que cuando tengo activo el modo No Molestar y entro en las historias de Instagram, no funciona el audio de las mismas. En otras aplicaciones como Youtube no hay problema, y si desactivo este modo las escucho sin problema, por lo que parece ser un fallo del software.

Como veis, aunque Huawei deja claro que este es un móvil para usuario avanzados (y no le falta razón), la cantidad de fallos que tenemos en el apartado del software hace que nos planteemos incluso si para ellos es una buena elección.

No se garantiza la actualización a Android 11

Otra duda que nos quedaba es si este móvil se actualizará dentro de unos meses a Android 11. Hemos hablado con Huawei y nos han informado de que no es algo que se pueda garantizar, porque no depende de ellos.

Google podría cambiar las reglas de la actualización de Andrid AOSP y Huawei quizás no pudiera cumplirlas, por el veto de Estados Unidos. También podrían quedarse las cosas como están y sí podrían actualizar, pero como decimos, no hay garantías.

Posible luz al final del túnel

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Al hablar con algunos responsables de Huawei, nos han indicado que, de ser posible legalmente, ellos podrían lanzar una actualización de los Mate 30 Pro con un nuevo software en el que se incluyeran de serie las aplicaciones y servicios de Google.

Esta OTA haría que el interior del Mate 30 Pro fuera casi idéntico al de los P30 Pro, sin los problemas mencionados.

El problema es que esa decisión no depende de Huawei, sino del gobierno estadounidense, que sigue estudiando las cientos de solicitudes de empresas que quieren realizar negocios con la firma china, pero que debido a la inclusión de esta en la Entity List, necesitan una aprobación expresa del gobierno americano..

Un móvil difícil de recomendar

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei tenía todas las papeletas para lograr que el Huawei Mate 30 Pro fuera el mejor móvil del año. Aunque la pantalla no estuviera al nivel de sus rivales, el resto de sus especificaciones luchaban de tú a tu y en algunos casos incluso ganaban de forma abrumadora.

Sólo hay un problema. El problema.

Aunque Huawei ha dejado claro que este smartphone está pensado para esas personas que quieren ensuciarse las manos, cacharrerar, trastear y modificar cosas sin miedo de su teléfono, nosotros no lo tenemos claro.

Obviamente, siempre ha habido geeks que han importado dispositivos de China, que hemos instalado ROMs, instalado los servicios de Google en móviles que no lo permitían, que hemos modificado Android más allá de lo que hacía la gente normal… pero no conozco ninguno de ellos que no valorara mucho el coste que se ahorra al hacer eso.

¿Recomendaría este terminal? Honestamente, es difícil.

Si Huawei pone en algún momento a la venta este dispositivo a un coste más cercano a la gama alta económica como los Xiaomi Mi 9, realme x2 Pro o OnePlus 7T, quizás tenga alguna oportunidad. Si estamos hablando de competir con el iPhone 11 Pro, Samsung Galaxy Note 10 o Pixel 4, no.

Obviamente, si el problema con el gobierno americano se solventa y finalmente el Mate 30 Pro puede venderse, o actualizarse, con las aplicaciones de Google, la conclusión podría ser otra.

La entrada Análisis Huawei Mate 30 Pro: una bestia herida aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

26Oct/19

Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista

Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista

Desde que Motorola estrenó su nueva gama One ha ido añadiendo nuevos dispositivos a ella. Junto al One original, vinieron el One Vision y recientemente el One Action. Estos dos dispositivos muy similares entre ellos, algo que no ocurre en el nuevo miembro de la gama, el nuevo Motorola One Zoom.

Análisis del Motorola One Action, 3, 2, 1… ¿acción?
Analizamos el nuevo miembro de la gama Motorola One, siendo el turno de la versión Action. Un teléfono que nos promete auténticas aventuras ¿lo logrará?

El nuevo Motorola One Zoom rompe con todo lo establecido hasta ahora en la gama One. Apostando por un escalón superior en la gama media/alta y aventurándose en un terreno lleno de duros rivales. ¿Estará a la altura? Habrá que hacer zoom para verlo al detalle.

Características del Motorola One Zoom

Un breve repaso a las especificaciones del nuevo Motorola One Zoom nos da una primera idea sobre este dispositivo. Siendo un dispositivo que rompe de manera radical la tendencia impuesta hasta ahora por el resto de la gama One.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 155 x 75 x 8.8 mm
    • Peso: 190 gramos
    • Colores:
      • Gris eléctrico
      • Morado cósmico
  • Pantalla
    • Tipo: OLED
    • Tamaño: 6.4 pulgadas | 19.5:9
    • Resolución: 2340 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Qualcomm Snapdragon 675
      • Ocho núcleos hasta 2 GHz @ Kryo 460
    • GPU: Adreno 612
    • Sistema Operativo: Android 9 Pie
  • Memoria
    • Interna: 128 GB + 4 GB RAM
    • MicroSD: Hasta 1 TB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/1.7 OIS PDAF
      • Ultra gran angular: 16 MPX f/2.2 Campo de visión de 117º
      • Telefoto: 8 MPX f/2.4 Zoom óptico x3 OIS
      • Profundidad: 5 MPX
    • Delantera: 25 MPX f/2.0
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 3.1 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas bajo pantalla
    • Acelerómetro, giroscopio, proximidad y brújula
  • Protección: Nano recubrimiento Pi2 hidrófugo
  • Batería
    • 4000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: TurboPower 15W

El nuevo Motorola One Zoom ha subido la apuesta, desmarcándose de los One Vision y Action. Dispone de una pantalla más tradicional, con una relación de aspecto 19,5:9 de 6.4 pulgadas. Pero en esta ocasión encontraremos un panel OLED y lector de huellas bajo la pantalla.

