Category Archives: Review

Auto Added by WPeMatico

28Mar/20

Análisis Huawei P40 Pro: en diseño y cámaras es prácticamente perfecto

La situación actual de Huawei es complicada, pero la compañía ha demostrado que no quiere rendirse. Para ello ha presentado una tríada de móviles de gama alta de los cuales hemos podido probar el más equilibrado, ni el más barato, ni el más caro. Es el Huawei P40 Pro.

Durante varios días hemos hecho uso de este móvil como dispositivo único, pese a los inconvenientes que eso podría significar por el software que usa. Pero ya os avanzamos que no ha sido una travesía en el desierto ni nada parecido.

Ver vídeo

Características Huawei P40 Pro

  • Pantalla:
    • Tamaño: 6.58 pulgadas.
    • Tipo de pantalla: OLED.
    • Resolución: 2640 x 1200 píxeles.
    • Relación de aspecto: 19,8 : 9.
    • Tasa de refresco: 90 Hz.
  • Rendimiento:
    • Procesador Kirin 990 5G.
    • 8 GB de memoria RAM.
    • 128 / 256 GB de almacenamiento.
      • Expansión de memoria Nano Memory 2.
  • Cámaras:
    • Sensor principal de 50 Mpx UltraVision, f/1.9 con estabilización óptica.
    • Sensor de 40 Mpx de vídeo y ultra gran angular.
    • Teleobjetivo 5x SuperSensing de 12 Mpx.
    • Sensor ToF trasero.
    • Cámara frontal de 32 Mpx f/2.2 y sensor de profundidad infrarrojo.
    • Otros: Huawei XD Fusion Engine, zoom digital de 50 aumentos.
  • Batería:
    • Capacidad: 4200 mAh.
    • Carga por cable de 40W.
    • Carga inalámbrica de 40 W.
  • Medidas: 158,2 x 72,6 x 8,95 mm.
  • Peso: 203 gramos.
  • Otros:
    • Doble SIM y Esim.
    • WiFi 6.
    • NFC.
    • GPS, AGPS. Glonass, Galileo, QZSS.
    • Bluetooth 5.1.
    • 3G / 4G / 5G.
  • Sistema operativo:
    • EMUI 10.1 basado en AOSP.

Este móvil no es bonito, es precioso

Si hay algo en lo que coinciden todas las personas que han visto el Huawei P40 Pro en el color que nosotros analizamos, un gris mate capaz de reflejar la luz de una forma bastante peculiar, es que es uno de los móviles más bonitos que han visto.

Huawei ha centrado muchos esfuerzos en el apartado de diseño de este dispositivo. Esto lo vemos claramente en esta parte trasera, conformada por un cristal con curvatura en los cuatro laterales.

Huawei ha logrado el sueño: que los demás fabricantes le copien
Apple, Google y Samsung están inspirandose en los diseños de Huawei para sus proximos móviles, lo que resulta fascinante.

Esta pieza vierte a un marco perimetral de un color gris plata bastante brillante y cuyo contraste le queda bastante bien al terminal. En la parte delantera tenemos una pantalla con, de nuevo, una cuádruple curvatura aunque en los laterales menores es el borde lo que se dobla y no la pantalla en sí misma.

Pese a eso, en la parte inferior esto hace que sea mucho más cómodo utilizar los gestos que en un móvil convencional. Los marcos están bastante contenidos y parece que el superior y el inferior por fin son simétricos. Eso sí, la doble perforación para el sistema de cámaras frontal es bastante grande, aunque teniendo en cuenta todo lo que incluye y que no tenemos notch, tampoco nos parece un error.

En la parte superior tenemos el micrófono de cancelación de ruido y el emisor de infrarrojos.  La parte izquierda está totalmente libre de elementos y la parte derecha tiene el botón de volumen, que es único e integra tanto el subir volumen como el bajarlo, y el botón de encendido con una franja roja.

En la parte inferior tenemos el puerto USB C, el micrófono principal, la ranura para dual SIM o SIM y Nano SD y el único altavoz del terminal. Este es posiblemente uno de los mayores errores del móvil y es que prácticamente todos sus competidores tienen ya dos altavoces, algunos de similar potencia.

Otros cuentan con un altavoz principal como el que tiene este móvil y un secundario en la parte del auricular, algo que en este caso no es posible ya que el audio está bajo la pantalla, como ya pasaba en el Huawei P30 Pro.

Un gran rendimiento, pero no el más espectacular

Huawei ha dicho más de una vez que sus Huawei P Series son terminales que se centran en dos aspectos, el diseño y la fotografía. Eso no quiere decir que haya descuidado el rendimiento y la conectividad, pero sí que nos vemos un salto sustancial con lo que ya pudimos probar en el Huawei Mate 30 Pro.

Este P40 Pro usa el último procesador de la marca, el Kirin 990, en su modalidad con chip 5G. Como dijimos en la toma de contacto, los 8 GB de memoria RAM y los 256 GB de memoria interna no nos parecen pocos. Son cifras dignas de la gama alta, pero empezamos a ver más de uno y dos modelos que ya apuestan por los 12 GB de memoria RAM y medio TB de almacenamiento interno. De nuevo, no es algo imprescindible, pero cuando pides 1000 euros por un móvil este es el tipo de cosas que algunos usuarios tienen en cuenta.

El rendimiento de este modelo nos ha recordado bastante a su antecesor, lo que es bueno, aunque no tenemos esa sensación de velocidad e inmediatez que si hemos visto en algunos móviles con el Snapdragon 865, como el OPPO Find X2 Pro que analizamos hace poco.

La sensación es justo la misma que hemos mencionado con respecto a las memorias.  Sí, tenemos un rendimiento de gama alta, no hemos tenido problema con ninguna aplicación, todos los juegos funcionan de forma fluida y abren excepcionalmente rápido. Pero no es el móvil más potente que hemos probado.

En cuanto a la conectividad sí que no tenemos queja ya que incluye 5G como hemos dicho, también Wi-Fi 6+, NFC e incluso emisor de infrarrojos y ranura para la expansión de memoria. Eso sí, aunque no esperábamos verlo, hay que recordar que los terminales de esta categoría hace ya mucho tiempo que no tienen jack de auriculares.

Huawei no apuesta por los 120 Hz

Entramos en el que es posiblemente uno de los aspectos más controvertidos del Huawei P40 Pro, la pantalla. No podemos decir que este modelo tenga un mal panel, que se va mal o que sea un fallo.

No obstante, cuando una marca pide 999 euros por un móvil, los usuarios nos tenemos que poner en modo extremadamente exigente. Lo digo porque aunque en 2020 Huawei ha saltado por fin a los 90 Hz de tasa de refresco, muchos rivales han optado ya por los 120 Hz, y teniendo esta empresa la fama que tiene con la autonomía (muy merecida, como veremos luego), podría haber dado el salto a esta tasa.

Lo mismo pasa con la resolución. Huawei sigue sin usar paneles 2K, cuando firmas como OPPO han demostrado que ya no son un problema para el rendimiento o la batería.

Es posible que el Kirin 990 no se pueda desenvolver tan bien con estas dos características y que sea ese el motivo por el que no se hayan usado, pero no podemos saberlo a ciencia cierta.

Usar el P40 Pro nos ha recordado al P30 Pro. La pantalla se ve bien, responde muy rápido, el brillo es suficiente aunque no especialmente llamativo y tenemos muchas opciones de configuración en los ajustes.

La cuádruple curvatura resulta especialmente cómoda a la hora de usar gestos, aunque reconozco que algunas aplicaciones, como los teclados, no acaban de adaptar su interfaz a las esquinas redondeadas y parece que cortan algunas teclas. Esto no es un problema en el uso normal, pero sí es cierto que choca un poco.

El Huawei P40 Pro supera las excelentes cámaras del P30 Pro

La fotografía es uno de los dos elementos más importantes de este terminal, como decimos en el título. Y no es baladí. Huawei usa esta familia para demostrar de qué es capaz en este aspecto, y luego lo acaba llevando a otros modelos.

Las 3 novedades más llamativas de la cámara del Huawei P40 Pro
Tras haber probado durante unos días el último móvil de Huawei, os contamos cuales son las 3 mejoras más llamativas de la cámara del Huawei P40 Pro.

Este Huawei P40 Pro no es el más avanzado del catálogo ya que el P40 Pro Plus presume de un zoom óptico de 10 aumentos, algo que no hemos visto en ningún móvil. Pese a eso, en relación calidad precio es posible que este P40 Pro tenga más sentido. Estas son las cuatro lentes que tiene en la zona trasera.

  • Sensor principal de 50 Mpx UltraVision, f/1.9 con estabilización óptica.
  • Sensor de 40 Mpx de vídeo y ultra gran angular.
  • Teleobjetivo 5x SuperSensing de 12 Mpx.
  • Sensor ToF trasero.

El sensor principal tiene 50 Mpx, aunque por defecto disparamos a 12.5 Mpx, para mejorar el comportamiento de las zonas en baja luz o de la fotografía nocturna.

Hemos hecho muchas pruebas con este sensor y la sensación general que nos da es que es capaz de lograr un equilibrio entre la fotografía llamativa y la realista. El HDR, el rango dinámico o la veracidad de los colores nos dan la sensación de que ha mejorado mucho con respecto a otros terminales de esta misma marca. La velocidad de enfoque, la de disparo, todo funciona lo suficientemente bien como para ni siquiera pensar en ello.

El gran angular se ha heredado del Huawei Mate 30 Pro y ofrece una gran resolución y una nitidez bastante elevada. Hemos mirado en varias fotos (las tenéis todas en la galería) si en algún caso se había producido un menor detalle en los laterales, o si había alguna deformación, pero no es así.

Lo que sí que hemos notado es que el angular no es tan forzado como en el S20 Ultra de Samsung, pareciéndose más al del OPPO Find X2 Pro.

Eso sí, no tiene el mismo rango dinámico ni definición que el sensor principal, pero sin duda es uno de los mejores sensores de este tipo que hemos probado.

Nos ha llamado mucho la atención la ausencia del modo macro en el móvil. No esperábamos un sensor dedicado pero es curioso que no exista siquiera la opción en la aplicación de cámara. No es una queja, no conocemos a nadie que use este modo, pero quizás en un terminal tan marcadamente enfocado a la fotografía sería algo a incluir.

El tercer sensor es un telefoto que utiliza un sistema prismático de lentes para obtener un zoom óptico de 5 aumentos, capaz de llegar a los 10 aumentos de forma híbrida y a los 50 de forma digital.

En esta ocasión Huawei ha utilizado su matriz RYYB mejorando de forma notable el comportamiento de este sensor en baja luz y de noche si lo comparamos con el del Huawei P30 Pro.

Eso sí, si miramos las fotografías realizadas con algún tipo de zoom veremos cómo el comportamiento de las luces en las farolas sigue siendo peor que el que tenemos si utilizamos el sensor principal. Pese a eso, la ausencia de grano, el buen hacer en los detalles de los carteles con texto o en la iluminación ambiental nos hacen valorar, mucho, el comportamiento de este nuevo sensor para zoom.

La mayor pega que vemos en el angular del Huawei P40 Pro es que la temperatura de color por defecto es más cálida que la que obtenemos en el sensor principal, algo que creemos se podría corregir por software sin que fuera demasiado complicado.

La videografía es otra de las mejoras con respecto al modelo de esta familia del año pasado. Al haber implementado el sensor que utiliza el Mate 30 Pro este terminal es capaz de grabar con una mayor calidad, una mejor estabilización y también permitir el zoom hasta 15 aumentos en la grabación de vídeo.

La estabilización del video llama mucho la atención y tenéis varios clips dentro de la galería.  Imaginad lo complicado que es mantener el encuadre de una paloma que se mueve de forma aleatoria por un suelo totalmente homogéneo. Pues ha sido sorprendentemente fácil.

Esta grabación de video puede ser hasta en resolución 4K a 60 cuadros por segundo, aunque no tenemos la opción de grabar a 8K.  Siendo sinceros, es algo que mencionamos porque hay modelos que ya lo hacen, pero nos parece algo totalmente irrelevante en 2020.

Donde empeora bastante el vídeo es a la hora de grabar de noche. La imagen se mueve como en tantas otras ocasiones con otros terminales y la calidad dista mucho de ser similar a la que obtenemos con buena luz. Esto pasa cuando la escena carece de luz ya que si grabamos a una calle con farolas y otra iluminación el resultado es mejor.

También vemos un gran salto en la cámara delantera. No tanto por su sensor, de 32 Mpx, sino por el sistema implementado para apoyarlo.  Disponemos de una segunda cámara de infrarrojos que permitirá tener un desenfoque más natural en los selfies.

Además, ahora podemos realizar grabación de video en 4K con la cámara delantera, lo que mejora notablemente lo que teníamos disponible en el modelo del año pasado.

Tanto el P30 Pro como el Mate 30 Pro tenían seguramente las cámaras delanteras que más me gustaron en 2019 y tengo que reconocer abiertamente que este P40 Pro las supera.

Se nota que Huawei ha mejorado notablemente su software de detección de caras y de tratamiento de elementos como la piel o el pelo. Eso sí, por defecto tenemos activado el modo belleza por lo que si no queréis una foto algo más irreal mejor es mejor apagarlo.

Pese a eso, como es lógico, de noche la calidad de la cámara de cae bastante y, aunque no aparece mucho ruido ni la foto se acuarela, el detalle es notablemente inferior. Esto se potencia demasiado en el vídeo, con unas tomas muy planas y casi sin detalle.

Eso sí, la grabación de video con la cámara delantera de día en los móviles de Huawei sigue siendo posiblemente la mejor que he visto. Tiene un gran detalle, un buen HDR y la estabilización es tan buena que asusta.

Huawei lleva dos años dando saltos de gigante en el apartado fotográfico de sus P series. Del P10 al P20 vimos un cambio increíble, el mismo que vimos del P20 al P30. En esta ocasión no estamos ante un cambio similar, lo que no quiere decir que no haya diferencias con respecto a la generación anterior. De hecho, el que haya un cambio menor es buena señal, porque significa que empezamos a acercarnos a un punto donde mejorar es tremendamente difícil.

La autonomía sigue siendo la estrella oculta

La batería fue una de las sorpresas del Huawei P30 Pro y el P40 Pro ha mantenido el nivel. tenemos 4200 mAh de batería, con una carga rápida de 40W y una nueva y espectacular carga rápida de 40W. Eso sí, no hemos podido probarla porque no tenemos un cargador compatible con esto. Lo hemos probado con dos cargadores, de 10 y 15 W respectivamente, y este sigue siendo uno de los mayores aciertos de la empresa, sin más.

En las pruebas de batería hemos estado jugando bastante, hemos usado apps sociales e incluso hemos estado haciendo algunas fotos, de manera limitada, para comprobar cómo de versátil es su cámara. también hemos hechos algunas videollamadas. La pantalla la hemos configurado con 90 Hz y resolución FHD.

Como es lógico, el uso ha sido mayoritario en interiores debido a la cuarentena que hay en España. Hemos llegado a las 6 horas de batería con unas 40 horas de autonomía total.

Estas cifras son muy similares a las que obtuvimos el año pasado en el P30 Pro, y en un día intenso llegaremos a las 7 u 8 horas de pantalla, según el brillo de la misma y el tipo de apps usadas.

EMUI 10.1 se estrena, pero seguimos sin apps de Google

Va a ser prácticamente imposible no hablar de la carencia de las aplicaciones y servicios de Google cada vez que analicemos un terminal. Por eso decidí hacer un vídeo en el que explicaba cómo había sido mi día a día con un terminal de Huawei sin estas apps durante una semana.

Ver vídeo

En esta ocasión la sensación similar, con una excepción. Como necesitaba el correo electrónico, configuré mis tres cuentas en la aplicación de correo que tiene preinstalada el terminal. Podría haber elegido otra, pero esta viene de serie y funciona. Si tenéis uno de estos modelos de Huawei sin las apps de Google, también podéis usar AppSuche.

Ver vídeo

Dejando eso aparte, EMUI 10.1 trae algunas novedades positivas, y otras que no lo son tanto. Entre las primeras está la nueva gestión de la multitarea, que pudimos probar en el Huawei Mate Xs, con una barra que aparece si deslizamos desde un lateral de forma prolongada. Ahí podemos poner accesos a las apps que más usemos.

EMUI 10.1: todas las novedades de la nueva capa de personalización de Huawei
Huawei ha presentado EMUI 10.1, su nueva capa de personalización, que viene ya en los Huawei P40. Descubre todas las novedades de esta capa.

Además, en la multitarea veremos un nuevo icono en algunas ventanas, en forma de cuadrado. Esto implica que podemos ponerla como elemento flotante en la pantalla.

También hay mejoras de software en la aplicación de cámara, como la que nos permite eliminar los reflejos de las fotos o borrar personas que no queremos que aparezcan, y que han salido por error.

En la parte negativa hay que destacar una modificación del sistema que hace que si tenemos el modo No Molestar activo se quede una notificación permanente en la cortina de notificaciones. Sé que es algo que afectará a pocas personas, pero cada vez somos más los que usamos este modo en todo momento, y esto ocupa un espacio inutilizado para otras cosas.

También hay novedades en la interacción del móvil con el PC, como la posibilidad de gestionar llamadas y videollamadas si tenemos un ordenador de Huawei, pero esto no lo hemos probado.

Huawei P40 Pro: conclusión

Analizar un terminal de Huawei hace que tengamos siempre una suerte de deja vu con respecto al modelo anterior, al menos desde hace un año.

La ausencia de aplicaciones de Google y de sus servicios hace que sea difícil recomendar un terminal de esta empresa dado el enorme mercado que hay. No son pocos los rivales que intentan arañar ventas a costa del que es uno de los mayores fabricantes del mundo.

Dicho eso, me he encontrado personas que utilizan terminales con Android en España sin usar los servicios de Google en absoluto. Es cierto, serán una minoría, pero teniendo en cuenta que yo mismo he estado una semana sin usarlos sin mayor perjuicio, creo que no hay que descartar esta posibilidad de forma instantánea.

Más allá del software, el Huawei P40 Pro tiene aún margen de mejora. El doble altavoz es ya una obligación en un dispositivo de este precio. El rendimiento, siendo muy bueno, no es el mismo que en los móviles de la competencia. Algo parecido pasa con la pantalla, que es mejor que la del año anterior, pero que no está a la altura de la de los mejores móviles de otras firmas.

Este es un móvil que destaca en los dos aspectos en los que Huawei quiere que destaque: el diseño y la fotografía. Con respecto a lo primero, estamos ante un móvil muy cómodo en la mano, no demasiado grande y justo en el límite del peso que no debe rebasar para no ser incómodo. Y el acabado trasero es llamativo y esperamos que sea copiado. Y, personalmente, también espero que lo sea la parte delantera con esa cuádruple curvatura.

En el apartado fotográfico estamos sin duda ante uno de los mejores móviles del año. Sí, Google siempre sigue siendo mejor procesando las imágenes y el vídeo de Apple es difícilmente igualable. Pero a mí me llama la atención que Huawei haya conseguido mejorar al P30 Pro y al Mate 30 Pro. Y que encima lo haya hecho en un único móvil.

La entrada Análisis Huawei P40 Pro: en diseño y cámaras es prácticamente perfecto aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

05Mar/20

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

En lo que va de año he tenido la oportunidad de probar varios modelos de Samsung. Ha sido una experiencia diferente ya que si bien en 2019 probé algunos, no es una marca con la que tuviera especial afinidad.

Pese a eso, sus propuestas me han gustado en conjunto, aunque algunos modelos más que otros. Por ejemplo, el último que he analizado ha sido su mejor propuesta, el S20 Ultra, y creo que falla en cosas que no debería para costar lo que cuesta.

Antes que ese pude probar el Galaxy A51, un modelo mucho mas modesto, pero con mejor relación calidad precio. Eso sí, la potencia no era suficiente, al menos para mi uso.

Y parece que en el medio estaba la virtud. Tras unos días con el Samsung Galaxy A71 puedo decir que es uno de los móviles de Samsung más equilibrados. No es perfecto y tiene algunas carencias, pero he de reconocer que me ha sorprendido. Para bien.

Ver vídeo

Características Samsung Galaxy A71

KAXTV LA MEJOR APP PARA VER IPTV EN VIVO!  LLAMANOS AL

52+5542311200

Aqui la Television del Futuro IPTV

a la mitad de costo que cualquier sistema de tv convencional!

  • Pantalla:
    • Tamaño: 6,7 pulgadas Infinity-O.
    • Tipo: Super AMOLED.
  • Rendimiento:
    • Procesador Exynos 9611.
    • 6 GB de memoria RAM.
    • 128 GB de almacenamiento interno.
  • Cámaras:
    • Traseras:
      • Principal de 64 Mpx.
      • Ultra gran angular de 12 Mpx.
      • Sensor macro de 5 Mpx.
      • Sensor de profundidad de 5 Mpx.
    • Delantera:
      • 32 Mpx.
  • Batería:
    • Capacidad: 4500 mAh.
    • Carga rápida de 25 W.
  • Software:
    • Android 10.
    • Capa de personalización One UI 2.0.
  • Dimensiones: 163.6 x 76.0 x 7.7 mm
  • Peso: 179 g.

Elegante y casi ligero

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

El Samsung Galaxy A71 es uno de los mejores ejemplos de la línea estética y de diseño que está siguiendo Samsung en 2020.

Tenemos un frontal con una pantalla que ocupa casi el total del mismo, una cámara incrustada en una perforación en la parte superior central y una parte trasera en la que destaca un modulo de cámara con múltiples sensores y un color mucho más oscuro que el resto de esta zona.

En la parte izquierda del terminal tenemos una triple ranura para poder poner 2 tarjetas de teléfono y una microSD a la vez. En la parte derecha tenemos los dos botones de volumen y el botón de función, que hemos configurado como el botón de apagado. Si miramos a la parte superior vemos un micrófono de cancelación de ruido y en la inferior está el micrófono principal, el puerto USB-C, el único altavoz de este terminal y el jack de auriculares, que curiosamente se mantiene.

Este detalle, junto con la inclusión de la radio FM de serie hace que este móvil sea muy adecuado para esas personas que quieren subir de categoría pero no están dispuestas a renunciar a ciertas características a las que se han acostumbrado.

En la mano es un móvil muy cómodo, nada que ver con lo que hemos vivido con el Samsung Galaxy S20 Ultra, en parte por su peso, que sin ser bajo no molesta nunca.

Un rendimiento bueno, aunque mejorable

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

Samsung ha puesto a la venta diferentes variantes del Galaxy A71. Nosotros hemos estado utilizando la más sencilla de ellas, la que tiene 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno. No podemos decir que nos hayamos quedado sin espacio en la memoria ya que apenas tenemos ocupados 40 GB del total.

Lo que sí hemos notado es que la memoria RAM, sin llegar a ser escasa, se nota que no está a la altura de otros modelos como el Galaxy S10 Lite.

Esto lo he notado sobre todo a la hora de jugar a Honkai Impact Third, un juego muy exigente que ha funcionado razonablemente bien, pero que en cuanto se quedaba en segundo plano tendía a cerrarse, porque el sistema demandaba la RAM para otras aplicaciones.

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

El rendimiento del móvil es correcto, sin llegar a ser escandalosamente rápido cómo en algunos modelos de OnePlus o de realme. La conectividad es bastante decente tanto con la Wifi 5 como con el Bluetooth 5 y no se echa en falta ni el NFC ni la radio FM.

Una pantalla estándar, de calidad, pero estándar

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

Samsung ha dejado las estridencias en diseño en los S20, eliminando la curvatura lateral. Así, las pantallas de los mejores móviles de Samsung no se diferencian tanto, visualmente, de la gama media o media alta.

El Samsung Galaxy A71 utiliza una pantalla de 6,7 » con resolución FullHD+. La tecnología es AMOLED, cómo no podía ser de otra forma y la verdad es que tanto los ángulos de visión cómo el brillo están a un nivel muy correcto.

Las personas que han podido ver este terminal se han sorprendido por la calidad de la pantalla, aunque no esté al nivel de móviles que cuestan entre 2 y 3 veces más.

Hay que hacer especial mención a los marcos del móvil, que comparados con terminales más caros parecen algo gruesos, pero que enfrentados a modelos de su categoría son bastante correctos.

Algo que Samsung debería mejorar es el sensor de huellas. Normalmente funciona bien y es rápido, pero en ocasiones no es así. Además, suelo escanear dos veces cada uno de los pulgares cuando analizo un terminal con sensor de huellas en pantalla y One UI sólo deja hacerlo con tres dedos, por lo que siempre veo que es mucho más preciso con una mano que con la otra.

Las cámaras del Samsung Galaxy A71 encandilan

Tras haber exprimido las cámaras del Samsung Galaxy S20 Ultra me daba miedo llegar a este A71 y ver que la calidad de las tomas no era suficiente. Cual no ha sido mi sorpresa al ver que no sólo no era así, sino que, en general, me han gustado más las fotos que hace este modelo que el buque insignia de la empresa.

Ojo, no digo que el A71 haga mejores fotos, pero sí que simplemente disparando, los resultados son más equilibrados.

Esto es algo que se ve en las fotos con buena luz al tener unos colores realistas, no demasiado saturados, con un HDR muy bien trabajado y un rango dinámico que nos permite siempre bajar las luces y subir las sombras y ayuda a no destrozar las fotos complicadas. Este móvil tiene cuatro cámaras traseras:

  • Principal de 64 Mpx.
  • Ultra gran angular de 12 Mpx.
  • Sensor macro de 5 Mpx.
  • Sensor de profundidad de 5 Mpx.

La principal funciona normalmente a 16 Mpx, usando el Pixel binning, y nos da una calidad muy buena y una gran velocidad de disparo. Eso sí, si activamos los 64 Mpx la velocidad baja, y el detalle en las zonas de baja luz también.

El gran angular tiene 12 Mpx y en este caso sí que tengo algo que criticarle. Los colores los resuelve bien, pero la deformación perimetral es más notoria que en otros modelos.

El sensor macro me ha gustado especialmente. Cuando empecé a hacer fotos con él creía que usaba un sistema integrado en el gran angular, como hace el realme X50 Pro 5G, pero no es así. El sensor exclusivo da una calidad bastante buena, aunque no tenga una resolución elevada.

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

Eso sí, no tenemos telefoto y eso hace que el zoom sea digital. Lo hemos probado y hasta 2 aumentos es usable, pero mas allá empezamos a perder detalle. No se entiende por qué Samsung no ha puesto un acceso directo al zoom de dos aumentos, siendo pasable, y da una opción de zoom de 8 aumentos, siendo algo muy prescindible.

De noche la calidad de las imágenes baja más que en los gama alta. Es aquí donde vemos que modelos más caros cumplen mejor. Por ejemplo, en las luces de farolas el halo es evidente, y no hay un modo noche de larga exposición como en el S20 o en modelos de otras marcas.

En cuanto al vídeo, podemos grabar en 4K, aunque lo normal es que si queremos una mejor estabilización lo hagamos a 1080p. La calidad con buena luz es correcta. Además, podemos grabar con el gran angular, obteniendo unas tomas bastante llamativas, como podéis ver en la galería. Eso sí, de noche la trepidación es notoria, y siempre será conveniente grabar sin movernos.

La cámara delantera, de 32 Mpx, es también sorprendente en el buen sentido. Tenemos un buen rango dinámico, una colorimetría correcta y un detalle aceptable, gracias a su resolución. Incluso el vídeo está bien estabilizado y la verdad es que es una cámara muy competente. Incluso el desenfoque con una lente lo hace aceptablemente bien.

La batería cumple, como debe ser

En este modelo Samsung ha implementado una batería de 4500 mAh, con una carga rápida de 25 W. Nos hubiera gustado una mayor velocidad de carga pero entendemos que se lo reserva para los modelos más caros.

En las pruebas que hemos realizado hemos llegado a tener unas 5 horas de pantalla, o algo menos según el uso, con unas 24 horas de batería. Además, siempre hemos estado escuchando algo de música por streaming, y eso gasta energía aunque no se muestre en las cifras.

Lo que sí he echado en falta es la carga inalámbrica. Samsung sigue dejando eso para los Note y Galaxy S de mayor rango, y creemos que al igual que casi todos los móviles tienen ya NFC, esto debería ser algo normal en terminales de precio superior a los 300 euros, como es el caso.

Cada vez tenemos mas opciones de software

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

Cuando Samsung rediseñó desde cero su interfaz Samsung Experience muchos fuimos escépticos con lo que podría hacer. Pero acertó. Incluso marcó tendencias de diseño como hacer que el nombre de la sección estuviera en una zona superior ocupando gran parte de la pantalla para facilitar el uso a una mano del móvil.

Probamos Android 10 con One UI 2.0 en el Samsung Galaxy S10+
Probamos la primera beta con Android 10 y One UI 2.0 para el Samsung Galaxy S10+. Aún queda mucho de desarrollo, pero ya apunta maneras.

Desde entonces la interfaz nueva, One UI, ha ido absorbiendo nuevas funciones, algo que se ha visto sobre todo en los S20, que usan la versión 2.1 y no la 2.0, que es la que usa este modelo.

Entre las opciones que nos gustan está el modo oscuro, la posibilidad de elegir gestos propios o los de Android 10, los muchos temas y opciones de personalización…

Eso sí, hay cosas a mejorar, como la velocidad del reconocimiento facial, que demasiadas veces me invita a usar el desbloqueo por huellas. No es que falle, es que tarda bastante en desbloquear el sistema y llevarme al escritorio.

Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio

Y aunque hemos hablado de ello en el apartado de cámara, hay que darle un tirón de orejas a Samsung por la interfaz de la app de cámara. En concreto nos gustaría que hubiera un modo noche como tienen los S20, que el modo Instagram que vimos en los S10 se mantuviera y que el zoom, aunque sea digital, sea más obvio. Actualmente tenemos que pellizcar para ampliar a una escala casi aleatoria.

El Samsung Galaxy A71 es un móvil con criterio

He podido analizar este móvil algo más tarde de lo que esperaba. No mucho, sólo un par de semanas. Pues ese tiempo me ha servido para poder ponerlo en perspectiva no solo con el A51, sino también con los S20.

A día de hoy me da la sensación de que el Samsung Galaxy A71 es el móvil más equilibrado de la empresa, quizás junto con el Galaxy S10 Lite, con el que pierde en algunas comparativas pero que también cuesta mas dinero.

Es un modelo recomendable para un usuario que quiera un móvil de gama alta sin pedir lo máximo, sin gastar en exceso y con una buena cámara, pantalla y batería.

Comprar Samsung Galaxy A71

Nota: Algunos de los enlaces a tiendas de este artículo contienen código de afiliación. Con ellos apoyas nuestro trabajo a la vez que confirmamos que son tiendas fiables y con garantías. Tu no pagarás más y tampoco comprometemos nuestra neutralidad en las elecciones de enlaces.

La entrada Análisis Samsung Galaxy A71: equilibrado y con criterio aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

01Mar/20

Análisis Samsung Galaxy S20 Ultra: un gran golpe que no acierta del todo

2020 es un año relevante para Samsung. La empresa ha presentado recientemente los Samsung Galaxy S20 Ultra, S20 Plus y S20, y nosotros los pudimos probar brevemente. Pero terminales de esta categoría merecen un análisis más sosegado, en el que exprimir cada una de sus funciones y características al detalle.

Es por eso que hemos pasado una semana con el más potente de ellos, el Galaxy S20 Ultra, en su configuración mas económica, la que cuesta 1359 euros y tiene 12 GB de RAM y 128 GB de memoria interna.

Características Samsung Galaxy S20 Ultra

  • Pantalla:
    • Tecnología Infinity O Dynamic AMOLED.
    • Resolución QHD+ (3200 x 1440 píxeles).
    • 6.9 pulgadas en ratio 20:9.
  • Rendimiento:
    • Procesador: Exynos 990.
    • 12 GB de memoria RAM.
    • 128 GB de almacenamiento interno.
    • MicroSD de hasta 1 TB en el hueco de la segunda tarjeta SIM.
  • Cámaras:
    • Frontal:
      • Principal de 40 Mpx con f/2.2.
      • Grabación de vídeo 4K.
    • Traseras:
      • Cámara principal de 108 Mpx, autoenfoque y estabilizador óptico con f/1.8.
      • Cámara gran angular de 12 Mpx con f/2.2
      • Cámara telefoto de 48 Mpx con f/3.5 con zoom híbrido 10x y zoom digital hasta 100x.
      • Grabación 8K.
  • Conexiones:
    • Puerto de carga (45 W) y datos (USB 3.1) con conector USB-C.
    • Puerto Jack de 3.5 mm para auriculares.
    • Zona de carga Qi en la parte trasera.
    • Compatibilidad con Ethernet con un adaptador USB-C y WiFi a/b/g/n/ac/ax (Wi-Fi 4/5/6). Wi-Fi Direct. ANT+. NFC. Bluetooth 5.0.
  • Sensores:
    • Giroscopio, sensor de huellas bajo pantalla, acelerómetro, proximidad, luz ambiente RGB, barómetro, brújula y campo magnético.
  • Batería: 5000 mAh
  • Otros: resistencia al agua IP 68.
  • Tamaño:
    • 167 x 76 x 8.8 mm.
    • 221 g.
  • Versión del sistema: Android 10 con One UI 2.

El S2 Ultra tiene diseño sobrio, demasiado sobrio

Hace una década a Samsung se le echaba en cara que intentara imitar a Apple. El primer Galaxy S demostraba que en Corea del Sur seguían muy de cerca lo que creaba la empresa de Cupertino. Sin embargo, poco a poco esa estrategia se fue diluyendo y Samsung desarrolló algunos de los móviles más icónicos del ecosistema Android.

Smartphones como el Samsung Galaxy S6 brillaron con luz propia y crearon un lenguaje de diseño que permeó durante generaciones.

En 2020 Samsung ha declarado que los Galaxy S van a vivir un nuevo comienzo. Eso afecta a cómo se diseñan, y no es per se un problema. El fallo, por decirlo así, es que son móviles demasiado neutrales. No muestran personalidad, algo que puede ser crítico en un mercado en el que hay cientos de rivales y todos se parecen.

En algunas ocasiones las marcas tiran de colores y texturas para diferenciarse, como hizo Huawei con el Huawei P20 Pro y su famoso acabado Twilight. Samsung también demostró que podía hacer eso años antes con el S6 y sus muchos colores, pero en el S20 Ultra ha decidido que sólo habrá dos tonos, uno negro y uno gris.

Los colores no ayudan al diseño del cuerpo, que podría ser el de cualquier smartphone de cualquier empresa. Sí, los marcos frontales son muy pequeños, los materiales son buenos y el módulo de cámara es… distintivo, al menos en este modelo.

No es que la construcción, la forma o la estética sean un fallo en sí mismo, pero si vas a pedir casi 1400 euros por un terminal, ha de ser excelente desde cualquier punto de vista. Y es justo en este apartado donde, a mi juicio, está el mayor fallo del Samsung Galaxy S2 Ultra: su peso.

Samsung nos fascinó a todos el año pasado con el eso de los S10, en el buen sentido. He podido usar los Galaxy S20 y S20 Plus y puedo decir que se mantienen en esa línea, pero no así el S20 Ultra. Sus más de 220 gramos hacen que mantenerlo en la mano mucho tiempo pueda llegar a ser incómodo.

El peso del S2 Ultra es elevado, demasiado elevado

Es posible que la culpa de ello la tenga la enorme batería de 5000 mAh que lleva este terminal, similar a la del Xiaomi Mi Note 1o que también pesa demasiado. Este es le precio que pagamos, metafóricamente, por tener una autonomía normal con unas prestaciones de impresión.

Un rendimiento excepcional que consume mucha batería

Hemos llegado a un punto en la evolución de la tecnología que incluyen los smartphones en el que es casi imposible pensar un uso para el cual los modelos de gama alta puedan quedarse cortos en algún momento.

Los Galaxy S20 usan el último procesador de Samsung, el Exynos 990, e incluyen un chip 5G. Además, por primera vez tenemos los modelos de salida con nada menos que 12 GB de RAM, aunque hay uno con 16 GB. Esto es aplicable a los S20 Ultra. La fluidez que da esta configuración, como podéis imaginar, es muy elevada, y haciendo cualquier cosa es posible volver a una app abierta y que siga ahí. Al menos si el sistema lo permite.

La memoria interna del modelo que analizamos es de 128 GB, del todo insuficiente teniendo en cuenta el recio de este modelo. Eso sí, la velocidad de escritora es demencial y se nota que Samsung ha querido poner la mejor memoria interna, aunque no tenga una capacidad especialmente alta. Sí, hay variantes con más memoria pero de igual modo que la base en la RAM es de 12 GB, en el almacenamiento debería ser 256 GB.

Lo que sí hemos visto, y se puede comprobar en las pruebas de autonomía que hemos hecho, es que el Exynos 990, o la pantalla, gastan muchísima batería cuando usamos juegos muy exigentes como Honkai Impact Third. Tanto es así que incluso hemos llegado a tener mejor autonomía con la pantalla a 120 Hz que a 60 Hz.

Algo similar vemos en la conectividad, donde además de bluetooth 5 y Wifi 6 disponemos de NFC y un puerto USB C 3.2, el más actual que hemos visto hasta la fecha. Y la velocidad de conexión a nuestro router han arrojado velocidades altas (470 mbps en bajada y 410 en subida), pero menos que las obtenidas con los Snapdragon 855 y 865.

Esta pantalla es, sin duda, lo mejor del móvil

Durante muchos años los móviles de gama alta de Samsung se han caracterizado entre otras cosas por usar unas pantallas con curvaturas muy agresivas. De hecho esto incluso llevó a crear una subfamilia, los Edge, terminales con pantallas de bordes imposibles.

A mucha gente le llamaba la atención, como alarde tecnológico. Otros lo veíamos hasta útil a la hora de usar los gestos y escribir en el teclado deslizando el dedo sobre la pantalla. Pero muchos se quejaban de que en el día era un engorro. Parece que Samsung ha escuchado a estos últimos y en los S20 la curvatura de los laterales mayores de las pantallas prácticamente ha desaparecido. Se mantiene el cristal 2.5D que hace que el borde no esté cortado a 90 grados y el manejo sea cómodo, pero no tiene nada que ver con lo que habíamos visto hasta ahora.

Este es el mayor cambio a nivel visual, pero a nivel técnico también hay novedades. Los Galaxy S20 incluyen por primera vez un panel con tecnología OLED y tasa de refresco de 120 Hz. Esto permite alcanzar una fluidez que no se suele ver en aparatos de este tipo.

A esos 120 Hz hay que sumar una sensibilidad al tacto de 240 Hz, lo que convierte la pantalla en una de las más rápidas a la hora de responder a nuestras órdenes y a la hora de mostrar contenido.

También hay que destacar que la resolución de esta pantalla es QHD+, es decir, que Samsung no se conforma con paneles FHD y ha mantenido esta característica, aunque por defecto viene desactivada, igual que los 120 Hz. Es decir, que si alguien se compra un S20 y no toca los ajustes, nunca usará la pantalla al máximo de capacidad.

¿Y por que haría Samsung algo así?

El motivo es sencillo: la autonomía. Estas dos características de la pantalla exigen un aumento de la energía con lo que podemos ver que hay un drenaje de la batería con la pantalla a 120 Hz. El aumento también sucede con la resolución al máximo. De hecho, el gasto es tan alto que Samsung ha decidido no permitir usar la pantalla a 120 Hz y con resolución QHD a la vez. Esto creemos que debería permitirse, aunque no fuera aconsejable. Dicho eso, Samsung debe mejorar, mucho, el rendimiento en batería de este móvil, como comentaremos luego.

Volviendo a la pantalla, hemos de destacar el tamaño de esta. Sus 6.9 pulgadas convierten al S20 Ultra en un terminal excepcionalmente grande, lo que no agrada a muchos. En los ajustes tenemos opciones que nos permiten cambiar la temperatura de color, el modo de visualización entre uno más suave y uno más vivido o activar el modo oscuro.

La experiencia usando la pantalla es excelente, incluso en exteriores donde el brillo sube lo suficiente como para que no haya problemas de uso al sol o con los reflejos.

Unas cámaras que sorprenden, pero no entusiasman

El año pasado vivimos una auténtica fiebre por el zoom en los móviles. Huawei ya calentó motores en 2018 con el Huawei P20 Pro pero el año pasado esta misma empresa y otras como OPPO demostraron que el zoom óptico podía ser muy bueno.

Samsung se quedó atrás en ese apartado y con los Samsung Galaxy S20 ha querido ponerle remedio. Bueno, al menos con el S20 Ultra. Este modelo incorpora en su zona trasera cuatro lentes.

El sensor principal tiene una espectacular resolución de 108 Mpx que nos permite obtener una imagen grande o bien usar el pixel binning convirtiendo 9 píxeles en 1 para obtener fotos de 12 Mpx. Este sensor nos permite grabar vídeo en 8K (hablaremos de ello luego) e incluso recortar las fotos para quedarnos con la zona que queramos si usamos la resolución máxima.

