Depredador: La presa – Crítica de la película

prey-1200×675 (1)

Ambientada en el año 1719, Depredador: La presa es la nueva película original de Star Plus, encargada de traer de regreso a uno de los alienígenas más queridos de la cultura pop, esta vez con una precuela. La cinta, dirigida por Dan Trachtenberg (Avenida Cloverfield 10), nos cuenta la historia de Naru, una joven guerrera comanche, quien, convencida de que su destino es proteger a su gente, se sumerge en una aventura sin precedentes. En ésta, ella se enfrentará a una criatura extraterrestre, recién llegada a nuestro planeta, que acecha a todo ser vivo que le rodea.

Naru no sólo tendrá que demostrar de lo que está hecha, para silenciar a quienes han dudado de ella, por el hecho de ser mujer. Además, deberá ponerse a prueba a sí misma, llevándose al límite, con el fin de descubrir su verdadero potencial. Intentará a toda costa encontrar, en su interior, el espíritu guerrero que siempre ha querido liberar.

Depredador: La presa - Crítica de la película

Depredador: La presa ya es considerada como la mejor película de la saga, tanto por críticos como por el público. Y no es para menos, pues es digna de admirar la calidad que hay en esta producción. Algo que resulta lamentable, es que el largometraje no vaya a tener exhibición en cines, pues es todo un espectáculo sonoro y visual que se habría disfrutado, de mejor manera, en la gran pantalla.

Es muy importante destacar el hecho de que el filme se sostiene por sí solo, y le da a las nuevas generaciones la oportunidad de adentrarse al mundo de Depredador, sin necesidad de haber visto las entregas previas. Aun con esto, la cinta no se olvida de los aficionados de antaño y tiene presentes, en diversas escenas, algunas referencias a las películas originales.

Depredador: La presa - Crítica de la película

En cuanto al rol protagónico de Amber Midthunder, se debe recalcar que a pesar de que vemos un gran esfuerzo en la joven actriz, y un compromiso total con su papel, hay ocasiones en las que su rostro no logra reflejar del todo lo que sus acciones y palabras proyectan. Esto nos puede llegar a sacar de la historia por momentos, lo cual resulta en una que otra escena plana e inverosímil.

Más allá de eso, el desempeño de Amber, como Naru, es aceptable. Su carisma se convierte en una herramienta vital para mantener a flote el ritmo de la trama. Depredador: La presa nos entrega un arco de empoderamiento femenino orgánico y bien logrado. Una vez que la película concluye nos deja con un buen sabor de boca.

Y hablando acerca del ritmo, pese a que el primer acto de la cinta puede llegar a sentirse algo lento y pesado, se agradece que esto cambie rápidamente. Una vez que el segundo acto arranca, todo se vuelve mucho más dinámico, pues la acción no para hasta el final. Las intensas secuencias de pelea, así como las escenas explícitas de gore que se muestran, nos dan la sensación de estar inmersos en un verdadero campo de batalla.

Ahora bien, también hay que reconocer que Depredador: La presa está plagada de clichés. La película no se arriesga, y apuesta a lo seguro. Tenemos una típica historia de acción, en donde nuestra protagonista pasa de ser renegada, a convertirse en la heroína. Vemos bastantes momentos que superan cualquier tipo de lógica. Presenciamos las típicas escenas en donde todo se soluciona con un milagroso deus ex machina. Somos testigos de muchísimos sucesos que resultan muy convenientes para nuestros personajes principales. Y así, continúa una larga lista de etcéteras.

En pocas palabras, el guion, escrito por Patrick Aison, se queda en una zona de confort. El filme opta por replicar la misma fórmula genérica que, por años, ha tenido éxito en cintas de este tipo. Esto, como consecuencia, genera que nosotros, como espectadores, nunca sintamos que nuestra protagonista está en verdadero peligro; sabemos que siempre encontrará la manera de solucionar sus problemas, por complicados que parezcan.

Para resumir, Depredador: La presa es una excelente opción para pasar un buen rato. A pesar de que su argumento no es algo nunca antes visto, la historia está muy bien ejecutada. Asimismo, las demás piezas que componen a esta obra, como su fotografía tan bella, realizada por Jeff Cutter, que podría recordarnos a El renacido, de Alejandro González Iñárritu; su diseño sonoro, que nos envuelve de lleno en las profundidades del bosque; y su diseño de producción, que logra crear un entorno crudo y salvaje, deriva en un producto que dejará satisfecho a la gran mayoría de los espectadores.

Si bien es cuestionable qué tan necesaria era esta película, explorar la historia de origen de Depredador, en una época distinta a la nuestra, resulta en un gran atractivo. Sin duda alguna, la cinta cumple a la perfección con lo que promete. Acción alucinante, secuencias emocionantes y entretenimiento asegurado. Esto es lo que Depredador: La presa tiene por ofrecernos.

Si deseas conocer más información acerca de Depredador: La presa, no olvides seguir los perfiles oficiales de la película en Facebook, Twitter e Instagram.

A continuación, te presentamos el tráiler oficial de la cinta, la cual, ya se encuentra disponible en Star Plus.

La entrada Depredador: La presa – Crítica de la película se publicó primero en Cine PREMIERE.