Análisis del Motorola One Vision: God save the Queen

Bajo la carcasa nos reencontramos con Qualcomm, en esta ocasión un Snapdragon 675 unido a Android 9 Pie. La versión de Android es otra de los detalles diferenciadores, que más adelante acometeremos. En el apartado fotográfico, haciendo honor a su nombre, encontramos cuatro sensores siendo uno de ellos un Zoom.

Un cristal que no lo parece

Nada más sostener el nuevo Motorola One Zoom en la mano notamos dos detalles de su personalidad. Uno es su peso, unos 190 gramos que le aportan solidez al dispositivo. El segundo es su diseño trasero,un panel de cristal que a primera vista parece aluminio cepillado.

Regresando al panel delantero, tal como hemos comentado anteriormente sigue una línea más tradicional, gracias al uso de una pantalla de 6.4 pulgadas con una relación de aspecto 19,5:9 que lo aleja de los 21:9 usados en modelos anteriores. La cámara delantera ha abandonado el diseño en forma de isla, abrazando de nuevo el notch en forma de gota.

Un cristal que no lo parece

Si hacemos un repaso por el borde, de aluminio serie 6000, encontraremos algunas peculiaridades en la disposición de los elementos. Destacando el botón de encendido, que recupera la textura rugosa que tanto nos gusta, junto al botón listo para controlar el volumen. Ambos situados en el lado derecho del dispositivo.

Deslizándonos hacia la zona inferior nos encontraremos con la toma de auriculares, el puerto usb tipo C y el micrófono del teléfono. ¿Hechas en falta algo? Sigamos. Subiendo de nuevo por el lado izquierdo, no encontraremos nada que destacar, quedándonos por examinar solo la zona superior.

El altavoz se encuentra en la zona superior, junto a la bandeja para la SIM

Una vez en el borde superior, lo primero que nos encontramos es el único altavoz del Motorola One Zoom, unido al micrófono de cancelación de ruido y la bandeja para la SIM + MicroSD. Desde luego, especialmente en el altavoz, usa una ubicación poco habitual en un smartphone. Dotando de personalidad al nuevo Motorola.

Pasando al panel trasero encontramos el mayor exponente del diseño del One Zoom. En la zona superior, situado en el centro, encontramos un área que sobresale unos milímetros del perfil. Ahí encontraremos los cuatro sensores de la cámara de fotos, junto con el logotipo de Motorola. Esta vez no viene unido al lector de huellas, ya que se encuentra bajo la pantalla.

De hecho, el logotipo en el nuevo Motorola One Zoom hace las veces de led de notificaciones, que podemos configurar en los ajustes del dispositivo. Sin embargo, a menos que tengamos siempre el teléfono boca abajo, dicho elemento carece de utilidad. Unido a que solo brilla unos segundos y luego se apaga, desaprovechándose así una buena idea.

El botón de encendido tiene una textura rugosa para poder diferenciarlo sin mirar

Si ponemos todo lo anterior en perspectiva, el nuevo Motorola One Zoom tiene un diseño elegante, que transmite robustez y sin estridencias. El cristal trasero con ese efecto de aluminio cepillado tiene un tacto suave y no atrapa las huellas en exceso. Su uso en el día a día es realmente cómodo, gracias especialmente a la recuperación de la relación de aspecto 19,5:9 que le dota de ese ancho extra.

Otro aspecto que aporta valor al nuevo One Zoom es la presencia de un tratamiento hidrófugo, que no hace al teléfono acuático, pero añade más protección que si no lo tuviera. Para más protección, Motorola incluye junto al smartphone una funda protectora, un detalle muy positivo aunque nos oculte el diseño del smartphone.

Me llamo Snap, Snapdragon 675

Motorola ha regresado a Qualcomm para dotar de potencia al nuevo One Zoom, en concreto el Snapdragon 675, ha sido el elegido para ocupar el interior del dispositivo. Una elección un tanto extraña, ya que muchos de sus rivales hacen uso de la gama 700 de Qualcomm e incluso la gama 800.

Dejando a un lado este detalle, el nuevo Motorola One Zoom muestra una gran fluidez en el uso diario. Moviéndonos entre aplicaciones sin retraso alguno y ofreciendo una respuesta instantánea en todo momento. Un trabajo bien desempeñado no solo por el Snapdragon, sino por el uso de un software limpio casi AOSP.

Me llamo Snap, Snapdragon 675

Hemos probado el nuevo One Zoom con varios juegos, desde los exigentes Asphalt 9 y Shadowgun Legends, junto a novedades como el reciente Mario Kart Tour. La experiencia de juego es totalmente satisfactoria, pese a las pequeñas ralentizaciones de microsegundos, algo que no encontramos en los One que usan Exynos.

El conjunto se completa con una configuración basada en 4 GB de memoria RAM, que nos permiten ejecutar un gran número de aplicaciones y mantenerlas en segundo plano. Unido a unos extensos 128 GB de almacenamiento que además de permitirnos guardar todo aquello que necesitemos, goza de una velocidad de lectura/escritura destacable.

El Motorola One Zoom se sitúa un escalon por debajo en rendimiento en juegos respecto al resto de la gama

Si ponemos en la mesa todos estos elementos, podemos ver que en el nuevo Motorola One Zoom han decidido dotar de una experiencia distinta respecto al resto de la gama. Ofreciendo un conjunto solvente y equilibrado, que gracias a la eficiencia energética del procesador, no se calienta en exceso ni en situaciones estresantes.

Pero, siempre hay uno, tal como decíamos al principio el nuevo Motorola One Zoom quizá muestra alguna desventaja si lo comparamos con sus rivales. Debemos recordar que aspira a una gama superior, respecto al resto de la gama One, en la que encontramos rivales basados en Snapdragon 730 o similares.

 OLED en un regreso a lo tradicional

Seguimos avanzando en el análisis del nuevo Motorola One Zoom y seguimos encontrándonos elementos que lo diferencia cada vez más del resto de la gama. En el caso de la pantalla, destaca su panel OLED de 6.4 pulgadas y relación de aspecto 19,5:9 que goza de una resolución de 2340 x 1080 píxeles.

Un conjunto que ofrece un gran nivel de detalle, junto con una reproducción de colores vibrantes que entra dentro de lo que podemos esperar de un panel de este tipo. Pudiendo elegir entre tres perfiles de color en los ajustes del dispositivo, siendo el Saturado el que mejor partido le saca a la pantalla del One Zoom.

La relación de aspecto más tradicional, unido a un notch en forma de gota, pone a nuestra disposición una gran superficie de la pantalla que podemos disfrutar en cualquier situación. Luciendo sus mejores galas en el apartado multimedia, ya sea jugando o consumiendo contenido de las diversas plataformas que tenemos disponibles.

A pesar de ser un panel OLED, no disponemos de compatibilidad con HDR como alguno de sus rivales. Pero gracias al uso de este tipo de panel, si contamos con un lector de huellas situado bajo la pantalla. El cual tiene un funcionamiento correcto, a veces un poco perezoso, pero nada que una actualización de software no pueda solucionar.

La pantalla OLED aporta un plus de calidad al nuevo Motorola One Zoom

Poniendo en perspectiva todo lo anterior, el nuevo Motorola One Zoom ofrece una experiencia visual que está a un gran nivel, pese a la ausencia de HDR. La apuesta por un diseño más tradicional, saca a la luz que los 21:9 aún están un poco verdes, siendo la pantalla del One Zoom la que aprovecha mejor los contenidos que tenemos a nuestra disposición.

Una autonomía que sorprende

Las apariencias pueden engañar al ver el nuevo Motorola One Zoom, estamos ante un smartphone de grandes dimensiones, ancho y pesado. Siempre respecto al resto de la gama One, no olvidemos ese detalle. Un conjunto de aspectos que pueden hacernos pensar que es un dispositivo con el que necesitaremos un enchufe siempre a nuestro alrededor.

Y nada más lejos de la realidad, gracias principalmente a su batería de 4000 mAh, unida a la carga rápida Turbo Power de 15w que viene de la mano de Motorola. Ofreciendo unas respetables cifras en términos de autonomía e igualmente respetables a la hora de cargar el dispositivo.

Disponemos de gran autonomía y carga rápida, una combinación excelente

Si hablamos de autonomía, haciendo un uso intensivo del nuevo Motorola One Zoom, hemos obtenido unas 8 horas y media de autonomía como valor más bajo, alcanzando casi 10 horas en un uso más relajado del dispositivo. Algo a lo que contribuye un gran trabajo realizado en el apartado de software por parte de Motorola.

Todas las conexiones y un sonido especial

Aquellos que gusten de tener la mayor cantidad de opciones de conexión, están de enhorabuena. El nuevo Motorola One Zoom incluye todas y cada una de las que existen en la actualidad. Empezando por las conexiones inalámbricas, encontramos la presencia de WiFi 802.11ac, bluetooth 5.0 y a los asiduos de pagar con el móvil, dispone de NFC.

Todas las conexiones y un sonido especial

Poniendo la guinda la presencia de USB 3.1 Tipo C, algo poco habitual en esta gama, unido a la irreducible toma de auriculares para nuestro gozo y disfrute. Un apartado sonoro que destaca por incorporar la imprescindible Radio FM, que se complementa con el único altavoz con el que cuenta el nuevo One Zoom.

Más allá de la situación en el borde superior del dispositivo, teniendo las mismas probabilidades de taparlo al sujetar el teléfono que si se encontrara en el borde inferior. Goza de una potencia y nitidez sorprendentes, una pena no poder disfrutarlo en estéreo, evitándonos la necesidad de auriculares según la situación.

Un Motorola One ¿sin Android One?

Junto a la llegada de la nueva gama Motorola One sentimos un soplo de aire fresco, Android One nos garantiza que tendremos actualizaciones si o si durante al menos 2 años. Y teniendo en cuenta que Motorola en los últimos tiempos flojea en ese aspecto, esta nueva gama situaba a la compañía en una posición de la que nunca debió bajarse.

El Motorola One  y más tarde los recientes One Action o One Vision venían de la mano de Android One en su interior. Por lo que al asistir a la presentación del nuevo miembro de la gama, el Motorola One Zoom, dábamos por sentado que vendría con Android One. Un pensamiento lógico, excepto para Motorola que ha decidido prescindir del mismo.

El nuevo Motorola One Zoom lleva un Android limpio, con personalizaciones que aportan utilidad

Así que tenemos un Motorola ONE Zoom, que no lleva Android One, pero por otro lado sabemos que Motorola suele usar una personalización de Android muy limpia. Notando dicha personalización en la presencia de las acciones Moto o la pantalla Moto, que aportan valor a la experiencia de uso.

Sin embargo, el punto débil de Motorola, tal como hemos mencionado anteriormente, está en las actualizaciones. Algo que sale a la luz al ver que los One Action y One Vision disponemos de Android 9 actualizado a septiembre de 2019, esperando la llegada del parche de octubre.

Un Motorola One ¿sin Android One?

Mientras que en el One Zoom disponemos de Android 9 actualizado a julio de 2019, una evidente prueba de la ausencia de Android One en el dispositivo. Desconocemos la razón de prescindir de Android One en el buque insignia de la gama Motorola One, pero si no lo compensan con un trabajo impecable en actualizaciones, es algo que resta puntos a la experiencia.

Una experiencia que como hemos comentado es muy satisfactoria en el día a día, disfrutando de un sistema que se mueve de manera muy fluida. El añadido de las acciones Moto nos beneficia con accesos directos que mejoran el uso del teléfono, ojalá otras marcas añadieran acciones similares a sus dispositivos.

No encontrar Android One en un smartphone llamado Motorola One es, desconcertante

Poniendo todo el apartado del software en el Motorola One Zoom en perspectiva, la sensación es agridulce. Disponemos de una experiencia de uso diario realmente pulida y con añadidos que aportan valor. Pero por otro no disponemos de aquello que da nombre al dispositivo, la ausencia de Android One se nota y mucho.

La fotografía multiplicada por cuatro

Hemos llegado al apartado que da nombre al nuevo Motorola One, una fotografía que viene acompañada de la presencia de cuatro sensores, uno de ellos un zoom óptico de tres aumentos. Pudiendo disfrutar, al menos sobre el papel, de una experiencia fotográfica adaptada para casi cualquier situación.

Disponer de cuatro sensores, es ideal para dar rienda a nuestra creatividad

Como principal tenemos un sensor de 48 megapíxeles, con filtro Quad-Bayer similar al usado en el One Vision. El uso de dicha tecnología nos brindará fotografías de 12 megapíxeles llenas de detalles, incluso en condiciones escasas de iluminación. La incorporación del estabilizador óptico nos ofrecerá grandes resultados.

Si pasamos al siguiente sensor nos encontramos con un UGA, ultra gran angular, de 16 megapíxeles. Similar al usado en el One Action, con la diferencia de no estar girado 90 grados y que en el One Zoom podemos usar para hacer fotos. Proporcionándonos un campo de visión de 117 grados, idóneo para paisajes o edificios..

La fotografía multiplicada por cuatro

Y llegamos al sensor que da nombre al nuevo Motorola One Zoom, un telefoto de 8 megapíxeles y zoom óptico de tres aumentos. Que gracias a la presencia del estabilizador óptico, nos permite captar con todo detalle aquello que encontremos a lejos de nosotros. Ideal para captar los detalles en la fotografía urbana.

Completando el cuarteto encontramos un sensor de profundidad de 5 megapíxeles, que se usará principalmente en el modo retrato y dotará de un bello desenfoque a nuestras fotografías. Este es el hardware, el cual sitúa al nuevo One Zoom como una de las opciones más completas en este apartado.

Los cuatro sensores del Motorola One Zoom proporcionan una gran polivalencia

Pero como ya sabemos y Google recientemente nos ha recordado, la fotografía no es solo el número de sensores o los megapíxeles, sino que un alto porcentaje se basa en el software que interpretará toda esa información. Un software de cámara que ofrece grandes posibilidades en el nuevo Motorola One Zoom.

Gracias a la diversidad de sensores, contamos con distintos modos de fotografía y un modo manual que nos permitirá exprimir hasta el último megapíxel de los mismos. En dicho modo podemos realizar fotografías en RAW, por lo que captaremos toda la información del sensor y disfrutaremos hasta del más mínimo detalle.

Unos detalles que a veces se pierden al hacer uso del modo automático, el cual nos brinda JPG con un procesado a veces agresivo. Algo que no notaremos al fotografiar a plena luz del día, donde obtendremos fotografías coloridas y llenas de detalle. Sin embargo, a medida que la luz brille por su ausencia, el procesado será más notorio.

Especialmente al hacer uso del UGA o del Telefoto, sensores en los que notaremos la perdida tanto de detalle como de colorido en condiciones de poca luz. Siendo el sensor principal el único que mantiene un nivel aceptable en tal situación. Algo que, como hemos mencionado anteriormente, podemos solventar haciendo uso del modo manual y la fotografía en RAW.

Si ponemos sobre le mesa todo lo anterior, el nuevo Motorola One Zoom pone a nuestra disposición una de las experiencias fotográficas más completas que podemos encontrar. Y la polivalencia de disponer de distintos sensores, adecuándonos a cada situación, unido a la estabilización óptica. Simplemente es una gozada, siempre que evitemos el procesado del jpg.

Motorola One Zoom, brillante a pesar de sus sombras

Durante este año hemos asistido a la llegada de la gama Motorola One, la cual tiene como principal reclamo el estar basado en Android One. Lo que pone a nuestra disposición dispositivos de Motorola que recibirán actualizaciones durante mínimo 2 años. Algo que no veíamos en mucho tiempo.

Si hablamos del Motorola One Zoom, es un smartphone del que esperábamos dos puntos principales. El primero, al ser un Motorola One, la presencia de Android One. El segundo, que da nombre al teléfono, la presencia de un Zoom. La sorpresa salta cuando no encontramos ni rastro de Android One por ningún lado.

Motorola One Zoom, brillante a pesar de sus sombras

Este simple aspecto hace que de igual que se llame One Zoom, como podría haberse llamado G Zoom. Ya que ni se parece en diseño, ni en software al resto de la gama. Al menos en el aspecto fotográfico si está dentro de lo esperado, incluso por encima de lo esperado gracias a la presencia de cuatro sensores.

Y aquí es donde el Motorola One Zoom empieza a brillar, su propuesta fotográfica tan variada. Unido a un diseño robusto, que dota de personalidad al dispositivo gracias a la disposición de sus cámaras y al uso del cristal con ese efecto de aluminio cepillado que enamora. Siguiendo por un desempeño más que solvente en líneas generales.

El nuevo Motorola One Zoom pudo ser un smartphone perfecto...

Todo esto en conjunto hace que tengamos la sensación de que Motorola ha tenido la oportunidad de oro de hacer un teléfono redondo, casi perfecto. Pero la ausencia de Android One, la elección del Snapdragon 675 y su precio inicial lo alejan de dicho honor. Haciendo que se disuelva en un segmento lleno de duros rivales, que no tendrán piedad.

Nombres como Xiaomi Mi 9T Pro, Samsung Galaxy A70, Huawei P30 y OnePlus 6T son tiburones que nadan en la misma piscina. Algo que no habría sido un problema si el Motorola One Zoom tuviera algo más de potencia bajo su carcasa, pero no es así. Y la ausencia de Android One resta argumentos para justificarlo.

Puedes adquirir el nuevo Motorola One Zoom en Amazon.es por 429€

Un pequeño reajuste en el precio colocaría al nuevo Motorola One Zoom como una gran opción a recomendar, especialmente si somos amantes de la fotografía. Su software limpio, casi Android puro con la genialidad de las acciones Moto, son otro punto positivo de un smartphone que casi roza la gloria. Ay Motorola, Motorola… que oportunidad desaprovechada.

La entrada Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

17Oct/19

Análisis del Motorola One Action, 3, 2, 1… ¿acción?

Análisis del Motorola One Action, 3, 2, 1... ¿acción?

En un momento en el que parecía que Motorola estaba diluyéndose en el gran universo de dispositivos Android, han aparecido con una nueva gama de dispositivos que poco a poco los está devolviendo de donde nunca debieron dejar de estar.

Ya analizamos el primer miembro de la gama Motorola One, en su variante Vision, que nos dejó buenas sensaciones. Un smartphone cuyos referentes son la pantalla 21:9, su cámara de 48 megapíxeles y estar basado en Android One. Hoy le toca el turno a su versión Action, la cual trae un enfoque algo distinto.

Características del Motorola One Action

Repasando las especificaciones del nuevo Motorola One Action podría parecernos a primera vista que es exactamente igual que el Motorola One Vision. Algo que es cierto en un alto porcentaje, siendo en los pequeños detalles donde encontraremos las diferencias.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 160.1 x 71.2 x 8.7 mm
    • Peso: 176 gramos
    • Colores:
      • Azul vaquero
      • Blanco perla
      • Verde azulado
  • Pantalla
    • Tipo: LTPS IPS
    • Tamaño: 6.3 pulgadas | 21:9
    • Resolución: 2520 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Samsung Exynos 9609
      • Ocho núcleos hasta 2.2 GHz
    • GPU: Mali MP3-G72
    • Sistema Operativo: Android 9 Pie | Android One
  • Memoria
    • Interna: 128 GB + 4 GB RAM
    • MicroSD: Hasta 512 GB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 12 Mpx f/1.8 PDAF
      • Acción: 12 Mpx f/1.8 117º de campo de visión
      • Profundidad: 5 Mpx
    • Delantera: 12 Mpx f/2.0
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 2.0 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas trasero
    • Acelerómetro, giroscopio, proximidad y brújula
  • Protección: IPX2 frente al agua
  • Batería
    • 3500 mAh Li-Po
    • Carga rápida: TurboPower 10W

El nuevo Motorola One Action sigue teniendo esa esencia que hacía especial al One Vision. Disponemos de una pantalla con una relación de aspecto 21:9, con la cámara delantera en forma de isla en una esquina de la pantalla. Bajo la carcasa encontraremos el Samsung Exynos 9609 junto con Android 9 basado en Android One.

Lo que hace distinto al nuevo Motorola lo encontraremos en el apartado fotográfico, dejando de lado el sensor de 48 megapíxeles para incorporar dos sensores de 12 megapíxeles. Uno dedicado a fotografía y otro dedicado principalmente a video de acción, de los que hablaremos más adelante.

Demasiado bonito como para ensuciarlo

Una vez que tenemos el nuevo Motorola One Action entre manos, lo primero que capta nuestra atención es su diseño alargado a la par que estrecho. Esto es debido gracias a su pantalla de 6.3 pulgadas y relación de aspecto 21:9. Otra seña de identidad es su cámara delantera, situada en una esquina a modo de isla.

