Simon Pegg habla de «toxicidad» en Star Wars y abandono de JJ Abrams

simon-pegg-star-wars

En materia de franquicias intergalácticas, el histrión británico es mejor recordado por su papel del simpático Scotty en la última saga fílmica Star Trek (2009-2016). Sin embargo, Simon Pegg igualmente tuvo una pequeña participación en la trilogía de secuelas de Star Wars, dentro de una botarga y en el rol de un tosco comerciante alienígena. Y según contó hace días, él consiguió ese personaje gracias a la intervención del director J.J. Abrams, lo cual permitió alivianar cierto sentimiento de abandono.

Recordemos que J.J. Abrams dirigió dos entregas de la novedosa trilogía Star Trek —incluida Into Darkness— pero no la tercera, Beyond. ¿La razón? Su acuerdo con Lucasfilm para comandar la primerísima película de La guerra de las galaxias en la era Disney. Ni más ni menos que Star Wars: El despertar de la Fuerza (2015).

«Cuando descubrí que J.J. Abrams haría Star Wars —recibí un correo electrónico al respecto— me sentí un poco celoso», comentó Simon Pegg en reciente entrevista (vía MovieWeb). «Fue como: ‘Oh, papá nos está dejando por los otros niños’. Porque [Abrams] dirigió Star Trek y ahora se iba a largar a Star Wars. Pero luego cenamos y me dijo: ‘Oh, ¿quieres venir e interpretar a un pez globo?’ Y yo pensé: ‘Claro’».

De cualquier modo, su presencia en el Episodio VII no resulta suficiente para que Simon Pegg tenga una buena impresión de todo lo relacionado a Star Wars. A su parecer, el gran «pero» de la franquicia son sus fans más rudos, que no temen despotricar contra cualquier elemento que no sea de su agrado, al punto de ser realmente agresivos e hirientes.

Pegg reconoce que fue uno de ellos. Específicamente, uno de los detractores de las precuelas, cuyo desprecio hacia Jar Jar Binks se canalizó erróneamente hacia el actor que interpretó al personaje (Ahmed Best), quien en su momento terminó recibiendo diversos comentarios de odio.

«Como alguien a quien le molestaron las precuelas cuando salieron, [puede decir que] la base de fans de Star Wars parece ser la más tóxica en este momento«, expresó en la misma charla (vía). «Probablemente estoy siendo muy polémico al decir eso».

También te podría interesar: Natalie Portman responde al odio hacia las precuelas de Star Wars

El polo opuesto para esta toxicidad vendría a ser Star Trek. Al menos desde la perspectiva del intérprete de Scotty, quien aplaude al fandom de esta otra franquicia por ser tan inclusivo como las mismas películas y series en torno a la tripulación del Enterprise.

«Encuentro que los fanáticos de Star Trek siempre han sido muy, muy inclusivos», agregó Simon Pegg. «Star Trek trata sobre la diversidad. Lo ha sido desde 1966. No hay nada de: ‘Oh, ¿ahora de repente están siendo woke? Star Trek fue woke desde el principio. Tenías un navegante japonés, justo después de la Segunda Guerra Mundial. Había una mujer negra en la cubierta con un puesto de autoridad. Esto es enormemente progresista».

A principios de año, Paramount Pictures anunció que una Star Trek 4 ya estaba en desarrollo, de la mano del productor J.J. Abrams. Con Matt Shakman (WandaVision) en la silla de dirección, su estreno está previsto para el 22 de diciembre de 2023.

La entrada Simon Pegg habla de «toxicidad» en Star Wars y abandono de JJ Abrams se publicó primero en Cine PREMIERE.