La calidad de imagen que obtenemos es buena, el rango dinámico, el comportamiento del HDR, todo está a la altura de lo esperado en Samsung. Hay alguna crítica, como que el recorte de las fotos con modo retrato sigue sin dejar perfectos los bordes y, teniendo un sensor ToF, esto ya mosquea.

El segundo sensor, de 48 Mpx, es un telefoto de 4 aumentos, aunque en el marketing se hace mucho hincapié en los 10 aumentos. Ese zoom es híbrido. Es decir, usa en parte el zoom digital y en parte el óptico. Y no da malos resultados, en absoluto.

El problema del zoom viene cuando queremos utilizar un acercamiento entre uno y cuatro aumentos, momento en el cual parece que el móvil lo que hace es recortar la imagen del sensor principal directamente. Vemos que la calidad presente en las fotografías de 1x y 4x no está en las tomas que realizamos cuando usamos una ampliación entre esos dos valores.

Algo parecido pasa cuando usamos los modos de zoom de 30x y 100x (llamado Space Zoom). La calidad de estos modos es tan baja que prácticamente deja inutilizables las fotos salvo para, en alguna ocasión puntual, poder leer un cartel que está muy lejos. pero nada más. Además, la trepidación es tan elevada que no podemos usar este modo sin trípode o sin apoyar el dispositivo.

El último de los sensores es un gran angular que se comporta bien, sobre todo en la fidelidad de color si lo comparamos con los otros dos sensores. En demasiados móviles vemos cómo la calibración del gran angular difiere mucho de las demás cámaras, y aquí no pasa. Además, los bordes no pierden mucha calidad y la deformación se corrige de manera exitosa. Eso sí, ¿12 Mpx? Venga Samsung, podías haber optado por un sensor de mayor resolución. En este tipo de fotos, yo al menos, se busca hacer zoom en la pantalla del móvil.

Y hay una queja que se aplica a todas las cámaras. Las imágenes salen demasiado contrastadas y con los colores en exceso subidos. Esto hace que se pierdan detalles en las sombras y que la fidelidad con la realidad sea menor.

De noche la calidad de las imágenes baja más de lo que creíamos que iba a hacer. Es cierto que tiene disponible un nuevo modo noche similar al que usan los iPhone, Pixel o Huawei, pero los resultados nos los esperábamos mejores.

El resultado del zoom sigue siendo competente, pero necesitamos puntos de luz, cuando la iluminación baja el ruido sube. Pero es en esos puntos de luz donde el detalle se pierde, como podéis ver en la farola de la imagen superior.

Pero pasemos a hablar de la interfaz de la cámara. Posiblemente la función qué más me ha llamado la atención en la aplicación de cámara sea la Captura Única, qué nos permite tomar entre 2 y 14 capturas, vídeos y fotos, de un instante concreto. Esta función parece perfecta a la hora de fotografiar y grabar a mascotas y niños pequeños, que no sabes en qué momento posarán para ti y no quieres perderte ese instante.

Pero también es posible usarla de forma normal, para obtener vídeos con música, fotos con desenfoque y con filtros e incluso algunos GIFs simpáticos.

Pero no sólo de apartado fotográfico presume este móvil, también del videográfico. Los Galaxy S20 son los primeros terminales en poder grabar video en calidad 8K. Eso sí, sólo a 24 fps y sin estabilización óptica. En la galería tenéis algunas muestras, pero nuestra impresión es que merece mucho más la pena grabar en 4K a 60 fps. Pese a todo, se echa en falta la estabilización avanzada de la que presume Samsung en resoluciones altas.

También podemos grabar en cámara lenta a 960 fps, pero en 720p. Es ridículo que un móvil que presume de cámara no pueda grabar así en FHD.

En cuanto a las opciones de software de esta característica tenemos que destacar el Live Focus Video, que ya estaba presente en modelos previos pero que aquí no se admiten. Nos permite grabar vídeos con desenfoque, y aunque el comportamiento no es perfecto, nos ha gustado más de lo que esperábamos. Además, en el modo normal de grabación de vídeo que permite cambiar entre cámara delantera y traseras sin cortar la toma.

De noche el vídeo pierde muchísimo, con gran cantidad de grano aunque bajemos la resolución.

Pero hay una pega bastante importante y es que este terminal parece que falla muchas veces a la hora de enfocar un objeto, sobre todo cuando estamos grabando vídeo y cambiamos entre el fondo y un objeto en primer plano. Normalmente los terminales se toman poco tiempo para hacer eso, tan poco que la acción nos suele pasar desapercibida. Aquí no, aquí lo vemos claramente.

Y no podemos cerrar esta sección sin hablar de la cámara delantera, que es posiblemente la más equilibrada del móvil. Graba vídeo con una estabilidad que asusta, no quema los fondos y nos ofrece unos selfies bastante correctos. En parte es debido a que Samsung aplica también el pixel binning en está cámara, reduciendo los 40 megapíxeles a 10 megapíxeles efectivos.

Los selfies de noche son muy mejorables de nuevo, mucho grano y poco detalle. Eso sí, en la grabación de vídeo la estabilización sigue siendo muy decente.

La batería es enorme, pero la autonomía no

El año pasado Samsung ya se puso al día en la carga rápida de sus smartphones, al menos en la gama alta. En los S20 lo ha mantenido pero tenemos una queja. Este móvil tiene una carga rápida de hasta 45 W, pero el cargador de la caja es de 25 W.

Este es la típica decisión que cuando la toma Apple nos llevamos las manos a la cabeza, y que aquí debería suscitar una respuesta similar. Pocos serán los usuarios que decidan adquirir por separado un cargador que permite usar la carga rápida al máximo de sus prestaciones en este modelo.

La carga inalámbrica se mantiene, pero los 15W de carga rápida sin cables se antojan algo escasos en el que es uno de los móviles Android más caros del mercado (plegables aparte).

En la primera prueba de autonomía lo hemos usado con resolución FHD y con una tasa de refresco de 60 Hz. Es decir, en teoría esta es la configuración que mejor rendimiento da en cuanto a batería. No obstante nuestras pruebas nos han dado sólo 3 horas y media de pantalla con unas 22 horas totales de autonomía. Es cierto que hemos jugado bastante, pero esperábamos un comportamiento mucho mejor.

En la segunda prueba hemos estado escuchando podcasts con auriculares bluetooth, hemos hecho bastantes fotos e incluso varios vídeos para probar la cámara y hemos estado jugando a Honkai Impact Third. De nuevo hemos tenido un rendimiento pobre, de unas 3 horas y media de pantalla con unas 20 horas totales de autonomía.

En el tercer ciclo de carga hemos querido ver cómo es el comportamiento del móvil con la tasa de refresco establecida en 120 Hz. Lo hemos usado exclusivamente en interiores, con cobertura Wifi, y ara leer en Twitter, usar Instagram y jugar. Curiosamente hemos obtenido mejores resultados, unas 4 horas y cuarto de pantalla con 25 horas totales de autonomía. Es muy probable que esto se deba a que hemos jugado menos a Honkai Impact Third.

Hemos realizado un cuarto ciclo de carga en el que hemos vuelto a los 60 Hz y hemos jugado algo menos, aunque hemos grabado vídeos, hecho fotos, etc. Pero hemos estado mucho más tiempo en exteriores que bajo cobertura Wifi. Hemos alcanzado las 4 horas de pantalla con 18 horas totales de autonomía.

La última prueba de batería a hemos hecho con un uso mayoritario en exteriores, pero sin jugar mucho. En esta ocasión hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 30 horas totales de autonomía.

One UI 2.1 es interfaz correcta, pero empieza a saturarse

Samsung ha pulido mucho One UI desde que lo presentara a finales de 2018. En el Samsung Galaxy S20 Ultra se mantienen las novedades que vimos en modelos anteriores, como el modo noche o la posibilidad de habilitar subtítulos automáticos para cualquier fuente de sonido. Eso sí, por ahora en inglés.

Pero hay algunas novedades. Una de ellas es Iluminación Edge, que permite usar la pantalla como un LED de notificaciones, como vemos en las capturas. Si os interesa esta función os enseñamos a configurarla hace unos días.

También se estrena la integración de Google Duo en el marcados de teléfono, permitiendo hacer videollamadas de forma muy sencilla. Es de esperar que esto, que se ha desarrollador junto con Google, llegue a más modelos.

Y si sois de los pocos que usáis Bixby también podréis probar la nueva integración de Spotify con las rutinas de Bixby.

Hay funciones nuevas que no entramos a desmenuzar porque mucho nos tenemos que no serán masivas, como Quick Share, que permite enviar archivos entre móviles Galaxy como Airdrop lo permite entre los iPhone o Music Share, que permite enviar música de un móvil a un sistema de sonido bluetooth usando el S2 como pasarela.

En cuando a la interfaz estética, hemos visto que One UI está empezando a aumentar el número de opciones de manera agresiva y empieza a ser un poco complejo conocerlo todo. Samsung no debe convertir su nueva capa en lo que antaño fue Touchwiz.

Un buen móvil que cuesta demasiado dinero

Tras haber analizado durante mas de una semana este móvil he llegado a dos conclusiones. La primera es que no es el móvil que yo elegiría.

Es demasiado grande pero, sobre todo, muy pesado. La cámara ha mejorado con respecto a lo visto en el S10, pero hay algunas cosas que no se entienden, como la agresividad en el contraste o la saturación de las imágenes. No obstante, esto se podría corregir por software, lo mismo que el problema con el enfoque.

Hay que destacar que la autonomía puede servir en algunos casos, pero se quedará demasiado corta en nosotros. Un móvil con 5000 mAh debería darnos la tranquilidad de llegar de forma muy holgada al menos al final de la jornada. Eso, en este caso, no siempre se cumple.

Pero no todo es negativo, la potencia de este terminal y el rendimiento está fuera de toda duda, nos ofrece conectividad 5G, algo que no es obligatorio pero que en este rango de precios tampoco sobra, y una cámara muy versátil que por fin se pone a la altura de sus rivales en aspectos como el zoom. Me refiero al zoom 4x, no al 100x.

Aunque sin duda alguna la estrella es la pantalla, por tamaño, resolución, tasa de refresco, tecnología e incluso por un sensor de huellas que sorprende por lo que rápido y eficaz que es.

La segunda conclusión a la que he llegado es que este móvil podría competir perfectamente con los terminales de gama alta del resto de fabricantes con un precio de entre 900 y 1000 euros, coste aproximado hay que tiene el Samsung Galaxy S20 Plus. Lo que no entiendo es cómo el precio de partida de este terminal supera los 1300 euros, mayor incluso que el del iPhone 11 Pro Max con el que sin duda se comparará de forma muy directa.

La entrada Análisis Samsung Galaxy S20 Ultra: un gran golpe que no acierta del todo aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

27Feb/20

OnePlus 7T tras cuatro meses de uso: aguanta muy muy bien

OnePlus 7T tras cuatro meses de uso: aguanta mejor de lo esperado

2019 ha sido un año bastante peculiar para muchas marcas, y parece que 2020 seguirá su senda. Una de las que más cambió su foco de producto fue OnePlus, que pasó claramente de ofrecer un flagship killer por la mitad de precio que el resto de móviles de gama alta a ser una alternativa directa a sus rivales. También en precio.

Hemos hablado mucho de los OnePlus 7 Pro y 7T Pro pero personalmente creo que el móvil más redondo de la empresa es el OnePlus 7T, por sus prestaciones y su precio, aunque no sea tan potente como los dos modelos mencionados.

A finales de octubre pude analizar este terminal y os contaba mis impresiones en un extenso artículo. Desde entonces he estado usándolo como móvil principal cuando no tenía que analizar otros, y en este tiempo me he dado cuenta de que ha envejecido bastante bien.

Análisis del OnePlus 7T: una notable e inesperada evolución

Características del OnePlus 7T

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 855 Plus de ocho núcleos.
    • 4 núcleos Kryo 485 Gold a 2,96 GHz (Cortex-A75).
    • 4 núcleos Kryo 485 Silver a 1,80 GHz (Cortex A55).
  • Memoria RAM: 8 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 128 GB
  • Gráfica: Adreno 640.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6,55 pulgadas.
    • Resolución: FHD+ (2400 x 1080 px).
    • Tecnología Fluid AMOLED.
    • 90 Hz.
    • Ratio de aspecto: 20:9.
  • Cámara trasera.
    • Angular de 48 Mpx Sony IMX586 con apertura f/1.6, estabilización óptica.
    • Gran angular de 16 Mpx con f/2.2 y ángulo de visión de 120 grados.
    • Telefoto de 12 Mpx con zoom óptico 2x, apertura f/2.2.
    •  Otros: LED Flash, PDAF, CAF…
  • Cámara delantera.
    • Resolución: sensor Sony IMX471 de 16 Mpx con f/2.0, EIS
  • Puertos:
    • Conector USB 3.1 Tipo C.
    • Sensor de huellas óptico en pantalla.
  • Otros: WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0, NFC, GPS de doble banda…
  • Batería: 3800 mAh con carga rápida de 30 W.
  • Peso: 190 g.
  • Dimensiones: 160.94 x 74.44 x 8.13 mm
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 10.
    • Capa del fabricante: Oxygen OS.

Su peso y diseño son realmente agradables

A medida que los fabricantes quieren usar pantallas más grandes y baterías más potentes el peso de los móviles crece sin medida. No soy de esos usuarios que quiere un móvil lo más fino posible, valoro la autonomía, pero no creo que compense tener un móvil de más de 200 gramos.

He estado usando el S20 Ultra y ese es, para mi, su principal problema. Los S20 y S20 Plus no lo tienen, y la verdad es que se nota bastante.

Este OnePlus 7T no sólo se siente ligero en la mano, teniendo en cuenta que es un móvil de gama alta, con lo que ello implica. También tiene un tamaño aceptablemente contenido, sobre todo viendo cómo algunas marcas empiezan a coquetear con la idea de tocar las 7 pulgadas en un móvil.

Una cámara con zoom óptico

OnePlus 7T tras cuatro meses de uso: aguanta mejor de lo esperado

Aunque pueda parecer algo lógico, no todos los fabricantes usan el mismo sistema de cámaras en sus móviles. Incluso en terminales de más de 600 euros, como el Samsung Galaxy S10 Lite, a veces se echa en falta tener una cámara con zoom óptico, aunque no sea uno especialmente potente.

No pretendo tener un zoom periscópico como el del S20 Ultra o P30 Pro en todos los móviles, pero qué menos que poner un sensor de dos aumentos para hacer unos mejores retratos.

El OnePlus 7T mantiene este sensor sin por ello sacrificar un buen sensor principal o un gran angular, otro de esos elementos que se agradece se incluyan. Incluso podemos instalar la aplicación de cámara de Google.

Una pantalla que sigue siendo de las mejores

Aunque es posible que ahora mismo la mejor pantalla la tenga el Samsung Galaxy S20, por densidad de píxeles, resolución y tasa de refresco, el OnePlus 9T mantiene un gran nivel. Los 90 Hz se notan en el día a día y la experiencia es mejor que en otros terminales, más caros, con los que compite.

Aquí hay que reseñar también la velocidad de su sensor de huellas, algo que a veces damos por descontado y que no siempre funciona tan bien como aquí.

Oxygen y las actualizaciones

OnePlus 7T tras cuatro meses de uso: aguanta mejor de lo esperado

Este es posiblemente el apartado más importante para muchos de los compradores de móviles de OnePlus. La empresa sigue actualizando sus móviles y este no es una excepción.

Hemos visto algunos problemas puntuales pero OnePlus se ha mostrado dispuesta a solventarlos, además de tener al día los modelos en las actualizaciones de parches de seguridad y del sistema.

Y habiendo visto las evoluciones de las interfaces gráficas de marcas como OPPO, Huawei y MIUI podemos seguir diciendo que Oxygen es una de las que más se parece a Android stock, incluso mejorando las opciones de personalización.

Pese a todo, el OnePlus 7T no es perfecto

OnePlus 7T tras cuatro meses de uso: aguanta mejor de lo esperado

Pese a todo, hay cosas a las que no me he acostumbrado, como el que no tenga carga inalámbrica. Además, la batería es aceptable, pero cuando activamos los 90 Hz el gasto es sustancialmente mayor, y ha habido veces en las que he optado por desactivar esa opción, para asegurarme el llegar al final del día.

Este móvil se puso a la venta por 599 euros en España aunque ya lo hemos llegado a ver por casi 100 euros menos en algunas tiendas de importación que trabajan a través de Amazon.

Comprar OnePlus 7T en Amazon

La entrada OnePlus 7T tras cuatro meses de uso: aguanta muy muy bien aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

14Feb/20

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

Durante mucho tiempo los móviles de gama alta de Samsung han sido los mejores terminales con Android que podían comprarse. En la etapa de los S2 y S3 estos modelos estaban a años luz de la gama media y baja.

Pero, a medida que ha ido avanzando la tecnología, los fabricantes han ido mejorando no sólo sus móviles más caros, sino también los más económicos. Sin embargo, las necesidades de los usuarios no han crecido a la misma velocidad.

Eso ha provocado que se haya creado un nuevo escalón en los catálogos con terminales de gama alta que no eran los mejores, pero que eran más que suficiente para la inmensa mayoría de usuarios. Un buen ejemplo hasta el momento han sido los terminales de Xiaomi y OnePlus, móviles que por especificaciones generales entraban en la gama alta pero que presentaban diferencias con los flagship de Apple, Samsung o Huawei.

Y del mismo modo que Xiaomi o OnePlus han empezado a mejorar sus terminales, y a subirlos de precio, en Samsung han decidido atacar esta gama alta económica con nuevos modelos, entre los que destaca el terminal que analizamos hoy, el Samsung Galaxy S10 Lite.

El enfoque de este modelo es claro, ofrecer a los usuarios un móvil muy potente y que no falle en nada con la marca de Samsung y sin tener que gastar casi 1000 euros. ¿Es lo mismo que el recientemente anunciado S20? No, en absoluto. ¿Es suficiente para los que buscan un móvil de gama alta sin gastar demasiado? Vamos a verlo.

Comprar Samsung Galaxy S10 Lite en Amazon

Características técnicas Galaxy S10 Lite

  • Pantalla:
    • Tecnología Dynamic AMOLED.
    • Resolución FHD+ (2400 x 1080 píxeles).
    • 6.7 pulgadas en ratio 19.5:9.
  • Rendimiento:
    • Procesador: Snapdragon 855.
    • 8 GB de memoria RAM.
    • 128 GB de almacenamiento interno.
    • MicroSD de hasta 512 GB en el hueco de la segunda tarjeta SIM.
  • Cámaras:
    • Frontales:
      • Sensor de 32 Mpx con apertura f/2.2
    • Traseras:
      • Principal de 48 Mpx con OIS.
      • Gran angular (123º) de 12 Mpx.
      • Macro de 5 Mpx.
  • Conexiones:
    • Puerto de carga (45 W) y datos con conector USB-C.
  • Batería:
    • 4500 mAh
  • Sistema:
    • Android 10 con One UI.
  • Dimensiones: 75.6 x 162.5 x 8.1mm
  • Peso: 186g

Un diseño propio de 2020

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

Samsung ha evolucionado el diseño de sus modelos cada año. Los Galaxy S siempre han bebido de los Note que son los que marcan la tendencia en este sentido. El Samsung Galaxy S10 Lite no es una excepción y si bien en prestaciones demuestra ser un gama alta pero de 2019, en diseño estamos claramente ante un modelo de 2020.

El frontal del terminal es prácticamente todo pantalla, solo roto por la perforación de la cámara delantera, que extrañamente no es tan pequeña como en el Galaxy A51. Las formas de las esquinas son bastante cuadradas, y recuerdan más a un Note que a un S.

El peso y la ergonomía están bastante conseguidos, y eso que estamos ante un modelo muy grande, con una pantalla de 6.7 pulgadas.

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

En la zona trasera tenemos un módulo de cámara que es el elemento central del diseño de Samsung para esta temporada. Una pieza negra que destaca en la parte trasera del mismo color que el marco de metal y que aloja las tres cámaras y el flash LED. Eso sí, no tenemos cristal en la zona posterior, sino un material que Samsung llama 3D Glasstic, que no deja de ser un plástico con un buen acabado que imita al cristal. No parece un problema, más allá de que los más puristas no vean en él un material «noble».

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

Como era de esperar en un Galaxy S, no tenemos jack de auriculares, pero no es eso lo que más echamos de menos, sino la ausencia de un doble altavoz, algo que en los Galaxy A se perdona pero que en la gama alta debería ser obligatorio, incluso en modelos como este que están en la parte inferior de esa categoría.

Con todo, el diseño y la construcción del S10 Lite están en la línea de lo esperado, y no hay grandes problemas o quejas que nos hagan mirar de forma extraña el terminal.

Un gama alta de 2019 de manual

Cuando Samsung anunció el S10 Lite a pocos días del Unpacked donde se presentaron los S20 muchos se extrañaron. Pero las especificaciones técnicas del S10 Lite dejaban claro que no iban a jugar en la misma liga.

De hecho, comparado con los S10 de principios de 2019, este terminal no acaba mal parado. Atrás quedan los Lite de la familia que de gama alta tenían poco más que el nombre. En este caso estamos ante un terminal que cumple correctamente en cada apartado.

Hay que destacar la presencia de un procesador de Qualcomm, pero no el último, sino el del año anterior, el Snapdragon 855. Este chip hace que la experiencia de uso del móvil, en todos los escenarios, sea realmente buena.

Samsung tampoco ha querido recortar en la memoria RAM y si bien no tenemos esas cifras locas de 12 o 16 GB que se ven en los móviles más caros, los 8 GB de este modelo nos parecen apropiados. Eso sí, los 128 GB de almacenamiento podrían quedarse cortos en algunas circunstancias, pero ni eso debería ser un drama ya que al contrario que en otros terminales de esta categoría, aquí sí que tenemos ranura para microSD, aunque sea a costa de usar una de las dos bandejas para SIM de las que dispone el aparato.

Hay algunos aspectos en los que los móviles de gama alta se diferencian de los de gama media alta. Uno de ellos, que suele pasar desapercibido, es la velocidad de conexión a internet usando Wifi. En el caso del S10 Lite llegamos en una red de 600 mbps simétricos a 470 de descarga y 490 de bajada. Estas cifras son propias, normalmente, de los móviles que rozan los 1000 euros.

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

Como no podía ser de otra forma el Samsung Galaxy S10 Lite dispone de bluetooth 5 y de NFC para poder usar Samsung Pay o Google Pay entre otros métodos de pago.

Samsung vuelve a presumir de pantalla en el Galaxy S10 Lite

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

Cuando empezamos a ver las primeras pantallas 2K e incluso 4K creíamos que esa tecnología llegaría más pronto que tarde a todos los smartphones. No ha sido así. Samsung ha reservado sus paneles QHD para los Galaxy S y Note de primer nivel y ha dejado los FHD para los nuevos S10 Lite y Note 10 Lite.

Pero la calidad de una pantalla no sólo depende de su resolución. Hay aspectos muy relevantes que hacen de este panel una gran característica. Para empezar estamos ante una pantalla con tecnología AMOLED, como era de esperar en Samsung. Esto hace que los colores sean brillantes y los negros muy profundos, gracias a la particularidad de esta tecnología que permite apagar píxeles de forma individual.

El panel es compatible con HDR10+, algo que no siempre se ve en móviles de este precio, y es compatible con aplicaciones de streaming que soporten este estándar. Además, los recudidos marcos hacen que pese a estar usando una pantalla de 6.7 pulgadas no tengamos la sensación de que el terminal es demasiado grande.

Bajo la pantalla tenemos dos elementos. El primero es un sensor de proximidad que aparece como un pixel verde junto a la cámara, en la zona derecha, pero que solo se ilumina en ciertas condiciones. En la zona inferior tenemos el sensor de huellas, que es mejor que el que teníamos en los Galaxy S10. En esta ocasión es óptico y aunque no es tan eficaz como el de los fabricantes chinos es bastante usable. Como recomendación, es bueno escanear dos veces el dedo pulgar que más vayamos a usar para desbloquear el terminal.

Un detalle en el que se nota la calidad del panel es que los tonos verdes propios de las pantallas OLED vistas en escorzo apenas están presentes. Se nota que no es una pantalla de gama media.

Cámaras de gran calidad y con buena versatilidad

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

La fotografía es uno de los elementos clave en cualquier móvil de cierto precio. El S10 Lite es un ejemplo de ello.

Samsung no ha querido recortar en exceso en este apartado y si bien hay algunas ausencias, tenemos la impresión de que en algunas circunstancias este modelo incluso supera al S10 normal. Las tres cámaras de este modelo son un sensor angular de 48 Mpx con OIS, un gran angular de 123º de 12 Mpx y un sensor macro de 5 Mpx.

El sensor principal de este terminal es de 48 Mpx. Esto permite usar el Pixel Binning para hacer fotos de 12 Mpx con mejor sensibilidad a la luz. Lo podéis ver en las imágenes repetidas de la galería. Fijaos especialmente en las farolas. Algo parecido pasa con el modo noche, que funciona bastante bien.

El gran angular se ha mostrado competente con buena luz, pero como siempre, echamos en falta algo más de resolución ya que estas son fotos que muchas veces queremos ampliar, aunque sea para ver cierta zona. Pese a eso tenemos un buen rango dinámico, una deformación casi inexistente en los bordes e incluso en baja luz se comporta bien.

El último sensor, el macro, ofrece una calidad buena para lo que se espera de él. Tiene una resolución baja, pero al menos no tanto como en otros terminales. El detalle, el desenfoque y los colores son bastante buenos y cumple su cometido.

Samsung también puede presumir de estabilización en sus vídeos gracias a una nueva función llamada Super Steady OIS. Eso sí, de noche seguimos viendo ciertos saltos cuando nos movemos, algo que en este móvil es menos acusado que en otros, pero no desaparece del todo.

La cámara delantera del S10 Lite dispone de un sensor de 32 Mpx que nos ofrece un detalle bastante bueno con luz, un enfoque rápido y la posibilidad de cambiar el encuadre en función de si vamos a hacer una foto de grupo o no. Eso sí, no tenemos una cámara dual.

Pero con poca luz sí que vemos que la calidad baja y el detalle se pierde. Incluso en algunas de las tomas, que tenéis en la galería, se aprecia cómo la imagen parece como acuarelada. Se nota la apertura f/2.2.

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

Donde no hay queja es en la estabilización de vídeo frontal, mucho mejor que en la mayoría de móviles que hemos probado.

¿Lo único que echo en falta? El teleobjetivo, un sensor que reconozco no es usado por la mayoría de consumidores pero que a mi me fascina.

La batería no es un problema, pero no sorprende

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

Samsung nos empieza a acostumbrar a que sus móviles no nos dejarán tirados en una jornada intensa porque se les acabe la batería. Pese a eso, tampoco nos darán las autonomías de otros fabricantes, quizás por su interfaz o quizás por la gestión de consumo de sus pantallas.

En la primera prueba hemos estado usando el móvil en interiores y exteriores, hemos hecho algunas fotos, hemos llamado por teléfono, hemos probado los test de benchmarks y hemos usado apps sociales. Hemos alcanzado las 4 horas y media de pantalla con 26 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba hemos hecho un uso casi exclusivo en exteriores. Hemos hecho muchas fotos, algunos vídeos y usado WhatsApp. Hemos alcanzado las 4 horas de pantalla con 30 horas totales de autonomía.

En la tercera prueba hemos visto que las cifras se mantienen muy constantes. Hemos hecho un uso parecido, con incluso más fotos y vídeos, pero menor tiempo de juego. Hemos alcanzado las 5 horas de pantalla con 30 horas totales de autonomía.

Se agradece a carga rápida de la que dispone este modelo, aunque no tengamos carga inalámbrica.

One UI 2 presume de opciones sin lags ni problemas

En los últimos meses he podido analizar varios móviles de Samsung y en algunos me he encontrado con que la interfaz no iba todo lo fluida que esperaba. No sabía si era una cuestión del software o del hardware pero parece más lo segundo porque en el S10 Lite One UI 2, la capa de Samsung, va como la seda.

Son muchas las opciones que tenemos disponibles, como el desbloqueo facial, los gestos de Android 10 o la personalización, pero se echa en falta por ejemplo Discover, la sección de noticia de Google que aquí se sustituye por una serie de estantes entre los que destaca Bixby, el asistente de Samsung que no es, ni por asomo, alternativa a Alexa o Google. Al menos por ahora.

Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence

También hay un aspecto que creo que Samsung debería mejorar. En los móviles de la marca con Android 10 el fabricante ha decidido que las aplicaciones preinstaladas, como Onedrive o Facebook, no se pueden desinstalar. Sólo podremos deshabilitarlas y aunque eso debería ser suficiente para el usuario medio, un móvil de esta categoría no debería plantear esos dilemas. Y menos con empresas como Facebook.

El Samsung Galaxy S10 Lite es una gran alternativa a Xiaomi y OnePlus

Aunque seguro que Samsung ha ideado el S10 Lite con muchos más rivales en mente, parece claro que el Xiaomi Mi Note 10 o el OnePlus 7T son los principales. También el realme X2 Pro.

El S10 Lite es un móvil peculiar más por el nombre de su fabricante que por su concepción, pero la firma coreana ha demostrado que puede hacer un gama alta sin pedir casi 1000 euros por él.

El precio oficial de este dispositivo es de 659 euros, ligeramente más alto que otros rivales directos cuando salieron a la venta pero en breve estará por menos de 600. En cualquier caso es una buena compra, y nos alegra ver a Samsung ampliando su portafolio en esta dirección.

Comprar Samsung Galaxy S10 Lite en Amazon

La entrada Análisis Samsung Galaxy S10 Lite: sorprende, gusta y convence aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

13Feb/20

Primeras impresiones del Galaxy Z Flip: doblando el futuro

Primeras impresiones del Galaxy Z Flip: doblando el futuro

Los dispositivos con pantalla plegable han llegado para quedarse. Samsung fue la primera en lanzarse a la piscina con un Galaxy Fold hace unos meses y sigue en sus trece con la nueva apuesta abanderada por el Galaxy Z Flip.

Nuevo Galaxy Z Flip: así es el plegable ultracompacto de Samsung
Este es el Samsung Galaxy Z Flip, el segundo móvil capaz de plegarse de la compañía coreana que trae de vuelta el concepto de los móviles tipo concha.

KAXTV LA MEJOR APP PARA VER IPTV EN VIVO!  LLAMANOS AL

52+5542311200

Aqui la Television del Futuro IPTV

a la mitad de costo que cualquier sistema de tv convencional!

Un concepto de smartphone que se cierra sobre sí mismo que está claramente inspirado en los teléfonos clamshell que campaban a sus anchas hace ya 20 años. Si el espíritu es el mismo, ha cambiado todo lo demás. Hasta tal punto de establecerse como un segmento que permanecerá más allá de las olas que dictan las modas.

En la dura carrera de la competencia, Samsung no es la única con dispositivos plegables. Huawei, con su particular situación, también presentó hace prácticamente un año su Mate X que no hemos llegado a ver en Europa pero que sí ha conseguido venderse en China. También Motorola ha apostado por su Razr como punta de lanza de una era plegable y lo vende incluso a través de operadoras españolas.

Galaxy Z Flip en la mano

Primeras impresiones del Galaxy Z Flip: doblando el futuro

La experiencia de uso de un teléfono con pantalla plegable no es exactamente la misma que la encontramos en un smartphone al uso con pantalla rígida. Principalmente debido al factor de forma 21,9:9 y a las nada desdeñables 6,7 pulgadas.

Un panel plegable demasiado estrecho y alargado incluso para los estándares actuales. Nos obligará a usar las dos manos para alcanzar a la parte más alta de la pantalla y puede incluso resultar incómoda en ocasiones.

Primeras impresiones del Galaxy Z Flip: doblando el futuro

Si bien, no es algo muy diferente a lo que ocurre con smartphones grandes como el Galaxy Note 10. Además, Samsung va adaptando su particular interfaz de usuario para que el manejo sea lo menos traumático posible. OneUI 2, versión instalada en el Flip, puede salvarnos en algunas situaciones dentro del sistema operativo pero, por ejemplo, navegar por internet no es lo más cómodo del mundo si tenemos que llegar pulsar sobre la parte superior de una web.

Si esto no es un muro infranqueable para nosotros, el diseño nos parece totalmente acertado y ahora sí tiene sentido un teléfono plegable. Su hermano mayor, el Galaxy Fold, es muy grande (incluso cerrado) y pesado mientras que el Z Flip consigue ofrecer un tamaño muy comedido en el bolsillo y una pantalla generosa cuando estamos utilizándolo. Lo mejor de los dos mundo unidos en un solo terminal.

Primeras impresiones del Galaxy Z Flip: doblando el futuro

Y la pregunta del millón: ¿Se nota la bisagra? Visualmente está totalmente disimulada y no veremos ni una sola arruga o interrupción a la vita. La pantalla desplegada es totalmente uniforme y nadie diría que estamos ante un smartphone que se pliega sobre sí mismo.

Ahora bien, al tacto sí notamos que en la zona central debajo de la pantalla hay algún tipo de mecanismo. Si pasamos el dedo deslizándolo suavemente no nos daremos cuenta pero con una mínima presión sobre esa zona sí reconoceremos que ahí abajo hay algo.

El segundo de su clase

Hace unos meses conseguimos probar durante unos pocos minutos el Motorola Razr. El pionero de este concepto ha conseguido romper el hielo y que más marcas se lancen a una piscina que comienza a tener agua.

Por el momento, el principal problema es el precio de todos estos dispositivos. Los 1.500 euros del Galaxy Z Flip es la primera barrera a la que se enfrenta cualquier potencial comprador del teléfono. Es una tecnología nueva y hay que pasar por caja sin miramientos.

Los pioneros tienen que pagar un precio por utilizar la tecnología más puntera disponible. A veces simplemente es más dinero, pero en otros lances puede que significar una experiencia de usuario que no esté a la altura y ahí llegan las frustraciones.

Otra duda que nos asalta es la durabilidad del smartphone pasados unos meses. ¿Aparecerán arrugas o burbujas en la zona del pliegue? Con el Galaxy Fold Samsung ha demostrado que podemos estar seguros, pero con este nuevo modelo tenemos las típicas dudas de tecnología recién lanzada. Algo que solo el tiempo y el uso continuado puede decidir.

Hoy en día es complicado recomendar un smartphone plegable. No el de Samsung en particular pero sí como concepto en general. El Galaxy Z Flip no aporta gran cosa a la industria y se plantea como el comienzo de algo grande que está por venir. Es más una demostración de fuerza mientras el segmento madura y se abaratan costes para un futuro, de momento, incierto a la par que emocionante.

Para dictar un juicio más pormenorizado tendremos que realizar una review en profundidaz. La primera sensación de «wow» no nos la quita nadie ante una tecnología que parece venida desdes el mismísimo futuro, pero donde de verdad se demuestra la utilidad es en el complicado terreno del día a día de millones de usuarios.

La entrada Primeras impresiones del Galaxy Z Flip: doblando el futuro aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

02Feb/20

Nokia 800 Tough: análisis del nuevo indestructible de Nokia

Hemos pasado unos días utilizando uno de los últimos móviles de Nokia, un terminal que se aleja de la tendencia del smartphone para ofrecernos un producto inusual, un móvil que une todo lo que echamos de menos de los móviles antiguos con algunas de las virtudes de la era moderna. Un equipo que desde el primer momento llama la atención.

El Nokia 800 Tough es un móvil con claras debilidades al estar fuera de todo ecosistema moderno de aplicaciones. No obstante, el contar con las herramientas de comunicación imprescindibles, su resistencia y su gigantesca batería capaz de durar una semana hacen que sea un dispositivo único que no defrauda como móvil de trabajo o para llevarte a los lugares más recónditos del planeta.

Características técnicas

  • Pantalla: 2,4 pulgadas a resolución QVGA.
  • Procesador: Qualcomm 205 de doble núcleo.
  • Memoria RAM: 512 MB.
  • Almacenamiento: 4 GB.
  • Tarjeta microSD: sí, hasta 32 GB.
  • Cámara trasera: 2 Mpx con flash LED.
  • Software: KaiOS.
  • Conectividad: 4G, Wi-Fi, Bluetooth 4.1 y GPS.
  • Batería: 2100 mAh.
  • Dimensiones: 145,4 x 62,1 x 16,11 mm.
  • Peso: 161 gramos.
  • Otros: radio FM, conector jack 3.5, linterna, altavoz para manos libres.
  • Protección:
    • IP 68 para agua, polvo y arena.
    • Cetificación MIL-STD-810G.
    • Protección anti caídas hasta 1,8 metros en hormigón.
    • Resistencia a temperaturas extremas entre -20 y 55 grados centígrados.
Una semana sin smartphone: así ha sido mi experiencia
Durante una semana he estado sin smartphone para recordar como era la experiencia antes. ¿Qué es lo que más y lo que menos eché en falta?

Hecho para resistir las condiciones más extremas

El Nokia 800 Tough es un teléfono fuera de lo común. Pertenece a la categoría de móviles rugerizados, aquellos diseñados para ser extremadamente resistentes. Se trata de un móvil grueso y donde el plástico con textura y goma antideslizante son los protagonistas. Un móvil que se mantiene firme en la mano.

Pero tampoco hay que temer mucho si se nos terminara cayendo. Según la propia Nokia, el 800 Tough es capaz de aguantar sin problemas caídas de 1,8 metros sin ninguna dificultad. Durante estos días lo hemos puesto a prueba dejándolo caer en numerosas ocasiones, en las cuales no ha recibido ningún rasguño.

Además de la protección anti caídas cuenta con certificado militar del estándar MIL-STD 810G y protección IP 68, pudiendo estar hasta 1,5 metros de profundidad durante 30 minutos. Su protección también permite quedarse enterrado bajo la arena sin problemas, aunque es imprescindible que sus aperturas para la tarjeta SIM, puerto de carga y jack de auriculares permanezcan correctamente selladas.

Tenemos una linterna dedicada que si bien no tiene gran potencia, sigue siendo una herramienta útil que se agradece.

El terminal cuenta con una anilla dedicada para que podamos atarle una cuerda o cualquier sistema de sujección, algo poco común pero que dada la identidad del propio teléfono nos resulta impresionante.

Un móvil que ha aprendido mucho del smartphone

El Nokia 800 Tough no utiliza Android, sino un sistema operativo llamado KaiOS, similar al que ya hemos visto en otros móviles ultrabásicos de Nokia. Este sistema operativo está diseñado para ofrecer funcionalidades extra a este tipo de móviles que, sin intentar competir contra los smartphones, integran algunas de las características más importantes.

Diría que una de las más importantes es que tenemos WhatsApp, aunque es importante tener en cuenta que se trata de una versión muy básica de la popular aplicación de mensajería. Podremos leer mensajes, ver imágenes, vídeos y emojis, así como escuchar y enviar mensajes de audio.

Lo que menos me ha gustado de esta versión de WhatsApp es que no incluye la capacidad de enlazar nuestra cuenta por WhatsApp Web a un ordenador. El tener que escribir mensajes con un teclado numérico también resulta muy incómodo, así que al final para conversar terminas usando los mensajes de audio o el dictado de voz.

Porque tenemos un gran dictado de voz, concretamente el que ofrece Google Assistant. ¿Creías que Google Assistant era una exclusiva de Android? Pues no es así, aunque la experiencia nos ha terminado defraudando debido a la cantidad de limitaciones.

Es cierto que no esperábamos que fuese a ser un asistente muy capaz, pero es que el Google Now de 2012 era muchísimo más sofisticado. Ni podemos pedirle que ponga alarmas, ni temporizadores, ni que apague las luces o envíe un mensaje de WhatsApp. Únicamente sirve para preguntarle por el tiempo y realizar llamadas.

Tenemos Wi-Fi, 4G y tethering. Tener Internet de alta velocidad no parece tener mucho sentido debido a que no tenemos grandes aplicaciones para hacer uso de toda esa tecnología. Pero al menos sirve para compartir nuestra conexión con dispositivos que si son capaces, como un ordenador o una tablet.

Tampoco podemos olvidar el GPS y Google Maps como aplicación de mapas. Podremos elaborar rutas pero no tendremos el navegador GPS, sino que tendremos que seguir los tramos manualmente.

Podemos conectar nuestras cuentas de Google y Outlook para sincronizar contactos, correo o el calendario.

Otras aplicaciones preinstaladas y muy útiles:

  • Calculadora:
  • Grabadora de voz:
  • Música y radio FM: Gracias al jack de auriculares
  • Otros: Conversor de unidades

Batería para casi toda la semana

Además de la extrema resistencia, la batería es otra de las grandes virtudes del Nokia 800 Tough. En un primer momento puedes pensar que sus 2100 mAh no darán para mucho, debido a que es la mitad de lo que tiene un smartphone actual. Pero hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Pantalla: una pantalla de tan reducida dimensión y calidad consume mucho menos que las pantallas de un smartphone. Teniendo en cuenta que la pantalla es el componente que más consume, aquí tenemos la mayor parte del ahorro.
  • Simplicidad del sistema: KaiOS no es Android, y que sea un sistema más limitado en funciones repercute también en que el consumo energético esté reducido.
  • Que sea simple hace que lo utilicemos menos: este factor también es clave, y es que si la mayoría de actividades que haces con un smartphone no las puedes hacer, no las vas a hacer. Si lo usas menos, la batería dura más.

Con todo ello, la batería me ha durado un total de siete días de actividad en los que he ido probando todas las funciones del móvil, además de un uso moderado de WhatsApp, llamadas y Google Maps, teniendo además la sincronización de calendarios y correo electrónico.

El mayor consumo de este móvil quizás podría estar en el uso de conexión compartida y llamadas, y es que con un uso más activo de estas tecnologías la batería puede reducirse hasta los tres días de actividad. Como cada situación es muy específica no es posible determinar de forma exacta su duración, pero si que podemos asegurar que dura mucho más que cualquier Android.

Una cámara de hace década y media

Sobre la cámara no hablaremos mucho, y es porque básicamente no hay mucho que contar sobre ella. Tenemos un sensor principal de 2 Mpx con un nivel de calidad que nos recuerda a los primeros años en los que los móviles tenían cámaras.

Puedes comprobar las imágenes que hemos tomado por ti mismo. Es una cámara que está ahí más para tomar notas (como el texto de un cartel) que para fotografías que quieras compartir o recordar en tu galería.

Fotografías tomadas por el Nokia 800 Tough.

Por qué y para quién es este móvil

El Nokia 800 Tough es un móvil que cuesta menos de 120 euros, un precio por el cual puedes encontrar smartphones de gama baja con un software mucho más capaz. No obstante, este Nokia juega en otra liga al ser una herramienta de comunicación con una resistencia sin rival, un tamaño muy manejable y varios días de batería, ofreciendo la máxima fiabilidad en tareas muy concretas.

Cómo móvil de trabajo para ciertos puestos de trabajo donde un smartphone no ofrece las garantías de resistencia necesarias nos parece un producto estelar. También como móvil secundario para llevarte a la playa, a la montaña o donde sea. La preocupación porque se rompa deja de ser una preocupación.

Nokia 800 Tough por 119 euros en Amazon.

La entrada Nokia 800 Tough: análisis del nuevo indestructible de Nokia aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

31Jan/20

Una semana sin smartphone: así ha sido mi experiencia

Como editor de El Androide Libre si que ha habido ciertas ocasiones en las que he tenido que saltarme las restricciones y utilizar un smartphone para redactar algunos artículos. Fuera de ese uso laboral, el resto de mi día a día he tenido que dejar Android de lado por un móvil que a simple vista parece sacado de hace 20 años. ¿De qué móvil se trata?

El móvil por el que he dejado Android: Nokia 800 Tought

PUBLICIDAD KAXTV

KAXTV LA MEJOR APP DE IPTV

Es estos días he estado utilizando como móvil personal un equipo muy interesante. Su nombre es Nokia 800 Tough, y se trata de un móvil que podríamos considerar como feature phone o móvil clásico. Un móvil que lejos de ser una anticualla, fue presentado hace poco como el último móvil ultra resistente de Nokia. Si tienes curiosidad sobre este móvil podrás leer su análisis a fondo, pero hoy nos vamos a centrar en parte de la experiencia, y es en cómo he pasado mi última semana, sin Android.

Entre sus herramientas cuenta con WhatsApp, una herramienta que a día de hoy es tan estándar de comunicación entre la gente como lo eran los SMS hace 20 años, aunque en una versión muy limitada que hace que no quieras chatear con nadie.

En términos de hardware he dado un gran paso atrás, aunque el verdadero lastre en la experiencia sería más el software. A fin de cuentas, en estos años he disfrutado más de dispositivos Android con peores especificaciones técnicas. El smartphone, al final, es una ventana a las aplicaciones y es lo que da sentido al procesador, pantalla y demás componentes.

El Nokia 3310 ya tiene rival: llega el indestructible Nokia 800 Tough
El nuevo Nokia 800 es un móvil todoterreno que se presenta “rugerizado” para aguantar todo lo que le echen. Compacto, con días de autonomía…

Las aplicaciones que más he echado de menos del smartphone

La cámara sería la aplicación que más he echado en falta, sin ningún tipo de duda. Si alguien observa mis perfiles de Twitter o Instagram puede parecer que no, pero realmente me apasiona la fotografía (la disfruto, pero no suelo compartirla por Internet).

Año tras año, la razón que más peso tiene para optar al mejor smartphone no está en el rendimiento, está en las cámaras. Sí, una Reflex o una mirrorless producen mejores resultados que un móvil, pero también te exigen que la fotografía sea la actividad principal y tengas que llevar la cámara. La fotografía móvil muchas veces se centra más en los pequeños momentos del día a día, como encontrarte una escena agradable mientras das un paseo. Es lo que más he echado de menos.

Pocket Casts

Otro aspecto que he echado mucho de menos es el consumo de contenidos: la escucha de Podcast constituye una parte importante de mi día a día, y con ello, he echado mucho de menos Pocket Casts. Para cada día que quisiera escuchar un Podcast tenía que ir al ordenador, descargar el mp3, conectar el Nokia al ordenador y pasarlo. Nunca había visto tanto valor al streaming hasta que me he quedado sin él.

Y hablando de streaming, Netflix, Crunchyroll y YouTube han sido otras aplicaciones que he echado mucho de menos. No soy una persona que vea demasiados vídeos, pero la mayoría de ocasiones en las que los veo suele ser en el smartphone.

Las que no he echado para nada de menos

El nuevo sticker de las Historias de Instagram facilita chatear con tus amigos

Instagram: reconozco que es una aplicación que cada vez utilizo menos. Hace un par de años entraba varias veces al día, más tarde a diario y en los últimos meses entro únicamente cuando no tengo nada mejor que hacer.

Samsung Health si creía que lo iba a echar de menos, ya que se trata de la aplicación de salud en la que registro todos los entrenamientos realizados con el Galaxy Watch Active 2. No lo he echado para nada en falta porque al final con entrenar ya te sientes realizado. Pero también es verdad que el valor de estas aplicaciones es que puedas ver todos tus entrenamientos de hace meses con mejor perspectiva.

Análisis del Samsung Galaxy Watch Active 2: menos reloj, más inteligente
El Samsung Galaxy Watch Active 2 es el último reloj de Samsung. Hemos pasado varias semanas probándolo a fondo para contarte nuestra experiencia.

Google Pixel 4

Google Assistant es una de mis herramientas preferidas, y aquí me ha sorprendido (cabe destacar que el Nokia tiene Google Assistant, pero es prácticamente inútil) no haber echado de menos para nada al asistente de Google. Es cierto que la mayoría de usos que hago de él son para preguntarle por el tiempo y poner alarmas, pero es una actividad que tenía tan interiorizada que

Notas: Tomo muchas notas, y aquí simplemente he vuelto al papel. No lo he echado de menos, pero estoy seguro que a la larga, cuando perdiese los papeles, terminaría añorando esta aplicación.

Y por último, los videojuegos. Sin los videojuegos mi vida es una miseria, pero parece ser que vivir sin juegos móviles no me ha afectado en absoluto.

Y las que he podido seguir utilizando

Modo oscuro de Gmail

Correo electrónico: Siempre estuvo ahí, mucho antes del smartphone, y durante estos días ha vuelto a su lugar de origen. Reconozco que estoy más cómodo leyendo los correos en el móvil, pero también siento mayor paz mental al no recibir notificaciones de correos.

Twitter: más o menos como Instagram.

Telegram es la aplicación de mensajería que más me importa, ya que en El Androide Libre nos comunicamos con ella. La ausencia de tenerla en el móvil quizás haya levantado la desesperación de más de uno al ver que no respondía a algo urgente al instante, pero afortunadamente cuando tengo que responder a algo suelo estar en el PC.

Ahora lo reafirmo: el smartphone es más ordenador que móvil

Antes de la llegada de los smartphones nunca tuve un gran interés en la telefonía móvil. La primera década del 2000 si que veía que la gente vivía entusiasmada con los móviles como herramienta de comunicación. Sí, tenía móvil (principalmente para que mi madre pudiese contactar conmigo siempre, aunque también llamaba a amigos de vez en cuando), pero nunca me entusiasmó tanto como un ordenador o la Game Boy, el que en esos años era el dispositivo de bolsillo que nunca me olvidaba.

Ni siquiera la llegada del iPhone y Android me llegaron a encantar, ya que en aquel momento mi concepción del móvil era distinta. No fue hasta 2010 con la llegada del iPad que comencé a sentir todo esto, lo que me llevó a mi primera tablet Android, y a partir de ahí, mi transición al móvil.

Volver a un teléfono tan limitado me hace entender dos puntos muy importantes: existe gente que sólo necesita una herramienta de comunicación, y después estamos todos los que disfrutamos del smartphone como el ordenador personal que siempre estará con nosotros.

El experimento ha sido muy útil para comprender cuales de las aplicaciones y servicios que utilizo en mi día a día son imprescindibles y de cuales podría llegar a prescindir sin dificultad. También me ha servido para comprobar mi nivel de adicción al smartphone, el cual ha sido más moderado de lo que pensaba que llegaría a ser.

En mi caso concreto, el uso del smartphone como herramienta de ocio es más una cuestión de conveniencia y lo uso porque está ahí, no porque necesite utilizarlo.

La entrada Una semana sin smartphone: así ha sido mi experiencia aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

27Nov/19

La tablet que se convierte en una pantalla inteligente: ¿merece la pena ahora que está más barata que nunca?

Durante las últimas semanas hemos estado usando la Lenovo Smart Tab M10, un dispositivo que nos ha llamado la atención por sus capacidades como tableta Android y pantalla inteligente con Alexa. Un dispositivo híbrido que parece más útil de lo que pueda parecer.

Características de la Lenovo Smart Tab M10

  • Pantalla:
    • 10,1 pulgadas con resolución FullHD.
    • Tipo: IPS.
  • Rendimiento:
    • Procesador Snapdragon 450.
    • 2 / 3 GB de memoria RAM.
    • 16 / 32 GB de almacenamiento interno.
  • Sonido:
    • 2 / 4 altavoces en el dispositivo.
    • Base con dos altavoces de 3W.
  • Cámaras:
    • Frontal: 5 Mpx.
    • Trasera: 8 Mpx.
  • Batería: 4850 mAh.
  • Dimensiones: 243 x 168 x 8 mm
  • Peso: 480 gramos.
  • Software: Android 9 Pie.

Como tablet más bien justita

El mercado de las tablets Android no suele darnos muchas sorpresas. Como opciones lowcost las tablets de Amazon suelen ser la opción a escoger por defecto, mientras que en el sector premium tenemos algunos exponentes de gran calidad como la Galaxy Tab S6 o el nuevo intento de Huawei por crear un iPad Pro.

Análisis de la Samsung Galaxy Tab S6: la mejor tablet con Android
La Samsung Galaxy Tab S6 es la mejor tablet con Android pero es mucho más: un ordenador portátil, una magnífica televisión entre otras.

¿Qué hay del sector intermedio? Pues pocas opciones. De nuevo, Samsung y Huawei tienen algunos modelos decentes como las Galaxy Tab A o los MediaPad M5, pero poco más.

Si comparamos el Lenovo Smart Tab M10 con estos dispositivos, claramente es una tablet a la que no merece prestarle mucho la atención. Dadas sus características de hardware, es justita para navegar por Internet o ver contenidos multimedia, siendo un dispositivo nada recomendable para jugar.

Poco rendimiento y excelencia en multimedia. Una tablet muy definida en sus posibilidades.

Conociendo sus limitaciones, para valorar justamente este dispositivo tendríamos que irnos a lo que hace bien, que es el consumo de contenidos multimedia. La pantalla de 10,1 pulgadas es de gran calidad, y además tiene cuatro altavoces que sin ser sobresalientes, son mucho mejores de lo que puedes encontrar en este precio.

Pero como dispositivo 2 en 1 es excepcional

Entonces, si es una tablet mediocre ¿por qué debería interesarme?

Porque esta tablet tiene una base que la convierte en un dispositivo híbrido. No es solo una tablet, sino que además incluye una base realmente chula que es capaz de convertir esta sencilla tablet con Android en una pantalla inteligente con Alexa. Como los Amazon Echo Show de 10 pulgadas.

La base incluye dos altavoces de 3 W cada uno, y están firmados con sonido Dolby. Esta altavoz funciona con tecnología Bluetooth, por lo que además de usarlo con la tablet podrás conectar tu móvil o cualquier otro dispositivo sin ningún tipo de dificultad.

Tenemos botones físicos para sincronizar, cambiar el volumen y silenciar el micrófono.

La hendidura para colocar la tablet incluye dos pines POGO para conexión y carga, carga que si queremos podremos limitar al 60% para prolongar la salud de la batería. Aunque el altavoz es Bluetooth, al conectar los pines hace un emparejamiento automático.

Alexa y Android. Android y Alexa

Al conectar la tablet se convierte en un dispositivo con Alexa, al cual podremos hacerle cualquier pregunta que haríamos a un Amazon Echo, incluyendo las llamadas entre dispositivos o el control de la casa. El funcionamiento aquí es correcto.

Pero aunque se «convierta en un Echo», sigue siendo una tablet Android con una pantalla táctil en la que navegar por Internet, abrir aplicaciones como YouTube o Netflix, abrir Spotify o Pocket Casts, entre muchas otras aplicaciones.

Incluso utilizar Google Assistant.

Ver vídeo

Durante varias semanas me ha costado mucho entender el valor de esta combinación. Pero realmente es genial combinar el potencial de las pantallas inteligentes con todo el ecosistema de aplicaciones de Android.

Una pantalla inteligente a precio fantástico durante el Black Friday

La Lenovo Smart Tab M10 cuesta en esta semana del Black Friday 139,99 euros para la versión con 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno, mientras que si quieres la versión con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento te costará 189,99 euros. Teniendo en cuenta que el Amazon Echo Show de 10 pulgadas cuesta 189 euros, la opción de Lenovo nos gusta más, teniendo una mayor versatilidad.

¿Cuál merece más la pena? Pues depende del uso que quieras darle. Normalmente, este tipo de tablets están más centradas en la reproducción de contenidos (más en cuenta si tenemos en cuenta el accesorio que incluye). Si el único uso que le piensas dar como tablet es reproducir contenidos en streaming y utilizar Alexa, la versión más asequible es la que recomendamos.

Si además de usarlo de pantalla inteligente piensas instalar aplicaciones y usarla como una tablet, quizás si te merezca la pena invertir un poco más en la versión de 3 GB de RAM y 32 de almacenamiento.

  • Lenovo Smart Tab M10 2 / 16 GB por 139,99 euros.
  • Lenovo Smart Tab M10 3 / 32 GB por 189,99 euros.

La entrada La tablet que se convierte en una pantalla inteligente: ¿merece la pena ahora que está más barata que nunca? aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

25Nov/19

Análisis del Samsung Galaxy Watch Active 2: menos reloj, más inteligente

Hemos pasado varias semanas probando a fondo el Galaxy Watch Active 2, un smartwatch con funciones deportivas y de salud que continúa mejorando aquellos aspectos en los que Samsung tenía margen de mejora.

Se trata de una de las mejores alternativas al Apple Watch si quieres un reloj inteligente pero prefieres utilizar un móvil Android. Un dispositivo que no es de precio bajo, pero que lo compensa con un diseño fantástico y un gran elenco de funcionalidades inteligentes y de salud.

Características del Galaxy Watch Active 2

A continuación tienes las especificaciones del Samsung Galaxy Watch Active 2:

  • Dimensiones.
    • 44mm: 44 x 44 x 10.9 mm.
    • 40mm: 40 x 40 x 10.9 mm.
  • Correas: 20 mm.
  • Peso.
    • 44mm aluminio: 30 g.
    • 40mm aluminio: 26 g.
    • 44mm acero inoxidable: 42 g.
    • 40mm acero inoxidable: 37 g.
  • Procesador: Exynos 9110 Dual core 1.15 GHz.
  • Pantalla.
    • 44mm: 1,4 pulgadas y 360 x 360 px de resolución.
    • 40mm: 1,2 pulgadas y 360 x 360 px de resolución.
    • Super AMOLED.
    • Corning Gorilla Glass DX+.
  • Memoria RAM.
    • 768 MB.
    • 1,5 GB en el modelo 4G.
  • Almacenamiento: 4 GB.
  • Batería.
    • 44 mm: 340 mAh.
    • 40 mm: 247 mAh.
  • Conectividad: BT 5.0, WiFi b/g/n, NFC, GPS/GLONASS/BEIDOU. Modelo con 4G.
  • Sensores: acelerómetro, giroscopio, barómetro, luz ambiental, monitor de ritmo cardíaco, ECG.
  • Resistencia:  5ATM + IP68 / MIL-STD-810G.
  • Carga inalámbrica WPC inductiva.
  • Tizen OS.

Mejorando un diseño que apuntaba maneras

Al igual que en el Active original, tenemos correas en un formato estándar de 20 mm, tanto para la versión de 40 mm como para la de 44, al contrario de los Galaxy Watch que usan correas estándar de 22 mm.

Si eliges el modelo de aluminio recibirás una correa de goma muy agradable, mientras que la versión de acero inoxidable, la que estamos probando nosotros, viene con una correa de cuero. Buena corriente, pero nada recomendable para todas las situaciones.

Al ser correas estándar, puedes comprar todas las correas que quieras y ponerte la más adecuada para cada ocasión. El reloj, al ser un diseño tan neutro y adaptable según el contenido que añadamos en pantalla, combina con prácticamente cualquier correa. A nivel de diseño, esta decisión es un acierto.

El reemplazo de la rueda mecánica por tecnología háptica

Ya lo vimos con el primer Galaxy Watch Active, Samsung ha decidido crear una nueva gama de relojes que dejaba atrás uno de los elementos más característicos de la marca. Hablamos del bísel rotatorio, un elemento físico que para muchos es la opción interfaz para controlar un reloj.

El bísel es un elemento insustituible en la experiencia de Samsung, alcanzando un peso gigantesco en la línea de diseño de sus relojes inteligentes.

Esto es muy positivo, porque le da una identidad a la gama, pero también puede llegar a ser un lastre si tu objetivo es crear una pieza de hardware más deportiva y compacta como son los Galaxy Watch Active.

El reemplazo de la rueda mecánica hace que sea un reloj más fácil de combinar.

La segunda generación ha llegado antes de tiempo para intentar compensar lo que el active original no pudo, y es regresar parte de la esencia del bísel.

Con el Active 2 han añadido tecnología háptica para que cuanto toquemos el marco recibamos un pequeño tick cada vez que desplazamos el dedo. La sensación no es exactamente la misma, y eso es importante asumirlo.

Aunque no se puede replicar a la perfección la sensación de un elemento mecánico, es útil y agradable, y es menos susceptible a averiarse que un elemento con partes móviles.

Aplicaciones, entrenamientos y salud

Ante todo, el Samsung Galaxy Watch Active 2 es un reloj inteligente y conectado, y lo que principalmente le caracteriza es la posibilidad de poder hacer mucho más que dar la hora.

De serie tienes una gran cantidad de aplicaciones básicas, como temporizador, alarmas y cronómetro, utilidades que por mucho que avance la tecnología van a seguir siendo fundamentales y obligatorias. También tenemos recordatorios, llamadas (en la versión 4G podrás llamar siempre, y en la versión estándar solo si estás conectado por Bluetooth al móvil) y una grabadora de voz, otras utilidades que son imprescindibles.

Una tienda de esferas con algunas aplicaciones

La tienda de aplicaciones de Samsung puede parecer a priori una gran ventaja, ya que se trata de una plataforma independiente al móvil que estemos utilizando. No obstante, tras años utilizando relojes de Samsung creo que no termina de convencerme.

Creo que la definición de esta tienda sería más como «una tienda de esferas de reloj en la que además hay algunas aplicaciones». Y en ese sentido si que no vas a tener ningún problema. Hay muchas, muchísimas esferas a tu disposición. No obstante, casi todas ellas son esferas que imitan un estilo de relojes tradicionales sin mucho margen de innovación. La mayoría de alternativas decentes son de pago, pero suelen costar 0,99, eso sí.

Respecto a aplicaciones, pues hay algunas utilidades, pero no demasiadas. Como app de mapas oficial está Here Maps, algunas aplicaciones de Samsung, Spotify y poco más por descargar. Es un ecosistema en el que el primer día descargarás algunas utilidades pero sin la suficiente innovación como para querer entrar con relativa frecuencia a la aplicación.

La mayoría del software está centrada, eso si, en el seguimiento de salud. Fácilmente podemos registrar los pasos, pisos vasos de agua y tazas de café, así como la medición de sueño.

Casi todo ejercicio o seguimiento de salud que hagamos quedará registrado en Samsung Health, pudiendo obtener un resumen detallado de nuestras actividades de cualquier día que hayas hecho algún tipo de ejercicios. La cantidad de deportes que ofrece para registrar el reloj es muy variada.

En cuanto a precisión del GPS funciona con buena precisión, aunque el sensor de ritmo cardíaco nos gustaría que hubiese tenido mayor precisión. Aunque Samsung Health permite el uso de bandas de ritmo cardíaco dedicadas (y más precisas) no hemos podido conectarlas al reloj, algo que nos impide tener una experiencia al nivel de los relojes especializados en el deporte.

No obstante, las opciones que ofrece este reloj hacen que sea un genial complemento para seguimiento de la actividad física.

Hola Bixby, ¿qué tal?

Con la llegada del Galaxy S8 Samsung presentó Bixby, su asistente de voz inteligente. Se trata de un asistente de voz que desde un comienzo nació siendo menos potente que Google Assistant. Con el tiempo ha ido mejorando, siempre sin llegar a alcanzar el poder de Google, o incluso Amazon.

Bixby llegó a los relojes con el Galaxy Watch, pero esta es la primera ocasión que funciona en español. Y aunque Bixby no sea demasiado popular, es de las novedades más importantes que incluye el reloj.














Si observas las capturas de pantalla que hemos subido, todas esas acciones son ejemplos de las capacidades de Bixby. Sí, es un asistente limitado, pero no por ello significa que no sea útil. Porque al menos tenemos la certeza de que las acciones que es capaz de realizar, al menos las hace bien.

Para activar Bixby tenemos dos opciones, o decimos la palabra clave Hi Bixby (estando la pantalla del reloj activa), o hacemos doble pulsación en el botón inferior del reloj. En mi experiencia personal, esta segunda opción es la que más me ha convencido.

La muñeca es la mejor ubicación posible para un asistente de voz, eso lo tengo clarísimo. Me encantaba Google Now en la época en la que funcionaba, me desespera que Assistant funcione mal en Wear OS y me emociona que Fitbit haya apostado por Alexa. Y en estas semanas usando el Galaxy Watch Active 2, algunos comandos de voz me han resultado muy convenientes. Hi Bixby…

  • Alarma a las xx y xx / activa el cronómetro / temporizador en xx minutos: Extremadamente útiles, los comandos que mayor sentido tienen en un reloj y un ahorro en tiempo de ir tocando las aplicaciones hasta ajustarlos.
  • Qué tiempo hace: un clásico de los asistentes de voz. La información meteorológica viene provista por The Weather Channel.
  • Léeme la agenda para hoy: los eventos de calendario, otra gran utilidad.
  • Llama a mamá: o a cualquier otro contacto. ¿Pero qué contacto tiene más importancia que una madre?
  • Recuérdame que haga tal cosa a las xx y xx: Los recordatorios son una herramienta infravalorada en el día a día, pero cuando eres un despistado como yo y los integras en tus hábitos se vuelven muy útiles.

El santo grial de los asistentes en la muñeca está en la comunicación, y aquí se nota que a Bixby aún le queda un poco de trabajo. No sé si esta parte es responsabilidad de Samsung o de los desarrolladores, pero me encantaría poder enviar un WhatsApp o Telegram a través de comandos de voz, algo que me encantaba de Google Now en los primeros Android Wear (y que Google Assistant también puede hacer, pero que no funciona muy bien).

Una batería que no destaca, pero que resulta suficiente

Desde el primer momento Samsung aclara que la batería del Galaxy Watch Active 2 debería aguantar dos días de uso. Y los cumple, pero de forma justa. Por otro lado, su carga inalámbrica tarda lo siguiente en cargar:

Al ser un reloj con medición de sueño, lo ideal es llevarlo contigo todo el día, por lo que con su autonomía te fuerza a desarrollar ciertos hábitos de carga que si sigues a diario no tendrás grandes problemas. En mi caso me lo suelo quitar durante la ducha, momento en el que ya que me lo quito lo dejo en su base.

La base de carga es inalámbrica, y el reloj se acopla magnéticamente. No da error a confusión y cuesta muy poco dejarlo en su sitio. Al no ir por pines, no debemos tener preocupaciones por si el reloj está húmedo por sudor o agua. Es recomendable limpiarlo y secarlo, pero más por una cuestión de higiene que porque vaya a ocasionar problemas en la carga del dispositivo.

Si tienes un Galaxy S10 o Note 10, tienes un cargador extra para el reloj

Aunque el Samsung Galaxy Watch Active 2 es compatible con la mayoría de móviles Android del mercado (y también con iPhones), si que tiene una mejora importante si somos usuarios de un Samsung Galaxy S10 y Note 10 (así como las versiones S10e, S10+, S10 5G y Note 10+ en 4G y 5G), y es WPC (Wireless Power Charge).

Esta tecnología permite que estos móviles de Samsung sean capaces de cargar el reloj de forma inalámbrica. Simplemente activar la función, poner el móvil boca abajo y dejar que cargue el reloj (si la funda que tienes es muy gruesa es posible que debas retirarla).

Sin duda nos ha parecido una sinergia muy útil, ya que si tienes ambos dispositivos, cuando tengas un viaje no tienes que llevar el cargador del reloj, ya que el propio móvil puede ser el cargador inalámbrico.

Conclusión: Samsung cada vez se acerca más al smartwatch perfecto

Llevo muchos años ya probando relojes inteligentes, y cada año las opciones de Samsung suelen estar entre las más recomendables. Desde el Samsung Gear S3 (reloj que sigo usando, alternando con la Fitbit Versa) he podido probar el Gear Sport y el Galaxy Watch Active.

Samsung no para de trabajar duro en ofrecer el mejor reloj inteligente que un usuario Android merece, una labor en la que Google no parece querer esforzarse mucho en un Wear OS que no termina de encontrar su camino.

El Sasung Galaxy Watch Active 2 es más caro, pero también es mejor reloj inteligente. Tiene las aplicaciones más importantes que un usuario podría necesitar, Samsung Pay es excelente y Bixby apunta maneras.

Además, el seguimiento deportivo y de salud no están nada mal. No llega al nivel de los relojes especializados en el deporte, pero estos tampoco son capaces de igualar al reloj de Samsung en funciones. No obstante, son lo suficientemente buenas para un seguimiento amateur.

Los Galaxy Watch Active 2 parten de 299 euros para su versión de 40 mm en aluminio hasta 469 euros en su versión 4G de acero inoxidable en 44 mm.

Nuestra recomendación sería la versión de aluminio en 44 mm, ya que son 20 euros más que el modelo más asequible (319 euros en total) y tiene mejor aprovechamiento del frontal y más batería. No obstante, el modelo de 40 mm es aún más ligero y compacto, pero tendrás que cargarlo con mayor frecuencia.

Samsung Galaxy Watch Active 2 en su web oficial.

La entrada Análisis del Samsung Galaxy Watch Active 2: menos reloj, más inteligente aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico