Natalie Portman responde al odio hacia las precuelas de Star Wars

natalie-portman-star-wars-1

Como ha sucedido con muchas otras actrices y actores de renombre, la ovacionada estrella de Jackie y El cisne negro posee algunos títulos poco agraciados dentro de su filmografía: un calificativo oportuno, si tomamos en cuenta las malas críticas que recibieron en su momento. No obstante, la histrión sostiene que algunos «resbalones» en su trayectoria no han sido tales realmente, considerando la favorecedora revalorización posteriormente dada a esas películas. Y entre ellas, Natalie Portman incluye la trilogía de precuelas de la franquicia Star Wars.

Episodio I: La amenaza fantasma (1999)

En los años noventa, una joven Natalie Portman devino una pieza clave del universo de La guerra de las galaxias cuando George Lucas la fichó para el Episodio I: La amenaza fantasma. Entre muchos otros célebres personajes, aquella película de 1999 introdujo a Padme Amidala, reina de Naboo y futura madre de los gemelos Luke y Leia. Evidentemente, este rol —mismo que también interpretó en las dos cintas subsecuentes, El ataque de los clones y La venganza de los Sith— propició que Portman alcanzara una fama mundial absoluta, junto a Ewan McGregor y Hayden Christensen. Sin embargo, no todo fue perfecto para esta trilogía de precuelas.

Particularmente, La amenaza fantasma chocó contra un enorme muro de comentarios negativos al momento de su estreno. Poco importaba el glorioso score de John Williams y de la espectacular batalla final con sables láser. Ni críticos ni fans pudieron perdonar su ritmo lento, el palabrerío político, la inclusión de los «midiclorianos» como explicación a la Fuerza y la desastrosa presencia de Jar Jar Binks. Por otro lado, desde la perspectiva de Natalie Portman, el odio original ha aminorado y actualmente hay un aprecio mucho mayor por parte del público.

Así lo manifestó la histrión en reciente entrevista con Variety, a la hora de conversar sobre Thor: Un mundo oscuro, otra mega producción en la que participó y que terminó siendo vapuleada por la crítica. De hecho, aquel filme de 2013 se enlista dentro de los peores del Universo Cinematográfico Marvel. Pero Portman tiene confianza en que, con el tiempo, cambiará la percepción en torno a esa secuela del Dios del Trueno, así como sucedió con Star Wars e incluso con El perfecto asesino, su debut fílmico de 1994 que no fue tampoco del agrado de todos.

«Quiero decir, también me pasó con El perfecto asesino. Fue masacrada críticamente», declaró la actriz. «Esa y Star Wars son dos ejemplos de cosas que cuando salieron, yo estaba como: ‘Oh, dios mío, esto es un desastre’. Y luego, veinte años después —en realidad, treinta años después para El perfecto asesino— es amado».

En 2019, Natalie Portman expresaba que la alta expectativa hacia La amenaza fantasma, siendo la primera Star Wars en quince años, también jugó en su contra (vía Empire).

«Fue duro y un fastidio porque parecía que la gente estaba muy entusiasmada con las nuevas [películas]», confesó en aquel entonces. «Y luego esa gente se sintió decepcionada. También yo estaba en una edad en la que realmente no entendía que esa es la naturaleza de la bestia. Cuando algo tiene tanta anticipación, casi sólo puede decepcionar».

Episodio III: La venganza de los Sith (2005)

A Natalie Portman la veremos próximamente en Thor: Amor y trueno, en el papel de Jane Foster / Mighty Thor. Su estreno en salas mexicanas sucederá el 7 de julio del año en curso. Dirige Taika Waititi y el elenco lo complementan Chris Hemsworth, Tessa Thompson y Christian Bale.

La entrada Natalie Portman responde al odio hacia las precuelas de Star Wars se publicó primero en Cine PREMIERE.