Category Archives: Análisis dispositivos Android

Auto Added by WPeMatico

16Dec/19

Análisis del Motorola G8 Plus, un smartphone para reunirlos a todos

 

Análisis del Motorola G8 Plus, un smartphone para reunirlos a todos

Si existe un smartphone que puso patas arriba el mercado, allá por 2013, ese fue el Moto G. Un dispositivo que puso sobre la mesa la opción de tener un teléfono con una experiencia en Android gratificante y sin dejarse un dineral en ello. Seis años después, analizamos el Motorola G8 Plus.

Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista
La gama Motorola One se amplía con un nuevo miembro. Analizamos el nuevo Motorola One Zoom, un dispositivo con una propuesta fotográfica muy interesante.

Debemos admitirlo, la gama Moto G no es lo que era, ya no es la opción a recomendar con los ojos cerrados y la cada vez mayor competencia no lo pone sencillo. Pero aquí estamos, con un smartphone que sin saberlo tiene una gran responsabilidad ¿estará el nuevo Motorola G8 Plus a la altura?

Características del Motorola G8 Plus

Para empezar nuestro análisis haremos un repaso de las especificaciones del nuevo Moto G8 Plus, algo que nos hará intuir más o menos las intenciones de Motorola con este dispositivo. Ya que debemos recordar que a la gama a la que va dirigido es la más reñida de todo el ecosistema de Android.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 158.35 x 75.83 x 9.09 mm
    • Peso: 188 gramos
    • Colores:
      • Azul cósmico
      • Rosa cristal
  • Pantalla
    • Tipo: IPS LTPS
    • Tamaño: 6.3 pulgadas | 19:9
    • Resolución: 2280 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Qualcomm Snapdragon 665
      • 4 x 2.0 GHz @ Kryo 260 Gold
      • 4 x 1.8 GHz @ Kryo 260 Silver
    • GPU: Adreno 610
    • Sistema operativo: Android 9 Pie
  • Memoria
    • Interna: 64 GB + 4 GB RAM
    • MicroSD: Hasta 512 GB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/2.0
      • Profundidad: 5 MPX f/2.2
      • Action cam: 16 MPX f/2.2 Campo de visión 117º
    • Delantera: 25 MPX f/2.0
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 2.0 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas trasero
    • Acelerómetro, giroscopio, sensor de proximidad y brújula
  • Protección: Resistencia a salpicaduras
  • Batería
    • 4000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: TurboPower 15w

El nuevo Motorola G8 Plus se basa principalmente en dos pilares importantes. Una gran autonomía gracias a su batería de 4000 mAh con carga rápida. Y una experiencia fotográfica polivalente, gracias al abanico de sensores que incorpora. Habiendo lugar para pequeños detalles que suman puntos positivos al conjunto.

Aspectos como la presencia de NFC para realizar pagos con el móvil, contar con toma de auriculares y USB Tipo C. Sin olvidarnos del lector de huellas trasero, la pantalla de 6.3 pulgadas es IPS y no había posibilidad de usar un lector bajo la pantalla. Por no mencionar la resistencia a salpicaduras, una tranquilidad a largo plazo.

Diseño sencillo y resistente

Una vez tenemos el nuevo Motorola G8 Plus en nuestras manos lo primero que notaremos es su peso, 188 gramos que olvidaremos pasados unos minutos con el teléfono. Lo segundo que nos atrapará es el diseño de su trasera de plástico, de buena calidad, por la disposición de sus cámaras traseras y el bonito degradado, en color rojo en nuestra unidad de pruebas.

Haciendo un repaso por el borde del teléfono encontraremos en el borde inferior uno de los altavoces, el puerto USB de tipo C y el micrófono de llamadas. Si, has leído bien, el Moto G8 Plus tiene sonido en estéreo algo que lo diferenciará de sus rivales en el aspecto multimedia.

Diseño sencillo y resistente

Repasando los bordes laterales encontraremos la bandeja para la SIM y microSD de hasta 512GB en la izquierda. Dejando el borde derecho para los botones de volumen y de encendido, este último rugoso haciendo que sea fácil de localizar sin mirar. Ambos muestran una robustez suficiente y un tacto agradable al usarlos.

Ya en el borde superior tenemos la toma de auriculares, algo que siempre se agradece y el micrófono de cancelación de ruido. Justo encima de ambos encontraremos la pequeña rejilla del altavoz para llamadas, que hace las veces de segundo altavoz. Incorporado en una pantalla con un diseño a los estándares actuales.

La presencia del USB tipo C es ya habitual

En la zona trasera, tal como hemos comentado anteriormente, encontramos el abanico de sensores en una disposición curiosa. Ya que el sensor principal está separado del resto, un conjunto que sobresale unos milímetros de la carcasa. Algo que se disimula al hacer uso de la carcasa que viene incluida con el teléfono.

Quizá el elemento que nos ha resultado extraño ha sido el lector de huellas, por sus dimensiones. Ya que es unos milímetros más pequeño de lo que podemos encontrar en smartphones de la propia Motorola. Algo que se acentúa al usar la carcasa protectora. No afecta al buen desempeño del lector en el día a día, pero resulta raro al principio.

El pequeño detalle de la rugosidad del botón de encendido es un plus

El nuevo Motorola G8 Plus sigue unas líneas de diseño que recuerdan al Motorola One Vision o al One Action. Salvo por el extra de ancho que aporta su pantalla de 6.3 pulgadas, con una relación de aspecto 19:9 que da al dispositivo un aspecto más habitual y menos alargado.

Los materiales usados en el Moto G8 Plus no son exóticos como el cristal o metal, también más frágiles, sino que contamos con un plástico de calidad. Y a largo plazo más resistente en el uso diario que todo smartphone suele tener. Por lo que teniendo en cuenta el segmento al que está destinado, se podría decir que es una virtud.

Un rendimiento adecuado, a pesar de las apariencias

Hemos llegado al apartado en el que Motorola ha pecado de conservadora con el nuevo Motorola G8 Plus, el hardware ubicado debajo de la carcasa. Un Snapdragon 665 que está «bien» pero si miramos alrededor, nos encontramos smartphones que hacen uso de un Snapdragon 710 o 730G. Incluso en la propia Motorola, el Exynos 9609 que nos encantó en el One Vision.

Las comparaciones son odiosas, pero cuando estamos haciendo una inversión en un smartphone deseamos exprimir las posibilidades hasta la última gota. Y la presencia del SD665 lo sitúa un escalón por debajo, muy muy pequeño pero ahí está. ¿Lo notaremos en el uso diario? No.

Un rendimiento adecuado, a pesar de las apariencias

Aquí es donde dejamos atrás la numerología o el marketing y hablamos de la experiencia real. El nuevo Motorola G8 Plus se mueve suave en todo lo que le pidamos ejecutar, ya sean aplicaciones, juegos o mientras leemos el email a la vez que se están actualizando las aplicaciones en segundo plano.

El único momento donde hemos notado signos de flaqueza ha sido al ejecutar Asphalt 9, pero parecer ser más un problema del propio juego que del Moto G8 Plus en sí. Ya que juegos exigentes como Honkai Impact 3rd o Shadowgun Legends los ejecuta de manera fluida. Por lo que en este aspecto el nuevo Moto G8 Plus sigue dando la talla.

Un buen desempeño en el uso diario no solo es responsabilidad del procesador, un software y un almacenamiento interno bien elegidos son determinantes. Y en este aspecto el nuevo Motorola G8 Plus viene bien equipado, sus 4GB de memoria RAM nos da un amplio margen para abrir varias aplicaciones sin sufrir ralentización alguna.

El nuevo Motorola G8 Plus demuestra una solvencia extraordinaria

Quizá en el almacenamiento se nos hacen un poco «escasos» los 64GB de memoria que incluye, especialmente cuando sus rivales directos ya usan de base 128GB. Todo lo anterior, unido al software de Motorola hacen del nuevo Motorola G8 Plus un conjunto equilibrado a la vez que solvente.

Pese a que en el uso real el desempeño del teléfono está a la altura de lo esperado, seguimos teniendo la pequeña nube de la duda sobre el rendimiento a largo plazo. La presencia de un procesador similar a sus rivales quizá habría disipado de un plumazo las mismas.

Visualmente se hace querer

La pantalla es el elemento con el que mayor relación tenemos en un smartphone, la vemos y tocamos constantemente. Y la usada en el nuevo Motorola G8 Plus apuesta por caballo ganador. Un panel IPS de 6.3 pulgadas con una relación de aspecto 19:9 y que goza de una resolución de 2280 x 1080 píxeles.

Nada de pantallas AMOLED metidas con calzador y resoluciones demasiado justas. En este aspecto Motorola ha ido a lo que saben que va bien y vaya si lo hace, ya que sorprende la nitidez de la pantalla tanto en textos como en fotografías.

Visualmente se hace querer

Si además ajustamos el perfil de color en «saturado», de los tres disponibles, la representación de colores gana muchos enteros. Haciendo que sea una pantalla que se vea bien y se disfrute en el uso diario de la misma. Gracias a la relación de aspecto usada disponemos de una gran superficie de pantalla, dentro de la cual se sitúa el pequeño notch en forma de gota.

Tal y como mencionamos al principio, la pantalla del nuevo Motorola G8 Plus se disfruta, ya sea leyendo textos, viendo nuestras fotografías o en largas sesiones de streaming de nuestros videos favoritos. No innova en ningún aspecto, pero cumple de manera más que sobrada en lo que se espera de ella.

Autonomía que dura y dura

Hasta ahora tenemos un smartphone que tiene buena pantalla, ofrece una gran experiencia de uso diario y todas las conexiones posibles. ¿Qué tal la autonomía? Pues en este apartado el nuevo Motorola G8 Plus puede presumir, gracias a su batería de 4000 mAh.

Y no solo por eso, ya que viene acompañada de la carga rápida Turbo Power de Motorola, que nos permite tener en menos de 2 horas una carga completa. Pudiendo disfrutar de un 50% de carga en aproximadamente 30 minutos, lo que nos permite estar lejos de un enchufe.

4000 mAh dan una autonomía excelente para la mayoría de usuarios

Lo que respecta a la autonomía haciendo un uso exigente y continuo del teléfono, hemos llegado a obtener casi 9 horas quedándonos un 5% disponible. Al hacer un uso más relajado los números deberían aumentar, por lo que no deberíamos preocuparnos de llegar al final del día sin problemas.

Una autonomía que no solo es gracias a su gran batería, sino al desempeño del conjunto que forma el Snapdragon 665 junto a un software muy optimizado. Prueba de ello es el escaso consumo que se produce estando el dispositivo en reposo, algo que notaremos en el uso diario.

Sonido estéreo, si por favor

A veces un pequeño detalle marca la diferencia, tan sutil como hacer uso del altavoz de llamada para obtener un sonido estéreo. Y esto es lo que podemos encontrar en el nuevo Motorola G8 Plus, tal como mencionamos al inicio, disponemos de un altavoz que trabaja junto al dedicado para las llamadas.

Sonido estéreo, si por favor

El sistema no es perfecto, debido a la posición de los altavoces, pero en conjunto ofrecen un sonido que destaca frente a la experiencia de tener solo uno. La nitidez y potencia nos permiten disfrutar del contenido multimedia incluso en niveles altos, donde apenas presenta distorsión.

Para completar el apartado sonoro disponemos de toma de auriculares, junto con la tecnología Dolby Audio. Esto nos permitirá personalizar la experiencia sonora, tanto al usar auriculares como si usamos los altavoces del smartphone. Disponiendo de diversos perfiles personalizables o dejar el sonido en manos del perfil inteligente.

La incorporación de sonido estéreo es un gran plus respecto a sus rivales

Siguiendo nuestro análisis llegamos al apartado de las conexiones y aquí el nuevo Motorola G8 Plus no defrauda. Marca todas las casillas de lo que podemos esperar en un smartphone en 2019, junto a la mencionada toma de auriculares disponemos de USB de tipo C.

Ya en el apartado inalámbrico encontramos los últimos protocolos disponibles, WiFi 802.11ac, bluetooth 5.0 y aquellos que deseen realizar pagos con el teléfono NFC. Este último es importante ya que desmarca al nuevo Moto G8 Plus de muchos de sus rivales que no cuentan con dicha tecnología.

Sistema que roza la perfección, pero no

Llegamos a uno de los apartados en los que Motorola tiene luces y sombras por igual, el software. Si quieres una experiencia lo más pura posible de Android, pero con algunos añadidos que aportan una mejor experiencia, Motorola es tu mejor opción. Ya que usa un software limpio, pero bien aderezado.

Ya lo hemos mencionado en otros análisis de dispositivos de Motorola, las llamadas Acciones Moto son de lo mejor que puedes encontrar en tu smartphone. Están presentes, pero solo cuando lo necesitamos, mejorando la experiencia diaria del dispositivo exponencialmente.

El software del Motorola G8 Plus roza la perfección

El resto del sistema podría pasar perfectamente por el Android de Google, limpio y sin bloatware que desinstalar al empezar a usar tu nuevo smartphone. Siendo uno de los ingredientes en los que se basa el nuevo Motorola G8 Plus para ofrecer una experiencia de uso totalmente fluida, junto al hardware que lo acompaña.

Hasta ahora hemos hablado de las virtudes del software de Motorola, toca hablar de las sombras o mejor dicho la gran sombra. Las actualizaciones del sistema y de seguridad siguen siendo el talón de Aquiles, llegan muy tarde, si es que llegan. De hecho empresas como Nokia, OnePlus y Google están a años luz, dejando a Motorola en el último vagón.

Una Android limpio que encuentra su sombra en las actualizaciones

Quizá la solución sea adoptar Android One en toda la gama de smartphones, lo que está claro es que en 2019 deben tener un ritmo constante. Y no dejar a quien ha confiado en tu producto, en el olvido más absoluto a los pocos meses del lanzamiento. Dejando un sabor agridulce en una de las mejores experiencias de uso que podemos encontrar.

Fotografía todo en uno

A lo largo de este año hemos acontecido a la llegada de diversos modelos de la gama One de Motorola. Varios dispositivos en los que su piedra angular era uno de los sensores de la cámara. Hasta que al final, primero en el One Zoom y ahora en el G8 Plus, Motorola ha decidido reunir varios sensores en un solo smartphone.

El nuevo Moto G8 Plus aloja en su interior un sensor principal de 48 megapíxeles, similar al usado en el Motorola One Vision. Junto con un sensor ultra gran angular de 16 megapíxeles, similar al usado en el Motorola One Action. Este último tiene la particularidad de estar instalado de tal manera que podemos grabar vídeos horizontales, sujetando el teléfono en vertical.

Fotografía todo en uno

Hemos dicho grabar vídeos y eso es lo único que podemos hacer con dicho sensor. Ya que no disponemos de la opción de usarlo para realizar fotografías. Al menos en el apartado de vídeo realiza un gran trabajo, especialmente en la estabilización, aunque a veces peca de comprimir en exceso los vídeos resultantes.

Regresando al sensor principal, las imágenes que obtenemos gozan de gran nitidez y suele estar a la altura en la mayoría de situaciones. El procesado es menos agresivo respecto a sus rivales, algo que podemos evitar si hacemos uso del modo RAW, que solo está disponible en el modo manual.

Usando dicho modo sacamos todo el potencial del sensor de 48 megapíxeles, aunque también debemos mentalizarnos de hacer una fotografía más pausada y relajada. Pero los resultados obtenidos realmente merecen la pena. Hablando de modos, hay un modo que destaca especialmente, el modo noche.

Galería fotográfica con el Motorola G8 Plus

Gracias a este modo podemos obtener fotografías en entornos poco luminosos con una calidad aceptable. Apto solo para determinadas ocasiones especiales, ya que a veces obtenemos mejores resultados usando el modo normal. Obtendremos mejores resultados con poca luz si tenemos el teléfono sujeto en una superficie estable. El resto de opciones son las habituales en una aplicación de cámara.

Aquí seguimos viendo la filosofía de Motorola, una aplicación sencilla y asequible para la mayoría de usuarios. Que esconde opciones interesantes, como los diversos modos anteriormente mencionados. Además de incorporar la opción de usar Google Lens desde la propia aplicación

Disponer de un gran angular y no poder usarlo en el modo foto es algo incomprensible

Viendo en perspectiva la propuesta fotográfica de Motorola en el nuevo G8 Plus, nos deja una sensación de que Motorola ha pecado de conservadora. Echamos en falta poder usar el ultra gran angular para hacer fotos, aunque la posibilidad de hacer vídeos horizontales con el teléfono en vertical es algo exclusivo de este modelo.

La presencia de un sensor Zoom habría sido la guinda perfecta, para así poner en manos de los usuarios una experiencia fotográfica polivalente. Aunque esta ausencia no desmerece el gran desempeño del nuevo Motorola G8 Plus, especialmente el ultra gran angular para los amantes de la grabación de videos.

Motorola G8 Plus a la altura del original

Alcanzar la octava generación en tecnología no es algo que muchos puedan decir. Y los pocos que lo hacen se dividen en dos vertientes muy polarizadas, están los que generación tras generación persiguen mejorar lo anterior. Luego están los que sacan dispositivos año tras año, prácticamente por inercia. En este último caso suele notarse una especie de dejadez por parte del fabricante.

¿El nuevo Motorola G8 Plus donde se sitúa? Podríamos decir que en un punto intermedio. La evolución en líneas generales del nuevo Moto G8 Plus es evidente, tanto en diseño, prestaciones y su propuesta fotográfica innovadora. Pero luego llegamos al apartado del software y nos da la sensación que actualizan sus dispositivos cuando recuerdan que deberían hacerlo.

Motorola G8 Plus a la altura del original

Una dejadez que se ve compensada por una experiencia de uso diario extraordinaria, gracias a la limpieza de su software y de los pequeños añadidos que aporta Motorola al sistema. Demostrando que en los pequeños detalles radica la virtud, para lo bueno y para lo malo. Situándose en este aspecto en lo que podríamos denominar una experiencia casi Nexus, pero sin actualizaciones periódicas.

Poniendo todo en perspectiva y retomando la idea original del análisis, podemos decir que este nuevo Motorola G8 Plus está al nivel del modelo original. Pero con un gran pero, ahora está rodeado de una competencia sin igual y convencer a los usuarios de que elijan tu propuesta por encima de otras no es sencillo.

El nuevo Motorola G8 Plus se posiciona como un teléfono a seguir

Obviamente el nuevo Motorola G8 Plus tiene dos ases guardados en la manga y que pocos rivales pueden equiparar. Empezando por un software limpio y vitaminado, pero donde podemos hablar de exclusividad es la presencia de la Action Cam. Algo que de momento solo podemos encontrar en el Motorola One Action, que también hemos analizado.

Recomendaría el nuevo Motorola G8 Plus sino te convencen las propuestas de Xiaomi o Realme, gracias a su software. O para aquellos que busquen una propuesta fotográfica distinta, gracias a la unión de la Action Cam y el sensor de 48 megapíxeles.

Puedes adquirir el nuevo Motorola G8 Plus en Amazon.es a un precio aproximado de 269€

En el resto de apartados la experiencia que ofrece el nuevo Motorola está a un gran nivel, por lo que los pequeños detalles anteriormente mencionados quizá sean determinantes a la hora de decantarnos por el, por encima de sus rivales.

La entrada Análisis del Motorola G8 Plus, un smartphone para reunirlos a todos aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

09Dec/19

Análisis del Samsung Galaxy M30s, un potencial superventas

Análisis del Samsung Galaxy M30s, un potencial superventas

En un universo de dispositivos Android en el que grandes gigantes han ido quedando en el olvido, Samsung sigue siendo uno de los referentes del sector. Y su nuevo smartphone de gama media, el Samsung Galaxy M30s, viene para luchar por el título de super ventas.

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones
Analizamos el primer móvil con pantalla plegable del mercado, el Samsung Galaxy Fold, un terminal muy exclusivo que puede cambiarlo todo.

Para ello en Samsung han tenido en cuenta la dura competencia que existe en dicha gama y ha dotado al nuevo Galaxy M30s de los ingredientes necesarios. Convirtiéndolo en un posible candidato a rey de la gama media o al menos posicionarse como uno de los dispositivos a recomendar con los ojos cerrados.

Características del Samsung Galaxy M30s

Haciendo un pequeño repaso por las especificaciones del nuevo Samsung Galaxy M30s podemos observar aspectos realmente interesantes. Los cuáles son determinantes para tener ese elemento diferenciador que lo hará destacar entre sus rivales.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 159 x 75.1 x 8.9 mm
    • Peso: 188 gramos
    • Colores
      • Blanco perla
      • Azul zafiro
      • Negro ópalo
  • Pantalla
    • Tipo: SuperAMOLED
    • Tamaño: 6.4 pulgadas | 19,5:9
    • Resolución: 2340 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Samsung Exynos 9611
      • 4 x 2.3 GHz @ Cortex-A73
      • 4 x 1.7 GHz @ Cortex-A53
    • GPU: Mali-G72 MP3
    • Sistema operativo: OneUI 1.5 basado en Android 9
  • Memoria
    • Interna:
      • 64GB + 4GB RAM
      • 128GB + 6GB RAM
    • MicroSD: Hasta 1TB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/2.0 PDAF
      • Ultra angular: 8 MPX f/2.2
      • Sensor de profundidad: 5MPX f/2.2
    • Delantera: 16 MPX f/2.0
  • Sensores
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS
    • USB 2.0 Tipo C
  • Batería
    • 6000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: Si @ 15W

Para hacerse notar en una de las gamas más reñidas dentro del universo de Android, el Samsung Galaxy M30s llega basado en tres pilares principalmente. Una pantalla de 6.4 pulgadas Super AMOLED, una propuesta fotográfica compuesta por un sensor principal de 48 megapíxeles y un ultra gran angular.

Sin olvidarnos del as que tiene guardado bajo su carcasa, una batería de nada más y nada menos que 6000 mAh unido a la tecnología de carga rápida. Algo que nos proporcionará unas cifras, sobre el papel al menos, de autonomía impresionantes. Por lo que sobre la teoría, potencial tiene este nuevo Samsung Galaxy.

Sencillez y practicidad en su diseño

Una vez que hemos sacado de la caja el nuevo Samsung Galaxy M30s y lo tenemos en nuestras manos, nos damos cuenta que estamos ante un smartphone que ha apostado sobre seguro. Lejos de usar materiales delicados o poco asequibles, como puede ser el metal o el cristal, tenemos una construcción en plástico.

Quizá sea el elemento en el que más se note que Samsung ha querido ahorrar costes en el desarrollo del nuevo Galaxy M30s. A diferencia de alguno de sus rivales, en el dispositivo de Samsung notamos que el material elegido está al nivel mínimo exigible para cumplir. No es de mala calidad, pero tampoco transmite la sensación de ser de gran calidad, quedándose en la neutralidad.

Sencillez y practicidad en su diseño

Para compensarlo en Samsung han decidido dotar de dicha trasera de un gradiente de color, en nuestra unidad de pruebas un azul verdoso que de nuevo se queda un poco en la indiferencia. Obviamente estamos ante el apartado en el que el nuevo Samsung Galaxy M30s muestra sus flaquezas. Ya tendrá tiempo para sorprendernos ¿o no?

Si hacemos nuestro habitual recorrido por el teléfono, en el borde superior encontraremos únicamente el micrófono de cancelación de ruido. Dejando el borde inferior para el puerto USB tipo C, el único altavoz con el que cuenta el smartphone, el micrófono de llamada y la toma de auriculares.

El nuevo Samsung Galaxy M30s dispone de USB tipo C y toma de auriculares

Los bordes laterales quedan reservados para la bandeja de la SIM + microSD a la izquierda y en la derecha los botones de volumen junto con el de encendido. Dichos botones cuentan con un acabado listo y cuyo funcionamiento podemos denominar como correctos.

El panel delantero está dominado por la pantalla de 6.4 pulgadas con una relación de aspecto 19,5:9 que Samsung denomina como Infinity U Display, por la presencia de un notch en forma de gota en la zona superior de la misma. Ya en el panel trasero encontraremos el lector de huellas, el cual a veces es un poco perezoso.

El lector de huellas se encuentra en la trasera a pesar de disponer de pantalla AMOLED

Poniendo el foco en la zona superior izquierda, encontraremos los tres sensores de la cámara trasera junto al flash led. Todo ello delimitado en un diseño que recuerda al usado en el Pixel 4 o el iPhone 11 pero de formato rectangular. Una línea de diseño que parece que Samsung va a popularizar en el resto de sus gamas.

Haciendo un pequeño resumen, el nuevo Samsung Galaxy M30s no ganará ningún premio de diseño, aunque tampoco sea ese su principal objetivo. Posicionándose como un smartphone con un diseño sencillo, discreto y práctico, al renunciar a materiales delicados de los que debamos preocuparnos.

Potencia eficiente de la mano de Exynos

Una vez hemos hablado del exterior del nuevo Samsung Galaxy M30s, es hora de pasar al interior. Aquí es donde empezamos a encontrarnos con los toques de brillantez con los que Samsung ha dotado a su nuevo Galaxy. Cuya pieza principal es el Samsung Exynos 9611, la evolución del procesador que encontrábamos en modelos como el Galaxy A50.

Encontrándonos así un desempeño igual o mejor que el visto en generaciones anteriores. La fluidez y velocidad de respuesta es innegable en el Galaxy M30s, ejecutando sin despeinarse todo lo que le hemos pedido. Una fluidez en la que también influye el buen trabajo realizado por Samsung en OneUI.

Potencia eficiente de la mano de Exynos

Como es habitual, hemos sometido al nuevo Samsung Galaxy M30s a nuestra batería de pruebas, enfrentándolo a los juegos más exigentes. Títulos como Asphalt 9, Shadowgun Legends o Honkai Impact 3rd se mueven de manera fluida y sin bajones de frames aparentes. Ofreciendo una experiencia de juego realmente satisfactoria.

Junto al solvente Exynos encontramos completando el conjunto 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento, aunque existe una versión con 6GB de RAM unidos a 128GB de almacenamiento. Quizá en el almacenamiento el nuevo Samsung Galaxy M30s esté un escalón por debajo de sus rivales, que suelen llevar 128GB como base.

El nuevo Samsung Galaxy M30s dispone de una solvencia más que notable

Poniendo todo lo anterior sobre la mesa, estamos ante un smartphone que ofrece una experiencia de uso diario que no tiene nada que envidiar a modelos de gamas superiores. Pudiendo abrir múltiples aplicaciones a la vez y pasar de unas a otras sin retrasos, ejecutar juegos exigentes y un consumo en reposo realmente liviano.

Aquí podemos decir que Samsung ha sabido jugar sus cartas y ha dotado del Samsung Galaxy M30s de una solvencia más que notable. Posicionándose ante sus rivales con una propuesta firme, superior a muchos de sus rivales y que viene acompañado de un software que pone la guinda al pastel.

Pantalla super AMOLED marca de la casa

Poco a poco vamos avanzando en nuestro análisis y después de las buenas sensaciones en rendimiento, llega el momento de la pantalla. En este aspecto Samsung saca a relucir su posición como uno de los mayores, por no decir el mayor, fabricante de pantallas.

Muestra de ello es el panel de 6.4 pulgadas con una resolución de 2340 x 1080 píxeles con tecnología Super AMOLED. Este conjunto ofrece al usuario un gran nivel de detalle, unido a una representación de colores que no cae en la tendencia de saturarlos. Algo que podemos ajustar en las opciones del teléfono, donde nosotros hemos elegido el perfil «Intenso» con un balance de blancos neutro.

Otra de las virtudes de la pantalla del nuevo Samsung Galaxy M30s es su relación de aspecto 19,5:9 que pone en nuestras manos una gran superficie. Únicamente interrumpida por el pequeño notch situado en la zona superior y del que a estas alturas ignoramos su presencia en un smartphone.

Pantalla super AMOLED marca de la casa

Quizá un detalle que nos ha dado algún que otro quebradero ha sido lo pequeño de los bordes laterales. A nivel estético están genial, pero en ocasiones nos hemos encontrado con toques en pantalla por el simple hecho de sujetar el dispositivo. No es algo que tenga que ocurrirle a todos, pero ahí está el dato para no llevarnos sorpresas.

Si entramos en las ausencias, la pantalla aunque es Super AMOLED no dispone de compatibilidad con HDR y no cuenta con lector de huellas bajo la pantalla. Aspectos que quizá para algunos usuarios sea importante, pero que no desmerece el desempeño del teléfono en líneas generales.

Su pantalla es una delicia, a pesar de no disponer de HDR

En otro orden de cosas, lo que si dispone la pantalla del nuevo Samsung Galaxy M30s es de un brillo máximo de 420 nits. Algo que nos permite visualizar la pantalla sin demasiados problemas, incluso en situaciones lumínicas complicadas como a pleno sol.

A medida que avanzamos en el análisis el nuevo Samsung Galaxy M30s va ganando puntos positivos y su pantalla es una delicia para el consumo de multimedia. Gracias al nivel de nitidez y representación de colores, se disfruta su visualización ofreciendo una muy grata experiencia.

Autonomía que dura y dura…

Llegamos a la joya, la referencia, el sol alrededor del que gira el nuevo Samsung Galaxy M30s. Su enorme batería de 6000 mAh, que viene acompañada de la tecnología de carga rápida de 15W. Una propuesta que sobre el papel debería dar extraordinarios números de autonomía ¿lo hace realmente?

Tiempo de carga: Samsung Galaxy M30s @ 6000 mAh

El nuevo Galaxy M30s es como el conejito de Duracell, su autonomía dura y dura y dura. La sensación de hacer un uso exigente del smartphone y darnos cuenta que el contador de la batería apenas ha disminuido, no hay emoticono para expresarlo. Un mérito que es compartido con el software de Samsung, realmente optimizado.

Si hablamos de números, hemos obtenido una autonomía que nos ha ofrecido unas 10 horas y 50 minutos de pantalla. Unas cifras obtenidas haciendo un uso exigente del teléfono, dentro de lo que comprende un análisis. Rebajando un poco las exigencias, en un uso más habitual los números suben aun más.

Los 6000 mAh ponen a nuestra disposición una autonomía envidiable

Una vez hablado de la autonomía, hablemos de la carga rápida. Ya que no es tarea sencilla cargar esos impresionantes 6000 mAh, por lo que a pesar de disponer de carga rápida, disponer de una carga completa nos lleva a más de 2 horas. Obteniendo un 50% de carga transcurrida una hora exacta. El pequeño precio a pagar por tener dicha autonomía disponible.

Pleno de conexiones y un sonido correcto

Nos enfrentamos ante el apartado que decide si un smartphone reina o cae en el olvido. Hablamos de las conexiones, un aspecto determinante que determina la elección de nuestro nuevo dispositivo y en el que el Samsung Galaxy M30s no debe preocuparse.

Literalmente hace pleno, ofreciendo todas las conexiones que un usuario puede necesitar en el día a día. Empezando por la presencia de la toma de auriculares y el puerto USB tipo C. Para pasar a las conexiones inalámbricas, en las que encontramos WiFi 802.11ac, bluetooth 5 y para los que quieran realizar pagos con el móvil, tecnología NFC.

Pleno de conexiones y un sonido correcto

También contamos con la presencia de Radio FM y un único altavoz. Este último aspecto posiciona al nuevo Galaxy M30s entre sus rivales, donde la gran mayoría no destaca a excepción de algún que otro teléfono. Hablando de sonido, encontramos diversas opciones para personalizar la experiencia.

Para nuestros auriculares disponemos de Dolby Atmos, unido a un ecualizador y un optimizador UHQ. Esto último ayuda a mejorar la resolución para disfrutar de una experiencia más nítida. Aunque la opción que captó nuestros oídos ha sido Adapt Sound.

Disponer de diferentes ajustes sonoros, siempre es un plus diferenciador

Básicamente estamos ante un ajuste que adecua la experiencia sonora del nuevo Galaxy M30s según nuestra edad, pudiendo elegir entre menos de 30 años, entre 30 y 60 años o más de 60 años. Según la opción elegida, el teléfono ajustará el sonido para mejorar las llamadas, música o videos.

Poniendo todo lo anterior en perspectiva, el nuevo Samsung Galaxy M30s ofrece una completa experiencia en este apartado. No echamos en falta ninguna conexión y disponemos de un apartado sonoro correcto pero totalmente personalizable. Ofreciendo un sonido potente y lleno de nitidez, siempre dentro de nuestros gustos.

Samsung OneUI y la fluidez como referencia

Lejos queda aquella época en la que Samsung tenía el software como talón de Aquiles, hoy gracias a OneUI disponemos de una experiencia que es realmente satisfactoria. Seguimos disponiendo de aquello que dota de personalidad a un teléfono de Samsung, pero ahora envuelto en una fluidez pasmosa.

Abrir aplicaciones, desplazarse por los menús o simplemente leer las notificaciones, todo se desarrolla ante nuestros ojos con animaciones suaves y una velocidad de respuesta inmediata. Quizá sea un pequeño detalle, pero en el uso diario la experiencia es realmente satisfactoria.

La fluidez de Samsung One UI es sorprendentemente agradable

Otro aspecto en el que ha mejorado Samsung ha sido el de poner solución a la duplicidad de aplicaciones. Ya solo encontraremos las versiones de la propia Samsung, dejando para Google solo las imprescindibles. Por lo que decimos adiós a tener dos calendarios, dos aplicaciones de correo y demás.

Hablando de aplicaciones, dentro del elenco de aplicaciones de Samsung, destaca la aplicación de notas por su diversidad de opciones y el navegador de internet. Una agradable alternativa respecto a Google Chrome, que también se encuentra instalado en nuestro dispositivo. Sin olvidarnos de Game Booster, que entre otras cosas nos permite capturar la pantalla mientras jugamos.

A nivel de actualizaciones el nuevo Galaxy M30s está en desventaja respecto a varios de sus rivales

Un apartado en el que no encontramos demasiadas novedades es el de las actualizaciones, el nuevo Samsung Galaxy M30s lleva Android 9 en su interior, actualizado hasta Agosto de 2019. Situándose en el vagón de cola en este aspecto, ya que se encuentra varios meses desactualizado respecto a sus rivales.

Es sorprendente como Samsung ha conseguido darle la vuelta a la tortilla, hace años su software producía rechazo para muchos usuarios. A día de hoy podemos decir que OneUI ofrece una de las mejores experiencias que podemos encontrar en un smartphone, una pena que en las actualizaciones no estén a la altura de tan buen software.

La fotografía para todos

El nuevo Samsung Galaxy M30s sigue sorprendiéndonos a medida que avanzamos en nuestro análisis. ¿Seguirá esa tendencia en la fotografía? Sobre el papel es prometedor, gracias a su sensor principal de 48 megapíxeles que viene acompañado de un sensor ultra gran angular de 8 megapíxeles.

Pero como ya sabemos, una cosa es la teoría y otra la práctica. Y en este último aspecto el nuevo Galaxy M30s se sitúa a un gran nivel, tanto por su desempeño fotográfico y por la experiencia de uso. Gracias a un software de cámara sencillo de usar, pero lleno de opciones, para mejorar nuestros resultados.

La fotografía para todos

Dentro de las opciones habituales que podemos encontrar, el modo foto, vídeo, retrato, panorámica y demás. Siendo un pequeño detalle el que nos ha sorprendido gratamente, hablamos del asistente de mejor foto. Un pequeño indicador que nos dice que punto deberíamos enfocar para obtener la mejor fotografía posible.

Y en un alto porcentaje de las ocasiones la recomendación ha sido mejor que nuestra idea original. Es un pequeño detalle, pero lo suficientemente importante para hacernos disfrutar de la experiencia. Algo que se complementa con las posibilidades que tenemos gracias a los dos sensores incorporados.

El sensor principal de 48 megapíxeles destaca muy por encima de los demás

Un sensor principal de 48 megapíxeles que se lleva todo el protagonismo, siendo el que mejor desempeño tiene en una amplia variedad de situaciones lumínicas. Ofreciendo unas fotografías llenas de detalle y colorido, hasta que hacemos un poco de zoom. Momento en el que un procesado un tanto excesivo hace acto de presencia.

Si hablamos del sensor de 8 megapíxeles ultra gran angular, está bien para determinadas situaciones. Pero la diferencia de nitidez respecto al sensor principal es más que notable y si intentamos usarlo en condiciones de iluminación escasa, totalmente inusable.

Galería fotográfica con el Samsung Galaxy M30s

 

Hablando sobre la fotografía nocturna, el nuevo Galaxy M30s pone a nuestra disposición un modo noche. Solo recomendable si es estrictamente necesario, ya que en la mayoría de ocasiones obtenemos mejores resultados haciendo uso del modo normal. Ya que en el modo noche los resultados dejan un poco que desear, por muy estable que hagas la foto suele pecar de falta de nitidez.

Poniendo todo lo que nos ofrece el nuevo Samsung Galaxy M30s en perspectiva, la experiencia es un tanto agridulce. La aplicación de cámara es una delicia al usarla y las posibilidades que brindan los dos sensores da mucho juego. Sin embargo un excesivo procesado en ocasiones, ensombrece un conjunto que resulta prometedor.

Samsung Galaxy M30s el teléfono perfecto para la mayoría

Ante la llegada de rivales como Xiaomi, que inunda el mercado de dispositivos cada semana a precios agresivos, en Samsung han sabido replantear su estrategia. Ofreciendo teléfonos a precios competitivos y que cuentan con una experiencia de uso satisfactoria, un ejemplo de ello es nuestro protagonista.

El nuevo Samsung Galaxy M30s viene a ser una versión menos sofisticada del Galaxy A50. Algo que compensa con la gran autonomía de su batería de 6000 mAh y un precio más asequible. Lo que lo posiciona como una opción a recomendar para aquellos que busquen un dispositivo de entorno a 200 euros y quieren algo conocido como es Samsung.

Samsung Galaxy M30s el teléfono perfecto para la mayoría

No es una tarea sencilla poder situarse como una posible recomendación, ya que hablamos de un segmento de teléfonos Android en el que la guerra está en todo lo alto. Xiaomi, Realme, Motorola y Samsung, son los que se reparten un pastel de lo más codiciado. Y el nuevo Galaxy M30s sabe sacar partido a sus virtudes, para destacar sobre el resto.

Gracias a un rendimiento de gran nivel de la mano del Exynos 9611, que hace un conjunto perfecto con el software de Samsung que es una delicia en el día a día. Si a esto añadimos los números en autonomía, sus posibilidades fotográficas, sumado a un completo repertorio de conexiones. Estamos ante un dispositivo apto para el 99% de usuarios.

Puedes adquirir el nuevo Samsung Galaxy M30s en Amazon.es por 260€

¿Es un teléfono perfecto? No, obviamente tiene sus sombras. En especial el apartado de actualizaciones se muestra como el punto débil del nuevo Samsung Galaxy M30s. Tanto en actualizaciones del sistema como en actualizaciones de seguridad, algo en lo que Samsung debería poner mayor esfuerzo. Aún así, sigue siendo un smartphone totalmente recomendable.

La entrada Análisis del Samsung Galaxy M30s, un potencial superventas aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

15Nov/19

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

A lo largo de mi vida he comprado innumerables dispositivos, sería imposible echarle la cuenta a todos. Sí que puedo contar con los dedos (manos y pies, seguramente) el número de «trastos» de los que nunca me arrepentí comprar y que se mantuvo a mi lado durante años. Más allá de electrodomésticos, hay un reproductor multimedia en mi casa que lleva usándose desde que lo adquirí, hace ya casi tres años: la Nvidia Shield TV.

Este reproductor multimedia, que también es consola de juegos y Google Chromecast, dispone de Android TV y de un hardware que, incluso a día de hoy, continúa siendo puntero en el tipo de dispositivo al que pertenece. Encima, el fabricante lo mantiene actualizado y libre de contratiempos, algo que, reconozcámoslo, no es precisamente habitual en Android. Por tanto, la Nvidia Shield TV forma parte de mis recomendaciones, no hay nada mejor. O quizá sí.

Nvidia Shield TV 2019: nuevo diseño cilíndrico y nuevo mando a distancia
La nueva Nvidia Shield TV 2019 llama la atención por su diseño cilindrico y por el nuevo mando a distancia con botó programable.
Nueva Nvidia Shield TV Pro: el Android TV perfecto para jugar
Nvidia ha lanzado un nuevo reproductor de vídeo y consola de juegos en la nube, la Nvidia Shield TV Pro, que ya se puede ver en Amazon.

Nvidia suele renovar su gama de Android TV cada ciertos años. Y recientemente trajo dos nuevos modelos al mercado: el reproductor con más prestaciones, y diseño similar a los reproductores anteriores, y uno más compacto con un curioso aspecto cilíndrico. Precisamente, la Nvidia Shield TV cilíndrica lleva en mi casa dos semanas. Y puedo decirlo: sigue siendo el Android TV a recomendar.

Características de la Nvidia Shield TV

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

He de remarcar que el análisis hace referencia al modelo que tengo en mis manos, la Nvidia Shield TV «normal», no Pro. Aunque, por extensión, no debería de alejarse en exceso de dicho modelo Pro: lo que reflejo en este análisis puede trasladarse al modelo superior. Incluso a los modelos anteriores: pese al lapso de tiempo entre generaciones, no existen exageradas diferencias. Esto es bueno y también malo ya que, puestos a comparar en precio, creo que sale más a cuenta adquirir un modelo anterior si este se encuentra rebajado.

No adelantemos acontecimientos, veamos cómo es la nueva Nvidia Shield TV tras el microscopio de especificaciones. Como puedes apreciar, es un reproductor hiper vitaminado para cualquier contenido que desees poner en la pantalla grande, ya sean series en streaming como vídeos grabados o juegos.

  • Procesador NVIDIA Tegra X1+.
  • 256-core Maxwell GPU.
  • 2 GB RAM.
  • 8 GB de almacenamiento interno ampliable a mediante micro SD.
  • Vídeo de hasta 4K HDR a 60 fps (H.265/HEVC). Dolby Vision HDR y HDR10.
  • Dolby Audio (Dolby Digital, Dolby Digital Plus, Dolby Atmos) y sonido surround DTS-X (pass-through) a través de HDMI.
  • Bluetooth: 5.0/BLE.
  • Gigabit Ethernet, HDMI 2.0b y Micro SD.
  • Android TV 9.0 Pie.
  • Chromecast 4K integrado y Google Assistant. Compatible con Amazon Alexa.
  • Mando a distancia incluido.

Un diseño cilíndrico que se aleja de cualquier otro reproductor de televisión

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

Pese a que en fotos ya sorprende, sacarlo de la caja deja estupefacto. No es demasiado grande, se ve sólido y muy compacto, pero es su diseño cilíndrico lo que deja sin palabras, también con ciertas dudas. Pese a que la comparación pueda parecer arriesgada, la nueva Nvidia Shield TV es como un queso rulo de cabra de color negro y con entradas para los cables en cada extremo.

En lo personal, a mí no me termina de convencer el diseño. Junto a la tele no queda bien ya que no es estéticamente atractivo, tampoco la salida de los cables, a ambos extremos del cilindro, resulta cómoda ni para detrás del televisor ni para delante. Según Nvidia, el reproductor está pensado para colocarse en el suelo, justo a la regleta de cables; algo que tampoco me convence ya que, de esta manera, acumula mucha más suciedad.

El diseño cilíndrico está pensado para colocar la Nvidia Shield TV en el suelo, no junto a la tele

Dejando atrás la controversia del diseño, la Nvidia Shield TV no ofrece complicación alguna: basta con enchufarla, y extender el cable HDMI hasta un conector libre de la tele, para que esté casi lista para funcionar. Una mínima configuración con pasos guiados, y con ayuda del teléfono, facilita el primer arranque. En este sentido, bien por Nvidia.

Un último detalle a mencionar es el diseño del mando a distancia. Este cambia radicalmente con respecto a los mandos anteriores para asumir un perfil triangular. Siguiendo con las analogías alimentarias, el mando de la Shield TV se parece a un Toblerone con botones, sin que esto sea inconveniente. Tiene más de esos botones que el mando anterior, prescinde de la guía táctil y mejora de manera notable uno de los principales problemas de mandos precedentes: las pilas. Dejan de ser de botón para necesitar dos AAA, mucho más comunes y baratas. Y vienen incluidas, por supuesto.

No tiene rival reproduciendo contenido a máxima calidad, tanto vídeos como juegos

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

Una de las claves que lleva caracterizando a la Nvidia Shield TV desde su nacimiento es que se trata de un reproductor multimedia capaz de hacer inteligente una tele, pero va mucho más allá: gracias a Android TV, es un Chromecast Ultra, ofrece instalación de aplicaciones y juegos Android… Y tiene un servicio integrado muy atractivo para los jugones: GeForce Now. Con esta combinación, la Shield TV es imbatible, especialmente si tienes juegos comprados en Steam o una suscripción a Uplay, por ejemplo.

En términos de prestaciones, el SoC de Nvidia, el renovado Tegra X1+ (mismo procesador que el de la Nintendo Switch), da todo lo que necesita la máquina y mucho más. Vamos, que no hay que preocuparse en absoluto por el contenido que se desee reproducir porque seguro que lo mastica sin ninguna piedad. Reproducción en 4k, vídeos en HDR, juegos de alta calidad gráfica… Puede con todo. Y con una enorme calidad: el salto a la compatibilidad con 4K HDR no sólo mejora el visionado en este contenido de alto contraste, también es capaz de escalar cualquier película o serie de 1080p a 4K hasta casi parecer nativo. Lo que ha conseguido Nvidia con la Inteligencia artificial de las nuevas Shield TV es impresionante.

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

Mando original de la Shield TV. No está incluido en el paquete

Aparte de los juegos Android habituales, muchos de los cuales son los mismos que instalarías en tu smartphone, la Nvidia Shield TV dispone de juegos exclusivos para la plataforma que exprimen al máximo el Tegra X1+. Y no sólo eso: con GeForce Now tienes acceso a juegos en streaming de la máxima calidad, desde títulos incluidos con la compra a todos los que hayas adquirido a través de plataformas como Steam. Esto es, GeForce Now es una especie de Google Stadia (Nvidia lo sacó mucho antes) para los juegos de PC que ya hayas comprado. Basta conectar el mando de juegos a la Shield, arrancar el servicio de streaming e iniciar sesión con tu cuenta de Steam o Uplay.

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia
Tras renovar sus Android TV tocaba probarlos. Y aquí está nuestro análisis: esto es lo que puedes esperar de la nueva Nvidia Shield TV. Muy recomendable.

[/quoteLink]

Si hablamos de los juegos, hemos de mencionar que en el paquete no está incluido el mando físico: en la foto superior aparece el mando que yo compré con mi antigua Shield. No hay mayor problema para conectar un mando ya que la Nvidia Shield TV incluye Bluetooth 5.0: basta emparejarlos y estarás jugando en segundos. Aunque, si vas a aprovechar el reproductor como consola (te lo recomiendo), lo mejor es que inviertas en su mando original.

Nvidia GeForce Now

La experiencia de juego, y de reproducción, es excelente: si tienes una buena televisión, y un equipo de sonido al nivel, no echarás de menos nada. Gran calidad de vídeo, excelente contraste, sonido envolvente… Todo a través de la salida HDMI incluida. Además, la Nvidia Shield TV ofrece zócalo para micro SIM (ideal para cargar películas o series en local) y entrada RJ45 para conexión a internet por cable. Como es lógico, no prescinde del WiFi, pero siempre irá mejor un cable ethernet en el caso de que vayas a jugar con GeForce Now.

Un último detalle es que no hace falta un mando físico de control para jugar con la Nvidia Shield TV: el propio mando a distancia triangular es válido para una buena cantidad de títulos casual Android. Gracias a los botones de control, juegos como Real Racing 3 o Crossy Road son aptos para la tele.

Nada nuevo en términos de software: Android TV 9 Pie con la capa de Nvidia

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

Las ventajas de disponer de un Android TV en el reproductor son notorias: aparte de tener habilitada la instalación de apps y juegos Android (deben adaptarse a las necesidades del sistema, no toda la Google Play es apta), la Shield TV trae incluido un Google Chromecast Ultra, por lo que puedes enviar una buena cantidad de contenido multimedia desde el móvil a la tele. Basta con pulsar sobre el icono de Chromecast en la pantalla del teléfono, seleccionar la Shield y listo.

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

El reproductor sale actualizado a la última versión de Android TV: 9 Pie. Además, incluye las mejoras de Shield Experience, una capa que mejora el uso del sistema incluyendo servicios como el citado GeForce Now o la enorme cantidad de mejoras para potenciar el vídeo y el audio, como la compatibilidad con sistemas Dolby Atmos o el escalado a 4K mediante Inteligencia Artificial. Ofrece una experiencia Android TV limpia con añadidos que potencian la experiencia de usuario.

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

Bajo mi punto de vista, esta Shield TV (y el resto) allana el terreno a la reproducción en la tele de casi cualquier plataforma de streaming; y siempre con la máxima calidad disponible. Movistar+, HBO, Amazon prime Video, el futuro Disney+… Y, por supuesto, Netflix. Ya lo avanza el botón dedicado en el mando: Netflix es uno de los puntos fuertes de este dispositivo. Y sin que tengas por qué lanzar esa plataforma desde el botón: es configurable para cualquier otra app, basta con acudir a los ajustes.

Una apuesta segura si no tenías antes una Nvidia Shield TV, careces de Smart TV o quieres aprovechar el escalado a 4K

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

No es el Android TV más barato que puedes encontrar, sí es el más potente que tendrás a tu alcance (la Shield TV Pro estaría algo por encima del modelo básico). Es perfecto para todas las necesidades de la familia en términos de entretenimiento, ya sea ver la tele como acceder a YouTube, Spotify o disfrutar de juegos Android. Y encima ofrece acceso en streaming a los juegos más actuales de PC, también a la enorme colección de títulos que hay en plataformas como Steam. Todo desde el sofá y con la comodidad de utilizar el(los) mando(s) y el teléfono.

Para mí es imprescindible, ya lo dije al inicio: a una Nvidia Shield TV se le saca un jugo enorme. Además, el fabricante es de los únicos que sigue actualizando sus dispositivos Android tras años de sacarlos al mercado, toda una garantía para el modelo actual. Que encima incluye el escalado a 4K desde 1080p y reproducción en HDR, dos añadidos que apreciarás para bien en tu televisor. Al menos siempre que sea compatible con estos dos estándares.

Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia

Es una gran recomendación siempre que no tengas una Shield TV anterior. En ese caso, no creo que merezca la pena cambiar a no ser que busques las mejoras específicas de los nuevos modelos. Si no tienes una Smart TV, y quieres probar Android para las teles, la Shield TV es la mejor puerta de entrada. Te aguantará años sin que se quede corta.

No es un reproductor multimedia barato, eso está claro: la Nvidia Shield TV de este análisis asciende a los 159,99 euros. Aun así, y puestas en perspectiva todas sus ventajas y posibilidades, puedo asegurar que vale lo que cuesta. Si pones una Shield TV en tu salón lo comprobarás en primera persona.

Consigue en Amazon tu nueva y flamante Nvidia Shield TV

La entrada Análisis de la Nvidia Shield TV: nuevo diseño y mucha más potencia aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

14Nov/19

Análisis del Asus ROG Phone II, lo mejor si buscas potencia y batería

Análisis del Asus ROG Phone II

No hace demasiado tiempo podíamos distinguir un teléfono por si era básico (dumbphone), aspiraba a ser inteligente (feature phone) o había pasado previamente por la universidad para ser listo del todo (smartphone). Esta categorización básica se ha ido complicando hasta que las marcas segmentaron las características para así dirigirse con precisión a determinado tipo de público. Así nacieron los móviles para jugones, para gamers o, directamente, móviles gaming.

Móviles gaming: qué son, en qué se diferencian y cuáles son los mejores
¿Cuáles son los mejores móviles gaming? ¿En qué se diferencian de los móviles normales? ¿Un móvil normal puede servir para el gaming? Te lo explicamos.

De esta última categoría aún no hay demasiados representantes. Y uno de los que consiguió distinguirse por sus prestaciones fue el Asus ROG Phone, un smartphone dirigido a los jugones entusiastas de Asus: ROG o Republic Of Gamers. El primer modelo dejó muy buenas impresiones. Y yo he tenido la suerte de pasar algo más de una semana con su evolución más potente, el Asus ROG Phone II.

No me esperaba que el teléfono sobresaliese más allá de a lo que aspira, a ser una referencia en móviles para jugones, pero lo cierto es que me ha sorprendido mucho por su excelente calidad general. Está claro que es una máquina de quemar gráficos; sin que esto le haga la zancadilla al resto de funciones de un smartphone: el Asus ROG Phone II es uno de los mejores Android. Así, en general. Y sin discusión.

Características del Asus ROG Phone II

Análisis del Asus ROG Phone II

No hay medias tintas cuando toca hablar de hardware: este teléfono trae lo mejor de lo mejor. Potentísimo, cargado de almacenamiento y memoria RAM, con una batería de central nuclear, ofrece la máxima conectividad sin perder ni la radio FM… Cuesta mucho no alabar el teléfono si te fijas solo en los números: la hoja técnica del Asus ROG Phone II es digna de colgar en el museo de las especificaciones.

Ya sabes que los números no tienen por qué ser representativos de la calidad de un teléfono, pero sí que orientan antes de asistir a su análisis. Aquí tienes las características de nuestro protagonista, el Asus ROG Phone II.

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 855 Plus de ocho núcleos.
    • 4 x Cortex A75 a 2.95 GHz.
    • 4 x Cortex A55 a 1.8 GHz.
  • Memoria RAM: 12 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 512 GB UFS 3.0.
    • MicroSD: no.
  • Gráfica: Adreno 630.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6.6 pulgadas.
    • Resolución: 2340 x 1080 píxeles.
    • Tecnología AMOLED.
    • Tasa de refresco de 120 Hz.
    • Relación de aspecto: 19:9.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 48 Mpx la principal y 13 Mpx la secundaria con gran angular.
    • Otros: LED Flash.
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 24 Mpx.
  • Conectividad: 4G/LTE, Bluetooth 5, WiFi 802.11a/b/g/n/ac/ad, NFC…
  • Puertos:
    • Jack 3.5 mm.
    • Conector USB Tipo C.
    • Sensor de huellas en pantalla.
  • Batería: 6000 mAh con carga rápida de 30W.
  • Dimensiones: 170.99 x 77.6 x 9.48 mm.
  • Peso: 240 g.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 9 Pie configurable.

Diseño agresivo que luce con estilo propio a pesar del enorme tamaño

Análisis del Asus ROG Phone II

Los accesorios para jugones suelen ser de líneas agresivas, con aristas donde no hay que sujetarlos, acostumbran a presentar colores deslumbrantes que cambian de tonalidad. Pues bien: el Asus ROG Phone II es un preiférico de juego hecho teléfono. Y esto no es malo, más bien al contrario: bajo mi punto de vista, Asus consigue distinguir su teléfono de la competencia a base de dotarle de carisma propio. Y oye, se me hace muy curioso que el logotipo de ROG trasero cambie de color.

El móvil es grande. Mucho. No solo por su gigantesca pantalla de 6,6 pulgadas de diagonal, también porque no aprovecha tan bien el frontal al disponer de un marco generoso arriba y abajo. Esto no es malo ya que, aparte de que añade comodidad al juego en modo horizontal, el Asus ROG Phone II monta un espectacular doble altavoz estéreo por delante. Y lo de espectacular es así, no exagero.

Análisis del Asus ROG Phone II

Cuerpo resistente de aluminio, doble cara de cristal con la trasera combinando más materiales (metal para el área del disipador), botones de volumen y encendido en el costado derecho y a buena altura junto con gatillos (dos) táctiles a la altura de cada dedo índice, doble conector USB C en el lateral izquierdo para montar accesorios (solo uno de ellos carga), USB C y conector de auriculares en la parte baja… Un detalle en este punto es que Asus descentre el USB C inferior para ponerlo a la izquierda. De esta manera favorece el juego en vertical ya que el puerto no se clava en el dedo meñique. Lo he agradecido mucho durante mis largas partidas al Mario Kart Tour.

El diseño está pensado para maximizar la experiencia de juego; lo que redunda en la mejora de la experiencia multimedia

Por detrás es donde el móvil exhibe su cara más jugona. Logotipo de ROG iluminado (o no, se puede personalizar), doble cámara trasera con una óptica poligonal, agujero de disipación en la zona superior derecha del teléfono… No hay duda de que Asus ha querido remarcar el espíritu salvaje del teléfono; consiguiendo, de rebote, una estética diferente que puede convencer incluso a los menos jugones. Eso sí, no a todos: si alguien busca un móvil discreto este no es el mejor representante.

El teléfono se agarra bien pese a ser muy grande, también se resbala debido a la doble cara de cristal. Para evitarlo Asus incluye una curiosa carcasa que remarca el estilo del ROG Phone II: protege lo imprescindible sin añadir excesivo grosor. Por último, el móvil carece de protección contra polvo y agua.

No hay nada mejor para jugar, ni por rendimiento ni por experiencia de juego

Análisis del Asus ROG Phone II

La pantalla de 6,6 pulgadas no solo hace gala de una diagonal enorme, también de una tasa de refresco a la altura de un móvil destinado a los juegos: 120 Hz. Esto tiene su contrapartida en un gasto extra de batería, también en que cuesta encontrar juegos compatibles con ella. Eso sí, desde el propio teléfono Asus ofrece un listado, por lo que basta una pulsación para descargar títulos aptos desde la Google Play Store. Como es lógico, el ROG Phone II arranca cualquier juego, tenga o no una alta tasa de refresco.

La pantalla es AMOLED con una resolución FHD+. No me he encontrado con pérdida de nitidez por más que pueda parecer una resolución algo justa para las dimensiones del panel, tampoco ofrece problemas de contraste o de reproducción de color (por el precio del móvil no habría estado mal la resolución QHD+). De serie viene bien configurada en saturación, aunque se puede poner al gusto con un completo configurador en los ajustes (Splendid).

Análisis del Asus ROG Phone II

La pantalla es excelente y se ve genial en todas las situaciones, especialmente con el contenido multimedia (jugar, ver películas…). Además, el Asus ROG Phone II monta un escáner de huellas bajo la pantalla que me ha parecido rápido y fiable, muy cercano a un lector capacitivo exterior. Y no puedo olvidarme del espectacular sonido estéreo en el frontal, hacía mucho tiempo que no escuchaba tan bien un teléfono sin usar los auriculares. Por ello, reitero lo del contenido multimedia: es una gozada reproducir una película y sentir casi un sonido de cine. Asus, genial ahí.

Tener doble altavoz estéreo frontal hace que cualquier contenido multimedia luzca el doble

Hablemos de potencia pura y dura. ¿Cuál es el rendimiento del Asus ROG Phone II? No hace falta probarlo para saberlo ya que es un teléfono que tiene la finalidad que tiene; de ahí que no solo mastique gráficos en 3D como si fueran juegos de 8 bits, también es veloz arrancando aplicaciones, moviéndose por el sistema o, en definitiva, arroja una experiencia de uso Android como pocos. Quien busque un móvil fluido aquí tiene una muy buena opción.

Análisis del Asus ROG Phone II

Ventilador externo incluido en la caja

Remato el apartado de rendimiento y juego destacando el esfuerzo de Asus por ampliar la experiencia con accesorios especializados para los jugones. No vienen incluidos dentro del paquete con el teléfono, pero sí pueden adquirirse aparte. Por ejemplo, hay una segunda pantalla (Twin View) para utilizar como mando de juegos, a lo LG V50 ThinQ. También existe una base de juego para mantener el teléfono en horizontal y conectarlo a la tele además de añadirle mandos. Y de serie sí trae un accesorio que dejará de piedra a todos los que lo vean: un ventilador externo.

Pese a lo que pueda parecer con la ranura trasera de refrigeración, el Asus ROG Phone II carece de ventilador interno. Sí se le puede acoplar el ventilador externo que viene en el paquete: basta con quitarle la tapa de goma a los puertos laterales del teléfono (la tapa es demasiado fácil de perder) para acoplarle el accesorio. Dicho ventilador se encarga de alejar del móvil el exceso de temperatura y, de paso, también refresca las manos, algo que va genial cuando se juega durante mucho tiempo seguido. Y un último apunte: el sistema de refrigeración interno por varias capas evita en gran medida que el Asus ROG Phone II se sobrecaliente. Ni siquiera jugando con el cable puesto.

Dura, y dura, y dura… El Asus ROG Phone II puede alimentar una central nuclear

Análisis del Asus ROG Phone II

Las cifras del teléfono son impresionantes: 6000 mAh de batería, casi nada. Dado que el teléfono es grande, y que la pantalla favorece esas dimensiones, al fabricante no se le ha olvidado asegurar su teléfono contra uno de los inconvenientes más habituales de los móviles que se exprimen en juegos: la autonomía. No hay que temer: el Asus ROG Phone II volverá a casa tras una dura jornada con hasta la mitad de su carga. Incluso aguanta aunque se le dé caña con juegos, no ha habido ninguna vez que se me haya agotado en un día.

6000 mAh dan para mucho. Y son una verdadera gozada: te acostumbras muy rápido a comprobar que aún queda autonomía de sobra incluso con un uso agresivo. De esta manera, el teléfono se corona como uno de los más longevos entre carga y carga, al menos de entre los móviles más comerciales y sin que esté especializado en gran autonomía. Como ocurre con la pantalla, el sonido o la potencia, cualquier usuario se beneficiará de una enorme batería, Sea jugón o no.

No solo aguanta como un campeón, también se carga bastante rápido: bastan 20 minutos en el enchufe para que reviva lo suficiente para varias horas de guerra. Y sin que tarde demasiado de 0 a 100 %, aquí tienes los datos:

  • 5 minutos: 7 % de batería.
  • 10 minutos: 15 % de batería.
  • 20 minutos: 30 % de batería.
  • 50 minutos: 69 % de batería.
  • Total: 1 hora y 43 minutos.

No todo iban a ser buenas noticias: he echado en falta la carga inalámbrica. Quizá no habría tenido mucho sentido ya que con un cargador Qi no se puede jugar, pero es un componente con el que Asus habría redondeado un móvil que hasta aquí es casi perfecto.

Extra de puertos y cargado de conexiones inalámbricas

Análisis del Asus ROG Phone II

Ya lo detallaba en el apartado de diseño: el Asus ROG Phone II incluye más puertos USB C de la cuenta. Está el inferior y desplazado a la izquierda; después tenemos dos puertos USB C más en el costado izquierdo del teléfono, indicados para conectar accesorios. Uno de esos puertos laterales no se puede utilizar como carga (de color naranja), el mismo fabricante lo avisa.

El móvil admite un cable de carga por abajo y en el lateral, también puede cargarse con el accesorio de ventilador conectado (por abajo y por el lado). Además, nuestro protagonista no prescinde de WiFi de doble banda con 2×2 antenas MIMO (también dispone de WiFi 802.11 ad a 60 Hz), ofrece Bluetooth 5.0, es compatible con audio HiRes y DTS envolvente 7.1, tiene radio FM (algo inaudito en un gama alta con el Snapdragon 855+, muy bien por Asus), el 4G LTE es de la máxima velocidad, también su posicionamiento lo es (ademas de preciso), no prescinde del NFC… Si hubiese tenido emisor de infrarrojos habría sido imbatible.

Capa personalizada bastante ligera con la pega de mantenerse en Android 9 Pie

Análisis del Asus ROG Phone II

Hasta el momento el Asus ROG Phone II se ha mostrado como uno de los mejores Android que se pueden comprar. Sus pegas principales serían su excesivo tamaño, el peso y su diseño agresivo, características más o menos importantes dependiendo de los gustos de la persona. Pero ahora toca adentrarse en uno de los aspectos donde más flojea nuestro protagonista: el software.

Análisis del Asus ROG Phone II

No digo que flojee en términos de capa o de opciones incluidas ya que Asus provee de una enorme cantidad de herramientas, ajustes, de una personalización enorme y, sobre todo, permite adaptar el teléfono al entorno de juego al aplicar desde potenciadores de hardware hasta modificación de los gatillos del lateral derecho. Mi principal pega es que Asus no haya actualizado el teléfono a Android 10 pese a que esta versión estable de sistema lleva casi tres meses en la calle.

Análisis del Asus ROG Phone II

Dejando de lado que venga con Android 9 Pie, la experiencia que arroja el software es muy positiva. La capa de Asus no es tan agresiva como puedan serlo EMUI o MIUI, por lo que mantiene cierto aire Android stock sin que esto implique reducir las mejoras y aplicaciones propias. Y sin bloatware: administrador de archivos, grabadora, radio FM, galería, aplicación de cámara… Y lo mejor, la base del teléfono: Armoury Crate, el lanzador de juegos, y Game Genie, el optimizador.

Análisis del Asus ROG Phone II

Armoury Crate permite desde personalizar el encendido del logo trasero a encontrar nuevos juegos adaptados a las características del teléfono. Y Game Genie incluye desde los potenciadores de hardware a una grabadora de pantalla; o la opción de emitir la partida en directo (el menú de Game Genie permanece escondido en el lateral mientras se juega, basta deslizar el dedo desde fuera de la pantalla hacia dentro para descubrirlo).

Análisis del Asus ROG Phone II

Un último apunte de software que me parece reseñable es que el Asus ROG Phone permite lanzar cualquier app o función con solo estrujar el teléfono, a lo HTC o Google Pixel (el Pixel no es muy configurable). Para ello se aprovecha del gatillo táctil inferior: un apretón (configurable en presión y en app) y el móvil lanzará lo que deseemos. Por ejemplo, yo tengo configurada la cámara: basta con apretar para que en menos de un segundo esté el móvil listo para lanzar fotos, ya estuviese la pantalla encendida como que no. Es súper práctico.

Una cámara que decepciona conforme desciende la luz

Análisis del Asus ROG Phone II

Todos los móviles gaming suelen acusar cierta caída en las capacidades fotográficas. Como debería de ser obvio, resulta imposible llegar a todo y, encima, hacerlo con sobresaliente. Aun así, el Asus ROG Phone II tampoco se comporta demasiado mal, al menos mientras haya iluminación uniforme y abundante. No es un teléfono para lucirse de noche por más que salga del paso con más o menos acierto.

Veamos las características técnicas del teléfono en cuestión. Por detrás nos encontramos con un módulo de doble cámara con un sensor principal de 48 Mpx encarnado en un viejo conocido: el Sony IMX586. El conjunto de lentes, de 6 piezas, ofrece una apertura f/1.79, un ángulo de visión de 79 º y una distancia focal equivalente de 26 mm. Como apoyo, Asus se decide por un objetivo gran angular (125 º) que arroja luz a un sensor de 13 Mpx, apertura f/2.4 y una longitud focal equivalente de 11 mm. Por delante, el Asus ROG Phone II dispone de una cámara selfie con sensor de 24 Mpx y apertura f/2.2.

Análisis del Asus ROG Phone II

Con este teléfono sufrí una pequeña decepción en el terreno fotográfico. Andaba sorprendido por el enorme desempeño en todos los aspectos clave, también por lo bien que funcionaba en exteriores su pareja de cámaras traseras. Tras toda una tarde sacando fotos de día, hice una en interiores y me choqué de bruces con la realidad: el teléfono sufre mucho cuando se fuerza la iluminación, especialmente por un procesado que no acierta a mantener el rango dinámico y un balance de blancos correcto.

El teléfono puede sacar imágenes con un detalle salvaje y sin apenas ruido, también ofrece una notable calidad y buena correspondencia de color. Siempre con luz, claro; manteniendo suficiente equivalencia entre el sensor principal y el gran angular. La aplicación de cámara es bastante completa y permite desde aplicar modo retrato (sale del paso sin aplicar un bokeh consistente) a disparar con el tamaño completo del sensor, los 48 Mpx. Recalco lo de la luz: en exteriores y de día no hay mayor problema más allá de cierta falta de rango dinámico. Con media luz ya se pierde mucho detalle en plano medio; además de arrojar acuarelas por doquier.

Análisis del Asus ROG Phone II

Diría que el rendimiento fotográfico está al nivel de un gama media, lo cual es una lástima dada la gran calidad general de todo el dispositivo. Sin que por ello sea una pésima noticia ya que siempre habrá quien no necesite estar sacando fotos continuamente; por lo que se bastará y sobrará con el desempeño del Asus ROG Phone II. Tanto por detrás como por delante: la cámara selfie ofrece retratos con iluminación más uniforme y, de media, aplicando un mejor procesado. Al menos de manera visible ya que basta con aplicar un poco de zoom para percibir la pérdida de detalle en forma de acuarelas.

A continuación tienes una galería con imágenes tomadas con el Asus ROG Phone II y sin editar. Pulsa en la siguiente foto para acceder a ella.

Análisis del Asus ROG Phone II

La calidad del vídeo mantiene el tipo en la gran mayoría de condiciones. Con estabilización mecánica, y súper estabilización (OIS + EIS) en 1080p, el teléfono graba hasta en 4K 7 60 fps registrando vídeos con suficiente fluidez y manteniendo cierta tendencia a la saturación.

A continuación tienes una grabación a resolución máxima, 4K y 60 fps.

Ver vídeo

Para terminar, a continuación tienes una grabación móvil en mano a 1080p y súperestable.

Ver vídeo

Pocas sombras para un móvil que juega con la potencia como ninguno

Análisis del Asus ROG Phone II

Tras esta extensa review habrás comprobado que el Asus ROG Phone II ofrece lo máximo de lo máximo; manteniendo alguna mancha en el expediente que no logra arruinar su excelente desempeño medio. Perfecto para jugar, sí, pero también uno de los móviles más rápidos y fluidos que vas a encontrar; enorme y de gran peso, con una exagerada batería que convierte al ROG Phone II en el móvil perfecto para aguantar durante días con una sola carga; es de líneas agresivas, algo que redunda en su distinción. Y la cámara… Bueno, tampoco es algo tan grave si la utilizas principalmente de día.

Es una excelente recomendación con las pegas lógicas del tipo de público al que va dirigido. Y con un último inconveniente que aún no había destacado: el Asus ROG Phone II no es precisamente barato ya que asciende a los 899 euros. Un gama alta con todas las de la ley que penaliza en un aspecto donde la mayoría ofrece todo lo que sabe, la fotografía.

Análisis del Asus ROG Phone II

Personalmente, a mí me ha encantado este teléfono. Disfruté mucho probándolo, también jugando con él y, en definitiva, sabiendo que no debía preocuparme ni siquiera saliendo de casa con la batería a medias. Sin duda, es uno de los mejores móviles gaming que puedes adquirir, también de los mejores teléfonos que hay en el mercado.

Si quieres hacerte con este Asus ROG Phone II solo tienes que acudir a la tienda de Asus España. También está disponible en Amazon, en ambos casos a su precio oficial: 899 euros.

Consigue aquí tu Asus ROG Phone II en Amazon España

La entrada Análisis del Asus ROG Phone II, lo mejor si buscas potencia y batería aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

13Nov/19

Análisis Huawei Mate 30 Pro: una bestia herida

Este es, sin duda, un análisis realmente particular. Durante la mayor parte del año hemos estado siguiendo el caso del veto de Estados Unidos a Huawei que ha impedido que la compañía china pueda tener relaciones comerciales con las empresas estadounidenses, al menos tenerlas sin la aprobación expresa del gobierno.

Huawei no puede seguir usando Android con las apps de Google
Google ha eliminado a Huawei de la lista de socios con los que colabora para usar Android con las Google Apps, aunque no ha sido por decisión propia.

Lo que parecía una situación que se podría arreglar en unas semanas se ha prolongado ya durante medio año, y las consecuencias para Huawei ahora son más relevantes que nunca.

La compañía china sigue vendiendo de forma holgada en su país natal, pero en Europa las cosas se empiezan a complicar. Mucho.

El Huawei Mate 30 Pro es el primer smartphone de la empresa que se va a vender sin la certificación de Google y, como os vamos a contar en el apartado del software, eso implica más cosas que no tener la tienda de aplicaciones Play Store.

Ver vídeo

Características del Huawei Mate 30 Pro

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 158.1 x 73.1 x 8.8 mm
    • Peso: 198 gramos
  • Pantalla
    • Tipo: OLED
    • Tamaño: 6.53 pulgadas | 19.5:9
    • Resolución: 2400 x 1176 px
  • Características principales
    • Procesador: Huawei Kirin 990
      • 2 x 2.86 GHz @ Cortex-A76
      • 2 x 2.09 GHz @ Cortex-A76
      • 4 x 1.86 GHz @ Cortex-A55
    • GPU: Mali G76-MP16
    • Sistema Operativo: EMUI 10 basado en Android 10 AOSP
  • Memoria
    • Interna:
      • 128 GB + 8 GB RAM
    • MicroSD: Nano Memory hasta 256 GB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Cine: 40 Mpx f/1.8 PDAF
      • SuperSensing Cinema Gran Angular: 40 Mpx f/1.6 OIS
      • Telefoto: 8 Mpx f/2.4 OIS x3 Zoom óptico
      • Sensor de profundidad 3D
    • Delantera:
      • Principal: 32 Mpx f/2.0
      • Sensor de profundidad 3D
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.1
    • Puerto de infrarrojos
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 3.1 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas bajo pantalla
    • Gestos
    • Acelerómetro, giroscopio, sensor de gravedad, sensor de proximidad, barómetro y brújula
  • Batería
    • 4500 mAh Li-Po
    • Carga rápida: 40W
    • Carga inalámbrica: 27W
  • Protección
    • IP68 resistencia al agua y polvo durante 2:30 minutos

Un diseño de primer nivel

La estética de los móviles de Huawei ha ido ganando enteros año a año, eso parece indiscutible. Pero en el Mate 30 han llegado a un punto en el que incluso personas ajenas a la tecnología se fijan en ello.

A lo largo de la semana que he estado usando este móvil he hecho mi vida normal, como es lógico, y en una visita a casa de mis padres me llamo, y mucho, la atención que mi madre se fijara en el móvil que llevaba. Normalmente es mi padre el que me suele preguntar sobre qué dispositivo ando usando, pero la estética trasera de este Mate 30 Pro hizo que mi madre dijera «Ui, pues este sí que me gusta, no me importaría tenerlo».

Huawei ha logrado el sueño: que los demás fabricantes le copien
Apple, Google y Samsung están inspirandose en los diseños de Huawei para sus proximos móviles, lo que resulta fascinante.

Huawei ha llamado The Halo al elemento que integra las cámaras en la zona posterior, y lo ha rodeado de un acabado en cristal que hace que el móvil tenga una apariencia única.

En esa zona negra están los cuatro sensores de las cámaras, con los sensores de apoyo, como el flash, en un lateral. Llama la atención que desde esta posición se vea el botón de encendido, en rojo, pero es que Huawei lo ha movido tan hacia atrás por culpa de la pantalla.

Esto hace que tengamos que hablar de los bordes. La pantalla en cascada del dispositivo hace que el botón de encendido esté en una posición algo incómoda y la ausencia de botones de volumen no nos ha gustado tanto como creíamos. A la hora de modificar el sonido hemos tardado más que en móviles más convencionales.

En la parte superior tenemos el micrófono de cancelación de ruido y el emisor de infrarrojos, y en la zona inferior tenemos el conector de carga USB C, el altavoz, el micrófono principal y la bandeja dual para las SIM o la tarjeta de memoria.

El peso es un problema en este móvil, y es que sus casi 200 gramos hacen que cuando lo sujetemos tengamos la sensación de que es pesado, y al ser tan extremadamente resbaladizo (no lo hemos probado con funda ya que no venía en la caja) hemos sido demasiado conscientes de su uso, no tanto de lo que hacíamos con el mismo.

El Huawei Mate 30 Pro es una BESTIA en potencia, con mayúsculas

Huawei desarrolla cada año un nuevo procesador de gama alta. El de 2019 es el Kirin 990 y el Mate 30 pro es, por el momento, el único dispositivo que lo usa.

Si ya en los móviles que usaban el procesador de la generación anterior decíamos que no teníamos lags ni cierres en aplicaciones, que todo iba fluido y que la sensación de velocidad era más que buena, aquí solo podemos reincidir en esta idea.

No hay mucha diferencia con el Kirin 980 en cuanto a los juegos, las apps y la multitarea, pero sí que la hay en las capacidades fotográficas, por ejemplo, de lo que hablaremos más adelante.

Como veis, los test de benchmarks dan fe de esa potencia bruta y en el día a día también se aprecia que estamos ante un smartphone de primer nivel. Sin más.

La velocidad de conexión a internet usando la red Wifi es de 440 Mbps en una red de 600. Y la velocidad de subida ronda la misma cifra. La conexión bluetooth también funciona muy rápido y el emparejamiento y uso de los auriculares y demás dispositivos no da problema.

En teoría podemos pagar con el móvil usando el chip NFC pero como veremos en el apartado del software, al no tener los servicios de Google, Google Pay no funciona.

En cuanto a sensores, tenemos un GPS Dual que posiciona rápido, un emisor de infrarrojos para usar el móvil de mando a distancia, ranura para tarjetas NMCard (que no microSD), y algunos echarán en falta la radio FM, el jack de auriculares o el doble altavoz, algo a lo que Huawei no le está prestando la suficiente importancia.

La seguridad biométrica viene dada por un sensor de huellas en pantalla que funciona bien, rápido y de manera precisa. Huawei ha sabido evolucionar sus fantásticos sensores traseros y, salvo en algún modelo como el Nova 5T, ha implementado a la perfección el sistema bajo la pantalla.

Además, en el más que notorio notch del Huawei Mate 30 Pro tenemos un sensor ToF que nos permite tener un desbloqueo facial avanzado, como el del Mate 20 Pro, Pixel 4 o iPhone 11. Hay detalles novedosos como el poder realizar scroll o capturas de pantalla con gestos con la mano, pero no acaban de ser realmente prácticos, como no lo son en los móviles de Google o LG.

Un sonido bueno pero no destacable

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei ha optado por usar en este móvil el mismo sistema de sonido bajo la pantalla que se implementó en el Huawei P30 Pro. Parece que el volumen es mayor y no tenemos problemas a la hora de hablar por teléfono. Eso sí, subir el volumen no es algo instintivo al no tener botones físicos.

Ademas, aunque el altavoz se comporta bien y nos da un sonido potente y sin fallos, el no tener un segundo altavoz en el otro extremo del terminal se acaba notando. He estado usando antes que este móvil un OnePlus 7T y el salto en este apartado es demasiado notorio.

Una pantalla única, pero con fallos

Aunque Huawei siempre ha dicho que los Mate son sus terminales enfocados a la productividad, en esta ocasión nos hallamos con un modelo que destaca, sobre todo, en diseño, y aquí la pantalla tiene mucho que decir.

Al contrario que en otros Mate y en la mayoría de móviles de gama muy alta y precio similar a este Mate 30 Pro, el panel que nos encontramos aquí es FullHD+, con una resolución de 2400 x 1176 px. Al tener una diagonal mayor a las 6.5 pulgadas, se aprecia una diferencia con otros modelos, aunque tampoco podemos decir que la nitidez sea baja, no se ve mal. Eso sí, no tenemos las resoluciones de terminales como el OnePlus 7 Pro, el Sony Xperia 1 o el Samsung Galaxy Note 10.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

La tecnología que usa es OLED, lo que permite implementar el sensor de huellas bajo el panel, pero aquí tampoco se ha echado el resto y no se ha usado una tasa de refresco de 90 Hz, algo que hemos visto incluso en móviles que cuestan menos de la mitad, como el realme X2 Pro. Nos quedamos en los 60 Hz.

Pero lo que de verdad llama la atención del panel es su extremada curvatura, que hace que mirándolo de frente parezca que no hay bordes laterales. Esto hace que cogerlo sea algo extraño y aunque no molesta cuando lo sostenemos de manera normal, sí que es algo menos cómodo cuando lo ponemos encima de la cara, como cuando estamos tumbados en la cama.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei sabe que muchos usuarios reniegan de los bordes curvados porque les hace más difícil escribir e interactuar con el móvil, por lo que tenemos una nueva sección en los ajustes de pantalla donde podemos escoger qué apps queremos que no se extiendan hasta el lateral.

Cómo desactivar la curvatura de la pantalla en el Huawei Mate 30 Pro
Te contamos cómo puedes hacer que las aplicaciones del Huawei Mate 30 Pro no usen la curvatura de la pantalla, por si te molesta pulsar en esa zona.

Gboard hasta el borde / Gboard sólo en zona no curvada

Como veis en la imagen superior, en mi caso he optado por desactivar esta opción en Gboard, que es el teclado que uso, ya que el que viene por defecto en EMUI 10, Swiftkey, no es de mi agrado (y no se puede desinstalar).

Un punto a favor del software de la pantalla, que hace uso de los sensores delanteros, es que podremos hacer que la interfaz de una aplicación gire en función de la posición de nuestra cara, no de la inclinación del móvil.

Siempre he dicho que no me molestan las pantallas curvadas, y hasta ahora era así. Me da la sensación que este caso es diferente. Me he encontrado con mas problemas que ventajas, por mucho que estéticamente el terminal gane con este diseño.

No hay botones de volumen en el Huawei Mate 30 Pro

Aquí tenemos que hacer otro inciso y es que Huawei ha apostado por eliminar los botones de volumen como hemos comentado antes, implementando un sistema háptico de control que nos obliga a tocar dos veces en la pantalla para subir o bajar el volumen.

El sistema en sí no es que funcione mal, aunque hay que acostumbrarse, pero hace que la interacción sea menos natural. Además, no es posible modificar el volumen con el móvil bloqueado y hacerlo en horizontal no es para nada cómodo.

Nos parece un paso en falso a la hora de lanzarse a un futuro en el que los móviles no tengan botones físicos. Podría ser así, pero aún no vemos que eso vaya a ser más cómodo, ni mejor.

Una cámara muy versátil… que recuerda al P30 Pro

Las cámaras se están convirtiendo en los elementos más relevantes de los móviles, sobre todo en la gama alta. Esto es algo que Huawei sabe y ha querido mejorar bastante desde los Mate 20 del año pasado. Ahora tenemos cuatro cámaras, que nos dan una versatilidad muy decente, aunque no haya cinco sensores, y es que esa parece ser la moda de final de año.

  • Cine: 40 Mpx f/1.8 PDAF.
  • SuperSensing Cinema Gran Angular: 40 Mpx f/1.6 OIS.
  • Telefoto: 8 Mpx f/2.4 OIS x3 Zoom óptico.
  • Sensor de profundidad 3D.

El sensor principal usa un patrón RYYB similar al de los Huawei P30 Pro. Esto hace que las fotos sean algo más cálidas pero que tengan menos ruido y más detalle en situaciones complicadas, como la baja luz.

Además tenemos un sensor gran angular de nada menos que 40 Mpx, que está estabilizado y nos permite grabar de una forma pocas veces vista.

El telefoto tiene una resolución menor, 8 Mpx, y nos da un zoom óptico 3x, un zoom híbrido 5X y un zoom digital de 30 aumentos. Es lo que teníamos en el Mate 20 Pro y parece que se ha optado por no usar un periscopio o mayores alcances para no eclipsar al P30 Pro.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

La calidad con buena luz es la esperable en un terminal de esta categoría. Tenemos un HDR bien conseguido, un rango dinámico amplio y un detalle correcto. El zoom, de 3 aumentos, se comporta de forma correcta, con un contraste y saturación ligeramente superior al sensor principal, pero sin llamar demasiado la atención. Y el zoom híbrido, de 5 aumentos, sigue siendo plenamente usable, como lo era en el P20 Pro y Mate 20 Pro.

Esto también pasa en el gran angular, que sin ofrecer una temperatura de color o detalles diferentes al sensor principal, sí que muestra un ligero cambio. Eso sí, hay que mirar y fijarse para notarlo.

La inteligencia artificial sigue haciendo acto de presencia, dando diversos procesados a las fotos en función de lo que estemos mirando. Y el modo retrato sigue siendo algo artificial, nos recuerda mas al del Mate 20 Pro que al del P30 Pro.

De noche es cuando este móvil brilla especialmente. Al igual que el P30 pro, al tener un sensor RYYB no nos hace falta usar el modo noche especial, que nos da imágenes algo más irreales.

El detalles bastante bueno, salvo en el telefoto, donde se nota la menor resolución y apertura. Además, el rango cromático es diferente en las fotos con el angular y el gran angular, dando este último imágenes más anaranjadas.

En cuanto a la cámara delantera, tenemos un sensor de 32 Mpx, con un comportamiento muy bueno y salvo en algunas ocasiones donde el HDR ha jugado una mala pasada, se comporta bien.

El video es la estrella en el Mate 30 Pro

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei ha querido seguir centrando la serie P en la fotografía, y para los Mate se ha centrado en la videografía, algo que no se suele tener muy en cuenta en móviles Android.

Para ello ha integrado un módulo de cámara llamado SuperSensing centrado en grabar vídeo con mejor calidad que sus rivales.

Entre las funciones que destacan de este móvil están la posibilidad de grabar vídeos con muy poca luz, cámara lenta, el time-lapse o el poder grabar con el gran angular con 4K.

De esas funciones sin duda la más llamativa es la cámara ultra lenta. En un momento en el que la mayoría de móviles de gama alta se ha plantado en la grabación a 960 fps con calidad HD, Huawei ha llevado esto a otro nivel dando calidad FHD, algo que llevábamos tiempo pidiendo y que sólo algún modelo de Sony nos daba.

Pero lo más espectacular es la cámara ultralenta a 7860 fps que es capaz prácticamente de congelar el tiempo. Eso sí, aquí nos limitamos, por temas relacionados con la memoria, a una resolución de 1280 x 720 px, y la calidad se nota que no es muy alta cuando vemos el vídeo en una pantalla FHD o superior.

La calidad de la grabación es muy buena, y podemos grabar (por fin) a 4K 60 fps. Además, tenemos una grabación bien estabilizada y un sensor que se ajusta muy rápido a los diferentes entornos en función de la luz.

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Podemos cambiar de sensor cuando estamos grabando, sin pausar el vídeo, pero la transición entre ellos se nota demasiado y no es, como nos gustaría, invisible. Ademas, la estabilización de noche sigue siendo un punto a mejorar, como pasa en absolutamente todos los terminales que he probado.

Con la cámara delantera tenemos una experiencia mixta. El enfoque es algo que creemos podría mejorar, y si bien la estabilización es correcta, sin mas, nos da la sensación de que otros modelos de esta marca lo hacen mejor. Además, al contrario de lo que pasa a la hora de hacer fotos, cuando grabamos el recorte es tal que hace que tengamos que alejar la mano mucho de a cara, y teniendo en cuenta lo sumamente resbaladizo que es el móvil, no parece una buena idea.

La autonomía es demencial, en el buen sentido

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Uno de los aspectos más impresionantes de Huawei en todos sus terminales de gama alta es la autonomía. El Huawei Mate 30 Pro no sólo tiene una gran capacidad, con 4500 mAh, sino que además dispone de una carga rápida de 40W e incluso tiene carga carga inalámbrica de 27 W. Y sí, tiene carga reversible, más rápida que la de sus antecesores, pero no es algo que hayamos usado de forma continuada.

En la primera prueba de autonomía hemos estado jugando a HearthStone, Honkai Impact Third, hemos usando Instagram, configurado muchas aplicaciones… y lo hemos usado mayormente en Wifi. Hemos llegado a las 6 horas y media de pantalla con mas de 48 horas de batería total.

En la segunda prueba de autonomía hemos hecho fotos en exteriores, algunos vídeos, un par de llamadas y algunas partidas a Honkai Impact Third y Golf Battle, aunque no a HearthStone. Hemos llegado a las 7 horas y media de pantalla con casi 40 horas de batería total.

En la tercera prueba de autonomía hemos estado mucho tiempo en exteriores, haciendo fotos y jugando en interiores, además de usando Instagram. No obstante, lo hemos usado menos que en anteriores pruebas pero de forma más cercana a la realidad de la mayoría de usuarios. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 35 horas de batería total.

La última prueba que hemos medido (hemos estado usando casi dos semanas el terminal) ha sido singular porque hemos usado el móvil una jornada entera de 13 horas, habiendo llegado a las 6 horas de pantalla… y aún nos sobraba un 43% de batería.

Pues eso, demencial.

El software daña la experiencia con el Huawei Mate 30 Pro

Y llegamos a la parte mas importante del análisis, y es extraño porque en muchas ocasiones es la que menos miramos, dado que todos los móviles Android se parecen mucho.

Huawei ha sido valiente al lanzar su Mate 30 Pro en Europa pese a no tener la licencia de Google para usar sus aplicaciones, pero eso nos da más de un dolor de cabeza.

Tiene Android, pero no Google Play

Lo primero que tenemos que dejar claro es que el Huawei Mate 30 Pro usa Android 10, así como EMUI 10. En estética y funciones se parece mucho a lo que ya analizamos en fase de pruebas en el Huawei P30 Pro y que podéis leer en su análisis.

Ver vídeo

El problema viene cuando queremos hacer uso de las aplicaciones de Google ya que no tenemos los servicios instalados, ni tampoco las aplicaciones. Como os hemos contado ya, es posible instalar los servicios de Google de forma más o menos sencilla, pero sigue habiendo inconvenientes.

Ver vídeo

Sin pagos móviles con Google Pay

Una de las pegas es que pese a tener acceso a la Google Play Store, a Google Maps o Gmail, servicios como Google Pay no están operativos, dado que Google no ha certificado estos terminales.

La aplicación en sí sí que funciona, y podemos usarla como gestor de billetes de avión, por ejemplo, pero no podemos usarla para su función principal, pagar.

Problemas con el asistente de Google

Al iniciar el móvil, tras instalar los servicios de Google, nos dimos cuenta de que el asistente no estaba instalado, algo normal porque no había ninguna app de los dueños de Android. Así pues, nos descargamos la aplicación y la configuramos, y funciona casi con total normalidad.

La excepción, al menos en nuestro caso, la da la configuración de los Contactos Favoritos, que no nos permite añadir unos nuevos, algo que sí es posible si lo hacemos en otros móviles. Si lo intentamos la app nos manda de nuevo a la pantalla de los ajustes.

Netflix también da problemas en el Huawei Mate 30 Pro

Análisis Huawei Mate 30 Pro

De forma colateral, también tenemos problemas con Netflix y es que el servicio de streaming hace ya dos años que dejó de dar soporte para móviles que no estuvieran certificados por Google. Esto hace que si la buscamos en la Play Store no la encontremos.

Cómo usar Netflix en móviles no certificados por Google: Xiaomi…
Os contamos cómo solucionar el problema que evita poder usar Netflix en móviles no certificados por Google como los móviles chino, Xiaomi…

La solución pasa por seguir los pasos de este artículo, pero ya os avanzamos que os quedaréis sin funciones como la descarga de contenido offline.

La realidad aumentada está limitada

Aunque no es un tipo de juegos al que le preste mucha atención, mientras realizaba el análisis de este dispositivo salió para Android un juego basado en realidad aumentada, Angry Birds: Isle of Pigs.

Cuál no fue mi sorpresa al ver que el Mate 30 Pro no lo mostraba como compatible. Pensé que se sería por no tener los servicios de realidad aumentada de Google de serie, así que fui a instalarlos… pero no estaban.

Usando enlaces externos logré abrir las fichas correspondientes en la Google Play Store y ahí estaba el mensaje: «Tu dispositivo no es compatible con esta versión«. Decidí descargar los APKs de forma manual e instalarlos y si bien conseguí hacerlo, no he logrado arrancar el juego.

Otros fallos extraños

Análisis Huawei Mate 30 Pro

A estos dos problemas importantes tengo que sumar otro muy raro. Me he dado cuenta de que cuando tengo activo el modo No Molestar y entro en las historias de Instagram, no funciona el audio de las mismas. En otras aplicaciones como Youtube no hay problema, y si desactivo este modo las escucho sin problema, por lo que parece ser un fallo del software.

Como veis, aunque Huawei deja claro que este es un móvil para usuario avanzados (y no le falta razón), la cantidad de fallos que tenemos en el apartado del software hace que nos planteemos incluso si para ellos es una buena elección.

No se garantiza la actualización a Android 11

Otra duda que nos quedaba es si este móvil se actualizará dentro de unos meses a Android 11. Hemos hablado con Huawei y nos han informado de que no es algo que se pueda garantizar, porque no depende de ellos.

Google podría cambiar las reglas de la actualización de Andrid AOSP y Huawei quizás no pudiera cumplirlas, por el veto de Estados Unidos. También podrían quedarse las cosas como están y sí podrían actualizar, pero como decimos, no hay garantías.

Posible luz al final del túnel

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Al hablar con algunos responsables de Huawei, nos han indicado que, de ser posible legalmente, ellos podrían lanzar una actualización de los Mate 30 Pro con un nuevo software en el que se incluyeran de serie las aplicaciones y servicios de Google.

Esta OTA haría que el interior del Mate 30 Pro fuera casi idéntico al de los P30 Pro, sin los problemas mencionados.

El problema es que esa decisión no depende de Huawei, sino del gobierno estadounidense, que sigue estudiando las cientos de solicitudes de empresas que quieren realizar negocios con la firma china, pero que debido a la inclusión de esta en la Entity List, necesitan una aprobación expresa del gobierno americano..

Un móvil difícil de recomendar

Análisis Huawei Mate 30 Pro

Huawei tenía todas las papeletas para lograr que el Huawei Mate 30 Pro fuera el mejor móvil del año. Aunque la pantalla no estuviera al nivel de sus rivales, el resto de sus especificaciones luchaban de tú a tu y en algunos casos incluso ganaban de forma abrumadora.

Sólo hay un problema. El problema.

Aunque Huawei ha dejado claro que este smartphone está pensado para esas personas que quieren ensuciarse las manos, cacharrerar, trastear y modificar cosas sin miedo de su teléfono, nosotros no lo tenemos claro.

Obviamente, siempre ha habido geeks que han importado dispositivos de China, que hemos instalado ROMs, instalado los servicios de Google en móviles que no lo permitían, que hemos modificado Android más allá de lo que hacía la gente normal… pero no conozco ninguno de ellos que no valorara mucho el coste que se ahorra al hacer eso.

¿Recomendaría este terminal? Honestamente, es difícil.

Si Huawei pone en algún momento a la venta este dispositivo a un coste más cercano a la gama alta económica como los Xiaomi Mi 9, realme x2 Pro o OnePlus 7T, quizás tenga alguna oportunidad. Si estamos hablando de competir con el iPhone 11 Pro, Samsung Galaxy Note 10 o Pixel 4, no.

Obviamente, si el problema con el gobierno americano se solventa y finalmente el Mate 30 Pro puede venderse, o actualizarse, con las aplicaciones de Google, la conclusión podría ser otra.

La entrada Análisis Huawei Mate 30 Pro: una bestia herida aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

12Nov/19

Análisis del TCL Plex, un buen móvil que aspira a más de lo que ofrece

Análisis del TCL Plex

Hablar de TCL quizá te traiga a la cabeza televisiones, puede que te acuerdes de marcas como BlackBerry o Alcatel ya que TCL es el fabricante chino que adquirió los derechos de los antaño insignes de la telefonía. Pero, dado que dicho fabricante chino quiere obtener su merecido reconocimiento en solitario, se aventuró a salir fuera de su país con dispositivos ajenos al segmento puramente multimedia.

El TCL Plex es el primer móvil de la marca en aterrizar en España. El fabricante prefirió entrar por la gama media, un aparente suicidio dada la enorme proliferación de modelos compitiendo entre sí por un trozo mínimo de pastel. Xiaomi se ha hecho fuerte en torno a los 300 euros; realme llegó antes que TCL para comer terreno rápidamente; Huawei va en retroceso por sus problemas con Google; y la propia TCL tienta el mercado con el Plex, un móvil que lleva en mi poder un par de semanas.

El teléfono me sorprendió antes incluso de abrir la caja.: TCL ha puesto gran empeño en mantener bien alta la calidad en la medida de lo posible. Embalaje llamativo, móvil de muy buena construcción y materiales, el diseño atrae las miradas, no prescinde de incluir una funda entre los accesorios… Y no defrauda apenas en el día a día.

Características del TCL Plex

Análisis del TCL Plex

Este es un móvil de auténtica gama media que aspira a conquistar ese duro segmento de precio ofreciendo mucho a un coste asequible. En este sentido, no es un móvil que destaque por su potencia extrema o números exagerados, sí por mantener un equilibrio más que decente. Basta echarle un vistazo a la tabla de especificaciones para comprobarlo.

  • Pantalla:
    • 6,53 pulgadas, relación de aspecto 19,5:9.
    • Resolución FullHD+ (2340 x 1080).
    • Tipo: LCD.
  • Rendimiento:
    • Procesador Snapdragon 675.
    • GPU Adreno 612.
    • 6 GB de memoria RAM.
    • 128 GB de almacenamiento (UFS 2.1).
    • Memoria SD: sí, hasta 256 GB.
  • Cámaras:
    • Triple cámara trasera:
      • Sensor principal de 48 Mpx (Sony IMX582), apertura f/1.7.
      • Sensor gran angular de 16 Mpx, apertura f/2.4.
      • Sensor de vídeo de 2 Mpx, apertura f/1.8.
    • Cámara frontal de 24 Mpx, apertura f/2.0.
  • Batería de 3820 mAh con carga rápida Qualcomm Quickcharge 3.0.
  • Dimensiones: 62,2 X 76,56 X 8 mm.
  • Peso: 192 gramos.
  • Otros:
    • Wi-Fi ac (2,4 y 5 GHz), Bluetooth 5.
    • USB C con especificación USB 2.0.
    • NFC.
    • Jack de auriculares.
    • Radio FM.
  • Versión de Android: 9 Pie con TCL UI (actualizable a Android 10).

Diseño elegante para un móvil grande que se resbala en exceso

Análisis del TCL Plex

No ofrece un aspecto arriesgado ya que el TCL Plex mantiene las líneas de diseño habituales en un móvil de sus características, aunque sí que ofrece cierta distinción en la cara trasera gracias a los objetivos en línea de la triple cámara, al Flash LED a cada extremo y, no menos curioso, también gracias al lector de huellas capacitivo que destaca por su forma trasera.

A pesar de que podemos encontrar móviles de su precio con cuerpo de aluminio, el TCL Plex mantiene el contorno de plástico con un tacto que no se hace desagradable. Doble cara de cristal, frontal bien aprovechado gracias al agujero en pantalla (no molesta más que los primeros minutos), marcos algo generosos y una cara trasera con bordes curvos que resbala en exceso. Pese a que estoy acostumbrado a este tipo de acabados, he notado que el TCL Plex es más resbaladizo de lo habitual.

Análisis del TCL Plex

TCL dispone de los botones en el costado derecho: encendido abajo y de volumen arriba, ambos sin ningún inconveniente a la hora de pulsarlos. Y añade un cuarto botón en el costado izquierdo para llamar a Google Assistant (se puede configurar al gusto con tres gestos: un toque, dos y pulsación prolongada). En este lado también se encuentra la bandeja para doble nano SIM o SIM y SD Card, aunque esta tiene un inconveniente: sobresale unas décimas de milímetro del cuerpo del teléfono. Y parece un botón que no hace absolutamente nada.

En el borde inferior, el TCL Plex ofrece el USB C y la salida del altavoz externo. En el lado contrario, la marca no se olvida del Conector de auriculares. Además, tampoco prescinde de la radio FM, un detalle que se agradece. Carece de resistencia al polvo y al agua.

Pantalla algo saturada y con ciertos problemas de lavado de color

Análisis del TCL Plex

En un móvil de grandes dimensiones, y que aprovecha para recortar mínimamente la pantalla para así maximizar el aprovechamiento de la cara delantera, el panel elegido también debe ser máximo. En tamaño no hay queja: 6,53 pulgadas se bastan (y se sobran) para arrojar la mejor experiencia multimedia. En calidad de la pantalla tampoco tengo demasiadas quejas porque se ve muy bien para el coste del dispositivo. Y TCL aprovecha para incluir en el Plex distintas mejoras de reproducción en vías de maximizar la experiencia. Lo consigue a medias.

NXTVISION, así se llama la mejora principal de pantalla. Es un modo propio que potencia el contraste y los colores de la pantalla LCD cuando el móvil reproduce contenido multimedia (imita en cierta manera al HDR). El problema es que exagera la saturación y, cuando hay demasiados colores planos, tiende a lavarlos como si aumentase artificialmente la luminosidad. Por mi experiencia, desconectando NXTVISION se obtiene una un mejor balance de color, nitidez y saturación en la mayoría de situaciones.

Análisis del TCL Plex

El brillo automático es bastante caprichoso ya que a menudo sube el nivel por encima de lo necesario en interiores. Y en exteriores… Bueno, la pantalla no se ve mal mientras no haya excesiva luz: bajo el sol cuesta distinguir los elementos, sobre todo a la hora de utilizar la cámara. Dispone de modo de lectura, puede activarse la pantalla con dos toques (apagarla no) y no permite el ajuste del tamaño del contenido desde las opciones. Esto lo he encontrado molesto porque, para mi gusto, los iconos son demasiado grandes. Así que forcé una densidad distinta desde los ajustes de desarrollador.

Limitado en potencia y con una gran autonomía

Análisis del TCL Plex

El rendimiento del TCL Plex está a buen nivel dentro de lo que le corresponde para su segmento de precio. La marca apuesta por el todoterreno Snapdragon 675, un SoC que ofrece un equilibrio entre las prestaciones máximas, consumo y la calidad gráfica más que aceptable. Me he encontrado con alguna ralentización ejecutando juegos, también cuando el móvil realizaba alguna tarea en segundo plano (actualizar aplicaciones, por ejemplo). Todo sin que la experiencia de uso se vea lastrada a nivel general.

Es un buen móvil para jugar, también para ver películas y escuchar música: forma un excelente soporte multimedia a precio contenido. En términos de juego, el teléfono es capaz de mover títulos pesados, como PUBG, Fortnite o Call of Duty Mobile. No lo hace a máxima resolución, como es lógico; sin que por ello sufra con la ejecución o se aprecie excesiva pérdida de calidad.

A continuación tienes las habituales pruebas de rendimiento. De izquierda a derecha, AnTuTu, Geekbench 5, 3D Mark y Androbench.

Análisis del TCL Plex

Poniendo la guinda al buen equilibrio de hardware, el TCL Plex ofrece 6 GB de memoria RAM, 128 GB de almacenamiento interno y espacio para tarjetas SD de hasta 256 GB. Como dije en el apartado del diseño, la SD se come uno de los zócalos de la doble SIM.

Dando un salto a otro de los componentes clave de un smartphone, como es la batería, esta se comporta a un nivel notable. Casi 4000 mAh; que dan una vida media entre cargas de un día y medio con un uso moderado. En ningún momento me he preocupado por la autonomía ya que todas las veces que salí de casa por la mañana con él cargado regresé por la noche manteniendo más del 20 % de batería. En este sentido, y pese a que no puedo calificar la autonomía de enorme, sí diría que es más que suficiente.

Análisis del TCL Plex

El consumo en segundo plano es contenido, TCL no incluye excesivas aplicaciones y servicios activos en su Plex. A este buen comportamiento hay que añadirle la carga rápida del dispositivo, por más que no sea tan veloz como otros de su mismo precio: el TCL Plex incorpora en el paquete un cargador de 18 W. Los tiempos de carga son los que siguen (de 0 a 100 %):

  • 5 minutos: 6 % de batería.
  • 10 minutos: 14 % de batería.
  • 20 minutos: 29 % de batería.
  • 30 minutos: 44 % de batería.
  • 50 minutos: 75 % de batería.
  • Total: una hora y 27 minutos.

Se escucha muy bien y no prescinde del conector de auriculares ni de la radio FM

Análisis del TCL Plex

Este es un gran teléfono para utilizarlo como reproductor de música ya que TCL ha integrado un hardware de muy buena calidad. Tanto da que se usen auriculares con cable como Bluetooth: el Plex ofrece un audio equilibrado que potencia ligeramente los graves sin exagerar los agudos. Es compatible con aptX HD (la notificación es persistente, me parece molesto) y carece de personalización para la mejora del audio.

Pese a que el TCL Plex incorpora salidas de audio a ambos lados del USB C (parte baja del teléfono), el sonido solo sale por el lado derecho. El volumen es alto y la calidad del altavoz buena: mantiene el tipo a máximo nivel sin apenas distorsiones, ni en graves ni en agudos. El sonido es algo plano.

Análisis del TCL Plex

Además de incluir radio FM, accesible una vez se conectan unos auriculares con cable al pertinente jack, el TCL Plex incluye NFC, Bluetooth 5.0 (puede conectarse hasta a cuatro altavoces a la vez), posee 4G con la gran mayoría de bandas, WiFi de doble banda a/n/ac, tiene USB de tipo C (2.0) y ubica sin mayores dificultades gracias a su sistema de posicionamiento GPS. No he echado en falta nada, a nivel de conectividad está suficientemente completo.

Por último, toca darle un repaso al lector de huellas trasero. Su superficie no es demasiado grande, esto es un inconveniente, pero tampoco me ha penalizado el desbloqueo ni he visto lento al escáner en ningún momento (sí cuesta algo registrar una huella). Es preciso, rápido, basta poner el dedo sobre el lector para que la pantalla del TCL Plex se desbloquee al instante.

Aún con Android 9 y con una capa personalizada que puede llegar a pesar

Análisis del TCL Plex

Sabiendo que Alcatel es de TCL, había prejuzgado al teléfono antes de utilizarlo debido a la capa, y bloatware, de dichos Alcatel. Nada que ver: TCL apuesta por un software bastante limpio en términos de apps añadidas ya que añade lo justo y en forma de aplicaciones propias imprescindibles. Tampoco la interfaz de la capa se aprecia exagerada: esta cambia el aspecto de Android stock, pero no llega al extremo de otras compatriotas, como Color OS.

Análisis del TCL Plex

Cajón de aplicaciones o todas en el escritorio, a elegir. La interfaz es personalizable, incluye temas (pero no hay tienda desde donde descargarlos), ofrece servicios de optimización de sistema, resulta posible duplicar aplicaciones (para usar dos WhatsApps a la vez, por ejemplo), TCL ofrece la posibilidad de elegir apps y funciones para el botón derecho inteligente… La capa personalizada no me ha desagradado, la verdad.

Análisis del TCL Plex

Además de la interfaz, TCL aprovecha para añadir apps propias de galería, reproductor de vídeo y música, grabadora, navegador web, radio FM, un servicio para interactuar con las Smart TVs y proyectar contenido multimedia… Vamos, que viene bien servido y sin aplicaciones que podría considerar como bloatware.

En la fotografía es donde más se nota su alma de gama media

Análisis del TCL Plex

Ya decía antes que una de las señas de identidad del TCL Plex es su cara trasera ya que es aquí donde coloca su aspecto distintivo: una triple cámara con objetivos separados entre sí y flanqueados por un flash LED. Es una declaración de intenciones y la aspiración a hacer frente a sus competidores no solo con números, también con resultados. Por desgracia, dichos resultados tienen sus luces y sus sombras.

Empecemos por los datos técnicos. El TCL Plex ofrece un sensor principal de 48 Mpx con apertura f/1.8, tamaño de 1/2,0” y tamaño de cada píxel de 0,8 μm (en modo normal los píxeles son de 1,6 μm, resultado del Pixel Binning); el segundo sensor incluye un objetivo gran angular de 16 Mpx, tamaño de 1/3”, apertura f/2.4 y tamaño de los píxeles de 1,0 μm; por último, un tercer sensor de 2 Mpx hace gala de un enorme tamaño de 1/2,8”, ofrece una apertura f/1.8 y el tamaño de cada píxel también es enorme, 2,9 μm. Esta última cámara busca la máxima sensibilidad para grabar vídeo nocturno.

Por delante el TCL plex ofrece el citado recorte en forma de agujero en pantalla para colar debajo una cámara selfie de 24 Mpx, apertura f/1.9, tamaño de 1/2,8” y dimensiones de cada píxel de 0,9 µm.

Análisis del TCL Plex

Puestos los números sobre la mesa, parecería que el rendimiento fotográfico del TCL Plex debería ser notable, al menos para el precio que tiene el teléfono. Pues bien, aquí entran en juego las luces y sombras que mencionaba antes: con buena iluminación bien; conforma esta baja… Malo.

Que un móvil sufra en condiciones de baja iluminación es lo normal ya que el tamaño de los sensores, y de las ópticas, reduce de forma notable la cantidad de luz que puede captar la cámara. Lo extraño es que el rendimiento del TCL Plex baje tanto incluso con el comienzo del ocaso, cuando aún hay luz: por mis pruebas, sacar una imagen en automático con esas condiciones arrojaba un cuadro de acuarela. Eso con el sensor principal, del gran angular ni hablemos.

En circunstancias de buena iluminación el desempeño no tiene mayores problemas. Colores naturales, un rango dinámico aceptable, un HDR que hace lo que puede sin empañar la foto, suficiente detalle en primer plano con pérdidas en fondos con algo de zoom… Y el gran angular está ahí para apoyar capturando algo más de escena.

Análisis del TCL Plex

Los colores y balance de blancos tienden a no corresponderse entre el sensor principal y el gran angular. Y esta última cámara acusa un importante inconveniente: carece de mecanismo de enfoque, por lo que siempre está enfocada al infinito. No es mala idea en exteriores y siempre que haya que capturar una escena sin primeros planos y medios, pero como quieras jugar con la perspectiva de cerca olvídate de enfocar nada. Una lástima.

El TCL Plex ofrece multitud de modos de disparo y también Inteligencia Artificial en el sensor principal para reconocer las escenas y aplicar los ajustes (mejor desactivarlo). Retrato (algo inconsistente y poco útil con media y baja luz), modo nocturno (Super noche, mejorable), modo Pro (sin guardado en RAW), Timelapse, cámara lenta hasta 960 fps (720p, esto sí que funciona bastante bien), panorámica, rastro de luz para fotografiar estelas con larga obturación… Y resulta posible elegir las dimensiones máximas de la foto: 48 y 24 Mpx, dependiendo de si es el sensor principal trasero o la cámara delantera.

A la hora de hacer selfies con la cámara delantera, estos son de buena calidad incluso en interiores. Buen nivel de detalle, naturales (siempre que no se abuse de los ajustes de belleza), con cierta tendencia a la subexposición (es algo endémico de la app) y sin opción a enfocar con un toque. Sí enfoca automáticamente a los rostros gracias a la detección automática.

A continuación tienes una muestra de cámara del TCL Plex. La galería al completo, accesible si pulsas sobre la siguiente imagen, está sin editar, tal y como el teléfono las guardó en el carrete de la cámara.

Análisis del TCL Plex

La grabación del vídeo se mantiene al nivel de la captura de fotos. El TCL Plex puede grabar hasta en 4K y 30 fps; obteniendo grabaciones sin excesivo movimiento si se mantiene estable el teléfono (carece de estabilizador mecánico, sí digital). Con la cámara principal y buena iluminación las grabaciones se salvan, pero esto suele cambiar de noche. Y eso a pesar de que el teléfono incluye una tercera cámara dedicada a grabar vídeo nocturno: no terminan de convencerme los resultados.

No es mal teléfono para lo que cuesta, sobre todo si quieres salir de las marcas típicas de la gama media

Análisis del TCL Plex

Me ha parecido un gran intento de TCL: el primer teléfono que aterriza internacionalmente en España mantiene un buen equilibrio que le hace retroceder en ciertos aspectos, como ocurre con las fotos nocturnas. Seguramente pueda mejorar corrigiendo el software ya que he notado que la aplicación no utiliza bien todos los elementos: pese a que he sacado imágenes en automático de atardeceres, la app se empeñó en mantener una velocidad de obturación e ISO demasiado bajos.

La pantalla me ha parecido de buena calidad a pesar de que las mejoras de visualización no terminen de convencerme. El TCL Plex es muy bonito aunque se resbale (suerte que viene con funda), el rendimiento está en la media, ofrece muy buen sonido, elementos poco habituales como la radio FM o el conector de auriculares y la autonomía no da dolores de cabeza, algo importante.

Análisis del TCL Plex

Por mi experiencia, es un teléfono que recomendaría. Aunque esperaría a alguna rebaja: los 329 euros que TCL pide por él le hacen un flaco favor a la hora de compararlo con la competencia.

Compra aquí el TCL Plex en la web del fabricante

La entrada Análisis del TCL Plex, un buen móvil que aspira a más de lo que ofrece aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

08Nov/19

Análisis del OPPO Reno2, destacado en cámaras sin desmerecer el resto

Análisis del OPPO Reno2

Menuda recta final de año nos ha caído encima a quienes analizamos móviles, las marcas se han empeñado a fondo de cara a renovar su catálogo navideño. Y hoy toca analizar un teléfono que llevo algo más de dos semanas probando, el OPPO Reno 2. La renovación de la familia se llevó a cabo con dos modelos, el Reno2 Z y el móvil que nos ocupa, el OPPO Reno2. Uno es más accesible, el otro mucho más completo. Los dos hacen gala del carisma de OPPO.

La marca china es reconocible por sus diseños elegantes que suelen implicar dos aspectos: son móviles de grandes dimensiones, también apuestan por los materiales de alta calidad. Esto implica que nuestro protagonista sea sólido, distinguido, también grande. Y pesado. Mucho.

El OPPO Reno2 ofrece lo que cualquiera necesita yendo mucho más allá, especialmente en el campo fotográfico. Frontal limpio gracias a la cámara frontal motorizada en forma de aleta de tiburón, prestaciones de alta gama, una gran autonomía, muy buen sonido… Y Color OS con Android 9 Pie, quizá sea lo más destacado dentro del terreno negativo. Profundicemos.

Características del OPPO Reno 2

Análisis del OPPO Reno2

Como toda review, toca empezarla por la base para así ir edificando la crítica hasta las conclusiones, que son el tejado. En este caso, la base es un hardware de gran calidad que apuntaría a la gama más alta de no ser por detalles como el procesador incluido, que se queda un escalón por debajo en términos de potencia sin que deje de ser apto para cualquier tarea. No solo leyendo la tabla, también sosteniéndolo en la mano: el OPPO Reno 2 destila calidad por cada milímetro.

A continuación te dejo con a hoja técnica del teléfono: merece la pena echarle un vistazo antes de que te sumerjas en el análisis.

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 730G de ocho núcleos.
  • Memoria RAM: 8 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 256 GB.
    • Tarjeta SD: sí.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6,5 pulgadas.
    • Resolución: 2400 x 1080 píxeles.
    • Tecnología AMOLED.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 48 Mpx + 13 Mpx + 8 Mpx + 2 Mpx.
    • Sensor angular, telefoto, monocromo y súper gran angular.
    • Apertura: f/1.7, f/2.4, f/2.4 y f/2.2.
    • Zoom óptico híbrido de 50x, OIS, enfoque láser y PDAF…
    • Otros: LED Flash.
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 16 Mpx.
    • Apertura: f/2.0.
  • Puertos:
    • Conector USB Tipo C.
    • Sensor de huellas óptico en pantalla.
    • Reconocimiento facial.
  • Otros: WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0, NFC, GPS dual…
  • Batería: 4000 mAh con carga rápida VOOC 3.0.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 9 Pie.
    • Capa del fabricante: Color OS 6.1.

OPPO no defrauda ni en diseño ni en materiales: el Reno 2 es «top»

Análisis del OPPO Reno2

Los móviles de OPPO suelen parecerse irremediablemente entre sí, incluso otras marcas relacionadas ofrecen diseños grandes, pesados y con calidad en materiales, como realme o OnePlus. En este sentido, la solidez del OPPO Reno2 sorprende al no iniciado e invita a quedarse como en casa a quien ya tiene experiencia con esta marca.

El móvil en cuestión ofrece doble cara de cristal con un frontal limpio en el que se perciben marcos de algo más de un milímetro, también una pestaña inferior mínima, de algo menos de 5 mm. Marco sólido de aluminio, botón de encendido y bandeja de doble SIM o SIM y SD Card en el lado derecho, botones de volumen en el costado izquierdo… Y un borde inferior donde se arremolinan el conector de auriculares, el USB C y la salida del altavoz externo. Que OPPO no haya prescindido del jack es una buena noticia, también que incluya unos auriculares de regalo en el paquete. Son de buena calidad (y clónicos de los EarPods).

El móvil es muy sólido y, pese a la fragilidad de la doble cara de cristal, es muy resistente

La cara trasera es limpia, con degradado brillante (turquesa en mi caso); los objetivos de las cámaras no sobresalen nada ya que el conjunto fotográfico queda integrado en el interior del teléfono; y se aprecia una pequeña bolita bajo el bloque vertical que ayuda a que el cristal que protege las cámaras no entre en contacto con la superficie donde se apoya el móil. Este elemento, así como la franja destacada del central, denotan el carisma que la marca pone en sus mejores creaciones.

Análisis del OPPO Reno2

Dos detalles que echo en falta en un móvil de esta categoría (sé que me suelo repetir): la resistencia al polvo y al agua y la carga inalámbrica. Ninguna de las dos características se encuentra en el OPPO Reno2 a pesar de que su diseño unibody, y doble cara de cristal, facilitaría su incorporación. OPPO terminará incluyendo carga Qi porque ya ha registrado su propio sistema, pero eso será en otro modelo, no en el Reno2. Por extensión, tampoco en el OPPO Reno2 Z.

El móvil es muy ancho y puede hacerse demasiado grande en manos pequeñas. Transmite solidez y calidad, también la sensación de que puede resbalarse si no se presta atención al sostenerlo. Eso sí, OPPO incluye una funda en el paquete que se aleja de las típicas transparentes para salir el paso: la carcasa de goma incluida ofrece protección, también destaca con un diseño que simula tejido.

La mayor penalización del OPPO Reno2 es su potencia

Análisis del OPPO Reno2

No es un móvil de la gama más alta, y eso ha de notarse pese a que la relación entre características generales y construcción esté a un excelente nivel. Se echa de menos un Snapdragon 855, sobre todo en momentos donde el teléfono está trabajando en segundo plano (algún lag me encontré), también cuando toca exprimir a fondo los gráficos. No es que el Snapdragon 730G que trae de serie sea un mal SoC, más bien al contrario, pero ya denota ese escalón que le hace retroceder en términos de potencia bruta.

Es un gran móvil para juegos ya que, pese a no incluir un procesador de la familia Snapdragon 800 (ni su pertinente GPU de la gama más alta), sigue manteniendo el tipo más que de sobra para masticar títulos como Fortnite, PUBG o Asphalt 9 a calidad más que decente. Tampoco se le resisten otras tareas: pese a las ralentizaciones puntuales percibidas, el OPPO Reno2 es un móvil que me ha funcionado sin problema alguno. Es una delicia, no transmite sensación alguna de flojera.

¿Cómo se muestra el teléfono cuando se ve forzado al límite por los tests de rendimiento? He hecho las pruebas para ti: a continuación tienes el OPPO Reno2 enfrentado a AnTuTu, Geekbench 5, 3D Mark y Androbench. Como siempre digo, los números no son indicativos de la calidad general, solo ofrecen una aproximación a lo máximo que puede dar de sí el teléfono.

Análisis del OPPO Reno2

De izquierda a derecha, AnTuTu, Geekbench 5, 3D Mark y Androbench

Quizá el Qualcomm Snapdragon 730G no dé tanto la talla como merece el smartphone, pero el resto de la base del hardware está a la altura: 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento interno, más que de sobra incluso para el uso avanzado. Además, el OPPO Reno2 permite ampliar el almacenamiento con tarjetas SD de hasta 256 GB. Eso sí, la bandeja es triple: o doble SIM o SIM y SD Card.

Pantalla de gran calidad y sin obstáculos a la vista

Análisis del OPPO Reno2

La cámara motorizada en forma de aleta de tiburón no solo ofrece esa chispa de carisma que termina caracterizando al teléfono, también maximiza la superficie de pantalla para conseguir que el frontal se aproveche casi a la perfección. Esto no quiere decir que el OPPO Reno2 carezca de marcos, pero no enturbian el uso. Además, la pantalla no es curvada, algo que apreciarán quienes no son demasiado entusiastas de ese tipo de paneles OLED.

En términos de tecnología, el OPPO Reno2 apuesta por una pantalla AMOLED de 6,5 pulgadas con un ratio de aprovechamiento del 93,1 % (según OPPO). Ofrece resolución FHD+ (1080 x 2400 píxeles), está protegida por cristal Corning Gorilla Glass 6, posee un alto contraste de 1400000:1 y el brillo máximo es de 500 nits. Suficiente para la mayoría de entornos, aunque se queda algo justo en exteriores y bajo la luz del sol.

La pantalla es de gran calidad, pero acusa de un brillo máximo algo justo

La calidad del panel incluido es muy alta. Ofrece una buena representación de color con cierta saturación de serie que se puede personalizar desde los ajustes de pantalla. La nitidez es buena, también los ángulos de visión y no ofrece cambios demasiado apreciables de tonalidad al variar la perspectiva de la pantalla. Sí que carece de un brillo mínimo ajustado: en plena oscuridad molesta a la vista.

Análisis del OPPO Reno2

Bajo la pantalla se oculta el lector de huellas óptico. Este se sitúa en la posición idónea para desbloquear el teléfono con el dedo pulgar (en la zona baja del teléfono). Y no ofrece complicaciones, ni a la hora de grabar una nueva huella ni de utilizarla. El desbloqueo es rápido y preciso, bastante cercano al de un escáner de huellas capacitivo.

Una batería que se porta como una campeona: el OPPO Reno2 no sufre de escasa autonomía

Análisis del OPPO Reno2

Los 4000 mAh del teléfono, y su capa personalizada, hacen que el OPPO Reno2 aguante más de dos días lejos del enchufe con un uso moderado. Abusando llega al día de manera holgada. Y sin que resulte sencillo apagarlo: yo he estado más de una hora utilizándolo mientras estaba por debajo del 3 %. En este sentido, puedo quitar el miedo a los que no salen de casa sin meter el enchufe en la mochila: con el OPPO Reno2 no es necesario.

La media de horas de pantalla me ha variado dependiendo de si utilizo en segundo plano servicios como el tethering, algo habitual cuando trabajo fuera de casa. De las 6/7 horas de media no me ha solido bajar; manteniendo varias horas de juego, que últimamente voy viciado al Mario Kart Tour. Por mi experiencia, y pese a que no da un rendimiento exagerado en gráficos, sí que es un teléfono muy apto para el entretenimiento de videojuegos.

Autonomía extensa y carga rápida, una combinación que funciona como hecha aposta

Si la batería aguanta como una campeona, la carga rápida VOOC 3.0 no se queda atrás: es muy rápida. En la caja viene un cargador de 20 W que recarga el teléfono a una velocidad notable. No es la más rápida que he probado, pero se basta y se sobra para dar energía durante horas con un rato en el enchufe.

A continuación te dejo la evolución de la carga segmentada en tramos (de 0 a 100 %):

  • 5 minutos de carga: 8 % de batería.
  • 10 minutos de carga: 17 % de batería.
  • 20 minutos de carga: 34 % de batería.
  • 30 minutos de carga: 50 % de batería.
  • 50 minutos de carga: 75 % de batería.
  • Total: 1 hora y 25 minutos.

Lástima que tan buen desempeño energético quede empañado por una carencia: la carga inalámbrica. OPPO aún no la ha introducido en sus teléfonos, algo que cambiará en un futuro próximo. Y es una lástima: el OPPO Reno2 merece esta tecnología, al menos a mi juicio.

Buen elenco de conexiones, tanto inalámbricas como con cable

Análisis del OPPO Reno2

Siempre es de agradecer cuando un fabricante mantiene el jack de 3,5 mm en un teléfono de precio alto ya que permite darle vida sin demasiada complicación a los antiguos auriculares, especialmente si tienen buena calidad. Esto es algo que se puede hacer en el OPPO Reno2 ya que el conector queda en la parte baja del dispositivo, junto al USB C. Y el sonido está a la altura: muy buena calidad, equilibrado, con mejoras de audio por software en los ajustes, sin excesiva presencia de bajos y con unos agudos sin estridencias. El OPPO Reno2 es un excelente móvil para escuchar música, tanto por cable como Bluetooth.

El altavoz externo del teléfono ofrece mucha potencia, pero no tanta calidad: a alto volumen ofrece excesiva distorsión. Carece de sonido estéreo ya que posee un único altavoz en la parte baja. Y le falta cierto refuerzo de graves: los agudos tienen excesiva presencia.

Análisis del OPPO Reno2

El OPPO Reno2 carece de radio FM, pero sí posee NFC, Bluetooth 5, WiFi de doble banda 802.11 a/b/g/n/ac, posiciona sin inconvenientes y con suficiente celeridad gracias a su múltiple sistema de posicionamiento (GPS/A-GPS/Beidou/Glonass/GALILEO) y su conjunto de micros logra buena calidad en la grabación de audio, tanto con aplicaciones de grabadora como en el registro sonoro de los vídeos.

El OPPO Reno2 completa su excelente diseño, gran batería y buena pantalla con un apartado auditivo de enorme calidad; lo cual consigue que utilizar el móvil para disfrutar del contenido multimedia sea justo eso, un disfrute. El móvil mantiene un equilibrio que roza el sobresaliente, sobre todo teniendo en cuenta que no es un teléfono de la gama más alta. Tiene pocos peros, algunos tan notorios como la versión de sistema incluida.

Capa personalizada y sin actualizar a Android 10

Análisis del OPPO Reno2

Ya lo he destacado un par de veces, me parece que es una zancadilla que se hace a sí mismo el fabricante. Y es que, si bien el teléfono se mantiene en la máxima calidad, y es apto para mover cualquier aplicación y juego sin complicaciones, no es de recibo que haya aparecido en el mercado con Android 9 Pie cuando Android 10 lleva ya unos meses en el mercado. Sin duda actualizará, el problema es cuándo.

El OPPO Reno 2 merecía salir al mercado con Android 10 o, como mínimo, actualizar pronto

Más allá del inconveniente de Android 10, la elección de Color OS como capa personalizada supone que habrá quienes aprecien su estética y funciones mientras otros la desechan solo porque está lo más alejada posible de Android stock. A mí no me desagrada, al menos mientras no vea los ajustes rápidos cuadrados y enormes en el área de notificaciones; además de las propias notificaciones.

Análisis del OPPO Reno2

Color OS no abusa de las aplicaciones instaladas, sí que ofrece de serie las propias de Google, Facebook o Instagram, por ejemplo. También dispone de las apps propias de OPPO con las que la marca completa la experiencia personalizada.

Análisis del OPPO Reno2

Temas, multitud de personalizaciones, galería y grabadora de serie, brújula, un editor de vídeo para crear grabaciones de cara a compartirlas en redes sociales… El OPPO Reno2 no viene manco en software.

Análisis del OPPO Reno2

OPPO no incorpora los gestos de serie de Android 9 Pie ni los de Android 10, aunque se acercan a este último: son cómodos y permiten moverse fácilmente entre todo el teléfono. También están los botones típicos de navegación y un menú escondido en los costados de la pantalla denominado como «Barra lateral inteligente«. OPPO permite editar esta barra y añadir accesos directos para lanzar aplicaciones rápidamente. También es posible acelerar el lanzamiento de Google Assistant convirtiendo el botón de encendido en uno inteligente.

Uno de los mejores móviles para fotografiar en su segmento de precio

Análisis del OPPO Reno2

No es que me haya sorprendido en fotografía porque ya he probado varios OPPO y sé que la marca se toma muy en serio el apartado de la captura multimedia. Con el Reno2 OPPO evoluciona la multiplicidad de sensores y objetivos de la anterior familia manteniendo el detalle clave de la cámara frontal motorizada en forma de aleta de tiburón. Esto es una simple anécdota, lo verdaderamente importante es que el teléfono consigue muy buenas fotos en casi cualquier entorno, incluso con iluminación pobre. A veces a base de forzar el procesado.

En 2019 ya no es noticia que un teléfono tenga cuatro cámaras por detrás. Dada la enorme especialización de los sensores, el OPPO Reno2 apuesta por un sensor principal de 48 Mpx con una apertura f/1.7 y OIS; incluye un objetivo gran angular de 8 Mpx y apertura f/2.2; no prescinde del objetivo telefoto con un sensor de 13 Mpx y f/2.4 de apertura; y remata con un sensor de 2 Mpx en blanco y negro para capturar la profundidad (apertura f/2.4). Con esta combinación el OPPO Reno 2 logra hacer frente con soltura a cualquier cualquier inconveniente que se le presenta. Por delante el móvil monta una cámara selfie de 16 Mpx con apertura f/2.0.

Análisis del OPPO Reno2

Como decía, me ha gustado mucho el desempeño fotográfico del OPPO Reno2, me parece que es un excelente teléfono para retratar cualquier entorno. Salda con buena nota los retratos (el recorte es bueno y el bokeh carece de artificios), respeta suficientemente bien los colores por más que en ocasiones tienda a subir la temperatura, no suele saturar (el modo realce de color sí), la fotografía en gran angular saca buena nota siempre que haya suficiente luz y el telefoto también hace muy buen desempeño a costa de perder detalle (sufre en baja iluminación) y añadir contraste.

El rango dinámico se mantiene a buen nivel y es capaz de sacar luz y equilibrarla hasta en el ocaso del día, siempre con el sensor principal, el más todoterreno de todos. Cambiar entre una cámara y otra no supone mayor inconveniente, aunque sí es poco intuitivo acudir al gran angular, además de engorroso: hacen falta tres toques sobre el botón en pantalla o deslizar dicho botón para así saltar a objetivo 0,5x. El zoom híbrido llega a los 5x (con luz captura más detalle del que parece); con un zoom digital de hasta 20x (testimonial).

Análisis del OPPO Reno2

La aplicación de cámara es completa, con distintos modos de disparo a los que se accede deslizando el menú inferior y en las tres barras del lateral izquierdo. El OPPO Reno2 no prescinde de modo profesional (carece de guardado en RAW), tampoco de captura lúdica con opción a time lapse, modo panorámico o stickers que se aplican sobre los rostros capturados. Posee un modo HDR que funciona bastante bien en automático, incluye un modo de realce de color que abusa de la saturación y, como es ya habitual, resulta posible ceder los mandos a la Inteligencia Artificial para que sea ella la que detecte la escena aplicando los ajustes fotográficos adecuados. Me he encontrado un funcionamiento correcto de dicha IA, a menudo ha salvado fotos que sin ella no habrían salido. Aun así, se puede desconectar sin que sea un drama.

Análisis del OPPO Reno2

Desplegar la cámara frontal en forma de aleta de tiburón deja a los colegas de piedra, es una sorpresa que nunca falla. Más allá de este golpe de efecto, la cámara delantera mantiene el tipo con selfies de suficiente calidad que acusan cierta acuarela y pérdida de nitidez, incluso con media luz. Salva los retratos y aplica un recorte a la altura de las cámaras traseras; con un desenfoque natural y sin efectos de lente. Además, y como es tradición en las marcas chinas, OPPO aprovecha para colar un arsenal de efectos de belleza. Efectos que, como te descuides aplicándolos, terminas con la cara de una muñeca de porcelana.

A continuación tienes una muestra de cámara del OPPO Reno2 con todo tipo de fotografías en su tamaño original y sin editar.

OPPO Reno2

El vídeo también está muy cuidado en este teléfono. Nitidez, buen contraste y rango dinámico con media luz, un sonido de enorme calidad que también hace zoom si se aplica el aumento sobre la pantalla… Y un detalle donde el OPPO Reno2 sobresale: la estabilización. El teléfono estabiliza gracias a la combinación de OIS y EIS del sensor principal y graba hasta en 4K y 30 fps. Pero es el modo superestable, compatible solo con 1080p (30 y 60 fps) donde se sale. Basta una muestra, grabada móvil en mano, para apreciar la suavidad con la que fluye la imagen: tan libre de trepidaciones que casi parece montado en un gimbal.

Ver vídeo

Un móvil excelente en todos los sentidos y un gama alta de ley pese a la carencia del procesador

Análisis del OPPO Reno2

El OPPO Reno 2 es uno de los móviles que más me ha gustado de esta última mitad de año. Lo esperaba más contenido, más parco en prestaciones, y lo cierto es que se basta y se sobra para colmar las expectativas y superarlas con creces. El fabricante ha conseguido un móvil excelente, tanto da que se aprecie solo el diseño como los materiales, hardware de base, autonomía o capacidades de captura multimedia. Con sus peros que terminan justificando el precio.

Me habría encantado tener un Snapdragon 855, quizá es lo que eche más en falta: pese a que no sufrí excesivas ralentizaciones, sí noté ciertos tirones en más de una ocasión. Que no venga actualizado lo considero una enorme falta, no creo que a estas alturas de 2019 tenga excusa, menos en un móvil de esta categoría. Y no demasiado más negativo, el Reno2 es mucho Reno2.

Análisis del OPPO Reno2

Es una excelente compra por más que no resulte barato: el OPPO Reno2 asciende a los 499 euros. Es un coste alto, también las prestaciones que ofrece son altas. Por mi experiencia, tenerlo es amarlo.

Compra aquí tu OPPO Reno2 en Amazon

La entrada Análisis del OPPO Reno2, destacado en cámaras sin desmerecer el resto aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

30Oct/19

La estafa del móvil de 40 euros: esta es mi experiencia

Android ha supuesto un revulsivo a la hora de usar móviles, pero también a la hora de poder elegirlos. Hay cientos de empresas que se dedican a diseñar y construir smartphones que venden de formas muy diferentes. No todas las marcas son Samsung, Apple o Xiaomi.