Si pasamos al panel trasero ya empezamos a ver la personalidad propia del nuevo Motorola. En dicho panel encontraremos un diseño elegante, pero con un toque deportivo, que abandona el delicado cristal para hacer uso del plástico para el cuerpo. Algo que se adecua al leit motiv del nuevo Motorola One Action.

Demasiado bonito como para ensuciarlo

Haciendo un repaso por el borde del dispositivo encontraremos todo lo que la gran mayoría de usuarios esperan en su próximo smartphone. En el lado derecho están los botones de volumen y de encendido, dejando para el lado izquierdo la bandeja para la tarjeta microSD y la SIM.

Llegando al borde inferior tenemos el micrófono de llamadas, el puerto USB 2.0 Tipo C y el único altavoz con el que cuenta el nuevo Motorola One Action. Dejando el borde superior para el micrófono de cancelación de ruido y la toma de auriculares, algo que siempre es bienvenido encontrar.

El acabado en plástico tiende a sufrir arañazos

Regresando al panel trasero encontramos los tres sensores de la cámara en la esquina superior izquierda, sobresaliendo unos milímetros del cuerpo del dispositivo. Dejando el principal protagonismo para el logotipo de Motorola, que hace las veces de lector de huellas. Esta ubicación ofrece un acceso natural a dicho lector al sujetar el smartphone.

El uso de un plástico brillante es un imán para los pequeños arañazos

En conjunto el nuevo Motorola One Action es un teléfono que transmite robustez y su diseño denota elegancia. Quizá demasiada elegancia, para un smartphone destinado a captar los mejores momentos de acción, echando en falta tener algo más que la protección IPX2 o de la protección que pueda otorgarnos la funda incluida.

¿Exynos en un Motorola?

La elección del Samsung Exynos 9609 para dar vida al nuevo Motorola One Action es otro de esos detalles que dotan de personalidad al nuevo smartphone. Ya que no suele ser habitual encontrarlo lejos de dispositivos Samsung o algunos Meizu.

Dejando atrás este anecdótico detalle, el desempeño en el uso diario es más que satisfactorio. Obteniendo en todo momento una rápida respuesta a nuestras exigencias, ya sea en tareas sencillas o exprimiendo hasta el último nanómetro en juegos exigentes.

¿Exynos en un Motorola?

Si a la receta unimos Android One, poniendo a nuestra disposición la experiencia más pura de Android, estamos ante un conjunto equilibrado a la par que solvente. Hay que destacar que incluso en tareas exigentes, el teléfono apenas se calienta un poco por encima de lo habitual.

Y eso que hemos hecho sudar al nuevo Motorola One Action, enfrentándolo a títulos exigentes como Asphalt 9, Shadowgun Legends o Honkai Impact 3rd. Teniendo una experiencia de juego sin ninguna bajada de rendimiento, a pesar de las largas sesiones de juego.

El Motorola One Action ofrece un rendimiento más que solvente

Poniendo el foco en otro de los aspectos que determinan el buen o mal rendimiento de un smartphone, el almacenamiento y memoria RAM, estamos ante una apuesta sobre segura. Disponemos de 128 GB de almacenamiento, por lo que podremos instalar, descargar y grabar todo lo que se nos ocurra sin preocuparnos.

Los 4 GB de memoria RAM nos permiten abrir varias aplicaciones y pasar de una a otra sin interrupciones. Siendo esta la única configuración disponible en el nuevo Motorola One Action, un equilibrio perfecto entre grandes posibilidades de almacenamiento y memoria más que suficiente para un rendimiento fluido.

El nuevo Motorola One Action dispone de una combinación ganadora bajo su carcasa

A medida que usábamos el nuevo Motorola One Action, más nos encandilaba su rendimiento y respuesta al ejecutar aplicaciones. Haciéndonos olvidar que estamos ante un smartphone de gama media y augurándonos una grata experiencia de uso durante un largo periodo de tiempo. Algo que lo hace brillar entre tanta variedad a este nuevo Motorola.

Pantalla ultra panorámica

Llegamos a otra de las señas de identidad del nuevo Motorola One Action, su pantalla con una relación de aspecto 21:9 que otorga ese diseño compacto y alargado. Una pantalla que abandona el tradicional notch y opta por una cámara delantera en forma de isla, situada en la esquina superior izquierda.

Dicha cámara tiene la peculiaridad de estar rodeada de un generoso borde oscuro, lo que hace que en un primer momento no pase todo lo desapercibida que nos gustaría. Es un pequeño detalle, que está ahí, pese a olvidarnos de el tras unos minutos usando el nuevo Motorola.

Pantalla ultra panorámica

En el resto de apartados, la pantalla del nuevo Motorola One Action está más que a la altura de su gama. La combinación de sus 6.3 pulgadas, junto con una resolución de 2520 x 1080 píxeles, pone en nuestras manos una pantalla llena de nitidez. Poniendo en nuestras manos un gran nivel de detalle.

Otro de los aspectos donde destaca la pantalla del nuevo One Action es en la representación de colores, la cual podemos ajustar entre los tres perfiles disponibles. Siendo el perfil llamado «Saturado» el que ofrece un resultado con colores vivos, sin resultar excesivos. Completando así un conjunto que se disfruta en el consumo de contenidos multimedia.

Pantalla ultra panorámica

Sin embargo, no encontramos las capacidades multitarea que una pantalla 21:9 otorga en el Motorola One Action. Resultando imposible poder ver YouTube a la vez que estamos escribiendo en Telegram por ejemplo, algo que si es posible en los Xperia 10 que usan la misma relación de aspecto.

Pese a este pequeño detalle, que podría solucionarse mediante una actualización del software, la pantalla del nuevo Motorola One Action pone sobre la mesa más luces que sombras. Proporcionándonos un conjunto de gran nitidez, una representación de colores personalizable y un buen comportamiento en diversas situaciones de luz.

Batería

Los años en los que los usuarios vivían más pendientes de un enchufe que de disfrutar de su smartphone, quedaron atrás. Hoy en día disfrutamos de más solvencia en la autonomía de nuestros dispositivos y el nuevo Motorola One Action es una muestra de ello.

Su batería de 3500 mAh unida a la eficiencia energética del Exynos 9609 forman un conjunto que arroja unas excelentes cifras. Llegando a alcanzar más de 8 horas de pantalla haciendo un uso intensivo del teléfono, alargándose unos minutos más en un uso más relajado.

Pero de nada vale tener una autonomía más que notable, ya que tarde o temprano necesitaremos recargar nuestro smartphone. Y pensando en ello, para estar el menor tiempo posibles atados a un enchufe, el nuevo Motorola One Action incorpora la carga rápida TurboPower de 10W.

Esto nos permite tener nuestro teléfono con un 50% de carga en poco más de media hora, obteniendo una carga completa sobre la hora y media. Unas cifras que están un poco por debajo de su gemelo el One Vision, ya que este último cuenta con carga rápida TurboPower de 15W. Una diferencia que no acabamos de entender que razón puede tener.

Sonido y conexiones al 100%

Hemos llegado a uno de los apartados que suelen determinar si un smartphone es o no para ti. La ausencia de algún tipo de conexión puede suponer que seas ignorado, algo de lo que no debe preocuparse el nuevo Motorola One Action ya que dispone de todo lo necesario.

En el apartado inalámbrico encontramos la presencia de WiFi 802.11ac y Bluetooth 5.0 junto con la opción de realizar pagos móviles, gracias a la incorporación de la tecnología NFC. Esto último lo destaca respecto a muchos de sus rivales directos.

Sonido y conexiones al 100%

Repasando el resto de conexiones, si, tenemos la toma de auriculares para disfrutar de nuestros auriculares de siempre. Además de contar con la conexión USB 2.0 Tipo C, otro punto en el que destaca respecto a sus rivales directos, que han optado por el veterano microUSB.

Siguiendo con el amplio abanico de posibilidades, el nuevo Motorola One Action pone a nuestra disposición la Radio FM y la tecnología Dolby Audio que nos permitirá personalizar el perfil de sonido. Un sonido que viene de la mano de un único altavoz, potente y que no presenta distorsiones a volúmenes altos.

El nuevo Motorola One Action solo cuenta con un altavoz en la zona inferior

Poniendo todo el conjunto en perspectiva, el Motorola One Action ofrece características que muchos de sus rivales directos no cuentan. La incorporación de un segundo altavoz, junto con la tecnología Dolby Audio, habría sido la guinda del pastel, pero nadie es perfecto…

Android One para tod@s

El software es la piedra angular de los nuevos Motorola One y en el Action no es una excepción. Estar basado en Android One ofrece un plus que muchos de sus rivales solo podrían soñar, un software limpio unido a las actualizaciones del sistema durante dos años y de seguridad durante tres.

Dicho de otro modo, el nuevo Motorola One Action que actualmente dispone de Android 9 disfrutará en sus circuitos de Android 10 y de Android R. En el caso de las actualizaciones de seguridad serán tres años, eso sí, a partir de agosto de 2019 que fue cuando se lanzó el dispositivo.

Android One es una de las mejores ideas que ha tenido Google

La unión del hardware del One Action junto al software limpio, libre de bloatware, ofrece una de las experiencias más fluidas en un smartphone con permiso de los Google Pixel. Pero disponer de Android One no está reñido con la personalización y aquí Motorola tiene algunos ases guardados.

Poder encender la linterna agitando el dispositivo, el acceso rápido a la cámara o la captura de pantalla usando tres dedos, estos junto a otras más forman parte de las Acciones Moto. Un añadido que aporta valor a la experiencia de uso, además de aprovechar los sensores del teléfono en nuestro beneficio.

Motorola está haciendo un gran trabajo en sus nuevos dispositivos basados en Android One

Todo esto en conjunto hace del Motorola One Action un dispositivo ideal para quienes busquen una experiencia pura de Android, sin renunciar a pequeños toques de personalidad por parte de Motorola. Poniendo en nuestro día a día una experiencia de uso muy fluida, junto a las actualizaciones garantizadas ¿Quién da más?

Una cámara de acción en tu smartphone

Hemos llegado a la razón que le da nombre al nuevo One Action, el conjunto de sensores que encontraremos en su interior. Concretamente un sensor principal de 12 megapíxeles, acompañado de un segundo sensor ultra gran angular de 12 megapíxeles también.

Este sensor ultra gran angular, que ofrece 117º de campo de visión, tiene una particularidad nunca vista hasta ahora en un smartphone. Ha sido instalado girándolo 90 grados, posibilitando así que podamos grabar un video en horizontal, mientras sostenemos el teléfono en vertical.

Una cámara de acción en tu smartphone

Otra particularidad de dicho sensor es que solo podemos usarlo para grabar video, por lo que no podemos hacer uso del ultra gran angular para hacer fotos. Si esto no fuera suficiente, tampoco podemos  grabar video a más de 1080p a 60fps, mientras que con el sensor principal si podemos grabar hasta una resolución de 2160p.

En otro orden de cosas, la experiencia usando la denominada Action Cam, así llama Motorola al sensor ultra gran angular, es realmente satisfactoria. Destacando especialmente la estabilización del video, obteniendo unos videos de movimientos suaves incluso en situaciones muy movidas.

Ver vídeo

Hemos probado a grabar videos andando sobre un paseo de tablones irregulares y el video resultante no presenta vibración alguna. Sin embargo, desactivando la estabilización, grabando al andar sobre una superficie lisa los resultados están lejos de lo que se puede considerar cómodo de visualizar.

La calidad de imagen en condiciones óptimas de iluminación es realmente buena, bajando bastantes escalones a medida que nos rodee la oscuridad. Algo que más o menos es de esperar en un smartphone de esta gama, por lo que el mayor «pero» que podemos poner es la ausencia de poder realizar fotografías con dicho sensor.

Si pasamos al sensor principal en pocos segundos echamos en falta el sensor de 48 megapíxeles del One Vision. Ofreciendo una experiencia más tradicional el usado en el One Action, un sensor que ofrece una calidad de imagen llena de detalles mientras las condiciones de luz sean adecuadas.

Comparativa entre lo que capta el sensor y el procesado del software

Pulsa para hacer zoom

Unos detalles que, a veces, brillan por su ausencia debido al excesivo procesado al que se somete a las imágenes capturadas. Incluso haciendo dos fotos seguidas con una diferencia de pocos segundos entre ellas, podemos encontrarnos grandes diferencias en los resultados obtenidos.

Algo muy distinto si hacemos uso del modo Manual, que nos permite hacer fotografías en RAW y así evitamos el procesado. En esta situación obtenemos fotografías llenas de detalle y si hacemos uso de un trípode o tenemos un pulso de hielo, incluso en condiciones de poca luz se obtienen grandes resultados.

Galería fotográfica con el Motorola One Action

Esto demuestra que el sensor capta de manera brillante todo lo que deseamos fotografiar, sacando a la luz que el principal problema está en un procesado demasiado agresivo e inconsistente. Algo que puede solucionarse en próximas actualizaciones del software o usando otra aplicación de cámara.

Poniendo todo lo anterior en perspectiva, podemos definir al nuevo Motorola One Action como un teléfono pensado más para el video ya sea usando su sensor principal o la Action Cam. Quedando el apartado fotográfico un escalón por debajo, sin ser malo, pero necesita una rutina fotográfica más pausada para obtener muy buenos resultados.

Motorola One Action ¿está realmente preparado?

Esa es la pregunta que ronda una vez hemos analizado el nuevo smartphone de Motorola. No nos llevemos a engaño, el nuevo Motorola One Action es un teléfono que satisfará a un gran número de usuarios, lo que no termina de cuajar es el enfoque que le han dado.

La idea de unir un smartphone junto a una cámara de acción es interesante, pero Motorola se ha dejado en el tintero algunos detalles importantes. Principalmente el de la protección, dispositivos como la popular GoPro tienen una gran resistencia al agua, polvo, etc… Algo que no encontramos en el One Action.

Motorola One Action ¿está realmente preparado?

A esto hay que añadirle la experiencia descafeinada al usar la cámara de acción, limitándonos solo a poder grabar video y ofreciendo opciones de cámara lenta un poco escasas. Dando la sensación en líneas generales de ser una cámara de acción que podría dar más de sí.

En el resto de apartados el nuevo Motorola One Action brilla con luz propia, su rendimiento es más que solvente, viniendo de la mano con grandes cantidades de almacenamiento y RAM. Su pantalla ofrece una experiencia distinta a la de sus rivales directos, siendo otro gran plus.

El nuevo Motorola One Action junto con el One Vision forman parte de la nueva gama

Pero la gran joya del nuevo One Action está en su software, disponer de Android One lo desmarca de muchos rivales, gracias a su experiencia fluida, actualizaciones aseguradas y el plus de las Acciones Moto. Si quieres un smartphone que tenga la esencia de los Nexus, deberías tener en cuenta el nuevo Motorola One Action.

Al adquirir el smartphone encontraremos junto a él una funda protectora y unos auriculares, además de disponer de un accesorio que nos permitirá sujetarlo a una bicicleta para grabar nuestras rutas. Un detalle que se agradece, ya que estamos haciendo un desembolso por adquirir el teléfono, al menos que venga acompañado de accesorios que aporten un valor añadido.

Puedes adquirir el Motorola One Action en Amazon.es por 270 euros

Y llegamos a la gran pregunta ¿es recomendable el nuevo Motorola One Action? Si, rotundo. Especialmente para aquellos que disfruten grabando video, uno de los fuertes del teléfono. Desde luego el nuevo Motorola One Action, junto con el One Vision, son dos dignos smartphones que tener en cuenta si buscamos un conjunto equilibrado, Android One o una alternativa al Xiaomi Mi A3.

La entrada Análisis del Motorola One Action, 3, 2, 1… ¿acción? aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico