Category Archives: Reviews de móviles Android

Auto Added by WPeMatico

11Oct/19

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Análisis del OnePlus 7T Pro

Aún no me había acostumbrado del todo a tener el enorme OnePlus 7 Pro en el bolsillo, a pasar los días junto a ese monstruo de limpieza, rapidez y potencia, y ya tengo un nuevo modelo luchando por hacerse con mi atención. Faltan unos pocos días para que cumplan exactamente cinco meses desde que salió el citado OnePlus 7 Pro. Y ya está aquí el OnePlus 7T Pro.

El ritmo de renovación no da para mejorar lo que ya era muy poco mejorable. El Pro anterior es un móvil excepcional en todos los sentidos y se mantiene al día incluso con la salida de su hermano. Pero no hay tregua en el mundo de los móviles: la mejor manera de seguir captando la atención es renovar el catálogo cada poco tiempo. Y si solo tienes dos móviles…

Análisis del OnePlus 7T: una notable e inesperada evolución
Hemos podido probar a fondo el nuevo OnePlus 7T y tenemos que reconocer que ha habido un salto muy importante desde el OnePlus 7, en los aspectos clave.

Si el OnePlus 7T supuso un enorme salto en diseño y prestaciones para el modelo más básico, no ocurre lo mismo con el hermano mayor: el OnePlus 7 Pro es prácticamente idéntico al 7T Pro. Sí cambia algún aspecto que logra potenciar el uso y la experiencia, pero son detalles mínimos. No obstante, que apenas evolucione no implica que deje de ser recomendable: el OnePlus 7T Pro es una absoluta delicia. En todos los sentidos, también en el fotográfico.

Características del OnePlus 7T Pro

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

El protagonista del análisis que tienes entre manos no aporta excesivas novedades con respecto al modelo anterior. Esto resulta indiscutible, también el hecho de que el OnePlus 7T Pro trae bajo las capas de cristal todo lo mejor del panorama móvil. O casi lo mejor, que hay algún aspecto donde la marca aún no ha decidido meterse, como en la carga inalámbrica. Quitando algunos detalles, el hardware es «top de tops», todo un objeto de deseo.

A continuación tienes la hoja técnica al completo del OnePlus 7T Pro.

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 855 Plus de ocho núcleos.
    • 4 núcleos Kryo 485 Gold a 2,96 GHz (Cortex-A75).
    • 4 núcleos Kryo 485 Silver a 1,80 GHz (Cortex A55).
  • Memoria RAM: 8 GB DDR4X.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 256 GB UFS 3.0.2-LANE.
  • Gráfica: Adreno 640.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6,67 pulgadas.
    • Resolución: QHD+ (3120 x 1440 px).
    • Tecnología Fluid AMOLED.
    • Soporte sRGB y Display P3.
    • 90 Hz.
    • Ratio de aspecto: 19,5:9.
  • Cámara trasera.
    • Sensor angular de 48 Mpx Sony IMX586 con apertura f/1.6, estabilización óptica.
    • Sensor gran angular de 16 Mpx con f/2.2 y ángulo de visión de 117 grados.
    • Sensor telefoto de 8 Mpx con zoom óptico 3x, apertura f/2.4, estabilización óptica.
    •  Otros: LED Flash, PDAF, CAF, modo macro, grabación súper estabilizada…
  • Cámara delantera.
    • Resolución: sensor Sony IMX471 de 16 Mpx con f/2.0, EIS.
    • Sistema: mecánico pop up.
  • Puertos:
    • Conector USB 3.1 Tipo C.
    • Sensor de huellas óptico en pantalla.
  • Otros: WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0, NFC, GPS de doble banda, GLONASS, Beidou, Galileo de doble banda…
  • Batería: 4085 mAh con carga rápida de 30 W (WARP Charge 30T).
  • Medidas: 162.6 x 75,9 x 8.8 mm.
  • Peso: 206 g.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 10.
    • Capa del fabricante: OxygenOS 10.

Enorme y con una construcción tan envidiable como sólida

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Uno de los aspectos donde se ve claramente la escasa evolución con respecto al OnePlus 7 Pro es el del diseño. Es calcado al modelo anterior a excepción del enfoque láser del módulo fotográfico trasero; que sale de dicho módulo para integrarse en el lateral del conjunto. También el color de degradado es ligeramente distinto (tengo ambos modelos en azul). Esto implica que resulta casi imposible distinguir un modelo del otro con solo posar la vista.

El teléfono es grande, mucho. Además, también es pesado, dos inconvenientes claros para alguien que tenga las manos pequeñas. Pese a la física del dispositivo, este ofrece un tacto sólido en la mano y no dificulta su uso: el OnePlus 7T Pro se adapta bien al agarre, pero no lo facilita en exceso ya que resbala mucho. Mi recomendación es ponerle la funda nada más salga de la caja: en el paquete viene una carcasa transparente que saca del paso hasta conseguir una mejor (las oficiales son una maravilla).

En mano es una auténtica delicia: el tacto arroja la máxima calidad

El diseño del teléfono es limpio: mantiene el frontal todo pantalla característico mientras aprovecha para curvar los bordes del panel Fluid AMOLED. La curva es pronunciada, no exagerada como la tendencia «waterfall» que se nos avecina.

Doble cara de cristal templado que carece de carga inalámbrica y certificación contra polvo y agua; botones de volumen en el costado izquierdo y de encendido en lado derecho; Alert slider en la posición acostumbrada, sobre el botón de encendido (controla los modos de sonido); en el borde superior aparece la cámara frontal motorizada; y en el borde inferior se encuentra el USB C, uno de los altavoces externos (el móvil cuenta con sonido estéreo) y la bandeja de la doble SIM. El OnePlus 7T Pro no cuenta ni con tarjeta SD ni con jack de auriculares. Esto no es novedad.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus ha optado por mantener el módulo triple de cámara en vertical en lugar de integrarlo en un círculo, como hizo en el OnePlus 7T. Para mi gusto, queda mejor integrado en el diseño del dispositivo, también le resta menos atractivo al exquisito degradado en azul que luce el teléfono. El color le sienta de maravilla.

Pese a que no se hace incómodo en la mano, el OnePlus 7T Pro no facilita el uso con una extremidad, especialmente si hay que acceder a las notificaciones superiores o a los ajustes rápidos. El tacto que arroja es de una calidad soberbia: la doble cara de cristal, protegida por cristal Corning Gorilla Glass, y el marco de aluminio, otorgan la sensación «premium» que todo móvil de la gama más alta debe tener.

Sin discusión: el OnePlus 7T Pro es uno de los móviles más potentes que puedes comprar

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La gran excusa para renovar la gama más potente de OnePlus es el SoC integrado en el nuevo dispositivo. Resulta imposible sorprenderse: el Snapdragon 855+ es lo mejor en procesamiento a lo que puede aspirar un móvil Android. Tanto por sus prestaciones masticando los juegos de carga gráfica más alta, como por la extrema fluidez administrando las distintas funciones del teléfono: el OnePlus 7T Pro se siente tan fluido que casi va más rápido que los propios dedos. Más incluso que los propios pensamientos: vas a pulsar en algo y ya está abierto. Impresionante.

El software que tengo en el dispositivo aún está en pruebas, por lo que tiene limitado el acceso a los benchmarks. Más adelante actualizaré este análisis con las pruebas de rendimiento.

Ya hemos visto que el Snapdragon 855+ no tiene parangón en términos de potencia bruta. Así que, para estar acorde con el SoC, el teléfono integra la mejor memoria RAM y almacenamiento para evitar así los cuellos de botella: 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento UFS 3.0.2-LANE. El resultado es un combo al que no se le puede sacar ni medio lag, con independencia de lo que haga el teléfono.

La bandeja para la doble nano SIM no posee espacio para SD Card, por lo que no resulta posible expandir el almacenamiento del smartphone. Tampoco está disponible el modelo con 12 GB de memoria RAM ya que esa capacidad queda reservada para el OnePlus 7T Pro McLaren Edition, la edición exclusiva de esta renovación de catálogo. No obstante, con 8 GB de memoria RAM el 7T Pro funciona a las mil maravillas y no debería de tener problemas en un futuro a medio plazo.

Sigue siendo el rey de las pantallas a 90 Hz; con presencia de honor en el podio de los mejores paneles

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus sorprendió con su pantalla a 90 Hz, el primer panel AMOLED fabricado por Samsung que ofrecía alta tasa de refresco y unas características de contraste, detalle, correspondencia de color y saturación excepcionales. Resulta lógico que el fabricante no solo haya querido repetir, también asegurarse de que dicha pantalla será un estándar dentro de su catálogo: desde el OnePlus 7T actual a los futuros modelos que vengan a partir de ahora.

Todos los nuevos OnePlus tendrán la mejor pantalla de la marca
Tras lanzar el OnePlus 7T, con la pantalla a 90 Hz del OnePlus 7 Pro, la marca confirma que esta tasa de refresco estará en todos los futuros móviles.

La pantalla es enorme ya que asciende hasta las 6,63 pulgadas. Destaca por aprovechar el frontal casi al completo huyendo del notch, también por curvarse en los laterales para abrazar parte del contorno. Su visibilidad es excelente, también los ángulos de visión. Ofrece compatibilidad con el espectro de color Display P3, mejora su modo de lectura para soportar contenido a todo color, también aumenta ligeramente su brillo máximo con respecto al OnePlus 7 Pro y tiene un brillo mínimo realmente bajo. No he tenido problema alguno utilizando el teléfono en exteriores.

La pantalla es enorme y aprovecha muy bien el frontal del teléfono

Ver contenido en el OnePlus 7T Pro es una delicia. Tanto da que sea vídeo como jugar en el teléfono, la sensación es de enorme calidad en todo momento. Especialmente gracias a los 90 Hz: pese a que no están activos continuamente, tanto la interfaz como las apps compatibles fluyen de manera más visible. También ofrecen el máximo nivel de detalle y nitidez: 515 PPI, una densidad de píxeles altísima propiciada por la resolución QHD+. Puede reducirse a FHD+ sin que se aprecien diferencias excesivas; ganando con ello un extra de autonomía.

Bajo la pantalla vuelve a situarse el lector óptico de huellas. Este ha mejorado ligeramente en software para ser algo más preciso y rápido en la identificación: basta poner la huella para que el sistema se active en décimas de segundo. No me he encontrado con muchas falsas lecturas, señal de que está muy cerca de equipararse a un lector capacitivo fuera de la pantalla. Sin que OnePlus lo haya conseguido todavía, claro.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

No hay duda de que la pantalla es uno de los grandes valores del OnePlus 7T Pro. Si aprecias el entretenimiento por encima de todo, o vas a exprimir el teléfono jugando, este es tu móvil. Además, no se calienta ni con los juegos de alta carga gráfica ni tampoco recargándolo con su cargador de 30 W. El trabajo interno realizado en refrigeración da excelentes resultados.

Sin sorpresas: no solo tiene gran autonomía, también se recarga en un suspiro

Otra de las pinceladas en forma de mejora con respecto al anterior OnePlus 7 Pro llega con la batería. El aumento es mínimo, pero está ahí: de los 4000 mAh del modelo anterior pasamos a los 4085 del actual. Ni es enorme ni se nota en el día a día, pero siempre es de agradecer. Sobre todo porque el móvil no solo se mantiene en el mismo peso y con idénticas dimensiones, también ha mejorado en términos de recarga.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azulAnálisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Con la gama 7T OnePlus ha estrenado su nueva carga superrápida Warp Charge 30T. Gracias al cargador de 30 W incluido, el móvil obtiene su jugo de mAh en menos tiempo que la generación anterior. Todo con el menor riesgo posible y alejando al máximo el calor del teléfono: casi toda la gestión de la carga la realiza el cargador. Este es mucho más grande de lo habitual sin que tampoco suponga un inconveniente.

En términos de autonomía, no hay demasiado problema para alcanzar las dos jornadas lejos del enchufe. Como suele ocurrir, cada persona es un mundo, también cada jornada: cuando se utiliza de manera moderada la autonomía sobresale; si se abusa de los juegos, puede acabarse la batería en unas 7 u 8 horas. Por lo general, a mí me ha aguantado día y medio sin problemas con una 7 horas de pantalla. Sí he encontrado que el gasto en reposo puede incrementarse, lo achaco a que mi móvil aún no tiene una versión definitiva de OxygenOS 10.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

¿Cuánto tarda en cargar el OnePlus 7T Pro desde que se apaga por no tener energía hasta completar el 100 % de la carga? Estos son los números que me ha arrojado con su cargador oficial, el que trae en el paquete.

  • 5 minutos: 7 % de batería.
  • 10 minutos: 20 % de batería.
  • 20 minutos: 44 % de batería.
  • 30 minutos: 66 % de batería.
  • 50 minutos: 92 % de batería.
  • Total: una hora y cuatro minutos.

El último tirón de orejas en este apartado es recurrente, pero he de darlo: creo que OnePlus tendría que haber apostado ya por la carga inalámbrica. La marca me aseguró que sigue ausente porque aún no encontraron una carga inalámbrica que se mantenga al alto nivel que buscan ofrecer para los usuarios. Espero que, con el estreno de la carga sin cables en OPPO, termine llegando por fin al OnePlus 9. Sería una alegría por más que cargar con el cable sea súper rápido y carezca de dificultades.

Sonido espectacular que no solo se disfruta, también asombra

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus dio un salto enorme con el anterior Pro en términos auditivos: no solo se escuchaba bien con los auriculares, su pareja de altavoces externos estéreo deslumbraba en la reproducción de películas. Con estos antecedentes, el OnePlus 7T Pro se mantiene como una gran elección para aquel que quiera llevarse su música a cualquier parte sabiendo que tiene un reproductor de audio a la altura donde disfrutarla.

Alta calidad de audio, es compatible con música en alta resolución, ofrece un volumen alto a través de los auriculares y por los altavoces sin que estos distorsionen en exceso a niveles altos, dispone de mejoras de sonido para optimizar la reproducción, el audio es nítido y con gran riqueza de matices, muy balanceado y con refuerzo de graves, la grabación de audio se mantiene también en lo más alto… El OnePlus 7T Pro es un equipo altamente recomendado para los amantes de la música.

Si bien el audio es importante, la vibración no debe dejarse de lado. No suelo destacar este componente en los análisis ya que la mayor parte de los fabricantes no le presta demasiada atención. No es el caso de OnePlus: si en el 7 Pro la vibración háptica era deliciosa, en el OnePlus 7T Pro queda aún más destacada. El motor es preciso, muy suave en el toque de los botones y arroja una gran experiencia en los juegos, es aquí donde más se nota la calidad del mecanismo.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

El móvil dispone de bandeja inferior para doble SIM donde falta la tarjeta SD, sí pueden utilizarse el 4G en ambas a la vez. También incluye WiFi de doble banda que aprovecha  la perfección la cobertura dentro de los edificios. El Bluetooth es 5.0 e incluye conexión de audio con los protocolos de mayor calidad, incluido el aptX HD de Qualcomm (conectar los Bullets 2 es una delicia). Se completa el elenco de conexiones inalámbricas con el pertinente NFC para los pagos móviles y el completo sistema de posicionamiento: GPS y Galileo de doble banda, GLONASS y Beidou. Todas las veces que he utilizado Google Maps o juegos como Pokémon GO el OnePlus 7T Pro me ha colocado en el mapa con precisión y a los pocos segundos. Incluso a cubierto.

Entre las carencias dentro del apartado de puertos y conexiones se encuentran tanto el jack de 3,5 mm como la radio FM. Puede escucharse el audio a través del puerto USB C, por lo que basta un adaptador (no hace falta que incluya DAC) para conectar unos auriculares tradicionales. El móvil viene sin adaptador, tampoco trae de serie auriculares. Solo cable de carga y cargador de alta velocidad.

OxygenOS 10 y con Android 10 de serie. Así sí, OnePlus

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Como debería ser obligatorio para todos los fabricantes que estrenan teléfono móvil tras una nueva versión estable de sistema, el OnePlus 7T Pro parte actualizado a Android 10, también posee la última versión de su capa personalizada, OxygenOS 10. Esto consigue no solo la sensación de que la marca se lo toma en serio en términos de actualizaciones, también una experiencia sumamente fluida, actual y con especial énfasis en privacidad y seguridad.

OxygenOS 10 es una de esas capas que no busca distinguirse con un aspecto extremo y personal ya que se mantiene cerca de lo que debería ser Android puro. Esto no implica que se aleje de la personalización del dispositivo o que deje de incluir opciones propias con las que exprimir el teléfono, que las tiene. Bajo mi punto de vista, OxygenOS 10 es una de las capas personalizadas más recomendables.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

No abusa del bloatware y mantiene una colección de aplicaciones justa, pero completa. Posee un sistema propio de intercambio de archivos (FileDash), permite la duplicación de apps de mensajería y redes sociales, OxygenOS estrena un sistema de personalización en los ajustes donde se puede cambiar el color de los acentos o el pack de iconos, su modo oscuro es excelente (también se cambia desde los ajustes de personalización)… Y posee de serie los gestos de navegación de Android 10, incluido el de inicio de Google Assistant deslizando en diagonal desde la parte inferior de la pantalla.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La capa mantiene la línea afianzando la sensación de rapidez extrema que ofrece en todo momento el OnePlus 7T Pro. Yo no me he encontrado problemas con ella más allá de los detalles de autonomía que reseñé; fruto, seguramente, de que mi móvil no tiene aún la versión definitiva de software.

Cámara todoterreno y un procesado de imagen a la altura

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La combinación de sensores fotográficos presentes en el OnePlus 7 Pro ve incrementada su calidad en el 7T Pro a costa de mejorar el procesado de imagen, ampliar mínimamente la apertura, ofrecer mayor estabilización en captura de vídeo y, sobre todo, OnePlus introduce un modo macro que es una absoluta delicia. Las fotografías tomadas son de gran calidad en la mayor parte de situaciones, incluso con media iluminación: la cámara principal extrae luz incluso de escenas que aparentan mayor oscuridad. Todo sin olvidar el modo noche, lo que la marca denomina como Paisaje nocturno.

Antes de comentar los resultados fotográficos, repasaré el hardware de captura. Por detrás, el móvil dispone de la triple cámara mencionada con un sensor de 48 Mpx firmado por Sony (IMX586), el tamaño de cada píxel es de 0,8 μm (combina cuatro en uno para crear un píxel de 1,6 μm), dispone de un conjunto de lentes con apertura f/1.8, ofrece estabilización óptica (OIS y EIS) y dispone de modo macro gracias al mayor recorrido del motor de enfoque. La cámara ultra gran angular ofrece un sensor de 16 Mpx con óptica 117 ° que dispone de una apertura f/2.4. Por su parte, el teleobjetivo alcanza los 3x de zoom óptico, dispone de estabilización (OIS) y de una apertura f/2.4.

Por delante nos encontramos con una cámara única de 16 Mpx firmada por Sony (IMX471), apertura f/2.0 y tamaño de los píxeles de 1.0 μm.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

A grandes rasgos, lo cierto es que me ha sorprendido el desempeño fotográfico. No es que partiese de una mala posición ya que el modelo anterior mantenía bien el tipo, pero sí es cierto que OnePlus ha trabajado a fondo para pulir los defectos. Y eso que el hardware es muy similar.

Las tres cámaras traseras obtienen buenas imágenes, cada una con sus características propias debido a sus objetivos. Por lo general, no tienen problemas en la mayor parte de situaciones: fotos luminosas, buen rango dinámico (el ultra gran angular sufre más que sus hermanos), capturas con un alto nivel de detalle que llega incluso a los objetos del fondo, contornos muy nítidos y acuarelas que aparecen con la iluminación bastante baja. La correspondencia de color también es adecuada, con el contraste no siempre acierta: el procesado puede abusar de él, especialmente en interiores.

Si bien el sensor principal es todoterreno, y es el que consigue mejores resultados de media (totalmente lógico), el resto mantiene el tipo. El ultra gran angular obtiene una enorme porción de escena sin que se noten en exceso las deformaciones ópticas de los extremos gracias al procesado de OnePlus (hay que activarlo en los ajustes); con un rango dinámico mejorable que suele salvar más o menos bien el HDR automático (también puede forzarse el HDR y dejarlo en manual). La cámara telefoto tampoco se comporta mal, incluso manteniendo el detalle; por más que sea la que más lava la imagen. El zoom óptico es de 3x; con zoom digital hasta los 10x.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus ha mejorado el procesado de manera apreciable. Por contra, la IA que se encarga de detectar las escenas, mantiene una presencia meramente testimonial aportando más recomendaciones obvias que ajustes apropiados. La aplicación de cámara incluye modo retrato con un funcionamiento mejorable con las personas y decente con objetos; permite hacer timelapse o fotografía automática con lapso de tiempo; incluye modo panorámico para retratar aún más escena que la obtenida por la cámara ultra gran angular; y no se olvida de la grabación de vídeo en cámara lenta: 1080p y 240 fps.

No puede faltar el modo noche en un móvil de la categoría del OnePlus 7T Pro, por más que la marca rebautice esta función como Paisaje nocturno. No sale mal parado por más que no termine de salvar las escenas con iluminación mínima. Sí que obtiene buenos resultados en situaciones con iluminación artificial uniforme: el realce de nitidez es notorio, también consigue fotos más vívidas.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La aplicación de cámara se completa con un modo Pro donde se puede ajustar la mayor parte de opciones de captura. Guarda las fotografías en RAW, también se pueden hacer al máximo tamaño que permite el sensor: los 48 Mpx del Sony IMX586. No echo mucho en falta, sí algo que me parece muy útil enfocando en manual: el Focus peaking o resaltado de las áreas enfocadas en la imagen. Espero que OnePlus lo introduzca, es un añadido que la cámara merece.

Si la triple cámara trasera mantiene el tipo y consigue hacer muy buenas fotografías en casi cualquier entorno, la cámara delantera no se queda demasiado atrás. Tiene el pequeño inconveniente de lo que tarda en salir y esconderse, también la resistencia en el tiempo que mantendrá. Por mi experiencia, no debería preocupar: la cámara motorizada sale y se esconde sin complicaciones. Incluso la utilizo con el desbloqueo facial…

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

El OnePlus 7T Pro toma selfies con buen detalle y muy iluminados, al menos mientras no haya que pelearse con la luz. Conforme esta desciende aparece algo de acuarela, pero mantiene el tipo incluso de noche. Ofrece captura gran angular para hacer selfies en grupo y no faltan los habituales modos de belleza. No son exagerados, básicamente manipula el contraste para suavizar las arrugas de la piel.

¿Quieres ver cómo hace fotos el OnePlus 7 Pro? pulsa sobre la siguiente imagen: te llevará a la galería de Google Fotos con muestras de cámara sin editar.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

¿Y la grabación de vídeo? Lo cierto es que a mí me resulta más que satisfactoria: no solo por la resolución y tasa de cuadros por segundo altas (4K y 60 fps), también permite grabar con cualquiera de las cuatro cámaras. Obtiene muy buenos resultados, pero hay algo en lo que destaca especialmente: la estabilización. Gracias al conjunto que forman el OIS y el EIS, grabar con la cámara principal en vilo es casi como llevar el OnePlus 7T Pro en un gimbal. Eso sí, esta grabación, denominada Súper estable, solo funciona en 1080p y con el sensor de 48 Mpx; sin que a máxima resolución el móvil deje de estabilizar, que los vídeos grabados en 4K tampoco acusan de trepidaciones.

A continuación tienes una grabación de vídeo en 1080p con el modo súper estable activado.

Ver vídeo

Y aquí tienes una muestra de vídeo grabado en idénticas condiciones, aunque en 4K y sin la opción de modo súper estable.

Ver vídeo

Conclusión: una compra inmejorable siempre que no tengas el OnePlus 7 Pro (y tu cuenta corriente sea holgada)

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Fiel a su política y compromiso, OnePlus ha creado un móvil que ofrece una colección de hardware de altísima calidad junto a un software a la altura y un diseño que da gusto verlo. El degradado en azul de la cara trasera es exquisito, también su tacto sólido y la dureza en apariencia del dispositivo. Lástima que sea excesivamente grande y que se resbale en la mano, dos circunstancias que pueden provocar un desastre. A mí no se me ha caído en ningún momento, tampoco ha recibido arañazo alguno.

La captura fotográfica ha mejorado mucho, es una buena noticia. La triple cámara trasera, junto a la cámara motorizada delantera, consiguen unos resultados altos en calidad y grandes en diversión. Sí he notado cierto lavado en las telefotos, también cierta falta de rango dinámico en los paisajes con gran angular. Pequeños inconvenientes que quedan en pañales ante el modo macro incluido en el teléfono: nunca pensé que iba a sacar fotos tan de cerca, y tan bien definidas, con un teléfono móvil. Es asombroso.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

En software se mantiene en lo más alto, igual que en potencia. La fluidez es pasmosa gracias a la combinación de Snapdragon 855+, la memoria RAM DDR4X y el almacenamiento UFS 3.0. Espacio de sobra, una capa que es un gustazo y actualizado a Android 10. Bajo mi opinión, es todo lo que cualquier usuario debería demandar como mínimo en un gama alta.

Yo lo tengo claro. ¿Que tienes un OnePlus 7 Pro? Ni te plantees el salto al 7T Pro porque las diferencias no van a compensarte el coste. ¿Que buscas un teléfono a la última en potencia y con garantía de actualizaciones y de fluidez? Para mí el OnePlus 7T Pro es una decisión 100 % acertada. Eso sí, no hay que engañarse: sigue siendo un móvil caro. Y, dada la enorme cantidad de competencia que OnePlus tiene por debajo de los 500 euros, es para pensárselo

La entrada Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

10Oct/19

Análisis realme X2: un gama media perfecto para cualquiera

Análisis realme X2: un gama media perfecto para cualquiera

El desembarco de nuevas marcas en Europa no cesa y la última en reforzar su estrategia es realme, una filial del gigante OPPO, que llegó a España con el realme 3 Pro que probamos hace unos meses y que de cara a las navidades de 2019 lanzará tres nuevos terminales.

Análisis del realme 5 Pro: rendimiento, batería y cámaras excelentes a precio ridículo
Hemos podido probar el realme 5 Pro. Os contamos con todo lujo de detalles nuestra experiencia con este teléfono que aún no ha llegado a Europa.

El primero de ellos es el realme 5 Pro, un terminal que ya probamos y que se siente bueno, bonito y parece que barato. Junto a él se presenta también el móvil con el que he estado los últimos días, el realme x2, un smartphone lo suficientemente bueno como para que cualquiera lo tenga de móvil principal.

Ver vídeo

Características del Realme X2

  • Pantalla:
    • Super AMOLED de 6,4 pulgadas.
    • Resolución de 1080 x 2340 píxeles.
  • Rendimiento:
    • Procesador Snapdragon 730G.
    • GPU Adreno 618.
    • 6 / 8 GB de memoria RAM.
    • 64 / 128 / 256 GB de almacenamiento interno UFS 2.1.
      • Ampliables mediante tarjetas microSD.
  • Cámaras:
    • Pprincipal de 64 Mpx, f/1.8.
    • Gran angular 119º de 8 Mpx, f/2.25
    • Macro de 2 Mpx.
    • Sensor de profundidad de 2 Mpx.
    • Cámara frontal de 32 Mpx, f/2.0.
  • Dimensiones: 158.7 x 75.2 x 8.6mm.
  • Peso: 182 gramos.
  • Batería: 4000 mAh.
    • Carga rápida SuperVOOC 3 de 30W.
  • Sistema: Android 9 Pie con Color OS 6.1.
  • Otros: Lector de huellas bajo la pantalla,NFC, USB C, WiFi ac, Bluetooth 5.0, jack de auriculares con Dolby Atmos y Hi-Res Audio.

Un diseño convencional y acertado

Análisis realme X2: un gama media perfecto para cualquiera

La mayoría de los móviles actuales sigue una estética similar y no podemos decir que el realme x2 no mantenga esa misma tendencia. El móvil que analizamos dispone de un acabado blanco que refleja la luz de formas diversas y que nos parece realmente bonito.

En la zona trasera tenemos un único modulo de cámara con los cuatro sensores y a su lado el flash LED con una serigrafía que nos recuerda que su cámara usa inteligencia artificial para algunas tareas.

Análisis realme X2: un gama media perfecto para cualquiera

En la parte delantera vemos una pantalla con marcos contenidos, un notch en forma de gota de agua y en sus laterales los botones esperados, el de encendido en la derecha y los de volumen en la zona izquierda.

Si miramos la parte inferior veremos el altavoz, el micrófono principal, el jack de auriculares (sí, sorprendentemente realme ha decidido mantenerlo) y el cargador USB C. En la parte superior sólo tenemos un micrófono de cancelación de ruido.

Un gran rendimiento con toques de gama alta

Análisis realme X2: un gama media perfecto para cualquiera

Sabemos que realme tiene como gran apuesta del 2019 el realme X2 Pro, pero sorprende que el rendimiento del realme x2 sea tan decente. Esto no es de extrañar ya que se ha optado por el que posiblemente es el mejor procesador de Qualcomm fuera de la serie 8XX, el Snapdragon 730G, un chip enfocado especialmente a los móviles pensados para jugar.

A esto hay que sumar que el modelo que hemos probado tiene 8 GB de RAM, algo propio de la gama alta, y 128 GB de memoria interna. Como veis, las cifras son de un terminal de gama media pero mirando hacia móviles de mayor precio.

Los resultados de benchmarks los tenéis sobre estas líneas y aunque siempre os contamos que no es algo que haya que usar para elegir o descartar a un móvil, sí que ayudan a imaginar cómo se comporta. Nosotros os confirmamos que esas cifras ejemplifican lo bien que va el smartphone.

En cuanto a conectividad, tenemos que decir que realme ha oído todos los deseos de la mayoría de usuarios. Tenemos radio FM, NFC para pagos móviles, Wifi de doble banda, bluetooth 5.0, tarjeta de memoria microSD, jack de auriculares…

Parece obvio que el fabricante no ha querido dejar ni una excusa a quienes busquen un fallo en este modelo, al menos a nivel de hardware.

Una buena pantalla que incluye sensor de huellas

Análisis realme X2: un gama media perfecto para cualquiera

Uno de los aspectos que no hemos mencionado es el sensor de huellas y es que está integrado bajo la pantalla. Color OS nos permite configurar el móvil para que cuando lo levantemos de la mesa o de cualquier superficie, encienda la pantalla y nos ofrezca desbloquear el terminal, bien con la cara o con el sensor.

Este sensor funciona bien, pero no es de los más rápidos que hemos visto en pantalla. Eso sí, no da la sensación de bloquearse y lo hemos dejado como sistema de identificación por defecto.

En cuanto al panel, al contrario que el reame 5 Pro, este modelo opta por una pantalla OLED, en parte para permitir el uso del sensor de huellas bajo la misma. La resolución es fullHD y en los ajustes se nos da la opción de cambiar algunos parámetros como la temperatura de color, la activación de la pantalla ambiente, el modo de color… Incluso en el apartado de pantalla de bloqueo se nos permite cambiar la velocidad de las animaciones de las aplicaciones al abrirse.

La calidad del panel es la esperada, buena pero no a la altura de móviles de gama alta. Tampoco había que esperar eso, dado el precio de este terminal, que encaja en la gama media, por muy buenas especificaciones que tenga. Lo mismo pasa con los virajes al verde cuando inclinamos el dispositivo. eso sí, nada que moleste en el día a día.

El sensor de 64 Mpx es el protagonista del realme X2

OPPO ha querido que fuera su filial realme la primera en usar el sensor de 64 Mpx que diseñó Samsung. El elegido fue el realme XT, pero en mercados asiáticos ya que no viene a Europa.

A nuestro continente el que llega es este realme X2, que también tiene el mismo sensor, siendo esta la primera vez que lo hemos podido probar. Y no viene solo ya que son cuatro los sensores traseros:

  • Principal de 64 Mpx, f/1.8.
  • Gran angular 119º de 8 Mpx, f/2.25
  • Macro de 2 Mpx.
  • Sensor de profundidad de 2 Mpx.

Siendo sinceros, nos esperábamos que el tamaño de las fotografías creciera, así como su peso, pero no esperábamos grandes alardes de detalle. Nuestra sorpresa ha sido que al aumentar tanto el tamaño el detalle también se ha visto mejorado, y mucho.

Diferencia de tamaño entre una imagen de 64 Mpx y otra de 16 Mpx

en esta primera imagen vemos cual es la diferencia de tamaño entre la foto tomada de manera normal, con Pixel Binning a 16 Mpx y la de tamaño completo a 64 Mpx. Como se comprueba, y era lógico, tenemos una imagen cuatro veces mayor.

La cuestión es que si ampliamos las imágenes hasta el mismo punto el nivel de detalle de los 64 Mpx se antoja mayor, como vemos en las mismas imágenes, pero ampliadas hasta el mismo punto.

La imagen de la izquierda tiene más detalle, y aunque se nota en toda la imagen es particularmente llamativo en la vegetación.

Eso sí, si comparamos las mismas imágenes pero tomadas de noche vemos que el detalle no es tan relevante en la foto grande ya que es en estas ocasiones donde el Pixel Binning hace su magia, logrando captar mas luz.

Nuestra sensación es que merece la pena usar el sensor a tamaño completo de día, pero es mejor usar el disparo convencional, que hace fotos a 16 Mpx, en condiciones de baja luz o directamente por la noche. Eso sí, en ocasiones el Pixel Binning es capaz de recuperar más los cielos, como se ve en la siguiente fotografía.

En tomas nocturnas también podemos hacer uso del modo noche, que define mejor las luces, deslumbra menos cuando hay farolas y capta más detalle. Como podréis ver en la galería, en ocasiones la imagen queda algo irreal, lo que pasa en casi todos los móviles con este modo de disparo.

El modo retrato también cumple muy bien, incluso de noche, cuando el recorte es más complicado, momento en el que lo hemos probado algo más.

En cuanto a la cámara delantera, que tiene 32 Mpx, nos ha gustado especialmente el resultado a contraluz, forzando a la cámara a que hiciera un HDR para recuperar los cielos. De noche la calidad es más baja, pero cumple.

Lo mismo pasa con el vídeo de la cámara delantera, que bien pero peca en la estabilización, sobre todo de noche. Eso si, el HDR aquí brilla por su ausencia, pero tampoco tenemos que pedirle demasiado.

Del vídeo con las cámaras traseras no tenemos queja. La reproducción de color es la adecuada, la estabilización es buena (y eso que lo probamos andando sobre adoquines) y, aunque de noche tenemos una peor grabación, la verdad es que nos ha gustado.

El apartado fotográfico en general es una de las grandes bazas de este modelo. Y en el rango de precio en el que está no es una cuestión menor.

Una buena batería y una buena carga rápida

Los móviles de OPPO, y por tanto los de realme, siempre han destacado por tener una gran autonomia, y una gran carga rápida. Esta no es una excepción. Los 4000 mAh de la batería del realme X2 nos han dado unas 6 horas de pantalla en una jornada de uso aunque como siempre, las pruebas de cada persona son diferentes, por el nivel de brillo de la pantalla, el uso de ciertas apps…

Nos ha dado la sensación de que hay un nuevo contendiente que mira a Huawei en este apartado. Y eso es bueno.

También hemos visto es que la carga rápida es eso, rápida. Mucho. Tenemos un cargador de serie que nos da 30 W, más que muchos móviles de gama media e incluso gama alta.

Color OS es lo menos bueno del realme X2

En un principio este iba a ser el apartado menos relevante del análisis dado que la unidad que se nos había cedido, si bien no era un prototipo, no tenía el software final que tendrá cuando se ponga a la venta. Eso quiere decir que no teníamos los servicios de Google, pero ya nos han dicho desde realme que, cuando se ponga a la venta el software que tendrán esas unidades sí lo llevará.

De hecho, a los pocos días hemos recibido otra unidad, esta con el software final, y hemos usado el dispositivo como usamos el resto en los análisis.

Sobre Color OS, podemos hablar tan bien y tan mal como de otras interfaces chinas al ser un software con muchas opciones, estable pero con una estética que no siempre gusta.

Pero más allá de eso, me he encontrado con algunos fallos de traducción, con frases en inglés en un menú que debería estar en español. No es algo crítico y se puede solventar con una actualización muy menor del sistema, pero creemos que es algo que hay que cuidar.

Aquí tenemos la misma sensación que teníamos hace unos años con MIUI o EMUI: muchas funciones, estabilidad, pero diseño algo excesivo.

Conclusión: Xiaomi tiene un problema… en potencia

Cuando probé el realme 5 Pro, un terminal que analizó mi compañero Álex, me dio la sensación de que era un gran rival de móviles como el Redmi Note 7.

En esta ocasión he visto un rival directo del Xiaomi Mi 9 Lite, del Xiaomi Mi 9 SE y terminales similares, y la verdad es que esto es algo a valorar.

El realme X2 es un gran producto que con un precio competitivo, se va a convertir en un móvil extremadamente recomendable. Ahora sólo queda que se de a conocer entre el gran público.

La entrada Análisis realme X2: un gama media perfecto para cualquiera aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

08Oct/19

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Cuando probé los Samsung Galaxy Note 10 por primera vez ambos modelos me dejaron muy buenas impresiones, pero tuve claro ya en ese instante que el más pequeño ofrecía mayor atractivo. Sí, es verdad que la versión plus tiene una cámara más, una batería más grande y ve ampliada la resolución de pantalla así como su diagonal, pero en un mundo de móviles tan enormes, lo sorprendente era que un Note, gama que nos abocó a las pantallas gigantes, diese un paso atrás consiguiendo así dos pasos adelante.

Samsung Galaxy Note10 y Note10+: los móviles más profesionales de Samsung
Samsung renueva su móvil más profesional y viene acompañado de una versión todavía más potente. El móvil del bolígrafo se actualiza.

Tener el Samsung Galaxy Note 10 en la mano no solo ofrece sensación de calidad y solidez, también se hace muy manejable a pesar de que el móvil no es pequeño. En un mundo donde los móviles más caros sobrepasan con creces las dimensiones contenidas, el Samsung Galaxy Note 10 es una gran sorpresa para el día a día. Y sin prescindir del S Pen, por supuesto.

A lo largo del análisis iré desgranando todo lo que me ha parecido este smartphone. Mi historia con la gama es larga: he tenido en propiedad varios de los Galaxy Note. Su evolución fue notoria en todos sus aspectos ya que el modelo actual apenas tiene pegas más allá del precio, que sigue siendo exagerado. Eso sí, las pegas son más difíciles de tolerar dada la categoría del teléfono.

Características del Samsung Galaxy Note 10

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

No es ninguna sorpresa que Samsung implementase lo mejor de su catálogo de componentes en el Samsung Galaxy Note 10. Incluso mejoró el procesador Exynos de la generación anterior, los Samsung Galaxy S10; logrando con ello más potencia y un menor consumo. El resto del hardware camina por la senda de la excelencia: desde su excelente pantalla Dynamic AMOLED a su trío de cámaras traseras.

A continuación tienes la hoja técnica del Samsung Galaxy Note 10:

  • Pantalla:
    • Tecnología Dynamic AMOLED con certificación HDR10+ y 1200 nits de brillo.
    • Resolución FullHD+ (2280 x 1080 píxeles, 401 ppi).
    • 6,3 pulgadas en ratio 19:9.
  • Rendimiento:
    • Samsung Exynos 9825 fabricado a 7nm.
      • CPU: 2 núcleos a 2.8 GHz, 2 núcleos a 2.4 GHz y 4 núcleos a 1.8 GHz.
      • GPU: Mali-G76.
      • Unidad neuronal para IA.
    • 8 GB  de memoria RAM DDR4X.
    • 256 GB [Note10] de almacenamiento UFS 3.0.
    • Sin espacio para tarjeta SD (solo en el Note 10+).
  • Cámaras:
    • Frontal:
      • 10 Mpx con apertura f/2.2 y autoenfoque con 80º de angular.
    • Traseras:
      • Cámara principal (77º de angular) de 16 Mpx con apertura variable entre f/1.5 y f/2.4, autoenfoque y estabilizador óptico. Dual Pixel.
      • Cámara gran angular (123º) de 12 Mpx con apertura f/2.2 y autoenfoque. Dual Pixel.
      • Cámara telefoto de (45º de angular) de 12 Mpx con apertura de f/2.4, autoenfoque y estabilizador óptico. Dual Pixel.
    • Conexiones:
      • Puerto de carga (25 W) y datos (USB 3.1) con conector USB-C.
      • Zona de carga inalámbrica Qi en la parte trasera:
        • Capaz de cargar el móvil a 15 W.
        • Capaz de cargar otros móviles y accesorios a 9 W.
      • Compatibilidad con Ethernet con un adaptador USB-C y WiFi a/b/g/n/ac/ax (Wi-Fi 4/5/6). Wi-Fi Direct. ANT+. NFC. Bluetooth 5.0.
    • Tamaño:
      • 151.0 x 71.8 x 7.9 mm.
      • 168 g.
    • Versión de Android: 9 Pie con One UI (se actualizará a Android 10 con One UI 2.0).
    • Batería: 3500 mAh.

Gran inmersión con un diseño que se aprovecha del agujero en pantalla

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Samsung no abandona el uso del aluminio para el cuerpo de sus mejores teléfonos, tampoco la doble cara de cristal curvado. Con ambas curvas se crea un canto afilado en los laterales sin que llegue a ser exagerado. En este sentido, la pantalla no se curva en exceso; por más que mantenga los típicos inconvenientes de este tipo de paneles: variaciones de color en los extremos y falsos toques al agarrarlo. Esto me parece bastante molesto: por más que active la opción de minimizar los toques fantasma, estos se siguen produciendo.

Las pantallas curvas poseen sus defensores y detractores. Yo me quedo en el terreno medio ya que no les veo ni excesivas ventajas ni demasiados inconvenientes (más allá de los falsos toques). Aun así, Samsung tampoco consigue exprimir los bordes por más que puedan utilizarse para las notificaciones con iluminación de la pantalla Edge o para lanzar aplicaciones.

La pantalla es curva en los laterales, pero no llega a ser exagerada

Más allá de los bordes curvados, el Samsung Galaxy Note 10 se agarra muy bien, es cómodo en la mano, sorprende por su ligereza y es muy delgado. Utilizarlo no entraña dificultad, incluso con una mano: sus dimensiones son perfectas, al menos para mi gusto. Y si hace falta extraer el S Pen, el Note 10 también se maneja perfectamente con ambas manos.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Una de las mayores molestias para mí es tener todos los botones en el lado izquierdo. Samsung prescinde del botón dedicado a Bixby (bien) para situar esta función en el botón de encendido (ni fu ni fa) colocando dicho botón en el lateral izquierdo, bajo los botones de volumen (mal). Es cuestión de acostumbrarse por más que yo no haya terminado de conseguirlo: a menudo he de buscar con la vista la situación del botón ya que mi primer instinto es buscarlo en lado derecho. Además, para apagar el Samsung Galaxy Note 10 no basta con pulsar el botón de encendido (mal) porque entonces salta Bixby: hay que mantener pulsados los botones de encendido y volumen abajo. Entonces aparece el menú de apagado.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Los bordes derechos del teléfono aparecen limpios, igual que la parte superior; donde se encuentra la bandeja para la doble SIM. Como decía, en el borde izquierdo se sitúan los tres botones físicos. Y en la parte baja vemos el USB C, la salida del altavoz externo y la joya de la corona: el S Pen o Stylus. El lápiz sobresale ligeramente del contorno para facilitar su extracción: basta con pulsar para que salte el mecanismo del S Pen, como ocurre con los bolígrafos retráctiles. Sacar y poner el stylus no entraña inconvenientes, tampoco riesgos: no se puede colocar al revés.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Por detrás también hace gala de una extrema limpieza que solo se ve interrumpida por la triple cámara trasera en la esquina superior izquierda y el logo de Samsung en el centro del tercio superior. El conjunto de objetivos no sobresale mucho del cuerpo del teléfono, por lo que apenas cojea si el móvil está boca arriba sobre una superficie lisa.

El Samsung Galaxy Note ofrece protección contra el polvo y el agua IP68. Su gama de colores va desde el clásico negro hasta el arco iris que tengo yo, el color denominado como Aura Glow. Personalmente no me gusta ya que los reflejos son excesivos (hacerle fotos al teléfono es una odisea, también deslumbra horrores al hacer fotos). Sí es cierto que nunca sabes qué color va a reflejar, algo que es muy llamativo. Y tiene otro inconveniente notorio: las huellas se quedan en la cara trasera como si estuviesen invitadas a una fiesta. Y cuesta mucho que se vayan, como ocurre en las fiestas.

Gran potencia de serie y con almacenamiento rápido y de sobra

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Como acostumbra a ocurrir en sus modelos clave, el Note 10 protagonista de este análisis, así como el Samsung Galaxy Note 10+ (mi compañero Iván lo analizó aquí), incorpora el mejor procesador Exynos. No es el único SoC de estos modelos ya que Samsung mantiene el Snapdragon 855 en Estados Unidos y otros territorios muy concretos. En términos de potencia bruta, gasto energético y rendimiento en juegos, los dos procesadores no deberían de llevarse demasiada diferencia; por más que el Snapdragon saque algo de ventaja.

No me he topado con ralentizaciones, lags entre apps ni retrasos apreciables en el lanzamiento de los juegos: en todo momento he visto fluido al Samsung Galaxy Note 10. Es perfecto para cualquier uso y viene preparado para funcionar casi sin descargar nada: Samsung incorpora una tonelada de aplicaciones y servicios, seguramente demasiados. Pese a la pesadez de software, el hardware se mueve a la perfección.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Llegados a este punto, toca exprimir a fondo el rendimiento para extraer su jugo en forma de números. Para ello, he elegido las cuatro pruebas de benchmark más habituales: AnTuTu, Geekbench, 3D Mark y Androbench. Debes tener en cuenta que la versión de Geekbench utilizada es la 5: esta arroja una puntuación mucho más baja que Geekbench 4.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

El Samsung Galaxy Note 10 es un móvil caro, esto es indiscutible. A cambio, Samsung añade una capacidad más que decente:  de base. UFS 3.0; con memoria RAM DDR4X de 8 GB. El conjunto consigue una gran rapidez sin que existan muchas limitaciones en el espacio. Eso sí, con una pega: el Samsung Galaxy Note 10 no tiene espacio para tarjetas SD. La bandeja doble SIM con SD Card queda reservada para el modelo superior, el Note 10+.

Arrancando juegos el móvil es una delicia, también visualizando cualquier contenido multimedia o aplicación, por pesada que sea. Todo en unas dimensiones muy contenidas, lo repetiré varias veces a lo largo del análisis.

Samsung sabe hacer pantallas. Y se nota

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

No es novedad que los móviles más caros de la marca incorporen las mejores pantallas que pueden probarse en un smartphone. Samsung repite con la tecnología Dynamic AMOLED de los Galaxy S10 con un panel de 6,3 pulgadas Infinity-O que se ve empañado por el recorte para la cámara frontal. Dicho recorte, que es un agujero en el centro, es mínimo: ni molesta ni se nota pasados los primeros segundos. Además, Samsung aprovecha muy bien el área de estado ya que las notificaciones se aprecian sin complicaciones.

Samsung reduce la resolución desde los 2K+ de los Galaxy Note 10+ 10 al FHD+ del Note 10 normal. Siendo sincero, lo cierto es que no se aprecia una pérdida notoria con la reducción: la pantalla se ve espectacular en todas las condiciones y con independencia del ángulo de visión. Por el coste del dispositivo quizá sí debería incluir mayor resolución de pantalla, pero no es algo que vaya a penalizar en el uso. Además, contribuye a una reducción del consumo.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Es nítida, con un altísimo contraste, los colores se ven de fábula y sin que Samsung sature el panel de serie (sí se puede saturar desde la configuración). La pantalla ofrece HDR+ y un brillo altísimo de 1200 nits. Esto facilita enormemente el uso del móvil en la calle: se ve a la perfección incluso aunque le incida el sol directamente. Y la respuesta táctil se mantiene al nivel, con las pegas de los falsos toques debido a los bordes curvados.

La pantalla del Note 10 no solo se ve bien, también aprovecha perfectamente el frontal

Aparte de la tecnología propia del panel, el Samsung Galaxy Note 10 se reserva el sensor ultrasónico de huellas que ya vimos en los Galaxy S10. Su funcionamiento ha mejorado bastante: la lectura es rápida, la precisión es muy buena (hay que repetir la lectura muy pocas veces) y es sumamente fiable, también seguro. Dicha seguridad se complementa con el reconocimiento facial, un elemento que, por contra, no es 100 % seguro. Aun así, yo suelo complementar ambos bloqueos: por huella y con la cara. Dependiendo del momento es más cómodo un sistema o el otro.

No hay que temer por la batería: su autonomía es más que suficiente

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Una de las dudas al apostar por el Samsung Galaxy Note 10 más contenido es si aguantará toda una jornada encendido. La respuesta es un sí rotundo: el móvil ofrece un día y medio de manera habitual y con un uso corriente. Yo no he tenido problemas al sacarlo de casa: con la batería cargada por la mañana, he regresado al caer el sol manteniendo más de un 40 %. Eso sí, con los juegos la autonomía cambia mucho ya que el Note 10 aumenta el consumo de manera notable al hacer uso de toda la potencia de procesamiento. Apenas se calienta, eso sí, ni siquiera cargándose.

Quizá no tenga tanta batería como su hermano, pero este Note 10 tampoco se agota a las primeras de cambio

Samsung ha aprendido de los errores, de eso no hay duda: el Note 10 no ofrece riesgos a pesar de que incluye carga rápida de 25 W con un cargador capaz de revivir el teléfono por completo en poco más de una hora. Con media ya tiene más que suficiente para una jornada: pese a que el Note 10 no es compatible con la carga superrápida de 45 W que sí posee el Note 10+, con el cargador que incluye en la caja se basta y se sobra para ofrecer una grata experiencia.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

A continuación tienes las cifras de carga del Samsung Galaxy Note 10 con su cargador original:

  • 5 minutos: 9 % de batería.
  • 10 minutos: 20 % de batería.
  • 20 minutos: 38 % de batería.
  • 30 minutos: 54 % de batería.
  • 50 minutos: 80 % de batería.
  • Total: 1 hora y 17 minutos.

Aparte de la carga con cable, el Samsung Galaxy Note 10 dispone de carga inalámbrica rápida de hasta 15 W. Y Samsung no se olvida de la carga inalámbrica inversa ya que ofrece esta posibilidad en el protagonista de nuestro análisis: puede cargar a otros móviles con tecnología Qi con solo pegarlos espalda con espalda. Este sistema también es apto para otros accesorios de Samsung, como los auriculares Galaxy Buds o los relojes inteligentes de la marca.

Sonido exquisito, compatible con WiFi 6 y sin conector de auriculares

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

El sonido es un elemento que se encuentra muy cuidado en este teléfono: el Note 10 se escucha de fábula, tanto da que se utilicen auriculares Bluetooth como con cable. Sí, es verdad que carece de puerto de auriculares, algo sorprendente en una marca que alardeaba de mantenerlo en la gama más alta, pero siempre existe la opción de utilizar un accesorio para el USB C o utilizar unos auriculares con este puerto. El Samsung Galaxy Note 10 no incluye un adaptador a jack de 3,5 mm, sí unos auriculares AKG de gran calidad.

Los auriculares AKG incluidos en la caja ofrecen una alta calidad de sonido

Es compatible con sonido en alta resolución, ofrece una gran riqueza auditiva con sonido equilibrado, el refuerzo de graves no es exagerado y el sistema dispone de diversos ajustes con los que personalizar el audio. Además, es compatible con Dolby Atmos, tanto en vídeo como también para la música y juegos. Es uno de esos móviles que disfrutarán quienes escuchan su biblioteca de música en unos buenos auriculares.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Aparte de con auriculares, el Samsung Galaxy Note 10 ofrece un excelente sonido estéreo a través de sus dos altavoces. En la parte baja del dispositivo se encuentra el altavoz externo principal; con un altavoz secundario en la zona superior del frontal que consigue una gran inmersión en la reproducción de contenido multimedia. El audio externo tiene suficiente potencia y no distorsiona a máximo volumen. Se escucha muy bien.

El Samsung Galaxy Note 10 dispone de Bluetooth 5.0, tiene WiFi de doble banda y es compatible con WiFi 6; posee el pertinente NFC y su propia sistema de pagos (Samsung Pay); se posiciona de manera precisa y muy rápida gracias a la compatibilidad con GPS, GLONASS, Beidou y Galileo; e incluye DeX para facilitar la conexión del teléfono con una pantalla para así utilizar un sistema similar al de escritorio.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Samsung Dex en un ordenador Mac

El Samsung Galaxy Note 10 (y Note 10+) estrenan una funcionalidad para llevar DeX al ordenador: basta con instalar la aplicación de escritorio (PC y Mac), conectar el móvil por USB y el sistema DeX se trasladará al ordenador para arrancar desde allí aplicaciones móviles o trasladar documentos entre ambos dispositivos, por ejemplo.

¿Es el S Pen la mejor excusa para comprar un Note 10? Seguramente no, pero ofrece un excelente servicio

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

La pantalla grande y el stylus incorporado eran las dos señas de identidad de la familia Note. Con unas pantallas que fueron creciendo en los móviles normales hasta superar a los propios Note, está claro que uno de los términos del binomio carece de sentido. Ahora bien: ¿el S Pen es capaz de mantener el dominio del dispositivo entre el resto del catálogo de Samsung? Yo tengo mis dudas.

El lápiz es uno de esos elementos que sueles utilizar los primeros días y que, una vez te acostumbras, no sueles recordarlo más que para hacer unos garabatos en los instantes de aburrimiento. Esto no implica que no ofrezca utilidad y que no resulte imprescindible para aquella persona que realmente utilice el móvil para escribir o dibujar a mano alzada, porque Samsung ha conseguido una simbiosis exquisita entre pantalla, software y stylus. Por eso, hay que valorar el uso del S Pen antes de cuestionarse la compra del Samsung Galaxy Note 10.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

A pesar de que el protagonista de este análisis es el móvil más contenido, todas las funciones del S Pen, y el propio lápiz, son idénticas a las que incluye el hermano mayor. El lápiz queda perfectamente escondido en la parte baja del móvil y solo sobresale ligeramente para poder pulsar sobre el extremo y retirarlo. El mecanismo es sólido y efectivo.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Como acostumbra Samsung, el S Pen ofrece un conjunto de herramientas para aumentar la productividad del teléfono. Notas a mano alzada, traductor, selector de pantalla para extraer texto o capturar una porción, permite la escritura a mano alzada, enviar mensajes animados y, como estreno en el Note 10, también resulta posible dibujar en el aire gracias a los dibujos AR. Es una curiosidad que no tiene demasiado recorrido.

Lo mejor del S Pen es escribir a mano alzada, también hacer fotos a distancia

En el Samsung Galaxy Note 9 se introdujo el S Pen con Bluetooth para realizar fotos a distancia o pasar diapositivas de una presentación. Esto se mantiene en el Note 10; mientras se añade otra posibilidad: los Gestos S Pen. Gracias a ellos, podemos descender en una página web o pasar de canción, por ejemplo: basta con mantener pulsado el botón del lápiz y trazar el gesto deseado. Son bastante complicados de hacer y muy pocas las aplicaciones compatibles, la mayoría de Samsung. El uso más útil que yo le he encontrado es para disparar fotos a distancia: para eso es infalible; por más que no sea nuevo, que estaba en el Note 9.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

El S Pen posee suficiente batería como para estar más de una hora dibujando o escribiendo. Para esto funciona muy bien: tomar notas con el teléfono, y grabar lo que se dice a la vez, es el arma definitiva para las conferencias, eventos y entrevistas (doy fe). Más allá de aquí, corre el riesgo de convertirse en un accesorio anecdótico: pese a que su potencial es enorme, el uso del móvil con un lápiz entorpece en ciertra medida la manera más habitual de utilizarlo.

One UI se mantiene como alma del Samsung Galaxy Note 10 y pronto actualizará a Android 10

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Samsung aún no ha distribuido de manera estable (tampoco en beta) la actualización a Android 10 con One UI 2.0, por lo que, al menos de momento, el teléfono se mantiene en Android 9 pie y One UI 1.0. En este sentido, el software ofrece la ya clásica pesadez de la capa de Samsung mientras parte de serie listo para la gran mayoría de tareas. Una cosa por la otra.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Como suelo destacar cada vez que toca analizar un teléfono, que la capa se ajuste o no a cada persona depende de sus gustos. A mí me atrae One UI por más que tenga dos inconvenientes bastante graves: ofrece demasiado software añadido y gran parte de las apps y servicios permanecen activos en segundo plano incluso aunque no vayan a utilizarse nunca. La autonomía es muy buena, pero estoy convencido de que, si se pudiera desactivar el software no utilizado, se ganaría alguna hora de batería.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

El Samsung Galaxy Note 10 lo tiene todo para entretener, divertir y para trabajar. Aplicaciones propias a tutiplén (muchas podrían considerarse bloatware, como las de Microsoft y Facebook), una enorme cantidad de opciones incluidas, ajustes para personalizar la interfaz y la pantalla, dispone de un modo oscuro de enorme calidad (muy recomendable), la interfaz está adaptada al uso con una mano, el software propio del S Pen añade un gran extra a todo el conjunto… En definitiva: con el Note 10 tienes más software del que necesitas. Aunque, si no es suficiente, también ofrece su propia tienda de apps: Galaxy Store.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Samsung ha adaptado muy bien todas las facetas del usuario dentro del Galaxy Note 10. Apps para el ocio, una  gran reserva de software para la productividad y también se destaca el juego. Con Game Launcher no hace falta buscar los juegos uno por uno: todos quedan centralizados en el lanzador. Además, resulta posible potenciar el teléfono, grabar la partida y hasta compartirla en tiempo real. A pesar de que el Note sea un icono de la productividad, eso no quita que también destaque en el terreno gamer. Además, su sistema de refrigeración interna mantiene alejado al calor incluso durante largas sesiones de juego.

Grandes capacidades fotográficas, pero un poco por debajo de lo esperado en un Note

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Si antes destacaba que el Samsung Galaxy Note 10 se especializa en juego, productividad y entretenimiento, no puedo dejarme por el camino otro de los aspectos donde también brilla: la fotografía. Cuando un móvil supera los 900 euros debe darlo todo por ser el mejor en cada categoría. Y en la captura multimedia queda algo por detrás de sus competidores más directos.

A grandes rasgos, el móvil mantiene el mismo hardware fotográfico que el Samsung Galaxy S10 lanzado hace siete meses. Esto es un abismo de tiempo para la gama más alta de teléfonos; por más que resulte imposible afirmar que el Note 10 haga malas fotos. Su rendimiento general es bueno con aspectos donde saca sobresaliente, como es la grabación de vídeo. A Samsung se le atraganta el modo retrato y también el procesado: a menudo se pierde mucho detalle por el camino, también los colores con media y baja iluminación no terminan de corresponderse con la realidad.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Hablemos de números. El Samsung Galaxy Note 10 incorpora una triple cámara trasera con un sensor principal de 16 Mpx con apertura dual f/1.5-f/2.4, amplitud de 77 º, posee estabilizador óptico y Dual Pixel; la cámara ultra panorámica es de 12 Mpx, ofrece 122 º de amplitud, dispone de apertura f/2.2 y también es Dual pixel; el tercer sensor posee un teleobjetivo con óptica 2x, es de 12 Mpx, incluye estabilizador mecánico y su apertura es f/2.4.

Por su parte, la cámara frontal se abre paso a través de un agujero en pantalla ofreciendo imágenes de 10 Mpx con apertura f/2.2 y amplitud de 80 º. El agujero es pequeño, lo que también limita las posibilidades del sensor. Esto se nota en sus fotografías.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

El sensor principal es el más efectivo de todos ya que suele resolver la mayor parte de escenas. Sus imágenes ofrecen una buena autenticidad de color, el rango dinámico está al nivel con un HDR que suele funcionar, el nivel de detalle en fondos es aceptable, el rango dinámico sale bien parado y su funcionamiento con baja luz tampoco entraña demasiadas quejas.

El gran angular permite captar escenas más amplias con la contrapartida de la deformación en los extremos. Samsung ofrece una corrección para estas imágenes que tiene un funcionamiento muy correcto: suele arreglar el exceso de distorsión, al menos en edificios (con personas es otro cantar). Es un sensor con mucho menos detalle y sufre especialmente por la noche.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

El teleobjetivo es capaz de ofrecer un zoom óptico 2x que se apoya en el estabilizador mecánico para evitar las trepidaciones en el enfoque. También sufre mucho con la caída de la iluminación y tiende a crear acuarelas que son visibles con un poco de zoom. Además, Samsung combina esta cámara con la principal (o gran angular) para ofrecer lo que llama Enfoque dinámico, una manera de realizar el efecto retrato con bokeh configurable por apertura. Samsung tiene mucho que mejorar en este punto ya que sigue sin aplicar suficientemente bien el recorte sobre personas. Eso sí, el Enfoque dinámico es muy útil para desenfocar objetos, también mascotas.

El software de captura se mantiene a un excelente nivel. Distintos modos incluidos que se pueden seleccionar desplazando la pantalla hacia los laterales, también aprovecha para mejorar la detección de escenas por Inteligencia Artificial. Posee un modo Pro muy completo con el que se pueden ajustar manualmente todos los valores de captura, incluida la apertura dual del sensor principal. No es que se consiga mucho con esto, apenas se logra una pizca extra de exposición y muy poco bokeh natural (la distancia focal de un objetivo móvil es demasiado pequeña). Además, incluye Focus peaking en el enfoque manual y puede guardar fotos en RAW.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Los selfies con la cámara frontal son aceptables apreciándose las acuarelas casi a simple vista. Incluye distintos modos de belleza, permite realizar fotos en solitario o en grupo a fuerza de recortar o no la imagen (la amplitud del objetivo es de 80 º) y también permite el desbloqueo facial si se configura dentro de las opciones de seguridad.

A continuación tienes una muestra de cámara del Samsung Galaxy Note S10: pulsa en la imagen para acceder a la galería en Google Fotos.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

La grabación de vídeo sigue siendo de lo mejor en este Samsung Galaxy Note 10. Grabaciones de gran calidad, muy bien equilibradas en términos de color y de rango dinámico, con animaciones fluidas y tremendamente estabilizadas. Al ya de por sí estabilizador mecánico de imagen, muy útil para evitar las trepidaciones de los objetivos, se une el modo Superestable. Gracias a él, el móvil realiza una segunda estabilización aprovechando el software y el registro a una resolución más alta de la seleccionada en el vídeo; consiguiendo resultados que impresionan.

El Samsung Galaxy Note 10 graba como máximo a 4K y 60 fps; excepto en el modo superestable, que su resolución se reduce a 1080p y 30 fps. Además, el móvil incluye grabación en cámara superlenta (hasta 960 fps en 720p), en cámara rápida y añade vídeo dinámico para variar el desenfoque de fondo con previsualización directa en pantalla. Tampoco olvida la grabación en HDR: el Samsung Galaxy Note 10 es compatible con grabación de vídeo en HDR10+. Eso sí, de momento en pruebas.

El más pequeño es el mejor Note que puedes comprar

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Quizá no tenga cuatro cámaras traseras o no posea resolución 2K para la pantalla, pero el Note 10 «normal» es, a mi gusto, la mejor elección si lo que buscas es lo mejor actualmente del catálogo de Samsung (el Fold es inalcanzable y poco recomendable). Es muy cómodo de utilizar, realmente versátil, ofrece una experiencia de juego soberbia y no se amilana ante las tareas de productividad, con independencia de las que sean. Quizá al apartado fotográfico le hubiese venido bien a una mejora, pero no hay duda de que, aun así, sigue haciendo buenas fotos. Y es todoterreno.

Tener todos los botones en el lado izquierdo es uno de sus mayores inconvenientes, también el hecho de que no venga configurado para apagarse con solo mantener pulsado el botón de encendido. La cara trasera de mi modelo no termina de entusiasmarme, tanto por el color como por la retención de las huellas. Y que Samsung haya cambiado de opinión en lo que respecta a la toma de auriculares en sus modelos más exclusivos me parece una mala decisión: quizá el USB C y el Bluetooth sean más que suficientes, pero el hecho de dar marcha atrás hace que Samsung sea un poco menos confiable.

Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud

Resulta muy difícil cansarse del Samsung Galaxy Note 10, es uno de esos teléfonos que no solo acompaña, también regala una enorme cantidad de buenas sensaciones. Para mi gusto, es uno de los móviles más equilibrados y avanzados que pueden adquirirse hoy día. Y sin que haya que sufrir pantallas enormes: el equilibrio de tamaño, prestaciones y exclusividad conseguido es de nota.

Por último, está claro que una de las principales pegas es el precio: pagar 959 euros por el teléfono no es algo que esté al alcance de cualquiera. Por fortuna, y como suele ocurrir con los móviles de Samsung, el Note 10 irá descendiendo de precio en los próximos meses; por lo que será muy recomendable si lo consigues por debajo de los 700 euros. Aun así, es un gran teléfono para lo que cuesta actualmente: no hay otro móvil que ofrezca una mejor experiencia con un stylus. Esto es un gran valor por más que no todos se lo reconozcan.

El Samsung Galaxy Note 10 en Amazon por 799 euros

La entrada Análisis del Samsung Galaxy Note 10: en su tamaño está la mejor virtud aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico

02Oct/19

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

Hace un par de semanas se anunciaba el nuevo Huawei Watch GT 2, la segunda generación del smartwatch de la firma china. Como hemos estado probándolo desde el día de su presentación, venimos a contaros cómo ha sido nuestra experiencia con él. ¿Es tan abrumadora su autonomía? ¿Qué tal realiza las mediciones? ¡Todos los detalles a continuación!

Probamos el Huawei Watch GT, el smartwatch bueno, bonito y barato
Analizamos a fondo el Huawei Watch GT, un reloj inteligente de impresionante batería que es capaz de registrar el ejercicio, actividad, el sueño…

Características del Huawei Watch GT 2 (46 mm)

  • Dimensiones: 45.9 x 45.9 x 10.7 milímetros.
  • Peso: 41 gramos sin correa.
  • Pantalla: AMOLED táctil de 1,39 pulgadas (454 x 454 puntos).
  • Procesador: Huawei Kirin A1.
  • GPS: sí.
  • Sumergible: sí, hasta 5 atmósferas.
  • Conectividad: Bluetooth 5.1.
  • Sensores
    • Acelerómetro.
    • Giroscopio.
    • Magnetómetro.
    • Frecuencia cardíaca.
    • Luz ambiental.
    • Barómetro.
  • Smartphones compatibles: Android 4.4 o posteriores y iOS 9.0 o posteriores.
  • Sistema operativo: LiteOS.
  • Otros: altavoz integrado.
  • Precio: 249 euros.

Diseño camaleón: de elegante a deportivo

En primer lugar cabe recordar que Huawei vende diferentes modelos de 42 y 46 milímetros, para que así el usuario escoja el que más se adapte al tamaño de su muñeca. En mi caso he probado la versión clásica de 46 milímetros. 

Dicha versión viene con una correa de cuero marrón («Pebble Brown») y con otra más deportiva de goma de color negro. La primera es preciosa y elegante, con un estilo clásico que pega muy bien para ir a trabajar, a reuniones o, simplemente, cuando nos apetezca vestir más elegantes.

En cambio, la correa negra de goma está pensada para otro tipo de situaciones, ya que es mucho más deportiva y resistente. Cuando voy a nadar o a correr no suelo ponerme la de cuero, ya que es un material que se deteriora con más facilidad que la goma.

Está claro que contar con dos correas tan diferentes tiene muchas ventajas, podremos optar por el estilo que más nos convenga en cada momento. Además, el cambio de correas es bastante sencillo, no es necesaria ninguna herramienta, nos bastará con hacer presión con los dedos.

¡Queremos más esferas!

Hasta ahora he hablado del aspecto del reloj sin mencionar su pantalla, que tiene sus luces y sombras. En lo referente al hardware no decepciona, ya que integra una pantalla AMOLED táctil de 1,39 pulgadas (454 x 454 puntos) y 1000 nits de brillo.

He podido compararla con la pantalla del primer Huawei Watch GT y la del GT 2 está un escalón por encima, aunque tampoco es una revolución. Ésta ofrece un mayor nivel de contraste, lo que se traduce en colores más vivos, además de tener marcos más pequeños y un brillo bestial. 1000 nits que nos permitirán ver bien la pantalla pese a que nos pegue directamente el sol en pleno Sahara.

La única y gran pega que tiene la pantalla son las esferas digitales de Huawei. Solo tendremos 13 esferas, lo que a todas luces me parece insuficiente. Para cambiarla basta con presionar con el dedo sobre la esfera principal unos segundos, tras lo que nos aparecerá la lista completa. Al menos en las actualizaciones se van incorporando más, poco a poco.

Es cierto que hay variedad, desde esferas clásicas y elegantes hasta otras 100% deportivas, pero, este reloj ganaría mucho si Huawei pusiese, por ejemplo, el triple de esferas o incluso permitiese personalizarlas y/o crearlas a nuestro gusto. ¿A qué esperan para mejorar esto? Puede parecer una tontería pero muchos usuarios pueden dejar de comprar el producto por este detalle.

Muy cómodo y ligero

El Huawei Watch GT 2 (46 mm) pesa 41 gramos sin correa, que pasan a ser unos 60-70 gramos dependiendo de la correa que utilicemos. En mi caso, el reloj se ha adaptado perfectamente a mi muñeca y me ha parecido bastante cómodo y ligero, sin llegar a dejarme prácticamente marcas en las piel tras usarlo días enteros y no quitármelo ni siquiera para dormir.

Ambas correas son cómodas, aunque, como hemos dicho antes, la negra de goma es la que nos conviene usar para hacer deporte. Al menos en mi caso, la prefiero, ya que nado habitualmente y el cuero se estropearía rápidamente con el agua. También he corrido con él, no obstante, creo que la prueba de fuego para este tipo de relojes es la natación. Básicamente porque los movimientos de las muñecas son mucho más variados nadando que corriendo.

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

En este sentido, he de decir que mientras nadaba ni me acordaba de que tenía el reloj puesto, lo que es una buena señal. Eso sí, como es lógico antes tuve que encontrar la medida perfecta para que el reloj no me bailase o me apretase demasiado. También he de recalcar su resistencia, le he dado algún que otro golpe fuerte nadando y por ahora no tiene ni un arañazo.

Cuando no me ha resultado tan cómodo ha sido a la hora de dormir. También es cierto que no estoy acostumbrado a dormir con reloj y que tengo la manía de dormir con las manos bajo la almohada. Pese a ello, conseguí adaptarme, aunque creo que aún podría mejorarse el diseño.

Botones e interfaz

Respecto a la interfaz, la combinación de LiteOS y el procesador Kirin A1 mejora la experiencia en comparación con el modelo anterior, el primer Watch GT. Con el nuevo Watch GT 2 desplazarse por los menús es mucho más fluido.

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

Una vez se encienda la pantalla veremos la esfera principal, donde podremos deslizar el dedo de arriba a abajo de la pantalla para tener acceso a algunas opciones rápidas, tales como: modo «no molestar»,  «buscar mi teléfono», «alarma», «ajustes» y «pantalla activa». Yo he preferido configurar el reloj para que la pantalla se encienda al girar la muñeca, lo que me parece mucho más cómodo y útil para ahorrar batería. No es necesario exagerar ese gesto de giro de muñeca, en la mayoría de ocasiones suele funcionar correctamente.

Desde la esfera principal también podremos deslizar hacia derecha e izquierda para acceder a nuestra frecuencia cardíaca, el nivel de estrés, la temperatura, nuestra música, etc. Del mismo modo, deslizando de abajo a arriba veremos las notificaciones de nuestro teléfono vinculado, aunque de eso hablaremos más adelante.

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

Todo esto se puede hacer sin tocar ni un solo botón, pero el Watch GT 2 tiene dos de ellos en el lateral derecho. El superior sirve para ir al menú general de herramientas o para volver a la esfera principal, mientras que el segundo puede configurarse para que nos lleve a una herramienta en concreto. A continuación os dejamos las herramientas disponibles en el menú general:

  • Ejercicio
  • Registros de ejercicio
  • Estado del ejercicio
  • Frecuencia cardíaca
  • Registros de actividad
  • Sueño
  • Estrés
  • Ejercicios de respiración
  • Música
  • Contactos
  • Registro de llamadas
  • Barómetro
  • Brújula
  • Clima
  • Mensajes
  • Cronómetro
  • Temporizador
  • Alarma
  • Linterna
  • Buscar teléfono
  • Ajustes

Tu rendimiento hasta en 15 actividades

Este reloj nos permite analizar nuestro rendimiento hasta en 15 actividades diferentes. Basta con dirigirse al apartado «Ejercicio» y pulsar sobre uno de ellos. Aquí podéis ver la lista completa de deportes disponibles:

  • Correr con guía
  • Correr al aire libre
  • Correr en interiores
  • Caminar al aire libre
  • Caminar en interiores
  • Paseo
  • Usar bicicleta fija
  • Nadar en interiores
  • Nadar en exteriores
  • Caminar
  • Senderismo
  • Correr por senderos
  • Triatlón
  • Entrenador elíptico
  • Remar
  • Otro

Durante el tiempo de la prueba a lo que más le he dado caña ha sido a correr en exteriores y a nadar en interiores. En ambos casos creo que el Watch GT 2 ha dado unos resultados bastante buenos y más teniendo en cuenta el precio del dispositivo respecto a otras marcas.

En lo referente a correr, el reloj integra GPS, por lo que podremos ir viendo algunos datos mientras corremos, tales como la distancia, el tiempo, las pulsaciones, las calorías, etcétera. Como curiosidad, cada vez que hacemos un kilómetro el reloj vibra y nos muestra lo que hemos tardado en hacerlo y el tiempo total que acumulamos.

Pero esa es solo la información disponible mientras hacemos la actividad, después podremos acceder a información mucho más detallada a través de la aplicación Huawei Health, que tendréis que descargar en vuestro teléfono, a no ser que sea un Huawei (donde ya vendría instalada de base). Desde la app podréis ver un mapa con la ruta realizada, gráficas e infinidad de datos que podréis comparar  con actividades pasadas.

A la hora de nadar el funcionamiento es similar. En la pantalla podremos ver nuestra frecuencia cardíaca y la fase de entrenamiento en la que nos encontramos: calentamiento, ejercicio aeróbico, anaeróbico o extremo. También observaremos las calorías quemadas, la distancia y el tiempo. Para ampliar todos estos datos tendremos que esperar a terminar la actividad y entrar en «registros de ejercicio» o utilizar la app.

En el caso de la natación he notado cierta mejora respecto al anterior Watch GT. Este nuevo modelo contabiliza los largos de una manera mucho más precisa, cuando antes podía añadirnos o quitarnos 10 largos de más. Del mismo modo, he observado mejoras en la medición de la quema de calorías, tanto nadando como a la hora de correr. Si sois nadadores os aseguro que el dispositivo os ayudará a mejorar y tener un mayor control sobre vuestro rendimiento.

Sueño, frecuencia cardíaca y estrés

La versatilidad es uno de los puntos fuertes del Huawei Watch GT 2 y es que no solo nos sirve para monitorear nuestro rendimiento deportivo, sino también para controlar otros aspectos importantes de nuestra salud, como el sueño, la frecuencia cardíaca o los niveles de estrés.

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

La medición del sueño es sorprendentemente precisa. Desde el reloj solo podremos ver las horas que hemos dormido, no obstante, en Huawei Health tendremos información sobre nuestras diferentes fases del sueño y sabremos si estamos en la media o necesitamos dormir más, además de una puntuación sobre nuestra calidad del sueño. También podremos comparar los datos con el resto de días de la semana, del mes o del año.

Del mismo modo, el Watch GT 2 nos permite monitorizar nuestra frecuencia cardíaca. Aunque no es comparable a un dispositivo exclusivamente dedicado a ello, nos servirá para hacernos una idea aproximada de cómo van nuestros latidos. Como curiosidad, el reloj cuenta con una función que nos alertaría en caso de tener una frecuencia cardíaca demasiado alta o baja durante 10 minutos.

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

Pese a que el estrés es algo que detectaremos fácilmente por nosotros mismos, este smartwatch también es capaz de ofrecernos información sobre ello. Por lo que he podido probar, es bastante fiel a la realidad, aunque suele vincular el estrés con la subida de la frecuencia cardíaca, lo que en ocasiones puede llevar a equívocos. Es mucho menos útil que la medición del sueño o la frecuencia cardíaca, pero ahí lo tendremos en caso de necesitarlo.

Llamadas, música y notificaciones

Ahora os voy a hablar de tres funciones que en cualquier otro dispositivo nos parecen esenciales, pero que no están disponibles en cualquier smartwatch del rango de los 250€: hacer y responder llamadas, escuchar música y recibir notificaciones.

La primera es una de las más útiles. Podremos realizar y responder llamadas directamente desde el Watch GT 2 siempre y cuando el teléfono esté vinculado vía Bluetooth y a una distancia de 150 metros como máximo. Tanto el audio entrante como el saliente son de bastante calidad y nos permitirán desarrollar llamadas con normalidad. Personalmente agradezco poder hacer esto sin la necesidad de tener el teléfono al lado, ya sea en casa, en el gimnasio, etcétera. En el reloj podremos tener una agenda de 10 contactos que seleccionemos desde la app.

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

Como novedad, con el Watch GT 2 también se puede escuchar música, ya sea directamente desde el altavoz del reloj o mediante unos auriculares que vinculemos. Eso sí, hay que descargar las canciones en formato MP3 y meterlas en el reloj.

No obstante podemos cambiar la configuración para controlar la reproducción de lo que estemos escuchando, sea música desde apps como Spotify o podcasts desde otras aplicaciones.

De la misma manera, si así lo deseamos podremos ver en el reloj las notificaciones que recibamos en el teléfono. Esto se puede configurar con cualquier aplicación desde Huawei Health, por supuesto es posible con WhatsApp, Instagram, Gmail y cualquiera que se os ocurra. Pese a ello, no podremos responder, solo verlas.

Autonomía monstruosa

Durante su presentación en Múnich (Alemania), Huawei aseguró que su procesador Kirin A1 había sido diseñado para ofrecer aún más autonomía que la que ya tenía el Huawei Watch GT de primera generación.

Puedo confirmaros que no era ninguna exageración, la autonomía del Watch GT 2 es una bestialidad. En mi caso me ha durado aproximadamente 11-12 días mientras le daba bastante caña, ya que lo he llevado puesto durante varios días completos (varios de ellos con actividades como la natación), otros también lo he utilizado para monitorear el sueño y recibir notificaciones.

Con un uso más moderado creo que perfectamente podría llegar a las dos semanas de autonomía. Sin duda, esa batería es una de mis cosas preferidas del reloj, muchas veces es un aburrimiento tener que andar cargando dispositivos cada dos por tres. Con este smartwatch nos quitaremos esa preocupación de encima.

Muy completo y asequible

El Huawei Watch GT 2 es un reloj inteligente de lo más completo. No solo nos permite tomar mediciones de los principales deportes, sino que también nos facilita controlar aspectos de la salud como la frecuencia cardíaca y el sueño de manera bastante precisa. Todo eso sin olvidarnos de las facilidades de poder leer notificaciones e incluso llamar a nuestros contactos sin ni siquiera estar con el teléfono.

Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa

Y, cómo no, con una autonomía que nos librará de tener que cargar el dispositivo a diario, detalle importante del que pecan relojes mucho más caros. Esa es otra, pese a todas las funciones del reloj, el Huawei Watch GT 2 es muy asequible. Aunque en el momento de escribir estas palabras todavía no está a la venta, ya sabemos su precio, 249€ que compensa pagar perfectamente, sobre todo si (en mi opinión) eres nadador o runner, en caso de no ser deportista quizás no lo aproveches demasiado.

La entrada Análisis del Huawei Watch GT 2: un smartwatch muy completo con autonomía monstruosa aparece primero en El Androide Libre.

Powered by WPeMatico