Pero pese a tener recursos limitados, algunos fabricantes pueden colocarse en lugares de cierta visibilidad. Por ejemplo, buscando cuales eran los móviles más vendidos en Amazon me he encontrado con un dispositivo de una marca de la que no había oído hablar nunca, y llevo más de dos décadas en este sector.

El Yiwa P33 se vendió más que el Xiaomi Mi A2 en un momento dado

Este es el Yiwa P33 Plus… o Pro

Como podéis ver, el terminal que se ofertaba en Amazon era un móvil de diseño claramente inspirado en los Huawei P30 Series, con la serigrafía incluso de la familia en la zona trasera y un degradado que, sobre el papel, recordaba a ellos.

Página del Yiwa P33 Plus en Amazon España

Lo llamativo es que, si bien había algunas especificaciones en la hoja de Amazon, ni siquiera estaban todas las que se esperan. Vemos la diagonal del terminal, que en algunas fotos hay botones hápticos y una interfaz que no es posible que use, al ser idéntica al EMUI de los Huawei.








Eso si, que no falte el FaceID para desbloquear con nuestra cara. Obviamente no esperamos que tenga el sistema de Apple, ni siquiera uno medio decente.

Pero lo más absurdo es que las imágenes muestran un nombre (P33 Pro) y la ficha de Amazon otro (P33 Plus).

He vivido una estafa para que no os estafen a vosotros

Pese a que todo indicaba que habría que estar muy atentos a si se trataba de una estafa o un engaño, el verlo en las primeras posiciones de Amazon nos llamó demasiado la atención. Así pues, compramos uno para que tú no tuvieras que hacerlo. O para recomendarlo, quién sabe.

Características del Yiwa P33 Plus según el vendedor

  • Procesador – Mediatek MTK 6592
  • Memoria RAM: 4 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 64 GB.
    • MicroSD: Sí.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 5.8 pulgadas.
    • Resolución: 1920 x 1080 píxeles.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 16 Mpx
    • Otros: LED Flash
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 8 Mpx.
  • Conectividad: Dual SIM, Bluetooth, WiFi…
  • Otros:
    • Desbloqueo facial.
  • Batería: 4000 mAh.
  • Sistema:
    • Android 8 Oreo.

30 de septiembre: compramos el móvil en Amazon

Tras hablarlo con el resto del equipo de El Androide Libre, decidimos adquirir una unidad por varios motivos, desde satisfacer nuestra curiosidad hasta comprobar si era un engaño.

Lo primero que vimos es que no era un dispositivo que tuviera las ventajas de Amazon Prime. A juzgar por los tiempos de espera en el envío, vendría directamente de China. En barco. O en burro, a saber.

Sí, hay disponible una opción de envío urgente, pero que cuesta 45 euros. Literalmente pagarías más por el transporte que por el terminal. Nosotros optamos por el envío convencional.

21 de octubre: llega el terminal

He vivido una estafa para que no os estafen a vosotros

Un día antes de lo esperado, llega el paquete por correos, envuelto en una pieza de plástico protectora de la caja, una caja blanca neutral sin serigrafías, o datos.

En el interior tenemos el móvil, una funda, un cable USB-A a USB-C, un cargador y unos auriculares, además de las instrucciones.

Ver vídeo

En el vídeo tenéis cada uno de los elementos brevemente mostrados, pero ya os avanzamos que la calidad deja mucho que desear.

22 de octubre: es una estafa, ahora lo confirmamos

Como era de esperar, el terminal no era lo que se anunciaba, algo que ya esperábamos, pero no sabíamos cuanto. El día siguiente de la llegada tuvimos tiempo para encenderlo y hacer algunas comprobaciones.

Arriba os hemos puesto las características que se supone que tiene el móvil, ahora os ponemos las que tiene de verdad.

  • Procesador – Mediatek MTK 6572 Dual Core a 1 GHz
  • Memoria RAM: 512 MB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 2 GB.
    • MicroSD: Sí.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 5.8 pulgadas.
    • Resolución: 960 x 480 píxeles.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 16 Mpx
    • Otros: LED Flash
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 0.3 Mpx.
  • Conectividad: Dual SIM, Bluetooth, WiFi…
  • Batería: 3800 mAh.
  • Sistema:
    • Android 4 .4 Kit Kat.

He vivido una estafa para que no os estafen a vosotros

Como veis, hay algunas cosas como las cámaras que si tienen el numero que dicen, una delante y una detrás (no, no dice nada de las otras dos extras traseras), o que tiene Wifi, bluetooth o Dual SIM.

Pero hay muchas otras que son peores, como la memoria RAM, que en vez de 4 GB tiene 512 MB, o la memoria interna, de 2 GB en vez de 64 GB. Tampoco es la misma la batería, aunque la mentira en este caso es menos dolorosa.

La pantalla, por otro lado, no es que se vea regular, es que es una pantalla de gama baja de hace ocho años. Ademas, la resolución dista mucho de ser FHD (1920 x 1080 px) y se queda en unos arcaicos qHD (960 x 480 px).

He hecho que me estafen para que no os estafen a vosotros

Tecnología de cámara Leiga… sí, habéis leído bien

Por supuesto, dos de las tres cámaras traseras (si es que no son un trozo de plástico) no sirven para nada, aunque en este caso el vendedor no decía nada de eso, si bien se mostraban de manera predominante en las imágenes del producto. Además, la resolución de la delantera es de 640 x 480 px, es decir, tiene 0.3 Mpx y no 8 Mpx como anuncia. La trasera no tiene 16 Mpx, aunque los ajustes de la interfaz lo indican, sino que hace fotos a 1280 x 960 px, es decir, a una resolución de 1.2 Mpx.

Poca vergüenza no, sin vergüenza ninguna

He hecho que me estafen para que no os estafen a vosotros

64 GB… que no son reales

Pero todas esas especificaciones técnicas no son lo peor. Lo más surrealista es cuando entramos en los ajustes del terminal y comprobamos que se indica que el móvil tiene 64 GB de memoria… pero que Android sólo ocupa 0.01 GB. Si Google supiera que han hecho magia…

En realidad, obviamente, no es magia. Se trata de una modificación del firmware para que muestre una memoria falsa.

Lo mismo pasa si vamos a los ajustes a ver la versión de Android, que claramente es Android 4.4 Kit Kat por la estética, pero que se marca como Oreo, e incluso aparece el logotipo de Android de esa versión, mucho más actual.

Pantalla de bloqueo de Android 4.4 Kit Kat

Pero el colmo es el sensor de huellas… que no existe. El sistema ofrece una configuración de un sensor de huellas en pantalla que no es más que una copia de esas aplicaciones falsas de la Play Store que muestran el dibujo de una huella en pantalla y que permiten que el móvil se desbloquee pulsando con cualquier dedo. Es surrealista.

27 de octubre: siendo una estafa, devolvemos el terminal

Como es lógico, hemos decidido devolver el móvil a Amazon alegando que no cumple con las especificaciones y datos de la ficha de venta. Por no decir que directamente es una estafa.

En el momento de comprar este móvil no había ninguna reseña pero a día de hoy sí que vemos algunas que indican lo mismo que os contamos.

28 de octubre: se aprueba la devolución

Muy pocas horas después de haber solicitado la devolución, se nos contacta por Amazon para indicar que ha sido aprobada.

Lo curioso es que, a la vez, el vendedor nos propone una devolución parcial del 50% y poder quedarnos con el móvil… Podríamos haber aceptado si creyéramos que el terminal en cuestión podría servir para algo en nuestro caso… pero no es así.

Conclusión: si es demasiado barato para ser real, no es real

Detalle de una de las rejillas tapadas por la zona interior

Detalle de una de las rejillas tapadas por la zona interior

Siempre que buscamos un terminal móvil, o cualquier otro aparato, solemos buscar una ganga. En este caso el precio era insultantemente bajo, pero quisimos realizar la prueba para que comprobarais que si un móvil es demasiado barato para lo que ofrece, corremos el riesgo de que en realidad no lo ofrezca.

Así pues, habéis visto que tenéis que andar con mucho cuidado a la hora de comprar un móvil, incluso en tiendas de reconocido prestigio como Amazon, donde ahora cualquiera puede vender un producto que no sea el que se anuncia en su web.

La entrada La estafa del móvil de 40 euros: esta es mi experiencia aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

26Oct/19

Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista

Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista

Desde que Motorola estrenó su nueva gama One ha ido añadiendo nuevos dispositivos a ella. Junto al One original, vinieron el One Vision y recientemente el One Action. Estos dos dispositivos muy similares entre ellos, algo que no ocurre en el nuevo miembro de la gama, el nuevo Motorola One Zoom.

Análisis del Motorola One Action, 3, 2, 1… ¿acción?
Analizamos el nuevo miembro de la gama Motorola One, siendo el turno de la versión Action. Un teléfono que nos promete auténticas aventuras ¿lo logrará?

El nuevo Motorola One Zoom rompe con todo lo establecido hasta ahora en la gama One. Apostando por un escalón superior en la gama media/alta y aventurándose en un terreno lleno de duros rivales. ¿Estará a la altura? Habrá que hacer zoom para verlo al detalle.

Características del Motorola One Zoom

Un breve repaso a las especificaciones del nuevo Motorola One Zoom nos da una primera idea sobre este dispositivo. Siendo un dispositivo que rompe de manera radical la tendencia impuesta hasta ahora por el resto de la gama One.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 155 x 75 x 8.8 mm
    • Peso: 190 gramos
    • Colores:
      • Gris eléctrico
      • Morado cósmico
  • Pantalla
    • Tipo: OLED
    • Tamaño: 6.4 pulgadas | 19.5:9
    • Resolución: 2340 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Qualcomm Snapdragon 675
      • Ocho núcleos hasta 2 GHz @ Kryo 460
    • GPU: Adreno 612
    • Sistema Operativo: Android 9 Pie
  • Memoria
    • Interna: 128 GB + 4 GB RAM
    • MicroSD: Hasta 1 TB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/1.7 OIS PDAF
      • Ultra gran angular: 16 MPX f/2.2 Campo de visión de 117º
      • Telefoto: 8 MPX f/2.4 Zoom óptico x3 OIS
      • Profundidad: 5 MPX
    • Delantera: 25 MPX f/2.0
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 3.1 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas bajo pantalla
    • Acelerómetro, giroscopio, proximidad y brújula
  • Protección: Nano recubrimiento Pi2 hidrófugo
  • Batería
    • 4000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: TurboPower 15W

El nuevo Motorola One Zoom ha subido la apuesta, desmarcándose de los One Vision y Action. Dispone de una pantalla más tradicional, con una relación de aspecto 19,5:9 de 6.4 pulgadas. Pero en esta ocasión encontraremos un panel OLED y lector de huellas bajo la pantalla.

Análisis del Motorola One Vision: God save the Queen

Bajo la carcasa nos reencontramos con Qualcomm, en esta ocasión un Snapdragon 675 unido a Android 9 Pie. La versión de Android es otra de los detalles diferenciadores, que más adelante acometeremos. En el apartado fotográfico, haciendo honor a su nombre, encontramos cuatro sensores siendo uno de ellos un Zoom.

Un cristal que no lo parece

Nada más sostener el nuevo Motorola One Zoom en la mano notamos dos detalles de su personalidad. Uno es su peso, unos 190 gramos que le aportan solidez al dispositivo. El segundo es su diseño trasero,un panel de cristal que a primera vista parece aluminio cepillado.

Regresando al panel delantero, tal como hemos comentado anteriormente sigue una línea más tradicional, gracias al uso de una pantalla de 6.4 pulgadas con una relación de aspecto 19,5:9 que lo aleja de los 21:9 usados en modelos anteriores. La cámara delantera ha abandonado el diseño en forma de isla, abrazando de nuevo el notch en forma de gota.

Un cristal que no lo parece

Si hacemos un repaso por el borde, de aluminio serie 6000, encontraremos algunas peculiaridades en la disposición de los elementos. Destacando el botón de encendido, que recupera la textura rugosa que tanto nos gusta, junto al botón listo para controlar el volumen. Ambos situados en el lado derecho del dispositivo.

Deslizándonos hacia la zona inferior nos encontraremos con la toma de auriculares, el puerto usb tipo C y el micrófono del teléfono. ¿Hechas en falta algo? Sigamos. Subiendo de nuevo por el lado izquierdo, no encontraremos nada que destacar, quedándonos por examinar solo la zona superior.

El altavoz se encuentra en la zona superior, junto a la bandeja para la SIM

Una vez en el borde superior, lo primero que nos encontramos es el único altavoz del Motorola One Zoom, unido al micrófono de cancelación de ruido y la bandeja para la SIM + MicroSD. Desde luego, especialmente en el altavoz, usa una ubicación poco habitual en un smartphone. Dotando de personalidad al nuevo Motorola.

Pasando al panel trasero encontramos el mayor exponente del diseño del One Zoom. En la zona superior, situado en el centro, encontramos un área que sobresale unos milímetros del perfil. Ahí encontraremos los cuatro sensores de la cámara de fotos, junto con el logotipo de Motorola. Esta vez no viene unido al lector de huellas, ya que se encuentra bajo la pantalla.

De hecho, el logotipo en el nuevo Motorola One Zoom hace las veces de led de notificaciones, que podemos configurar en los ajustes del dispositivo. Sin embargo, a menos que tengamos siempre el teléfono boca abajo, dicho elemento carece de utilidad. Unido a que solo brilla unos segundos y luego se apaga, desaprovechándose así una buena idea.

El botón de encendido tiene una textura rugosa para poder diferenciarlo sin mirar

Si ponemos todo lo anterior en perspectiva, el nuevo Motorola One Zoom tiene un diseño elegante, que transmite robustez y sin estridencias. El cristal trasero con ese efecto de aluminio cepillado tiene un tacto suave y no atrapa las huellas en exceso. Su uso en el día a día es realmente cómodo, gracias especialmente a la recuperación de la relación de aspecto 19,5:9 que le dota de ese ancho extra.

Otro aspecto que aporta valor al nuevo One Zoom es la presencia de un tratamiento hidrófugo, que no hace al teléfono acuático, pero añade más protección que si no lo tuviera. Para más protección, Motorola incluye junto al smartphone una funda protectora, un detalle muy positivo aunque nos oculte el diseño del smartphone.

Me llamo Snap, Snapdragon 675

Motorola ha regresado a Qualcomm para dotar de potencia al nuevo One Zoom, en concreto el Snapdragon 675, ha sido el elegido para ocupar el interior del dispositivo. Una elección un tanto extraña, ya que muchos de sus rivales hacen uso de la gama 700 de Qualcomm e incluso la gama 800.

Dejando a un lado este detalle, el nuevo Motorola One Zoom muestra una gran fluidez en el uso diario. Moviéndonos entre aplicaciones sin retraso alguno y ofreciendo una respuesta instantánea en todo momento. Un trabajo bien desempeñado no solo por el Snapdragon, sino por el uso de un software limpio casi AOSP.

Me llamo Snap, Snapdragon 675

Hemos probado el nuevo One Zoom con varios juegos, desde los exigentes Asphalt 9 y Shadowgun Legends, junto a novedades como el reciente Mario Kart Tour. La experiencia de juego es totalmente satisfactoria, pese a las pequeñas ralentizaciones de microsegundos, algo que no encontramos en los One que usan Exynos.

El conjunto se completa con una configuración basada en 4 GB de memoria RAM, que nos permiten ejecutar un gran número de aplicaciones y mantenerlas en segundo plano. Unido a unos extensos 128 GB de almacenamiento que además de permitirnos guardar todo aquello que necesitemos, goza de una velocidad de lectura/escritura destacable.

El Motorola One Zoom se sitúa un escalon por debajo en rendimiento en juegos respecto al resto de la gama

Si ponemos en la mesa todos estos elementos, podemos ver que en el nuevo Motorola One Zoom han decidido dotar de una experiencia distinta respecto al resto de la gama. Ofreciendo un conjunto solvente y equilibrado, que gracias a la eficiencia energética del procesador, no se calienta en exceso ni en situaciones estresantes.

Pero, siempre hay uno, tal como decíamos al principio el nuevo Motorola One Zoom quizá muestra alguna desventaja si lo comparamos con sus rivales. Debemos recordar que aspira a una gama superior, respecto al resto de la gama One, en la que encontramos rivales basados en Snapdragon 730 o similares.

 OLED en un regreso a lo tradicional

Seguimos avanzando en el análisis del nuevo Motorola One Zoom y seguimos encontrándonos elementos que lo diferencia cada vez más del resto de la gama. En el caso de la pantalla, destaca su panel OLED de 6.4 pulgadas y relación de aspecto 19,5:9 que goza de una resolución de 2340 x 1080 píxeles.

Un conjunto que ofrece un gran nivel de detalle, junto con una reproducción de colores vibrantes que entra dentro de lo que podemos esperar de un panel de este tipo. Pudiendo elegir entre tres perfiles de color en los ajustes del dispositivo, siendo el Saturado el que mejor partido le saca a la pantalla del One Zoom.

La relación de aspecto más tradicional, unido a un notch en forma de gota, pone a nuestra disposición una gran superficie de la pantalla que podemos disfrutar en cualquier situación. Luciendo sus mejores galas en el apartado multimedia, ya sea jugando o consumiendo contenido de las diversas plataformas que tenemos disponibles.

A pesar de ser un panel OLED, no disponemos de compatibilidad con HDR como alguno de sus rivales. Pero gracias al uso de este tipo de panel, si contamos con un lector de huellas situado bajo la pantalla. El cual tiene un funcionamiento correcto, a veces un poco perezoso, pero nada que una actualización de software no pueda solucionar.

La pantalla OLED aporta un plus de calidad al nuevo Motorola One Zoom

Poniendo en perspectiva todo lo anterior, el nuevo Motorola One Zoom ofrece una experiencia visual que está a un gran nivel, pese a la ausencia de HDR. La apuesta por un diseño más tradicional, saca a la luz que los 21:9 aún están un poco verdes, siendo la pantalla del One Zoom la que aprovecha mejor los contenidos que tenemos a nuestra disposición.

Una autonomía que sorprende

Las apariencias pueden engañar al ver el nuevo Motorola One Zoom, estamos ante un smartphone de grandes dimensiones, ancho y pesado. Siempre respecto al resto de la gama One, no olvidemos ese detalle. Un conjunto de aspectos que pueden hacernos pensar que es un dispositivo con el que necesitaremos un enchufe siempre a nuestro alrededor.

Y nada más lejos de la realidad, gracias principalmente a su batería de 4000 mAh, unida a la carga rápida Turbo Power de 15w que viene de la mano de Motorola. Ofreciendo unas respetables cifras en términos de autonomía e igualmente respetables a la hora de cargar el dispositivo.

Disponemos de gran autonomía y carga rápida, una combinación excelente

Si hablamos de autonomía, haciendo un uso intensivo del nuevo Motorola One Zoom, hemos obtenido unas 8 horas y media de autonomía como valor más bajo, alcanzando casi 10 horas en un uso más relajado del dispositivo. Algo a lo que contribuye un gran trabajo realizado en el apartado de software por parte de Motorola.

Todas las conexiones y un sonido especial

Aquellos que gusten de tener la mayor cantidad de opciones de conexión, están de enhorabuena. El nuevo Motorola One Zoom incluye todas y cada una de las que existen en la actualidad. Empezando por las conexiones inalámbricas, encontramos la presencia de WiFi 802.11ac, bluetooth 5.0 y a los asiduos de pagar con el móvil, dispone de NFC.

Todas las conexiones y un sonido especial

Poniendo la guinda la presencia de USB 3.1 Tipo C, algo poco habitual en esta gama, unido a la irreducible toma de auriculares para nuestro gozo y disfrute. Un apartado sonoro que destaca por incorporar la imprescindible Radio FM, que se complementa con el único altavoz con el que cuenta el nuevo One Zoom.

Más allá de la situación en el borde superior del dispositivo, teniendo las mismas probabilidades de taparlo al sujetar el teléfono que si se encontrara en el borde inferior. Goza de una potencia y nitidez sorprendentes, una pena no poder disfrutarlo en estéreo, evitándonos la necesidad de auriculares según la situación.

Un Motorola One ¿sin Android One?

Junto a la llegada de la nueva gama Motorola One sentimos un soplo de aire fresco, Android One nos garantiza que tendremos actualizaciones si o si durante al menos 2 años. Y teniendo en cuenta que Motorola en los últimos tiempos flojea en ese aspecto, esta nueva gama situaba a la compañía en una posición de la que nunca debió bajarse.

El Motorola One  y más tarde los recientes One Action o One Vision venían de la mano de Android One en su interior. Por lo que al asistir a la presentación del nuevo miembro de la gama, el Motorola One Zoom, dábamos por sentado que vendría con Android One. Un pensamiento lógico, excepto para Motorola que ha decidido prescindir del mismo.

El nuevo Motorola One Zoom lleva un Android limpio, con personalizaciones que aportan utilidad

Así que tenemos un Motorola ONE Zoom, que no lleva Android One, pero por otro lado sabemos que Motorola suele usar una personalización de Android muy limpia. Notando dicha personalización en la presencia de las acciones Moto o la pantalla Moto, que aportan valor a la experiencia de uso.

Sin embargo, el punto débil de Motorola, tal como hemos mencionado anteriormente, está en las actualizaciones. Algo que sale a la luz al ver que los One Action y One Vision disponemos de Android 9 actualizado a septiembre de 2019, esperando la llegada del parche de octubre.

Un Motorola One ¿sin Android One?

Mientras que en el One Zoom disponemos de Android 9 actualizado a julio de 2019, una evidente prueba de la ausencia de Android One en el dispositivo. Desconocemos la razón de prescindir de Android One en el buque insignia de la gama Motorola One, pero si no lo compensan con un trabajo impecable en actualizaciones, es algo que resta puntos a la experiencia.

Una experiencia que como hemos comentado es muy satisfactoria en el día a día, disfrutando de un sistema que se mueve de manera muy fluida. El añadido de las acciones Moto nos beneficia con accesos directos que mejoran el uso del teléfono, ojalá otras marcas añadieran acciones similares a sus dispositivos.

No encontrar Android One en un smartphone llamado Motorola One es, desconcertante

Poniendo todo el apartado del software en el Motorola One Zoom en perspectiva, la sensación es agridulce. Disponemos de una experiencia de uso diario realmente pulida y con añadidos que aportan valor. Pero por otro no disponemos de aquello que da nombre al dispositivo, la ausencia de Android One se nota y mucho.

La fotografía multiplicada por cuatro

Hemos llegado al apartado que da nombre al nuevo Motorola One, una fotografía que viene acompañada de la presencia de cuatro sensores, uno de ellos un zoom óptico de tres aumentos. Pudiendo disfrutar, al menos sobre el papel, de una experiencia fotográfica adaptada para casi cualquier situación.

Disponer de cuatro sensores, es ideal para dar rienda a nuestra creatividad

Como principal tenemos un sensor de 48 megapíxeles, con filtro Quad-Bayer similar al usado en el One Vision. El uso de dicha tecnología nos brindará fotografías de 12 megapíxeles llenas de detalles, incluso en condiciones escasas de iluminación. La incorporación del estabilizador óptico nos ofrecerá grandes resultados.

Si pasamos al siguiente sensor nos encontramos con un UGA, ultra gran angular, de 16 megapíxeles. Similar al usado en el One Action, con la diferencia de no estar girado 90 grados y que en el One Zoom podemos usar para hacer fotos. Proporcionándonos un campo de visión de 117 grados, idóneo para paisajes o edificios..

La fotografía multiplicada por cuatro

Y llegamos al sensor que da nombre al nuevo Motorola One Zoom, un telefoto de 8 megapíxeles y zoom óptico de tres aumentos. Que gracias a la presencia del estabilizador óptico, nos permite captar con todo detalle aquello que encontremos a lejos de nosotros. Ideal para captar los detalles en la fotografía urbana.

Completando el cuarteto encontramos un sensor de profundidad de 5 megapíxeles, que se usará principalmente en el modo retrato y dotará de un bello desenfoque a nuestras fotografías. Este es el hardware, el cual sitúa al nuevo One Zoom como una de las opciones más completas en este apartado.

Los cuatro sensores del Motorola One Zoom proporcionan una gran polivalencia

Pero como ya sabemos y Google recientemente nos ha recordado, la fotografía no es solo el número de sensores o los megapíxeles, sino que un alto porcentaje se basa en el software que interpretará toda esa información. Un software de cámara que ofrece grandes posibilidades en el nuevo Motorola One Zoom.

Gracias a la diversidad de sensores, contamos con distintos modos de fotografía y un modo manual que nos permitirá exprimir hasta el último megapíxel de los mismos. En dicho modo podemos realizar fotografías en RAW, por lo que captaremos toda la información del sensor y disfrutaremos hasta del más mínimo detalle.

Unos detalles que a veces se pierden al hacer uso del modo automático, el cual nos brinda JPG con un procesado a veces agresivo. Algo que no notaremos al fotografiar a plena luz del día, donde obtendremos fotografías coloridas y llenas de detalle. Sin embargo, a medida que la luz brille por su ausencia, el procesado será más notorio.

Especialmente al hacer uso del UGA o del Telefoto, sensores en los que notaremos la perdida tanto de detalle como de colorido en condiciones de poca luz. Siendo el sensor principal el único que mantiene un nivel aceptable en tal situación. Algo que, como hemos mencionado anteriormente, podemos solventar haciendo uso del modo manual y la fotografía en RAW.

Si ponemos sobre le mesa todo lo anterior, el nuevo Motorola One Zoom pone a nuestra disposición una de las experiencias fotográficas más completas que podemos encontrar. Y la polivalencia de disponer de distintos sensores, adecuándonos a cada situación, unido a la estabilización óptica. Simplemente es una gozada, siempre que evitemos el procesado del jpg.

Motorola One Zoom, brillante a pesar de sus sombras

Durante este año hemos asistido a la llegada de la gama Motorola One, la cual tiene como principal reclamo el estar basado en Android One. Lo que pone a nuestra disposición dispositivos de Motorola que recibirán actualizaciones durante mínimo 2 años. Algo que no veíamos en mucho tiempo.

Si hablamos del Motorola One Zoom, es un smartphone del que esperábamos dos puntos principales. El primero, al ser un Motorola One, la presencia de Android One. El segundo, que da nombre al teléfono, la presencia de un Zoom. La sorpresa salta cuando no encontramos ni rastro de Android One por ningún lado.

Motorola One Zoom, brillante a pesar de sus sombras

Este simple aspecto hace que de igual que se llame One Zoom, como podría haberse llamado G Zoom. Ya que ni se parece en diseño, ni en software al resto de la gama. Al menos en el aspecto fotográfico si está dentro de lo esperado, incluso por encima de lo esperado gracias a la presencia de cuatro sensores.

Y aquí es donde el Motorola One Zoom empieza a brillar, su propuesta fotográfica tan variada. Unido a un diseño robusto, que dota de personalidad al dispositivo gracias a la disposición de sus cámaras y al uso del cristal con ese efecto de aluminio cepillado que enamora. Siguiendo por un desempeño más que solvente en líneas generales.

El nuevo Motorola One Zoom pudo ser un smartphone perfecto...

Todo esto en conjunto hace que tengamos la sensación de que Motorola ha tenido la oportunidad de oro de hacer un teléfono redondo, casi perfecto. Pero la ausencia de Android One, la elección del Snapdragon 675 y su precio inicial lo alejan de dicho honor. Haciendo que se disuelva en un segmento lleno de duros rivales, que no tendrán piedad.

Nombres como Xiaomi Mi 9T Pro, Samsung Galaxy A70, Huawei P30 y OnePlus 6T son tiburones que nadan en la misma piscina. Algo que no habría sido un problema si el Motorola One Zoom tuviera algo más de potencia bajo su carcasa, pero no es así. Y la ausencia de Android One resta argumentos para justificarlo.

Puedes adquirir el nuevo Motorola One Zoom en Amazon.es por 429€

Un pequeño reajuste en el precio colocaría al nuevo Motorola One Zoom como una gran opción a recomendar, especialmente si somos amantes de la fotografía. Su software limpio, casi Android puro con la genialidad de las acciones Moto, son otro punto positivo de un smartphone que casi roza la gloria. Ay Motorola, Motorola… que oportunidad desaprovechada.

La entrada Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

24Oct/19

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

Tras muchos meses de espera el nuevo Samsung Galaxy Fold, el primer smartphone del mercado con pantalla plegable, ha llegado a nuestra mesa de análisis. Este terminal ya se puede comprar en España, aunque el precio es realmente alto, 2020 euros.

Eso sí, como ha expresado Samsung, es un dispositivo exclusivo que se venderá de forma exclusiva, en las tiendas de la empresa, y con una breve formación por parte de los empleados a cada uno de los compradores. El motivo no es baladí: estamos ante un nuevo dispositivo, con unas funciones especiales, que requieren cierto grado de adaptación.

Además, como os contamos en el unboxing, la caja de venta tiene detalles como la inclusión de una funda diseñada para el terminal o los auriculares Samsung Galaxy Buds, un accesorio que no es precisamente barato.

Ver vídeo

Características del Samsung Galaxy Fold

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 160.9 x 117.9 x 6.9 mm (abierto) y 160.9 x 62.9 x 15.5 mm (cerrado)
    • Peso: 263 g
    • Colores: Negro y Plata
  • Pantalla smartphone | tablet
    • Tipo: Super Amoled | Dynamic AMOLED
    • Tamaño: 4.6 pulgadas en modo smartphone | 7.3 pulgadas en modo tablet
    • Resolución: HD+ 21:9 | QXGA+ 4,2:3
  • Características principales
    • Procesador: Octa-Core 7nm
    • Sistema operativo: Samsung One UI | Android 9.0 Pie
  • Memoria
    • Interna: 512 GB UFS 3.0 + 12 GB RAM
  • Cámaras
    • Cubierta: 10 Mpx f/2.2
    • Trasera:
      • 16 Mpx f/2.2 | Ultra gran angular
      • 12 Mpx f/1.5-2.4 Dual Pixel AF OIS | Gran angular
      • 12 Mpx f/2.4 PDAF OIS | Zoom óptico x2
    • Delantera:
      • 10 Mpx f/2.2
      • 8 Mpx f/1.9 | Sensor de profundidad RGB
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • NFC
    • A-GPS | GLONASS
    • USB 3.1 Tipo C
    • Sin puerto de auriculares.
  • Sensores
    • Lector de huellas lateral
    • Acelerómetro, giroscopio, sensor de proximidad y brújula
  • Batería
    • Doble, con un total de 4380 mAh Li-Po
    • Carga rápida e inalámbrica y carga inversa

Un diseño que cambia el uso

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

El diseño es posiblemente lo más llamativo y espectacular de este dispositivo. Samsung ha querido crear una nueva categoría de producto, algo que no es puramente un smartphone pero tampoco un tablet. Esto es algo que se ve en el día a día porque, no es que nos de la sensación de estar usando un ordenador, pero tampoco es exactamente un teléfono inteligente.

Una de las mayores pegas de este modelo es que, cerrado, su grosor es muy considerable. Eso se nota al cogerlo, aunque no molesta, pero sobre todo al llevarlo en el bolsillo. Y no, aunque en la caja venga una pequeña carcasa protectora, este terminal no creemos que sea el idóneo para ponerlo en un bolso o una bandolera.

El peso del terminal es muy notorio

También se nota el peso y es que los 263 gramos del Samsung Galaxy Fold (más de un cuarto de kilo) son considerables. No obstante, esto se percibe diferente cuando lo tenemos cerrado (se nota mucho) a cuando lo tenemos abierto (se nota menos).

En cuanto a la disposición de los elementos, hemos de decir que hay cosa que nos gustan y otras que no. Una de las que sí es la posición de los altavoces, uno en el marco inferior y otro en el superior. Cuando cogemos el terminal en vertical, sea abierto o cerrado, es imposible bloquear el sonido. Incluso cuando lo giramos podemos darle la vuelta para no tapar ninguno de los dos.

En la parte inferior tenemos el puerto de carga USB C, pero no hay jack de auriculares. Al menos Samsung ha tenido la consideración de incluir unos Samsung Galaxy Buds en la caja de venta, por lo que es un mal menor, o uno corregido.

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

En el lateral izquierdo tenemos la bandeja para una SIM. Aquí no hay ni doble ranura SIM ni una para la tarjeta de teléfono y otra para la micro SD. Al menos es compatible con eSIM con lo que podemos llevar dos números de teléfono.

En la zona derecha tenemos los dos botones de volumen en la parte superior, el botón de encendido (que tendremos que reconfigurar ya que funciona por defecto como disparador de Bixby) y el sensor de huellas, que está justo debajo.

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

Nunca me han gustado los sensores de huellas en el lateral y aunque en este caso está pensado ya que es donde pones el pulgar para abrir la pantalla principal, he optado por usar más el reconocimiento facial, aunque es menos seguro al no tener un sistema de escaneo facial en 3D.

El Samsung Galaxy Fold es una gama alta, sin pegas

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

El rendimiento de este terminal es bueno. Muy bueno. De los mejores. A un procesador que tiene ya un tiempo pero que se sigue portando bien se suma una configuración de memoria en la línea de lo que se espera con un móvil de este precio.

Tenemos 12 GB de RAM y 512 GB de memoria interna en la única configuración que se vende. Esta cantidad de memoria hace que las aplicaciones permanezcan mas tiempo abiertas, que sea más fácil editar en apps exigentes y que no nos quedemos sin memoria.

Además, al ser el almacenamiento UFS 3.0 el tiempo que tardamos en descargar o instalar aplicaciones y juegos es mucho menor, y se nota bastante, aunque en el día a día no sea algo crítico, salvo usos muy concretos. De hecho esto es algo en lo que no suelo reparar en mi uso pero en este caso olvidé restaurar un juego muy pesado (Asphalt 9) y al descargarlo de forma normal de la Play Store me extraño la velocidad a la que se instalaba… hasta que recordé esto.

La conectividad del Samsung Galaxy Fold también es buena, con GPS de dos bandas, bluetooth 5.0 o Wifi 6 de doble nada y conectividad MIMO, lo que se traduce en unas velocidades de unos 470 Mbps en una red de 600. No es la más rápida que hemos visto, pero no es un problema ni una queja.

También disponemos de NFC para pagos móviles, pero no de radio FM, jack de auriculares, ranura para la microSD o emisor de infrarrojos.

Dos pantallas mejor que una

Una de las ventajas de tener una pantalla exterior es que podemos usar el móvil con una mano. Este panel, de 4.6 pulgadas y resolución HD+ tiene una gran calidad en cuanto a color al usar los famosos paneles OLED de Samsung, pero también una pega. El tamaño de la letra es tan pequeño que en ocasiones es complicado leerlo. Por fortuna es algo que se puede cambiar.

La calidad, como decimos, es buena, y el panel tiene una sensibilidad óptima, aunque al ser tan pequeño en ocasiones ha sido complicado escribir y hemos tenido que repetir algún deslizamiento o acción. Personalmente prefiero escribir en el teclado deslizando el dedo, aunque deba elegir un teclado que tenga esa opción.

En el tiempo que he estado usando el móvil la inercia me hacía usar la pantalla externa dado que es la que mas a mano tenia. Poco a poco he intentado acostumbrarme a usar la pantalla interior y, de hecho, lo que ha pasado al final es que he mantenido el terminal abierto siempre que estoy trabajando o en el salón, para cerrarlo sólo cuando voy a la calle.

La pantalla interior del Samsung Galaxy Fold es muchísimo mayor, con 7.3 pulgadas de diagonal y resolución FHD+. La experiencia de uso es mucho más cómoda que en terminales normales, simplemente por su superficie.

Eso sí, hay situaciones en las que al tenerlo abierto el uso es algo mas incómodo, como cuando lo usamos tumbados en la cama, porque es necesario tenerlo agarrado con las dos manos y el peso tiende a hacer que sea complicado que no se caiga. Eso si, podemos usarlo en esa situación cerrado.

Como es lógico, el tacto de la pantalla es algo diferente, al ser un componente plástico, no de cristal. Pese a eso, ahora que el protector está incluido en la pantalla y no se ve, la sensación es muy similar al uso de una pantalla de cristal tanto visualmente como en a percepción táctil.

En cuanto a la arruga que aparece en algunas imágenes, es cierto que siente en ocasiones, cuando pasamos el dedo, pero es algo que pasa muy pocas veces, y que cuando estas concentrado usando un juego o una aplicación no llega a ser un drama.

Lo que sí me he dado cuenta es que a la hora de jugar, con juegos en los que los reflejos son importantes, así como la velocidad, tenía cierta aprensión a apretar mucho la pantalla, algo que la propia caja del móvil dice que no es aconsejable hacer. Esto es algo que poco a poco se va quitando pero siempre queda la duda de si será un problema con el tiempo.

Seis cámaras mejor que una

Samsung sabe que un terminal así no puede cojear en el apartado fotográfico. De hecho este es el primer móvil que he analizado que dispone de nada menos que seis cámaras. La distribución es peculiar ya que están en tres emplazamientos diferentes.

Tenemos un sensor en la cubierta, sobre la pantalla exterior, de 10 Mpx con una apertura de f/2.2. En el interior tenemos la misma cámara, acompañada de un sensor de profundidad RGB de 8 Mpx con apertura f/1.9.

Pero el módulo principal está en la parte posterior, con una cámara angular normal de 12 Mpx con apertura variable f/1.5-2.4, enfoque Dual Pixel con estabilización óptica. También tenemos un gran angular de 16 Mpx y apertura f/2.2 y un telefoto con zoom óptico de dos aumentos, enfoque PDAF y apertura f/2.4.

La experiencia haciendo fotos con este terminal es la misma que tuvimos con el Samsung Galaxy S10, es decir, una experiencia muy positiva y completa, que no obstante no destaca en demasiados aspectos. O mejor dicho, no lo hace de forma llamativa.

La calidad de los tres sensores trasero es bastante buena aunque se nota la apertura mayor en el sensor principal, logrando más luz y detalle.

Samsung ha logrado un buen equilibrio en el procesado de las fotos y la aplicación de cámara es competente y tiene las opciones adecuadas. No echamos de menos más resolución ya que tanto de día como de noche las toma que obtenemos es muy correcta. Eso sí, de noche el zoom no nos da la nitidez que nos gustaría, pero es algo normal en todos los sensores de este tipo.

Un aspecto que si me gustaría ver mejorado es el modo retrato ya que en ocasiones el recorte no es perfecto, aunque no es tampoco dramático. Detrás funciona mejor pero con baja luz la calidad no siempre es la deseada.

Delante tenemos una buena cámara, con un resultado más que bueno con luz diurna, aunque no tanto con baja luz. Además, el cambio entre la foto angular y de grupo es notorio, como podéis ver en las imágenes de la galería.

Esperábamos que en el vídeo sí que destacara este modelo, pero la estabilización es mejorable y aunque se agradece el poder pasar de una lente a otra de forma gradual, se nota el cambio de lente.

El Samsung Galaxy Fold tiene dos baterías

La batería de este modelo está dividida en dos partes debido al diseño del terminal, aunque se comporta como una sola entidad. Tiene 4380 mAh y la autonomía que nos ofrece es buena, sin ser espectacular.

En una primera prueba de batería hemos estado usando el móvil en interiores sobre todo, para jugar, ver bastantes vídeos en Youtube, hacer alguna llamada de teléfono, etc. Hemos conseguido tener 6 horas de pantalla con 30 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba de batería hemos estado usando el móvil exclusivamente en exteriores, haciendo muchas fotos, algunos vídeos, usando apps sociales y jugando algunas partidas a HearthStone. Hemos conseguido tener 5 horas de pantalla con 20 horas totales de autonomía.

En la tercera prueba de batería hemos estado haciendo algunas fotos más, hemos jugado bastante (bajo Wifi) y hemos usando apps sociales. Hemos conseguido tener 5 horas de pantalla con 24 horas totales de autonomía.

En la cuarta prueba de batería hemos estado escuchando podcasts, hemos jugado, hemos hablado por teléfono y hemos usado apps sociales. Hemos conseguido tener 5 horas de pantalla con 31 horas totales de autonomía.

El resto de días hemos obtenido autonomías similares. es decir, podemos tener energía para una jornada entera de uso, pero deberemos cargar el móvil cada noche.

Aquí sí que podemos alegrarnos de tener carga inalámbrica, aunque no sea de las mas rápidas que hemos visto (15W) , también carga inalámbrica inversa, aunque sea anecdótica, y carga rápida por cable, en este caso de sólo 15 W, muy mejorable.

La interfaz es única, y saca partido de la pantalla

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

Samsung es una de las pocas empresas que aún no tiene ningún terminal actualizado a Android 10. Actualmente están empezando las betas, y nosotros ya hemos podido probarlas.

Probamos Android 10 con One UI 2.0 en el Samsung Galaxy S10+
Probamos la primera beta con Android 10 y One UI 2.0 para el Samsung Galaxy S10+. Aún queda mucho de desarrollo, pero ya apunta maneras.

No obstante, el Fold es un terminal que quizás tarde algo mas en actualizarse ya que además del sistema y la interfaz de Samsung tiene algunas funciones exclusivas que también tienen que ser adaptadas.

One UI, la interfaz de Samsung, tiene la misma estética y funciones que en otros móviles, pero hay detalles extraños, como que el botón de encendido sirva para lanzar Bixby y no para apagar el móvil, aunque se puede cambiar. También podemos usar el sensor de huellas para abrir las notificaciones, algo cómodo sobre todo cuando usamos la pantalla interior.

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

Aquí sí que he echado en falta poder usar la pantalla externa de visor al hacer una foto con el móvil abierto, lo que nos permitiría hacernos selfies con las cámaras traseras, o permitir que la persona que fotografiamos se viera en esa pequeña pantalla mientras nosotros encuadramos con la interior.

Pero lo interesante son las funciones añadidas. Una de las más útiles es la continuidad, que nos permite estar usando una aplicación en una pantalla y cambiar a la hora simplemente abriendo o cerrando el dispositivo. Es posible hacerlo en las dos direcciones y con las aplicaciones que queramos, simplemente hay que configurarlo en los ajustes.

Otra función muy interesante es la multitarea real, que nos permite abrir hasta tres ventanas en una matriz en la pantalla o muchas más si las dejamos como ventanas flotantes. Me he encontrado usándola cuando buscaba una serie de webs para enviar por WhatsApp, teniendo las dos aplicaciones abiertas en pantalla.

Es práctico en ocasiones, pero hay una pega. Una función real de esto es estar escribiendo un mail, abrir la galería y arrastrar una imagen desde la misma al correo que estamos redactando. Y funciona.

La pega es que hay que preparar las aplicaciones para ello y no muchas lo están. Por ejemplo, hemos probado a hacer eso con WhatsApp, pero aunque nos permite coger la imagen y llevarla a la ventana de la app de mensajería, al soltarla no pasa nada. Es decir, que no es algo integrado en Android, sino que tiene que hacerse compatible con cada aplicación.

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

En la parte negativa tenemos la ausencia de un ajuste que nos permita ocultar el notch. Per se esto no es un problema, pero viendo que muchas aplicaciones no saben ajustarse al mismo y que hay elementos de la interfaz ocultos por error, debería ser una opción nativa, como lo es en muchos otros móviles.

Un terminal icónico, con un futuro desconocido

Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones

Samsung ha logrado lo que pretendía, mostrar cómo será el futuro de la telefonía móvil según su punto de vista. Esto incluye, por supuesto, una pantalla de gran diagonal, que podemos doblar. Es algo único y que la gente valora cuando lo ve. Lo valora mucho.

El Samsung Galaxy Fold es el presente de unos pocos, pero el futuro de muchos
Samsung tiene clara su estrategia con el Samsung Galaxy Fold, un terminal que está llamado a ser un disruptor. Pero eso lo veremos en el futuro.

Está claro que este terminal no está pensado para ser comprado de forma masiva, y Samsung no lo pretende. No es sólo el precio, que es muy alto, sino la capacidad de producción de las pantallas, la necesidad de aprender a usar el móvil de una forma nueva…

Por otro lado, el terminal no está exento de fallos, por así decirlo. A nivel de hardware es más grueso y pesado de lo que nos gustaría, y a nivel de software, las aplicaciones no siempre aprovechan sus posibilidades, y el notch molesta en algunas ocasiones. Esto último es algo que se puede solventar con actualizaciones, pero aún así es un fallo.

El Samsung Galaxy Fold será uno de esos móviles de los que nos acordaremos en unos años, un pionero que puede enseñarnos cómo serán los móviles en una década. Y desde luego el móvil a comprar si queremos dejar a la gente con la boca abierta. Literalmente.

La entrada Análisis Samsung Galaxy Fold: este puede ser el futuro de los smartphones aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico