Jennette McCurdy revela que Nickelodeon le ofreció una fortuna para callar abusos

Jennette McCurdy

Jennette McCurdy no quería ser parte de la industria del entretenimiento, ese siempre fue el sueño de su madre Debra. Pero la exestrella de Nickelodeon no solo tiene mucho que decir sobre la turbulenta relación con su progenitora, sino también de su experiencia trabajando para el productor Dan Schneider.

Vanity Fair publicó un extracto del libro de memorias de McCurdy titulado I’m Glad My Mom Died (Me da gusto que mi mamá muriera). Aquí la actriz retirada, mejor recordada por su papel como Sam Puckett en iCarly, afirma que la cadena le ofreció $300,000 dólares para mantenerse callada acerca de las conductas inapropiadas de un hombre al que se refiere simplemente como ‘El Creador’.

Su recuento de los eventos inicia durante una cena privada antes del lanzamiento de Sam & Cat, el spin-off que coprotagonizó junto a Ariana Grande. McCurdy escribe que ‘El Creador’ le ofreció su primer trago de alcohol pese a que apenas tenía 18 años. Vale la pena recordar que la edad legal mínima para consumir bebidas alcohólicas es de 21 años en Estados Unidos. Ella accedió a regañadientes.

“‘El Creador’ se ríe. Lo hice bien. Lo he complacido. Misión cumplida. Es la misma misión que tengo cada vez que ceno con él, lo que se ha vuelto más y más frecuente últimamente a medida que se está resolviendo mi nuevo contrato para el spin-off que me prometió”, recuerda McCurdy. “‘‘El Creador’ está haciendo lo que escuché de mis coprotagonistas, lo que hace con cada nueva estrella de una serie que está produciendo: te toma bajo su protección. Eres su favorita”.

En esa misma cena, ‘El Creador’ se despojó del abrigo y se lo puso a Jennette, antes de comenzar a darle un masaje no solicitado. “Mis hombros tienen muchos nudos, pero no quiero que sea el Creador quien los deshaga. Quiero decir algo, decirle que se detenga, pero tengo mucho miedo de ofenderlo”, relata.

Jennette McCurdy

El fragmento avanza un año hasta los últimos días de Sam & Cat. Jennette McCurdy se sincera sobre sus problemas de bulimia, alcoholismo y depresión. Para este punto, la actriz californiana dice también que la cadena ya le había prohibido al ‘Creador’ interactuar con los actores tras denuncias de abuso en los sets.

A la mañana siguiente, McCurdy recibió una llamada de su equipo de agentes y abogados para informarle de la cancelación de la serie. Una noticia que recibió con entusiasmo puesto que ya comenzaba a cuestionarse su futuro alejada de la actuación.

Sin embargo, la cadena le estaba ofreciendo también un “regalo de despedida”: $300,000 dólares. La única condición era que nunca hablase públicamente de su experiencia en Nickelodeon, en específico, con ‘El Creador’. McCurdy rechazó lo que reconoció inmediatamente como “dinero por su silencio”.

“¿Qué demonios? ¿Nickelodeon me ofrece trescientos mil dólares para que no hable públicamente sobre mi experiencia en el programa? ¿Mi experiencia personal de abuso con ‘El Creador’? Esta es una cadena con programación hecha para niños. ¿No deberían tener algún tipo de brújula moral? ¿No deberían al menos tratar de tener algún tipo de estándar ético?”, reflexiona.

El capítulo cierra con ella bromeando que quizá debió aceptarlos pues, aunque hizo una suma decente de dinero por su paso en Nickelodeon, no era lo suficiente como para que aquellos $300,000 no hicieran una diferencia.

I’m Glad My Mom Died se lanzará oficialmente el 9 de agosto. Puedes leer el extracto completo AQUÍ.

La entrada Jennette McCurdy revela que Nickelodeon le ofreció una fortuna para callar abusos se publicó primero en Cine PREMIERE.